Mundo de Rol

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Clase Nº1: Introducción y relleno de la ficha.
por reokabelo Miér Jul 19, 2017 9:44 pm

» Un nuevo amanecer
por Mr.Death Mar Jun 27, 2017 6:30 pm

» He vuelto! (Aunque no se cuanto durará)
por Adamaris Dom Mayo 07, 2017 5:31 am

» Necesito decir esto
por Devi W. Blood Vie Mar 17, 2017 5:48 pm

» Edorian { ✰ } Wunderlich Stella✨
por Thama Dom Feb 12, 2017 6:57 pm




Mundo de Rol
Es una creación de Captain. Copiar la temática del foro o crear un foro idéntico a este, ya sea por diseño o contenido, se considera litigio o plagio.
Skin creada por Zorra para Mundo de Rol.

Agradecimientos especiales a Zorra y Capullito Z por la ayuda que nos ha brindado, a los creadores de los diferentes recursos utilizados para el diseño del foro. Especialmente a OurSourceCode por sus muy útiles tutoriales.

A LaufeysonSister por darnos permiso de utilizar su hermoso tablón de anuncios.

Ninguno de los personajes utilizados en el diseño nos pertenecen.

Nox Noir Nero "Cuachita" ©
Es un personaje ficticio creado, diseñado y dibujado por Captain. Cualquier similitud con otra criatura es mera conciencia. No copiar ni utilizar en cualquier otro lado que no sea Mundo de Rol.


AFILIADOS ÉLITE

AFILIADOS NORMALES
titulotitulotitulotitulotitulo

H E. I S. H E R E . . .

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Jue Jul 24, 2014 3:07 am

Recuerdo del primer mensaje :




"…Estás allí ¿No es cierto?
¿Qué quieres? ¿Por qué…?

¿Acaso no puedo estar en paz mientras estoy con ellos?
¡Lo sé! ¡Ya lo sé! Pero no lo lograras, no dejaré y no te lo permitiré. Aunque este con ellos no serán un obstáculo para mi ¿Sabes? ¿Es lo que quieres oír? Supongo que no… pero, sea como sea… No dejaré que… que…

¡Ya para de una vez!

Por favor


Por favor...

..."


- - - - - - - -


Carolina del Norte, E.E.U.U
Sábado 24 de Noviembre, 2012


Esa mañana, fría y nublada, templada mañana a las 7:00AM resulto ser un día bastante agradable al despertar con el sonido de cierta alarma que programaste antes de dormir emocionado a que comenzara el día siguiente.
¿No fue así? ¿No? Entonces ¿Cómo fue que despertaste…?

¿Si recuerdas que día es hoy, no? Es invierno, apenas está comenzando, las brisas heladas que recorren las calles impiden que salgas como antes; a toda prisa para disfrutar de los rayos solares. Ahora prefieres estar arropado en tu cama cubriendo hasta la punta de tu nariz buscando hasta lo minino de calor bajo tus sabanas para abrigarte iniciando esa pereza para levantarte. Pero ¿Qué prisa tienes? El colegio dio por fin su aviso de vacaciones de invierno y una amiga, conocida, cercana, incluso compañera de colegio, te pregunto si querías pasar estas dos semanas en una casa, casa que queda a kilómetros de la tuya, casa dueña de una persona que puede que conozcas o… puede que no, una casa rodeada por una cerca de frondoso bosque respirando los últimos meses que le queda de vida antes de rejuvenecer nuevamente el año entrante.

¿Ya lo recuerdas? ¡A que si!
Hoy, te quedaste en juntar con esos compañeros de clase, amigos, cercanos en una parada de autobús. Es por esta razón que tu despertador sonó temprano e, irónicamente, esa parada que redirige y inicia tu aventura queda cerca de la escuela. Irán tú y otras 10 personas contigo. Dos adultos jóvenes en su etapa en alcanzar cierto grado de madurez en la experiencia de la vida, seis adolecentes luchando por su independencia en un mundo hostil y desconfiado y tres pequeños niños viviendo la vida disfrutando de cada momento de su efímera niñez.
Exactamente, 12


12

12 personas irán contigo…

Si, leíste bien, son 12 personas que estarán contigo en esa casa
¿Si los conoces a todos… verdad?

Aunque creo que sabes de quien más te estoy hablando...
¿No... es... así?


H E  I S  H E R E...
PROLOGO

Tu misión principal: Ir a la parada de autobús, pero antes, empaca tus cosas y toma tu desayuno.

Tu misión si eres un niño: ¡Busca a tus amigos!
Tu misión si eres adolecente: Tienes la responsabilidad de llevar el equipaje y preocuparte por tu niño a cargo. En el caso de la niña (Audrey) Ella esta en la casa de su primo hace un par de días.
Tu misión si eres el dueño de la casa: Haz viajado para encontrarte con el organizador en la parada del autobús (El camino hacia tu casa es bastante largo) con el fin de ayudar y esperar a tus invitados en la parada del autobús ¡No olvides llevar las llaves de tu casa! Y café, has despertado más temprano que el resto.
Tu misión si eres el organizador: Procurar que no falte nadie de tus invitados.

Tu misión si eres el 'elegido': Sal lo antes posible de tu casa... Pero discretamente, no alarmes a nadie o... podría enojarse mucho contigo.


¿Tengo vecinos? ¿Quiénes son?
- Vecindario uno: Bourne & Gallagher
- Vecindario dos: Müller & Greene


Leeme si quieres sobrevivir...:


Recuerda que cada sub sector tiene reglas específicas, aparte de esas reglas, estas son las mías:

- Requiere de actividad: Si te quedas inactivo, puedes estancar a los demás ¿Dejarás que él los atrape por tu culpa? No seré buena todo el tiempo...
-Procura dejar tu identidad en el icono de tu foto para que sepamos quien eres en caso de que hayas desaparecido.

- Si ves este símbolo en cualquier mensaje, tuyo, mío, el de algunos de ellos… no es bueno… Estate atento, este símbolo no aparece en las actualizaciones y es… importante.



- Si ves este otro símbolo en mis mensajes, significa que hay estática en los artefactos electrónicos (Teléfonos, celulares, televisor, radio, tu MP4, computador, cámaras). Si lo ves una sola vez, y desaparece, la estática fue leve. Si lo ves dos veces, es persistente y puede que se corte, pero regresará pasado unos minutos. Tres veces, es porque es insoportable y ya no sabes que hacer para que el aparato vuelva a funcionar.



- Para los adultos jóvenes:
- Son adultos, pueden tomar decisiones elaboradas y decididas en discusiones, son los que tienen la última palabra.
- Solo ellos saben conducir.
- Procura estar preparado

- Para los adolecentes
- Son aun pequeños, pueden tomar decisiones pero los adultos mandan, si no quieres obedecer, puedes ir por tu lado.
- Puedes hacer lo que quieres, mientras tengas el permiso de un adulto.
- No descuides a tus hermanitos

- Para los niños
- Si tienen pesadillas, no se las cuentes a los mayores que tu, ellos no creen en lo que tu si puedes ver
- Son libres de jugar hasta la hora de dormir
- Obedece y no te separes de tu hermano mayor.


Si tienes alguna duda, escríbeme. Veré si puedo ayudarte.
Buena suerte, la necesitarás...
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 24
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Penguin el Lun Ago 25, 2014 10:27 pm

 
→ Estación de autobus (recientemente) ←

Jajaja seguro que a ellos no les molestaba esperar un poco más, de seguro nisiquiera se habían ido. No podía ser el único que se había quedado dormido, pero no era su culpa, vamos, es que se quedo dormido anoche hasta muy tarde viendo su programa favorito en tv. Y la alarma no sonó. O talvez sonó y el mismo la apagó, pero como no pensaba admitir que era su propia culpa el haberse quedado dormido, pues a echarle la culpa a la alarma que no funcionaba. Si, era su culpa y fin, pero ese no era el punto realmente. Justo ahora estaba demasiado apresurado vistiendose de forma que no muriera de frío apenas poner un piesito afuera, y claro, colocandose su bandana como siempre. Perfecto, ahora perfectamente abrigado si podía disponerse a salir como era debido a la parada de autobus donde hace quien sabe cuanto tiempo debío haber estado. Bah, como si importara, segurito le estaban esperando ahí mismo. Nisiquiera se tomó la molestía de ver el reloj detrás de el en esos momentos, y salió disparado de su hogar con su equipaje en la espalda, o es hubiera hecho sino fuera porque fue atrapado por su madre en el proceso. Se vió en la obligación empalagosa de despedirse de ella como un niñito bueno debía hacer, de besito y todo, y después de limpiarse la boca salió de su casa corriendo directamente a la estación de autobuses.
Comenzó a caminar y casi correr en dirección de la parada de autobuses, por no decir que ya iba corriendo realmente. No era un niño realmente precavido y tampoco le importaban las medidas de seguridad como nunca corras por la acera o no hables con desconocidos. Bueno, no hablaba con desconocidos tal cual, solo con gente de la escuela a quienes no conocía mucho o algo así. Como fuera, siguió corriendo directo a la estación de autobuses, sintiendo algo del aire frío entrar dentro de sus pulmones através de su boca y su nariz por correr con la bocota abierta. Se colocó de mejor manera la bufanda, bajando un poco el ritmo a su vez, no tomandole demasiado tiempo a ese ritmo llegar a la estación. Jeje, ventaja de que tampoco le quedara tan lejos de todas maneras. O bueno, igual estaba algo cansado. Respirando de forma algo acelerada, pero intentando calmar eso por su propio bien e imagen, que por pequeño que fuera le importaba cuidar aunque fuera un poco, se acercó al grupo de gente donde al parecer ya estaban todos. A su forma de ver estaban todos, no se pensaba quedar a contarlos a todos como si tuviera tiempo para eso. 
-Ey, hola hola ¿quien falta? ¿tenemos que esperarlos? -Dijo como si nada apenas llegando, viendo a los presentes con una sonrisa de oreja a oreja para después hacer un pequeño puchero como si no quisiera esperar a nadie. Y no quería tampoco, pero simplemente se quedó ahí, esperando a por alguna respuesta o que hicieran algo. Vaya niño que era, pero tampoco era tan malo como para no esperar al pobre que no estuviera ahí aún... unos dos minutos, luego a irse y fin. Como fuera, por mientras dejó caer su maleta al piso, sentándose sobre esta a la par que pataleaba un poco. Si, llevaba esa maleta cargándo en su espalda como si no fuera la gran cosa. Y no lo era, solo estaba abultada pero en realidad solo estaba llena de ropa... videojuegos, dulces, comics, más dulces, y claro, una lamparita. Una linda lamparita de mano. Si preguntaban, era por precaución, para cuando estuvieran fuera o algo así. No pensaba decir que era para dormir, no, claro que no. Pero mejor para el si dormía con la puerta abierta.
avatar
Penguin
Roler
Roler

Masculino Mensajes : 9
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 25/06/2014
Edad : 24
Localización : Donde los pingüinos vuelan.
Humor : Tan negro que me robo la tele.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Mar Ago 26, 2014 6:51 am


Parada de autobús
Con mucha gente. Qué más da.
- - - - -
Isabella se acercó, con una expresión que daba a entender su conflicto interno. Trataba, sin embargo, de no alterarse y continuar con su simpatía generalizada hacia todo el mundo.

Se agachó para ayudar a Brendon, que se apoyó en ella con cuidado de no rebasar el límite de lo que podía sostener. En ese momento, ella farfulló algo contra la chica que había traído pasteles —Brendon contuvo una risa irónica, sabía lo mucho que le jodía a Isabella que otras personas hicieran repostería; un día se puso hecha una fiera porque se le ocurrió comprar unas magdalenas en la panadería—.

Se levantó con cuidado y suspiró, tratando de reincorporarse a la realidad sin prenderle fuego o propinarle un puñetazo a alguno de los mocosos que invadían el lugar. Poco a poco el mareo que le embargaba y hacía torpes sus movimientos se convirtió en un punzante dolor en la coronilla, que probablemente terminaría siendo un feo chichón tarde o temprano.

Procuró olvidarse de ello y de la capa de niebla que le impedía ver con precisión. No tenía ganas de ponerse a buscar sus gafas como si fuera un ciego con media neurona. Decidió que mandaría a Isabella a comprar unas nuevas por todo lo que le había hecho padecer.

Agradeció quedamente a Isabella la ayuda, a pesar de que el enfado volvía a arremeter contra él. Se acercó al coche donde ese subnormal estaba hablando ahora con la niña medio loca. Brendon se preguntó si su padre no abusaría de ella. Él más que nadie sabía lo insensibles que podían llegar a ser los padres con sus propios hijos.

—empezó, hundiendo su dedo índice en el pecho del amigo de Isabella, apartándole un poco de la ventanilla para encararse con él. —¿Podrías hacerme el favor de dejar de actuar como un retrasado mental y al menos demostrar algo de respeto por los demás? De verdad, ni que tuvieras diez años.

Bueno, seguro que los niños de diez años que había por ahí se comportaban con algo más de cabeza. Se mordió el interior de su mejilla, tratando de no descontrolarse.

Escucha, puede que yo no te caiga bien (aunque no sé porqué, ni siquiera nos conocemos), pero si quieres ir a ese viaje estúpido tendrás que dejar de chillar como una chica y dejar de tocarme los huevos. —Hizo una pequeña pausa, mirando fijamente al chico. —Y ahora, con respecto a esta niña... Chica —se giró hacia ella. Ahora que no la veía claramente, esa sensación de pánico no se apoderó de él, y Brendon se sintió como un estúpido por haber dejado que la cara de una niña traumatizada le asustara—, necesito que me escuches y me digas dónde está tu padre. No te voy a hacer daño, ¿vale? —intentó que su tono sonara conciliador. —¿Te sabes su número de teléfono?

Se apoyó un poco en el coche. El mareo no había desaparecido, no del todo, y no le convenía trastabillar y caer si estaba intentando ser el único adulto. Dignidad y todo eso.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por xSakuraChii el Mar Ago 26, 2014 1:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]   
     En casa>Parada del autobús
                                           Llegando dramáticamente al grupo                                           
____________________________________________
-¿Que se supone que debo llevar en este tipo de acontecimientos?-

 Mientras elegía mi ropa, refunfuñaba esas palabras las cuales salieron de mi boca sin yo darme cuenta, ya que tenía bastantes nervios por el viaje que estaba apunto de emprender junto a mi hermana y un grupo de gente que siquiera conocía. 
Al final, simplemente me decanté por: camiseta de manga corta con un estampado floral , unos pantalones cortos bastante simples pero modernos para una chica de mi edad y unas zapatillas de deporte, ya que estaríamos caminando por el bosque.

-Me gustaría llevar mis zapatos normales, pero que se le va hacer..yo solo hago esta excursión por Audrey, asi que no debería decir ese tipo de comentarios..- 
Me até mis cintas dejándome el "look" que siempre llevaba para la escuela, dos coletas que se pone en el pelo para hacerse dos colas de caballo.
-¡Debo darme prisa, Audrey me espera!-

Comprobé que tenía todo lo que necesitaba, incluyendo la foto de Audrey, la cual por una extraña razón sentí que debía llevarme conmigo. Cerré las puertas y las ventanas, asegurándome de que nadie pudiese entrar en casa en mi ausencia, solo nuestros padres. 

Cogí mi bolso y salí a toda prisa para llegar a la parada del autobús, no quería estar alejada mas tiempo del necesario de mi hermana. Yo era consciente de era una hermana un "poco" sobreprotectora, y ya me lo habían dicho al menos dos personas, pero a mi no me importaba, yo solo quería cuidar de los que yo quería con todo mi corazón.

A lo lejos veía una parada y me di prisa en llegar. Esperaba ver a Audrey y simplemente vi un grupo de gente desconocida, lo cual me hacía sentir nerviosa.
Apartando la vista de la multitud, vi a una pequeña de espaldas que poseía un largo cabello rubio. En ese instante me di cuenta de que era Audrey y fui rapidamente a abrazarla, aunque seguramente se pegaría un susto.
-¡Te atrapé!-
Después de ese instante, comenzé a reirme a carcajadas pero mas por la felicidad de ver que mi hermanita se encontraba bien.

-Espero que sea un viaje que no olvide nadie de los presentes-
Murmuré y por lo visto nadie me escuchó, si alguien lo hubiera hecho, me habría muerto de vergüenza, pero lo que dije, lo sentía honestamente, solo quería pasar un buen rato. Lo que no sabía es que ese día cambiaría mi vida y la de los presentes.

avatar
xSakuraChii
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 2
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 25/07/2014
Edad : 18
Localización : En mi mundo❤
Humor : -Feliz y enfadada-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Devlin el Jue Ago 28, 2014 4:44 pm


It's just another night
And I'm staring at the moon
Parada de Autobús
Con todos los presentes

Aterrizaje perfecto, 10/10 nena, y no te disculpes, es su problema por estar en medio de la acera shh — Había logrado escuchar a Matt a la par que estaba sumergida en mi estado de culpabilidad — ¿No te hiciste daño verdad? — Supe que estaba preocupado incluso cuando mi vista estaba plantada en aquel chico que luego reconocí como Brendon Westefield, aún así le miré y negué con mi cabeza mientras sonreía diciendo un no. Cuando escuche que la reciente víctima de mi descuido le pedía ayuda a Isabella, aparté la mano que le ofrecía, pensando que sería bueno que me disculpase un par de veces más luego, pero al mismo tiempo dejando escapar una risa por el comentario de Matt. Acción retardada.

¿Qué está pasando aquí? — Interrogué, dirigiéndome al dueño del perro que acababa de ver hace unos segundos y el cual acaparó mi atención e hizo que me olvidara de que todos los que rodeaban un automóvil con una niña adentro. — ¡Otto! — Hice un esfuerzo por agacharme sin caerme en vano, siendo la segunda vez de ese día que mi trasero chocaba contra el suelo con brusquedad. Dejé salir unas tenues risas mientras Otto se lanzaba sobre mí y propiciaba lametazos cariñosos a mi rostro — ¿Tu también iras al viaje? — Miré a Matt, esperando la respuesta en su lugar — Sería tan genial si fueras — Le decía con una voz aniñada a la vez que rascaba su cuello peludo con mis dos manos. Le tenía un gran aprecio a ese perro.

Mis orbes llegaron entonces a la dirección en la que Lyle se encontraba y el alivio junto con una emoción recorrió mi anatomía, haciendo que me quitara los desgastados patines con rapidez y me pusiera las Chucks de nuevo antes de caminar hacia donde estaba.

Estas aquí — Anuncié con una sonrisa de oreja a oreja y vi que una pequeña manito estaba tomada por la suya — Santos cielos, tu debes ser Audrey¿La verdad? estaba intentando tener suerte en este instante. Recordaba que Lyle me había hablado sobre su pequeña prima rubia, aunque era inesperado verla aquí si es que en realidad era ella porque no tenía ni idea y, aferrándome al hecho de que posiblemente no sea la persona que tenía en mente, me presenté — Heaven, un gusto — Incliné con levedad mi cabeza.

Después de hacer aquello, una chiquilla con coletas la abrazó y luego dijo un ¡Te atrapé!, hecho que me pareció bastante tierno.

¿Qué tal esta Dean? — Volví a observar a mi amigo. Antes de que pudiera contestarme, la voz enfurecida del chico al que había tirado al suelo se escuchó.

Tú, ¿Podrías hacerme el favor de dejar de actuar como un retrasado mental y al menos demostrar algo de respeto por los demás? De verdad, ni que tuvieras diez años. — La tensión era tal en el ambiente, que no hacía falta mencionarla — Escucha, puede que yo no te caiga bien (aunque no sé porqué, ni siquiera nos conocemos), pero si quieres ir a ese viaje estúpido tendrás que dejar de chillar como una chica y dejar de tocarme los huevos. — Bien, estaba dispuesta a entrometerme si esto terminaba resultando una pelea mas allá de simples palabras. — Y ahora, con respecto a esta niña... Chica, necesito que me escuches y me digas dónde está tu padre. No te voy a hacer daño, ¿vale?  — No era nuevo decir que no entendía nada de lo que pasaba — ¿Te sabes su número de teléfono? — La frustración emanaba de el con tanta naturalidad que hizo que me preguntara si estaba realmente bien.

Lyle… ¿Qué está pasando? — Formulé la interrogante en su oído, después de acercarme a el.

Mi teléfono vibró de nuevo y lo saqué del bolsillo de mis vaqueros. Un nuevo mensaje. Intenté abrirlo de inmediato, llevándome como sorpresa la leve estática que la pantalla de mi móvil expuso. ¿Por qué no puedo...? Y luego abrió tras presionar el botón respectivo con insistencia.

Matt escribió:HMM SI DOS SEMANAS CON HEAVEN BOURNE can’t wait won’t wait apura en tu llegada ):

Sonreí de medio lado ante eso.
avatar
Devlin
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 54
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 11/12/2013
Edad : 19
Localización : Mundo de Celes.
Humor : Refrescante.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Koga el Vie Ago 29, 2014 4:58 pm



Con: Isabella y... Matt... y... Matt... Isabella.. ¡Mucha gente!
En: La parada de autobuses.

¡Teehe!

Wyatt ¡Claro que lo robaremos! pero primero tenemos que llevar a la niña a un orfanato. —

-¿Orfanato? Podíamos simplemente tirarla por ahí - levantó un hombro y cambió el objetivo de su atención para concluir con la improvisada conversación instantánea con la que Isabella le recibió, navegó por los rostros de la demás gente hasta que... ¡Vaya, vaya! Pero si era el más guapo y sensual chico del instituto y.. y... ¡Estaba dirigiéndole la palabra!

Habría gritado como colegiala de no ser por que lo estaban observando.

—Te dije que trajeras una palanca para forzar la puerta y como no lo hicieras estaré muy decepcionado Wyatt Ross—

-La empaqué en la maleta de Yoo- susurró y guiñó un ojo de la manera más heterosexual posible.

En fin ¿Por qué habia tanta gente? Wyatt estaba casi seguro que Isabella era una persona poco popular y que no habría más de cinco o seis personas ¡Que sorpresa! Mientras más gente, más grande el party loco nenas.

Después de que el chico con pinta de amargo amanerado que no lucía tan bien las gafas como él hiciera un fallido intento por hablar con la pequeña niña en el auto, Matt entró en acción usando su personalidad de chico guay.

Aaaah~ ♥... Espera qué

¿ESPERA QUÉ? escasos diez segundos perdido en los bellos ojos de Matto (no homo, bro) bastaron para que cayera una bomba atómica o algo de proporciones similares junto a él... ¿Una bomba atómica? Oh no, era solo una chica que decidió atacar como espartana al pobre individuo que no se veía muy feliz de por sí. La chica se levantó tan rápido como pudo y se disculpó tal cual canadiense, lástima que el sujeto con el que se chocó fuese tan seco ¡Ese tipo de choques eran clichés de animé! Tenía que tocarle una boobie, o algo.

El castaño decidió ignorar por un momento la situación tan incómoda que se vivía junto a él y aprovechó para controlar las acciones de su pequeño hermano vietnamita con la mirada, estaba seguro de que si lo dejaba solo por más de diez minutos haría algún tipo de invento a lo Phineas y Ferb y..y.. ¡Nadie nunca le creería!

—Tú — La voz del chico que Wyatt creyó muerto unos instantes atrás retumbó en el fugaz silencio que se hizo entre conversaciones.

—¿Podrías hacerme el favor de dejar de actuar como un retrasado mental y al menos demostrar algo de respeto por los demás? De verdad, ni que tuvieras diez años. -

-¡Uuuuuoh!- Wyatt tapó su boca simulando asombro y mordió su labio inferior ¡ESE CHICO ESTABA EN LLAMAS!

¿Con quién hablaba?

-—Escucha, puede que yo no te caiga bien[...]- ESTABA HABLANDO CON SU MATTO ¿¡CON SU MATTO!? ¿Cómo se atrevía a levantarle la voz así a su fellow bro? No tenía idea de quien era ese hombre pero iba a conocer a Wyatt Ross si seguía hablando en ese tono.

Afortunadamente (para Brendon... y para sus dientes) el tipo dejó de hablarle a su nigga, dirigiéndose ahora a la ya olvidaba niña en el automóvil ¿Por qué era que estaban hablando con ella en primer lugar?

De verdad parecían una bola de traficantes de menores, ahí todos juntos, haciendo llorar a una niña dentro de un auto.

-Estoy más perdido que la virilidad en los pantalones de Yoo, amigos.- Habló lo suficientemente alto para que los demás entendieran lo mucho que ignoraba los acontecimientos y sonrió para sí mismo, no había mucho más que hacer.

----
Off: me niego a corregir dislexias y errores gramaticales, como es Wyatt pueden pretender que son intencionales (?)
avatar
Koga
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 357
Reputación : 128
Fecha de inscripción : 15/02/2013
Edad : 24
Localización : Electroworld
Humor : Kinda mad

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Vie Sep 05, 2014 2:00 am

▼▲

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Parada de Autobús
|| Con todos || #af323d ||


▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲

Relájate. Concéntrate en el mocoso y no te pongas más nervioso, dudo que muerdan como tú y tus crudas bromas

Poco sentía el efecto tranquilizador de algunas pastillas extras que me estaba tomando las mañanas, la propia tensión que causaba el grupo sin saberlo me estaba, poco a poco, descontrolando por dentro.
- ¿Cómo se llaman? – Como quisiera contestarle correctamente, pero ni la mitad del nombre completo de la tal Isabella conocía y… no quiero pensar en la mirada fulminante de Maddie cuando sepa que no conozco a los chicos y chicas con quienes ella tendrá que lidiar por dos semanas. Verguenza absoluta.

- La de allí, es Isabella – Le señale con un leve movimiento en mi cabeza a la de lentes que estaba junto a otros chicos cerca del auto pero el agudo y quebradizo grito de una chica me saco de las casillas en busca de una excusa para no revelar el por qué no me sabia el nombre de los otros presentes; mi ocupado pensamiento en Eddie se volcó al ver su aun más pálido rostro que el mío temblando y llorando dentro del auto en el que se encontraba. Por un momento, llegue a pensar que los comentarios incómodos de algunos varones del grupo la estaban molestando, pero no, la atención de la susodicha estaba en otro lado; perdida localice esa mirada desde mi posición. Podría ser sicótica. Digo yo.

- Y mientras avancen los días, conocerás a los otros- Solté en seco con un forzoso suspiro viendo la tardía del grupo en emprender el viaje.
- Estoy más perdido que la virilidad en los pantalones de Yoo, amigos. - ¿De verdad acepte pasar dos semanas con estos idiotas encerrado en una casa con problemas de que mis pastillas no me estén controlando bien? ¿En que estaba pensando, por dios?




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Parada de Autobús
|| Con el mejor amigo del mundo no canon (?) ||


♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒
La inocente Audrey observaba el curioso comportamiento hormonal de los adolecentes presentes cuando logro liberar su mano sujeta de Lyle. Todos parecían entenderse bien entre sus conversaciones o tratos hostiles frente a los acontecimientos que emergían prácticamente, de sorpresa
- Hola. – La actitud seca de su amigo oriental hiso que esta sonriera y le devolviera un alegre saludo, pero antes de que se pudiese acercar y asfixiarle entre un abrazo como de costumbre, una chica mucho más alta en edad que ella, capturo su total atención

- Santos cielos, tú debes ser Audrey – Impactada, la observo de pies a cabeza dos veces pero no podía reconocerla, lo único que podía salir de su boca fue un incomodo “¿Eh?” que reafirmaba lo desconocido que eran la una a la otra. Pero tal y como una relación de perros contra gatos renace entre pocas palabras en enemigos predestinados, Audrey dio por finalizada su primer objetivo y misión en el viaje; conocer a la amiga de Lyle, Heaven.

Se torno seria cruzando sus brazos y, con una voz no tan alegre como de costumbre, se presento igualmente
- Audrey. Audrey Corvus, un gusto, Heaven – Pero antes de seguir con su mirada desafiante de “Lyle No será tu esposo, muchacha” llego por quien tanto ella esperaba desde la mañana, una espera infinita y agobiante para la llegada de su mejor amigo del alma entrando en escena con su típica actitud de chico bueno
- Ey, hola hola ¿Quién falta? ¿Tenemos que esperarlos? – Como si fuera un mismísimo hombre hecho de algodón de azúcar, se alboroto gritando su nombre a punto de lanzarse sobre el pero, hacía falta una inesperada llegada más. Los brazos cálidos de una chica con larga cabellera clara le negaron a Audrey terminar su efusivo saludo de afecto a Fran, pero no lo tomo a pecho ¡Se trataba de su hermana mayor!

- ¡Te atrapé! – Sorprendida, pero no asustada, exclamo su nombre a la par del volumen de la voz de Bridget aplaudiendo mientras saltaba en su mismo lugar
- Ahora estamos, ¿No es una alegría? – Dijo antes de escapar del metro cuadrado de su hermana mayor y huir a donde Fran autoritariamente
- ¿Por qué te has tardado tanto? No sabes lo muy preocupada que estaba por si no llegabas ¿Qué se supone que haría yo sola con nuestro plan a seguir, eh, eh, eh? – Le reclame posicionando mis manos en mi cadera.



Mientras tanto, en la parada de autobúses...


Te cubriste los oídos por esas voces que no te dejaban ni siquiera respirar en paz. Parecía como si fueras una clase de vil entretención, poco a poco, más gente parecía interesarse en tu estado. Pero sin lugar a duda, la voz que más te irritaba era la de un chico castaño que no hacía más que bromas estúpidas, su voz te era una cosa detestable
- Hey niña ehh ¿Te encuentras bien? – Te desplomaste apenas acomodándote en el asiento del copiloto frente al parabrisas observando el paisaje a lo lejos sin soltar ni una palabra. Habías parado de llorar, pero lucias como un ser moribundo sin fuerzas ni para levantarte. Dejaste de prestarles atención, tu mirada yacía fija en un solo punto a la distancia que podía brindarte tu ya cansada vista.

Posicionaste tus ilusiones vanas en ir a casa en ese cielo gris
- Si nieva... – volteaste a ver el grupo aquel, todos tan inocentes, todos tan… felices. Fue entonces que su perfil reconociste, aquel pelo tono azulado y anteojos ¿No era ese tu vecino de la casa de enfrente, Brendon?
- Y ahora, con respecto a esta niña... Chica – En definitiva ¿Cómo no habías podido reconocerle? Debió ser tu agobiante dolor de cabeza y esa música que no te dejaba ni concentrar, y ahora que estabas de por sí, más relajada y tranquila sin sentir esa opresión en tu pecho, podías pensar y recordar con más claridad.
El te pregunto en donde estaba tu padre y si es que podías facilitarle su número de celular. Arrugaste la frente y miraste el puesto del conductor… regresaste a mirar a Brendon con ese rostro tranquilo mojado por las lagrimas y respondiste de manera auditiva para todos
- Ya regresará, fue a dejar unos papeles – y, como si tu voz fuera una clase de conjuro para invocar a tu padre, este apareció corriendo hacia el grupo luciendo preocupado pero tranquilo cuando te vio despierta dentro del automóvil.
Corriste lo más rápido que pudiste cuando por fin esos papeles de sacar a tu hija del colegio fueron aprobados. Sus dolores de cabeza estaban siendo cada vez y cada vez más fuertes que los de costumbre y ya tenerla en el colegio se estaba tornando en una manera de mantener a tu pequeñita siempre en cama. Apenas llegaste a la salida y casi caerte por las escaleras por tus torpes pasos gritaste su nombre nuevamente
- ¡Señor Westerfield! – Te apresuraste a llegar hasta su lado y, al ver a Mindy despierta se te lleno el corazón de alegría.
- Veo que ya has despertado, ¿Te sientes mejor, cariño? – Tu hija te asintió con una tenue sonrisa de esas que te llenan de paz y quietud. Agradeciste estrechando tus manos contra las templadas de él para agradecerle de una manera bastante cálida su paciencia contigo
- No sabe cuánto le agradezco que haya cuidado de mi pequeña, últimamente está pasando por un período bastante difícil… - Lanzaste un fuerte suspiro, tener pensar en todos tus problemas actuales te abrumaban y a decir verdad ¿Ya no bastaba con tener a una pequeña enferma?
Agradeciste al señor Westerfield nuevamente y de paso que subías al auto, te despediste de los presentes.

Por fin llego, el autobús...




¿Qué esperas? ¡Sube!

Oh mis queridos invitados, para Isabella a llegado el momento más dulce y esperado del día. Luego de una sorpresa difícil de tragar para ella, una niña muy poco amigable para las palabras, la despedida del vecino de nuestro amo de hogar, Brendon Westerfield, ha llegado por fin ese cacharro metálico, con la pintura gastada y asientos con las puntas descosidas tan solo un par de minutos después.
Freno como siempre en dicha parada, la que ustedes acostumbraban a tomar para irse a casa después de clases, y de vez en vez, para ir a visitar a sus amigos por esta pequeña cuidad cubierta por el frio y blanquecino manto del invierno.

Todos trataron de aportar un poco de monedas para pagar el pasaje, a excepción de los más pequeños y del mismo Brendon que ya la estaba pasando muy mal.
Pero no te preocupes, pronto… pronto te daré algo de diversión.

Cada quien se sentó en donde quería y con quien quería, pero ¿Qué haría Matthew con su bicicleta y su acompañante más inesperado? Ni más ni menos, tratar sé seguirles el paso con su amiga de dos ruedas. Claro que tuvo que recibir unas ciertas coordenadas de Brendon; una parada de autobús frente a un considerable sector de turistas era el siguiente punto para nuestro querido… muy querido grupo.

Solo espero… espero que llegues bien
¿Acaso, lo has sentido?
¿Es que se habrá ido?

Su estática fue leve, y solo dos personas aparte de ti, pudo percatarse que algo raro estaba pasando con los aparatos electrónicos. Pero, ¿No es extraño?
El… ¿No debió atacar? Quizá… este esperando otro momento.

Ese momento en el que te vayas a dormir…



Ese momento en el que cierras los ojos…

Cuando no estés vigilando detrás de ti…



… No te dejes engañar.

Él no se ha ido.

...

“Encendiste el motor del auto al finalizar de despedirte del jovial grupo. Le dedicaste una dulce sonrisa a tu hija quien seguía luciendo más muerta que viva. Más tranquilo, le comentaste lo que ella de por sí, ya sabía, había sido removida de la lista de alumnos de ese colegio. Estabas preocupado por sus constantes dolores de cabeza, y lo débil que poco a poco se ponía. Para peor, a veces, pasaba mucho… mucho tiempo sola en casa a causa de tu trabajo… mucho tiempo sola.
- Papa, si nieva… […]



H E I S H E R E...
ESCENARIO UNO

The Brendon's House


Tu misión principal: Luego de 30 minutos de viaje, estan llegando a su nuevo destino: Otra parada de autobúses. Antes de bajar, conversa con tus amigos.

Tu misión si eres un niño: ¡Diviertete!
Tu misión si eres adolecente: Tienes la responsabilidad de llevar el equipaje y preocuparte por tu niño a cargo.
Tu misión si eres el dueño de la casa: Trata de relajarte. Estan a un par de minutos de llegar a la parada que llevará a todo este grupo a tu casa.
Tu misión si eres el organizador: Procurar que todo siga acorde a tu plan.
Tu misión si eres el ciclista: ¡Apresurate!

Tu misión si eres el 'elegido': Ya sabes lo que tienes que hacer si vas cerca de los bosques ¿No es así?


Leeme si quieres sobrevivir...:
- Estan a dos minutos de llegar a la parada del autobus.
Según me han dicho, el paísaje allí es hermoso en otoño


¿Te parece familiar?

- El prologo a finalizado, quiere decir... que ahora tendrás que tomar desiciones, tus desiciones dentro del juego son importantes, por que ahora tienes el peligro de morir.
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 24
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por bread.png el Mar Sep 16, 2014 6:58 pm

#D42629
----------------------------------
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
{ Con: El grupo. }
PARADERO DE BUSES

En una mueca frustrada el castaño respondía a la intimidante mirada del de gafas. Matthew habría deseado mantenerla firme y sin titubear, pero le era imposible, y constantemente durante el discurso de su interlocutor se vio a si mismo bajándola en verguenza. Pero incluso cuando le había llamado retrasado mental, y le había comparado con un mocoso de la edad de corean dick, era otra cosa la que le molestaba, y no tardó en hacerlo saber.

Sínosconocemos—Murmuró bajo, cruzándose de brazos. Matt le miró más lastimado que enfadado y sonrió burlonamente, buscando una forma correcta de responderle—Pero no importa. Más importante es que el viaje no es estúpido, después de todo lo organizó Isa, y tampoooco tiene algo de malo chillar como niña, qué te pasa machista—Continuó luego, mirando a la ojiazul de reojo y  dejando que el irritado sujeto siguiera con sus cosas de “gente adulta y madura”.

Cabrón.

Matthew siguió como si nada, sonriendo ampliamente al ver a su mascota jugar con la chica de las pestañas más lindas de la historia, pasando la mano sin venda por la cabeza del animal —Irá, yes y te dejo cuidarlo porque a mí me dará paja—Bromeó, sabiendo lo mucho que la muchacha quería al orgullo de canino que era Otto.

Estoy más perdido que la virilidad en los pantalones de Yoo, amigos—Una ligera risa se dejó escuchar en sus labios, acercándose luego a su best friend. Matthew se apoyó con el brazo en el hombro del otro, y ahh ¿Acaso ese olor eran dos litros de fijador para el cabello? Probablemente. —Riéndote de los -8cm de un asian, que vergüenza Wyatt—Le comentó con tono madre, aguantando con mucho esfuerzo la risa al final.

El autobús se acercó a la distancia con el claro ruido de hola soy un cacharro, y sin más, se detuvo justo en frente a la conglomeración de personas. — WYATT ¿SABES LO QUE ESTO SIGNIFICA? —Preguntó tomándole de los hombros en una sacudida dramática —Goodbye my lover, goodbye my friend—Le cantó bajito, soltándole entonces para acercarse nuevamente a su bicicleta y quitarle el soporte, sujetándola desde el manubrio —Me viro muchacho—Finalizó, acercándose a Heaven para despedirse —Cuídate y que estos pillos no te toqueteen y si lo hacen cachetealos por frescos—Le  advirtió en un chiste, señalando al moco coreano como principal sospechoso de esas fechorías, para luego abrazarla y montarse en la bicicleta, observando como subían al bus.

Volteó  la mirada para con el dueño de la casa a la que tendría que llegar rapidín si no quería aparecer cuando toda la comida hubiese desaparecido, y tragándose su orgullo se decidió por hablarle.

Cabrón.

Oye…yo…eh… hm… ¿Es en la ruta 36 verdad? Una casa blanca grande. —Interrogó sin saber cómo dirigirse a Brendon, pero utilizando todo su desplante social para conseguir una afirmación al respecto. Realmente Matthew conocía la secuencia del bus en la que se iban, y así mismo la montaña, pero no quería marcharse así como así, incluso cuando le era conveniente salir antes para no atrasarse...




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Vie Sep 19, 2014 1:11 pm


Parada de autobús Autobús
Con todo el mundo.
- - - - -

Después de preguntar a la chica el número para llamar a su padre, ésta trató de tranquilizar a Brendon asegurándole que estaría ahí en breves. Como por arte de magia, el vecino de Brendon hizo acto de presencia unos segundos después de que su hija hubiera dicho que iba a llegar pronto.

Apareció con el rostro congestionado por haber corrido hasta allí: parecía ir con prisas a todos lados. Brendon agradeció que al menos pudiera librarse de ese lastre, después tendría que lidiar con la panda de críos y el dolor de cabeza que iba en aumento, pero lo cierto es que la situación de la niña encerrada en el coche le preocupaba más. Si bien el hombre le dio las gracias, seguía pareciéndole un completo capullo: había dejado sola a su hija, encerrada en el coche, con una persona prácticamente desconocida. Menudo imbécil.

No sabe cuánto le agradezco que haya cuidado de mi pequeña, últimamente está pasando por un período bastante difícil… —farfulló a modo de excusa.

Oh, genial, no sólo la había dejado sola, sino que para colmo la niña tenía problemas. ¿Ese tío de verdad creía que se tragaba toda esa falsa preocupación por su hija? Ugh.

Brendon le respondió con un "no ha sido nada" desganado y con un matiz molesto. Le daban ganas de decirle cuatro cosas a ese idiota que tenía por vecino, pero eso sólo supondría más problemas y más dolores de cabeza y no estaba para eso. ¡Ni siquiera podía ver con claridad, joder!

Tras ello, se marcharon. El coche arrancó echando nubes de humo que decoraban el paisaje invernal y que se elevaron hasta perderse entre las nubes. Brendon miró cómo el coche se perdía después de doblar una esquina, y sintió como si hubiera resuelto una parte especialmente complicada de un rompecabezas. Suspiró y se decidió a seguir poco a poco con ese día de perros: después de todo, no podían pasar más cosas malas. En el transcurso del día ya lo habían despedido, golpeado, asustado, no tenía gafas, iba a tener que aguantar a un montón de adolescentes dentro de su casa, le dolía la cabeza y hacía un frío terrible. Sentía los músculos del cuerpo atenazados y el cráneo parecía estar quebrándose paulatinamente. Ya no podía caer más profundo.

El chico del perro (¿Matthew?), otro de los que se llevaban el premio al más imbécil, segundo puesto —el primero pertenecía a su vecino, oficialmente—; se acercó a Brendon con reticencia, preguntándole después:

Oye…yo…eh… hm… ¿Es en la ruta 36 verdad? Una casa blanca grande.

Lo cierto es que la cara del chico tenía algo, unos rasgos que impulsaban a Brendon a sentir esa antipatía. Lo notaba. ¿Acaso conocía a alguien parecido?

Sí, las tejas son azules oscuras y en algunas zonas la pintura se ha descascarillado. No te pierdas.

Brendon dijo eso último a modo de burla. Si lo conocía, no le importaba. El mundo es un pañuelo, probablemente no fuera más que un tipo con el que se había cruzado un par de veces. Después de unos segundos, se dio cuenta de que tal vez su sutil ironía había sonado como verdadera preocupación (si, ya, por ese tipo, ¿os imagináis?), pero decidió ignorar ese hecho.

El autobús llegó apenas un parpadeo después, anunciándose con su motor estridente que emitía un silbido constante. Se detuvo, las ruedas chirriaron, y las puertas se abrieron plegándose sobre sí mismas.

Isabella, dile a tus amiguitos que esta es la línea. Y que me hagan un favor y no hagan demasiado ruido, la cabeza me va a explotar —dijo dirigiéndose a Isabella, subiéndose después al autobús.

Pasó su tarjeta de la compañía de autobuses por la maquinita de cobrar (venía con descuento incorporado), y se sentó después en primera fila, pegando su cabeza al frío cristal empañado. Cerró los ojos, sólo para descansar la vista, y trató de relajarse y detener el punzante dolor de su cabeza. Se acurrucó un poco, apartándose así de la corriente de aire que entraba a través de la puerta abierta del autobús, por la que entraron los próximos invitados a su casa.

¡Oh, y qué ganas tenía de recibir a esos invitados!

Emitió un largo suspiro. Esperaba que Isabella tuviera consideración y no lo fastidiara demasiado durante el resto de la noche. Continuó con los párpados cerrados a duras penas.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por L U C H O el Mar Sep 30, 2014 1:21 pm

Empezamos con mal pie...
¡Pero solo por eso los demás pasos deben ser los mejores!

Hora de levantarse querido... ¿que? ¡¡HE DICHO BRENDON, NO QUERIDO!! QUE ME HAS ODIO MAL.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] }  { #76e6ec }

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
ESTACIÓN DE AUTOBUSES |> CERCA DE OTRA ESTACIÓN
Con todos, sentada junto a Brendon.
- - - - - - - - - - - - - - -

Mirabas las distintas escenas que se formaban entre los grupos de los que irían al viaje, nunca en tu vida sentiste tal necesidad de querer arrancarte el cabello y usar una peluca rubia para fingir demencia e irte, el numero de personas era mucho mayor de lo esperado y por favor habían traído a sus hermanos menores y mayores, con los mayores... creías que no habría problema pero ¿los menores? tenias tu fama de chica nerd pero en definitiva todos los que trajeron a sus hermanitos te ganaron el titulo.

Al pensar eso... quizás te hizo sentir un poco mejor respecto a ti. Ah.

El sonido del autobús parando te tomo por sorpresa pero casi tratándose de una nueva técnica reductora de estomago sonreíste al ver como el paso inicial para dar inicio a los planes que mas tarde tendrías que retocar para el viaje. La emoción volvía y hasta podrías jurar que ahora mismo podrías abrazarlos a todos y agradecerles por venir. — Atención amigos: ¡ese es NUESTRO bus! — Avisaste a los muchachos, ya Brendon se encargo de recordarte el mal humor que le asechaba así que lo mejor que podías hacer era ir con él durante el viaje para que nadie se le sentara al lado para hacerle preguntas.

Claro eso ultimo lo pensabas por los críos.

Pero basta de tanto pensamiento positivo e iluso adolescente ¡estos cuerpos y esas maletas tenían que estar en ese autobús! entre todos pagaron una pequeña cuota para cubrir los pasajes y sin dudarlo te aseguraste de aportar ayuda con cualquiera que la necesitara con sus pertenencias ¿después de todo el deber de una anfitriona no es prestar apoyo a sus invitados? ¡Esperabas ahora todos se sintieran cómodos!

Aunque como todo en tu vida no puede ser perfecto tenias en ti esa pequeña preocupación que te causaba tu secreto crush y buen amigo Matt, el cual tendría que recorrer en bicicleta el camino. pero no podías pasar los 30 minutos de viaje preocupada, tomando asiento junto al patrón de la casa sonreíste viéndolos a todos subir. Esto seria un éxito, ya no podías aguantar a llegar esperar a que los niños durmieran y empezaran la fiesta en una habitación alejada de donde quiera dormir Brendon.

Te ponía un poco nerviosa el hecho de que solo has mirado a los demás y no has dicho una palabra mas, con sus familiares y amigos alrededor tenían con que entretenerse y te daba algo de corte llegarles... — ¿Estas dormido Brendon? — Murmuraste al chico de gafas, ya estaban a punto de llegar y era mejor ir despertandolo desde ya.

----------
Off: Si lo desean pueden mencionar en su post que Isabella les ayudo de alguna forma si quieren uvu/
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Nanix01 el Mar Sep 30, 2014 2:01 pm

Spoiler:
Nombre y apellido: Madeline Mountberry

Sexo: Femenino

Edad: 21

Familiar/Familiares: Hermanos menores: Jeffrey y Edmund Mountberry

Personalidad:
Usualmente es una chica calmada, un tanto tímida pero cálida y amistosa, además de ser muy precavida; a pesar de esto, hay momentos... situaciones o cosas similares que provocan que su sumisa personalidad de un no muy agradable vuelco de 180 grados llegando a asustar a la gente con esa nueva faceta. Suele distraerse con facilidad cuando charla con alguien debido a que su atención está más enfocada en los movimientos que ocurren a su alrededor, ¿un poco paranóica?, puede ser.
Daría todo por sus hermanos, ellos son lo más importante para ella por lo que los proteje como si fuesen sus hijos, llegando a un punto de ser un tanto sofocante; con personas ajenas a su familia (mientras sean seres a los que quiera), también los cuidará como a muñequitas chinas. Es de echarse mucho la culpa cuando algo sale mal por más que haya sido una tontería.

Motivo por el cual llegaron te convencieron: Todo fue culpa de su hermano Jeffrey (?), esté muchachito fue invitado a pasar unos días a una cabaña cercana a un bosque, es por esto que Maddie no pudo evitar sentirse preocupada al dejarlo ir solo, por lo que fue con él arrastrando también al viaje a su hermano más pequeño, Eddie.

Relaciones:
-Jeff: No le gusta pelear con él, pero lo hace muy amenudo debido al modo de actuar de su hermano. A pesar de eso, lo ama con todo su corazón y lo acompaña en todo lo que necesita.
-Eddie: Al ser el más pequeño de los tres, lo cuida como a nada más en el mundo. A pesar de todo se llevan bastante bien, pero no puede evitar sentirse triste cuando su "otra personalidad" aflora y asusta al muchachito.

Apariencia:
Una muchacha linda y delgada, mide aproximadamente 1.64m y no posee muchas curvas provocativas. De piel blanca y tersa, casi sin ninguna imperfección, la mayoría de las veces desprende un delicioso perfume producto del jabón del baño.
Su rostro es de facciones finas, de nariz pequeña y respingada más unos grandes orbes marrones adornan su cara. Bajo sus ojos, suelen mostrarse unas no muy atractivas pero pequeñas ojeras producto de que no suele dormir muy bien por las noches.
Su cabello no es muy largo, le llega más o menos a la mitad de la espalda, este es lacio y de color castaño. Suele adornar un mechon de este con un par de clips rojizos.
Pasando a su manera de vestir es sencilla y nada fuera de lo común, camisas blancas y alguna que otra falda, el accesorio que rara vez quita de su atuendo cotidiano, es una larga bufanda roja, no importa que sea verano, ella no se quitará aquel objeto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Tateyama Ayano - Kagerou project

Extras:
-Siempre lleva consigo estos objetos: Una videocámara, un block de dibujo de tamaño mediano y un par de marcadores negro y rojo.
-Sufre de mucha tos.
-Tiene algunas dificultades para recordar ciertas cosas de su pasado.
-Apenas cumplió la mayoría de edad, dejó a su familia para ir a vivir sola y cumplir sus sueños. Poco tiempo después, sus padres murieron y ella tuvo que llevar a sus hermanos a vivir al nuevo departamento con ella.
-Trabaja a medio tiempo en una boutique.
-Está en segundo año de la carrera de medicina... pero es muy probable que terminé abandonándola por todo lo que sucede en su vida y con su personalidad.

Color de roleo: #d92540

/Parada del autobus/ - /Autobus/
~Todos~

La muchacha de cabello corto se mostró especialmente alarmada al ver al muchacho de cabello oscuro en el suelo por lo que no dudó ni un segundo en ir a darle una mano. Mientras tanto más gente llegaba ¿cuantos habían sido invitados?... o ¿cuantos más habían caído como ella y su familia así de la nada?, fuese como fuese, eran un número considerable de personas.

Mantuvo su vista puesta sobre lo que ocurría en el automovil y sus cercanías. Luego de una pequeña pelea entre compañeros, intento de intercambio de palabras con la jovencita del interior del automovil y algún comentario lanzado al aire que podría considerarse divertido... por fin el padre de la niña regresó. Luego de agradecimientos por parte del señor, el autobus llegó a la parada dónde todos se encontraban, era buen momento para sacar la video cámara ¿no? -Atención amigos: ¡ese es NUESTRO bus!- notificó la muchacha con anteojos. Maddie sacó aquel aparato electrónico de su mochila y grabó durante unos escasos segundos el rostro y conversación de los presentes mientras se alistaban para subir al cacharro de cuatro ruedas.

-¿Listos para la aventura?- le preguntó a sus hermanos mostrando una tenue sonrisa pintada en su rostro al mismo tiempo que ponía en pausa el video para buscar monedas con las cual pagar el transporte para ella y su familia ¿y por qué no también un poco más para los pequeños por si faltaba?, no era como si el trabajo de Maddie le pagaran millones de dólares al mes, pero contribuir con un poco de dinero extra no la iba a dejar en la ruina tampoco.

Terminó de tomar lo último de su chocolatada para tirar el envase dentro de un cesto de basura antes de ingresar al autobus; Isabella (ese era el nombre de la muchacha por lo que había escuchado por ahí) estaba ayudando con el tema de subir las maletas, más Maddie se negó, no quería sobre cargar de más tareas a la muchacha por lo que ella misma subió sus pertenencias. Dentro, se sentó cerca de sus hermanos, aunque en un lugar diferente, más que nada para poder grabar cómodamente el viaje durante algunos minutos. El paisaje en el exterior se veía hermoso a pesar de la época del año y... ¡oh!, cuanta cantidad de árboles... sin lugar a dudas este iba a ser las mejores dos semanas que hubiese podido desear.
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por bread.png el Mar Oct 07, 2014 7:23 pm

#D42629
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
{ Con: Su mejor amigo, osea Otto. Sorry Wyatt ): }
CARRETERA

¿Qué no se perdiera?

Vale Brendon, sólo por ti no lo haré, cabrón odioso—Pensó apretando los dientes en una mueca de fastidio que duró lo suficiente como para que subieran al autobús. Ahora sólo le quedaba partir a él, y aunque se consideraba egocéntricamente veloz sabía que tardaría más que el resto en llegar, de modo que lo mejor sería empezar sino quería aparecer en la casa del cuatro ojos cuando no quedara comida.

Sin mucho esfuerzo, pues ya se encontraba montado en la bicicleta de montaña, dio un impulso fuerte para empezar a andar una vez en movimiento, silbó audiblemente, a lo que Otto se hizo presente corriendo a su lado. Matthew era consciente de que no podía sobre exigir a su perro, incluso si se trataba del animal más cool de todo el planeta, de modo que si tendría que parar evidentemente lo haría, y más aún, si el animal decidía irse por otra ruta o desviarse tampoco tenía problema, después de todo siempre llegaba a destino.


Y por ahora sólo quedaba avanzar.
- - - - - - - - - - - - - - -


El castaño llevaba una sonrisa de lado, y el único motivo por el que no mostraba de plano los dientes era porque de pequeño, cuando aprendía sobre ciclismo y sonreía con entusiasmo,  se había tragado un maldito insecto de horribles quince centímetros, y evidentemente había sido asqueroso, así que la experiencia le aconsejaba no hacerlo.

El paisaje era conocido para él, y el viento refrescaba agradablemente a pesar de ser invierno. La verdad no había estación en la que no disfrutara del ciclismo, del cortar el viento con el impulso de la bicicleta y el sentir el flujo desordenarle el cabello. Era una sensación simplemente increíble, y deseaba poder ir más y más rápido en la vacía carretera. De vez en cuando confirmaba que Otto siguiera el paso, y solamente cuando le perdió disminuyó la velocidad, con tal de reunirse nuevamente con el canino en los próximos metros.







Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Vie Oct 10, 2014 1:53 am

▼▲

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Parada de Autobús
|| Con todos || #af323d ||


▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲

- ¿Listos para la aventura? – sonrío Maddie viéndonos con esa cámara en la mano ¿Qué se suponía que hacía con eso? Grabar a estos era lo último que tenía en mente, pero a ella parecía gustarle últimamente guardar recuerdos con esa ya vieja cámara. Mire a mí alrededor como todos entusiasmados agarraban sus cosas, buscaban dinero y se subían al autobús. Lance un pesadísimo suspiro y volteé en dirección a Eddie

- No te quedes quieto allí, ya sube o te quedarás aquí solo – seguido le saque la lengua solo para molestarlo y, sin más que hacer, busque entre los recovecos de mi bolsillos algunas escasas monedas para pagar aunque sea mi pasaje pero ni modo, no solía tener tanto efectivo guardado a mano, incluso eran contados con los dedos de la mano lo mucho que usaba algún transporte público desde aquella noche del accidente.

Le pase mi escaso dinero a Maddie y suponiendo que ella se haría cargo del resto y de pagar el pasaje del mocoso, subí al cacharro de metal sentándome hasta al final y claro, deje mi mochila y la de Eddie pegados en el piso cerca de mis pies para luego mirar a ese niño, tenía la pura idea de agarrarlo del brazo y sentarlo a mi lado como un obstáculo para que cualquiera le fuera inútil sentarse con un cadavérico … ni pensarlo más, si alguien viese eso me… moriría de vergüenza.

- Solo espero que el mocoso se siente cerca – De mala gana guarde mis manos dentro de esos bolsillos delanteros de mi capucha subiendo mis hombros tratando de agarrar algo de calor evitando obviamente aparecer en las grabaciones de Maddie, no estaba de humor de filmaciones familiares. Púdranse todos.



Mientras tanto, junto a Matthew Gallagher...



This it's just for you, my dear friend...

¡Otto! ¡Otto!
Es extraño para un amo ver como una mascota fiel a tus llamados no acelera el paso para encontrarse contigo, más aun cuando tus llamados son persistentes y este… aún no aparece.

Preocupado, arrugaste la frente observando el camino pavimentado con montículos blancos desechos por las ruedas de los autos encercado en sus laterales con enormes aboles cubiertos con esa capa blanquecina, incluso, pudiste percibir como la temperatura comenzaba a degradar y, producto del invierno, una delgada tela de niebla comenzaba a cubrir el camino.

Levantabas la vista por si podías verlo caminar directo a ti con la lengua afuera pidiéndote unas caricias antes de continuar corriendo junto a tu transporte, pero esa idea te fue borrada cuando comenzaste a escucharlo ladrar insistenmente a lo lejos literalmente a la nada.


¡Otto! ¡Ven acá!

Persististe en llamarlo más fuerte aun cuando este te evitaba con sus ladridos en dirección… al bosque, cerca… de un pequeño parque al lado de unas pocas tiendas situadas para atender a los transeúntes de las carreteras a saciar el hambre.

¿Un animal quizás?

Ya sabes, hay madrigueras cerca de los caminos a veces, probablemente un conejo este capturando la atención de Otto y este solo quiere espantarlo. O puede que quiera

¿Atraer la atención de uno de esos niños jugando?

Debes darte prisa, el autobús ya debe estar en la estación dejando a tus amigos en tu espera pero ese perro no te está ayudando a acelerar tu paso.
¿Qué decides hacer?


Insiste una vez más
Ve a su lado a tranquilizarlo
Seguir tu camino con una advertencia al perro

Leeme si quieres sobrevivir...:
- Nuestro amigo Matthew Gallagher podría toparse con una pesadilla alta y delgada que podría estar cerca...

Tienes tres elecciones, pero como se que hay otros planes para ti, querido amigo, dos son acertadas y una sola... es la que no debes hacer.

- Los otros ya han llegado a la parada de autobús, esperen a su gran amigo... Matthew Gallagher
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 24
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Sáb Oct 11, 2014 2:58 pm


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Autobús Hogar de Brendon & Isabella
Todos → Solo
- - - - -

¿Estás dormido Brendon? —irrumpió la suave voz de Isabella.

Brendon no se había dado cuenta de que se había quedado dormido durante todo el viaje. Ni siquiera recordaba cuando Isabella se había sentado a su lado. Mantuvo los ojos cerrados unos segundos antes de bostezar disimuladamente.

No, no —respondió con la voz un poco ronca. —Sólo estoy cansado.

Brendon estiró las piernas tratando de calentarse un poco el cuerpo. Lo sentía como si fuera de piedra, frío y agarrotado. El dolor de cabeza había disminuido un poco, y ahora estaba más desorientado que dolorido.

Isabella, la próxima vez que invites a tus amigos y a todo su árbol genealógico con vida, avísame para que lleve un maletín de urgencias conmigo y reserve una noche en el hotel —comentó, sin saber si lo decía en serio o irónicamente. No quería volver a tener que pasar por eso, y tampoco podía prohibir a Isabella que invitara a sus amigos... ¿verdad? —Por cierto, me han despedido. Deberías saberlo porque dentro de poco tienes que pagar tu renta de mes y necesito el dinero.

Tampoco es que Brendon estuviera sin ahorros, pero nunca se sabía cuándo podría volver a encontrar trabajo. De vez en cuando necesitaba acordarse de que Isabella era una inversión y no una chica que vivía en el piso y que, con el paso del tiempo, se había convertido en una constante vital. Todo ese rollo era demasiado extraño, en cualquier caso.

Esta es nuestra parada —avisó a Isabella.

Brendon se incorporó levemente para darle al botón que estaba a la izquierda, entre ambos. El panel donde aparecía escrito el nombre de cada parada se iluminó con un rojo de neón. El autobús se detuvo unos segundos más tarde, y tanto Brendon como todo el grupo se bajaron rápidamente. Nadie se subió en esa parada, y sólo un par de ancianos quedaron en el autobús. A decir verdad, la zona era poco concurrida: a las afueras de la ciudad, un lugar de tranquilidad y muy económico.

El grupo de amigos de Isabella decidieron quedarse a esperar al chico de la bicicleta y el perro.

Yo me adelanto a casa —le dijo Brendon a Isabella en cuanto supo de ello. —Dejaré la puerta abierta, para que no hagáis ruido. Estoy cansado, así que voy a dormir. Buenas noches a todos—dijo, sin referirse a nadie en particular.

Tras ello, se dirigió a su casa con pasos ágiles y ganas de darse una ducha, ponerse el pijama, acostarse y hacer borrón y cuenta nueva; a ser posible no volver a ver a esos chavales ni a su jefe en todo lo que le quedaba de existencia. Pocas veces se sintió mejor al meterse entre las sábanas que una hora después de eso.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por bread.png el Mar Oct 14, 2014 6:13 pm

#D42629
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
{ Con: ? ? ? }
CARRETERA

Comúnmente, Matthew detendría la bicicleta si Otto se quedaba haciendo escándalo por ahí. Después de todo era su deber como dueño, y no podía permitir que molestara gente desconocida así como así. Pero dicha situación sólo se podía aplicar cuando excursionaban sin relojes y por el mero gusto de sentir el viento en el rostro. En cambio, esta vez debía llegar pronto al lugar pactado. No sólo porque si tardaba devorarían todo sin él, pero porque no quería preocuparlos en caso de aparecer demasiada entrada la hora: Después de todo Isabella había sido considerada al dejarle viajar en bicicleta, y no podía por absolutamente ningún motivo dejar que Brendon le preguntara si se había perdido o algo mientras viajaba.


No señor. Ya había causado demasiados problemas por un día.

Con eso en mente, y en un grito casi retórico —¡Oe muchacho! Deja de molestar y apura el paso eh— El castaño siguió avanzando, dando esa última intervención como advertencia al animal. Después de todo llegaría tarde o temprano a destino, y preocuparse por él era sólo una consideración por el cariño que le guardaba.

Hacía frío, y lentamente el paisaje terminaba por mostrar la montaña en todo su esplendor. Concluía a lo lejos en un pequeño paradero donde el bus que llevaba al resto de los invitados debía haberles dejado con anterioridad, y en unos minutos Matt llegaría a la cabaña si seguía al mismo y veloz pedaleo que le caracterizaba, más por gusto que por necesidad.

De vez en cuando, volteaba la mirada para ver si Otto seguía el camino, y aunque un ligero sentimiento de angustia le invadió al notar que aún no aparecía, Matthew mantuvo perseverante la ruta.

Off:
Por si no queda claro, la elección fue:

Seguir tu camino con una advertencia al perro

Espero no haberla cagado ✧・゚:*✧・゚:* \(◕﹏◕)/ *:・゚✧*:・゚✧




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Jack Frost el Jue Oct 23, 2014 10:24 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

En: Parada Autobús → Dentro del Autobús → Otra Parada Autobus
Con: Isabella y desconocidos...

Al igual que los demás chicos del grupo se había quedo observando aquel vehículo. Por un instante la pequeña niña en el interior había logrado captar su atención más de lo usual. Para luego ser arrebatada por un muchacho de gafas. ¿Tendría que recordar a tantos al día siguiente? Sentía que estar en ese lugar poco a poco se convertía en una mal idea, pero simplemente no podía largarse con la excusa de no querer recordarlos al día siguiente porque suponía un esfuerzo. O por lo menos no hacía nada para remediar aquella ansiedad que poco a poco invadía su mente.

Segundos… minutos…  sus manos comenzaron a moverse ¿nervioso? Qué pregunta.¡NO PODÍA SENTIRSE MÁS FUERA DE LUGAR!

Apareció un sujeto de googles y una niña. Luego una patinadora profesional y su gran entrada que hizo claro que ahora mi atención regresaran al automóvil. Él chico, dueño de la casa se encontraba en el asfalto y sobre el nuevo prodigio de América en patinaje urbano. Suspiró pesadamente buscando con la mirada un lugar donde apoyarse y esperar con mayor confort el autobús que los llevaría a su destino.

Hastiado… así se sentía. No dejaban de aparecer más y más personajes ruidoso y felices. No estaba amargado, solo algo molesto, el ruido y las multitudes siempre habían sido su debilidad porque simplemente no podía sentirse a gusto en situaciones como esa. Rascó la parte posterior de su cabeza intentando aislarse de todo lo que sucedía a su alrededor reduciendo las algarábicas conversaciones a simples y vanos murmullos.





Por fin frente al molesto peliazul, frente a todos se encontraba su transporte. La tortura había terminado para Ezra o quizás había comenzado. ¿Cuánto tiempo debía permanecer quieto, sentado en un estrecho espacio rodeado de adolescentes y niños ruidosos? Trago grueso. Mordió su labio inferior ignorando sus pensamientos. Subió al susodicho vehículo, el que veía pasar cuando regresaba de la escuela. Viejo, con los asientos gastados. Su estado no era el mejor, pero servía, eso era lo importante ¿Positivo? Con intentarlo bastaba para él. Caminó por el pasillo hasta el penúltimo lugar, junto a la ventana. Quería observar el frío paisaje otoñal.

Durante el viaje como siempre se mantuvo en silencio observando de vez en vez a los chicos que lo acompañaba, o más bien al grupo al que él parecía no pertenecer.
Después de unos minutos viajando, la organizadora, la única persona a la que parecía conocer el huraño y antisocial joven, anunció que debía descender el vehículo.

Se levantó arrastrando ligeramente los pies, agotado. Bajó del autobús y siguió al grupo, ¿qué más podría hacer? Tenía 2 opciones, la que había escogido por simple inercia o regresar. Lo que resultaría quizás mucho más agobiante que su accionar actual.

Por ahora tenía que dirigirse a una segunda parada de autobús donde esperarían al chico del perro.

Solo tenía que tener paciencia e intentar conocer a los chicos con los que conviviría en casa de aquel chico de gafas ¿Brendon? Sí, así le había llamado Isabella.
Camino a paso lento, pero intentando mantener el ritmo del grupo, esta vez logró distraerse con algo más. Cogió su cámara fotográfica para retratar el paisaje otoñal que lo rodeaba. Y por qué no, al grupo también lo fotografió casualmente (??). Solo 3 fotos instantáneas que guardó dentro de su diario. Luego las catalogaría.

No tardaron en llegar a la otra parada. ¿Cuán lejos estaba la condenada casa? Su psicólogo le había dicho que esto le haría bien... o eso había escrito... realmente ni siquiera sabía de quién se trataba realmente. A su regreso lo 'recordaría' ¿verdad?
OFF: Tardé tanto para esto unú... en fem... aquí está Capu, el aporte cero de Ezra (??)


Última edición por Jack el Mar Dic 30, 2014 1:58 pm, editado 1 vez



Ilu so much, boku no Rin
Spoiler:
avatar
Jack Frost
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 411
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 12/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Cutethulhu el Sáb Oct 25, 2014 10:19 pm


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Parada del bus Emprendiendo viaje
Babeándole el hombro a Jeffrey.
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯

Aún sosteniendo desde la base con sus dos pequeñas manos la granja de hormigas que ya más de una vista rara le hubo robado a los presentes, Edmund esperó con ojos y oídos atentos la siguiente parte de su hermano. Primero las castañas orbes del niño giraron a la derecha y su cabeza las siguió al instante. Sujeta de cabello corto y lentes hablando con su hermana: Isabella. Una marca en la listita que llevaba en su mente. Ahora, hacia la izquierda...


Oh, ¿eso era todo? Un agudo chillido le arrancó la atención de Jeff, quien acabó la conversación veloz y seco para ir a hurgar en la causa del grito. Desde su sitio lo siguió con la mirada hasta un grupo que parecía rodear el contorno casi invisible a su altura y posición de un automóvil estacionado. No sentía cómo el acercarse, así que Edmund intentó ponerse de puntitas de pie a ver si así lograba participar al menos como testigo de lo que fuese que pasaba. ¿Había una niña adentro? Huh, pues a eso sonaba. "...Ugh..." Apoyó sus plantas en la tierra de nuevo al instante de comprobar que aquello no rendía fruto. Así que ahora se ocupaba de sus hormigas fingiendo con orgullo herido jamás haber estado interesado en otra cosa. Quién quería ser alto, de todos modos.


Atención amigos: ¡ese es NUESTRO bus!

La máscara se cayó en el momento, el corazón dándole un fuerte vuelco que sintió doler en su pecho. El bus había llegado. Él aún seguía allí. Apretó el cristal de la granja contra la ropa que llevaba, abrazando por consuelo a sus peculiares mascotas porque no tenía a nadie más digno de abrazar cerca. Lo que ahora deseaba era volverse, diablos. Tenía miedo y no quería ir.

¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯

Por fortuna no fue gran parte del viaje la que tuvo que sufrir a consta de la lucidez: luego de entrar primero a reclamar uno de los asientos al fondo para él y uno de sus hermanos —que sorpresa sorpresa, resultó siendo Jeffey— Edmund no tardó en compensar las horas dormidas que le faltaban sumiéndose rápidamente al sueño primero contra el apoyabrazos y el pasillo, luego cambiando el peso al pobre hombro del muchacho.

Sostenía a las hormigas aún contra su cuerpo hecho una bolita en el polvoso y descuidado acolchado, el pulgar de su mano izquierda viajó despacio a sus labios y tambaleándose quedó allí, a medias de entrar en la boca. Nadie podía ver lo que hacía en esa posición, para su fortuna.

Edmund no lo consideraba a mitad de la siesta, pero cualquier otro niño que lo pescara en la manía de su dedo podría volver ese paseo aún más infernal de lo que parecía.


#DóndeEstáLP

         
xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx


This ship will carry our bodies safe to shore:

Don't listen to a word I say, hey.

la vaca cocina:



[ 足立透! ]

avatar
Cutethulhu
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 409
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 19/02/2013
Edad : 21
Humor : Will you please beat the shit out of me, Kanji ♥

Ver perfil de usuario http://kagerouchan.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Lun Nov 24, 2014 8:18 pm



Always watching...

Pisadas bajo la nieve en esos zapatos oscuros andando desolado por un rural camino de numerosos árboles cubriendo su andar por una silueta disfrazada por las ramas. Nadie podía notar esa presencia, salvo los más curiosos que, al verle, recordaban a un cálido y deseoso abrazo de paz que una madre podría brindar a un hijo cuyos miedos a las pesadillas parecía disipar solo con esas atenciones especiales.

Pero esta vez no se detuvo a jugar con los niños de ese parque cerca de las tiendas rurales aun cuando observo a un curioso perro ladrarle lo bastante cerca como para pescarle un mordisco en una de sus delgadas piernas, este siguió su camino a otro sector de la enorme hectárea ya con un destino en mente trasladándose en un solo segundo lo bastante cerca de una de sus víctimas iniciando su inquietud sobre esta al instante, pues, como se rumoreaba dentro de lo poco que se sabía de su existencia


“Cualquier alma que yace bajo tu poder ya no posee control de sí mismo”

Caminabas en el bosque con el corazón acelerado y bastante asustado. No podías explicar cómo y cuándo fue que apareciste desalineado en el jardín, con las llaves de un auto en la mano pareciendo entender el porqué de tu huida exagerada de tu casa que, al recordarla sentías un extraño pesar. Tú casa, ese acogedor lugar que refugiaba tus tesoros y tu vida privada e íntima, el único espacio en este mundo que te hace sentir seguro
¿Por qué de pronto no lo sentías así?

Te giraste tratando de explicarte a ti mismo “¿Qué hacías allí?” buscando en tus más remotos recuerdos una respuesta optima pero… no fue hasta que notaste como la reja que cercaba el jardín se cerraba sola dejándote sin escapatoria. No luciría extraño si de hecho, no estuvieras tratando salir de allí.
Fue en ese momento cuando esa misma inquietud que rodeaba tu casa te invadió nuevamente al sentir algo, una cosa… una persona parada detrás de ti… pero cuando giraste tu cabeza preparándote para reaccionar ante lo aterrador esta cosa ya no se encontraba en su sitio y en su lugar, un joven delgado y balaceándose de un lado a otro aparece ante ti con un hacha ensangrentada en la mano y una macabra sonrisa dibujada en el rostro comenzó a acercarte a ti y, a pesar de su torpeza, te atraviesa el estómago con ese filoso pedazo de metal.

De un susto de muerte despiertas sudando pálidamente en tu cama escuchando el ruido alegre de bromas y risas del grupo invitado a tu casa acercándose lentamente.

¿Tuvo una clase de pesadilla, señor Westerfield?

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Maybe not... you can die...




H E  I S  H E R E...
ESCENARIO UNO

The Brendon's House

Carolina del Norte, E.E.U.U
Sábado 24 de Noviembre, 2012
Hora: 8:45AM
Clima: Invierno, nublado

Todos han llegado sin problema a la parada de autobús, y su amigo Matthew junto a su perro llegaron 20 minutos más tarde sanos y salvos luego de la despedida sagaz de Brendon con una que otra excusa para ir a descansar a su casa. Caminaron sus 10 minutos por un camino apartado de la carretera cuyo acceso era solamente para los autos de los dueños que poseían una casa dentro del recinto. Dieron con un sendero cerrado por una reja de madera; solamente pasada, esta estaba abierta posiblemente, gracias a Brendon.

Una vez al otro lado, eufóricamente se adentraron por el sendero rodeado del bosque cubierto por la nieve que calló sin problema en la madrugada. Se puede sentir un agradable aroma silvestre con pájaros revoleteando por allí entre la suave niebla, aunque para los más alérgicos, quizá un desagradable olor a tierra húmeda provocada por la misma nieve.
Siguiendo el sendero se encontraron con la casa del vecino de Brendon, y una camioneta estacionada unos pasos más en frente, pero no era el mismo modelo del auto en el que se encontraba la pequeña niña en la parada del autobús. Seguramente, aún no llegaban a casa.

Tardaron muy poco con dar con la gran casa blanca con tejado azul, con unos pocos y endebles arboles que decoraban la entrada rodeado por un muro de ladrillos bien cuidado para señalar el terreno de propiedad del dueño de la casa. Curiosamente, existía un atrayente juego para niños en el ante jardín hecho de madera para mantener el estado campestre del lugar. Menciono curioso, ya que el dueño de la casa no poseía niños para que le dieran recuerdos a ese viejo juego de madera.

Ya solo quedaba dejar las maletas y comenzar con las selecciones de las habitaciones.




. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Tu misión principal: Luego de otros 30 minutos de caminata, estan llegando a su nuevo destino: La casa de Brendon.
Todavía estan en ambientación, puedes explorar levemente tu entorno sin alejarte demasiado.

Tu misión si eres un niño: ¡Diviertete! No todos los días estan cerca de un bosque.
Tu misión si eres adolecente: Ha llegado el momento de relajarte, los selfies y bromas estan a tu disponición.
Tu misión si eres el dueño de la casa: Trata de relajarte, solo ha sido una pesadilla.
Tu misión si eres el organizador: Organizar a tus invitados en las habitaciones (¿Una pequeña ayuda? Abajo en un spoiler)

Tu misión si eres el 'elegido': No ha pasado nada inusual, puedes estar relajado


Leeme si quieres sobrevivir...:
- La grabación del sendero a la casa de Brendon... es bastante acogedor ¿No lo crees?

{ Minuto 00:47 hasta 2:47 }

- Si no has aparecido desde la actualización anterior, serás enviado a tu "casa"
Para el personaje de "Briget Corvus" dado a su poca participación, nunca existió.

- El prologo a finalizado, quiere decir... que ahora tendrás que tomar desiciones, tus desiciones dentro del juego son importantes, por que ahora tienes el peligro de morir.

Para el organizador:
Esta es una pequeña ayuda. Tienes total libertad de escoger en donde pondrás a cada personaje para que pase las dos semanas en tu casa (Y de cortesía siendo tu, el primer Master de este rol) (?)

El segundo piso:
Una habitación se localiza en la sección izquierda; posee una cama de dos plazas y un baño.
En la sección derecha se localiza un baño.
Frente al baño, se localiza una habitación con una sola cama (La habitación de Brendon)
Siguiendo al final del pasillo, se localiza otra habitación con un camarote (La habitación de Isa)


{ 6:12 hasta 9:05 }

Más tarde se añadirá un mapa para una mejor ubicación de los personajes y de las salas, después de todo, es una casa con muchas habitaciones.

Nota: Una vez terminada la organización de donde dormirán los personajes, debes poner esa lista en tu post.
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 24
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Jack Frost el Mar Dic 30, 2014 9:39 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

En: Parada Autobús → Sendero → Casa de Brendon
Con: Isabella y desconocidos...

El chico del perro no tardó en llegar con el ya mencionado animal. Ezra se distrajo todo el camino observando al perrito que iba con el grupo. Sí aunque no lo pareciera le gustaban los animales aunque quizás a ellos no mucho él. El punto es que su concentración le fue arrebatada por el gran animal peludo que estaba seguro que podría derribarlo con una de sus patas (?).

Sin notarlo siquiera terminaron frente a un sendero cerrado por una reja de madera, abierta. La atravesó sin separarse del grupo, perderse para él no era bueno porque bueno… realmente terminaría perdido y ni siquiera su fotografía parecería en el periódico o en algún boletín del departamento de policía para anunciar su desaparición, porque nadie sabría que el joven estaría perdido.

El malhumorado adolescente se quedó prendado y ligeramente boquiabierto con el paisaje y el aroma que podía sentirse en el lugar, quizás a eso se refería su psicólogo con que era bueno para él: decirle adiós a la ciudad y darse un tiempo para conectarse con la naturaleza y quizás algo más. Definitivamente tendría que tener una forma de buscar el camino de regreso a casa si pensaba salir por la noche. Algo más o menos del estilo de Hansel y Gretel, pero claro más elaborado y sin que llamase la atención de las aves.

Hacía mucho que no oía el sonido de la hierba congelada crujiendo bajo sus pies, es difícil sentirlo en la ciudad, especialmente manteniéndose encerrado largo tiempo.

Continuó caminando siguiendo el sendero hacia la casa. Primero se encontraron con la casa vecina y un vehículo estacionado más cerca de ellos, de diferente modelo al que habían visto tiempo antes. No se mostró interesado en el asunto, no tenía nada que ver con él.

Siguió su camino junto a los demás jóvenes hasta dar con una gran casa blanca de tejado azul, estaba rodeada por un muro de ladrillos. Habían algunos árboles y un juego de madera para niños, seguramente los que venían en el grupo podrían divertirse con él o simplemente mirarlo con el mismo entusiasmo con el que lo observó el peliazul: none.

Se detuvo un momento para examinar todo a su alrededor y comenzar a preguntarse nuevamente ¿Qué hacía ahí? No podía depender de Isabella para siempre, pero... ¿cómo comenzar una conversación que probablemente al día siguiente se tornaría incómoda?



Ilu so much, boku no Rin
Spoiler:
avatar
Jack Frost
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 411
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 12/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por L U C H O el Miér Dic 31, 2014 1:54 am

¿Bienvenidos a la casa!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] }  { #76e6ec }

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CASA DEL BOSQUE
Con todos.
- - - - - - - - - - - - - - -

Sin lugar a dudas te sentías bastante culpable por todos los problemas que tus amistades del instituto traían para Brendon, pero el sentimiento se intensifico aun mas cuando el chico le dijo así sin mas que había sido despedido —Oh...claro, claro. Si necesitas el dinero puedo pagártelo a través de una transferencia... aunque si es en efectivo habría que esperar que me pasase por un banco... pe-pero no te preocupes...— No sabias que decirle, tampoco le dio la suficiente importancia como para ver su despido como un problema... aunque si lo era... suponías que Brendon podría tener algún tipo de plan B para lo ocurrido, en fin, la conversación tuvo que parar debido a que finalmente llegaron a la parada tan esperada.

Habían quedado en esperar por Matt, aunque Brendon se adelantaría para preparar la llegada de todos... dejando abierta la puerta —Nos vemos al rato.— Alzaste tu mano para despedir al chico de gafas, mostrandole una sonrisa amable... en serio, desde que comento en el autobús sobre su despido no podías parar de sentirte como la mas inepta de todas al causarle molestias extras al pobre chico...

Pero ya nada se podía hacer. Por suerte, luego de una pequeña espera Matt llego victorioso y apenas le veías llegar fuiste la primera en acercarsele para asegurarte de que llego sano y salvo
y ademas querías caminar junto a él en el camino hacia la casa con todo en orden, dirigiste durante una corta caminata de 10 minutos al grupo para finalmente entrar al recinto —Apenas vean una casita blanca con un cercado de ladrillos pueden empezar a correr como locos porque esa misma es donde nos quedaremos... oh... ¡Llegamos!— Señalaste contenta el maravilloso sitio donde se quedarían, quizás la alegría se intensificaba por el hecho de que una vez dentro no tendrían que continuar caminando sobre la nieve y podrían acomodarse en los muebles mientras colocaban la calefacción.

Muy bien, ¡escúchenme todos!— Llamaste la atención del grupo —Cuando entremos lo mejor seria que nos organizáramos... eh...— Dirigiste la mirada a Madeline —Hay una habitación en el segundo con una cama matrimonial y baño privado, me parecería excelente que te quedaras en ella pues es la mas cómoda en caso de que tu hermano menor quisiera pasar la noche contigo... eh... los demás...— Continuaste dando una breve explicación de los sitios disponibles y como irían organizados.


--------------------------------------------------------------------
Off:
ok corto aquí porque para ponerme a explicar seria mucho dialogo incoherente.

Así que por isabella el orden queda así:
Primer piso:



Matthew Gallagher, Wyatt Ross, Hye-sung Yoo, Jeffrey Jeff Mountberry > Habitacion con muebles (?)
Ulrich, Ezra, Lyle Neil Greene, Audrey Corvus, Fran Müller > Sala de estar

Segundo piso:



Madeline Mountberry y Edmund Mountberry >Dormitorio de dos plazas
ISABELLA WICKHAM, ℬourne, ℋeaven > Cuarto de isabella (?)
Brendon Westerfield. > en su cuarto por nerd

Ya entenderán mis indicaciones cuando salga la actu (?)


Última edición por Miss Capushi el Miér Dic 31, 2014 2:16 am, editado 1 vez (Razón : SlenderCapu estuvo aquí (?))
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Arth el Miér Dic 31, 2014 12:33 pm


Hye-sung Ross
Shota
12 años

En el bosque // En la casuca


Llegamos, después de caminar por lo que parecían horas, a las cercanías de la casa de la gorda megane, la cual me parecía un poco extraña, como un otaku que quiere ocultar que es otaku.
Había un bosque muy bonito cerca de nosotros, su apariencia me hipnotizaba, y el movimiento de sus ramas me hacía poner la piel de gallina, quería entrar, era como si me estuviese llamando.
Me salí del letargo y quise pedirle a Audrey que me acompañara, pues no quería estar solo, pero ella estaba con la furcia que nos interrumpió y no quería interrumpirla, así que lo único que hice fue sentarme en silencio sobre una roca que estaba ahí.
La megane gorda no tardó en llamarnos dentro de su casa y asignarnos nuestras habitaciones, me tocó compartir con tres personas, mi asqueroso hermano redneck estaba ahí, pero la presencia de Matt mi secret crush contrarrestaba la ranciedad de mi hermano.
Permanecí en silencio.
avatar
Arth
Roler
Roler

Masculino Mensajes : 42
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 17/12/2013
Edad : 22
Localización : México.
Humor : Wat?

Ver perfil de usuario http://www.dragcave.net/user/arth

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Dom Ene 04, 2015 7:03 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Habitación de Brendon Salón
Solo.
- - - - -


Brendon sudaba. La ropa se le pegaba al cuerpo, frío y pesado. Tenía pies de plomo. El pecho le dolía de correr, de pensar demasiado, de terror. Su corazón latía a cien por hora, la cabeza le iba a estallar. No conseguía ser coherente ni lógico, lo único que tenía claro era que debía de salir de ahí, que su hogar ya no era un lugar seguro. Huía.

En su mano derecha guardaba unas llaves de coche. Se le clavaban en la palma por la fuerza con la que las sujetaba, como si le fuera la vida en ello. Se aferraba a su última esperanza. ¿Pero de qué demonios tenía tanto miedo? Hacía frío, y todo a su alrededor parecía oscurecerse, burlón; desaparecer y jugar con él, relamiéndose como un gato con un ratón.

¿Qué estaba haciendo allí? No recordaba haber salido de su casa. El sonido de la verja que rodeaba el recinto cerrándose le sobresaltó. Tenía que pensar. Brendon estaba seguro de que podría saltar el obstáculo, pero ¿sería capaz de llegar hasta ahí? Se detuvo el tiempo suficiente como para sentirlo detrás de él... una presencia. Se tragó su miedo, y se giró.

Algo cambió. No sabía el qué, pero había cambiado. Cuando sus ojos se toparon con la figura enjuta de sonrisa amplia y siniestra, quedó paralizado como un cervatillo que es deslumbrado por la luz del coche. Preparándose para ser atropellado. Se acercó, hacha en mano. Brendon no se movió. El filó cortó tela, y después carne. El dolor llegó atronador...


…y desapareció en cuanto despertó, de pronto. Seguía sudando y el malestar no se había esfumado, pero la sensación de alivio que sintió al verse recostado sobre su cama fue infinita. Las sábanas se habían enrollado entre sus frías piernas. Brendon decidió levantarse y despejarse mediante una ducha: no podía continuar durmiendo en ese estado. Volvió a vestirse con ropa cómoda y bajó a la primera planta para comer algo. Allí se topó con Isabella y su grupo de amigos.

Según escuchó, estaban repartiendo las habitaciones. Sin ganas de discutir, dejó que su joven inquilina hiciera lo que le diese la gana, y se dirigió a la cocina para prepararse un buen bocadillo. Después se sentó en el salón, oyendo el revuelo sin escucharlo, abstrayéndose de lo que pasaba en la casa.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Dom Ene 04, 2015 8:28 pm



I'm still here...

H E I S H E R E...
ESCENARIO UNO

The Brendon's House

Carolina del Norte, E.E.U.U
Sábado 24 de Noviembre, 2012
Hora: 21:35AM
Clima: Invierno, nublado

La frígida brisa acarició las ventanas cerradas de la casa, con sus gruesas cortinas abiertas dejando pasar el gélido paisaje invernal adentro. Los niños posiblemente jugando a la guerra de nieve con otros que se ánimaban a darle golpes no intensionados a sus hermanos cuando se portan mal. Otros quizá estaban dentro buscando una jugosa fuente de calor en donde mantenerse tíbios entre conversaciones o planes de que harían cuando los más pequeños se fueran a dormir.

La hora no se dejo estar. Ya con todas las habitaciones seleccionadas a nuestros visitantes y todo transcurriendo a la perfección, el ego de Isabella aumentó dichosamente; pero aun por más que este cálido ambiente dentro y fuera de la casa le llenarán el orgullo, el extraño comportamiento del señor Westerfield le dejaba un sabor amargo.

Estaba bien que sufriera dolores de cabeza, pero no eran... para tanto.
Del momento en que llegaron a casa, había estado más distante que de costumbre.
Aún con la hora de cerrar la puerta principal y llenar el estomago antes de irse a dormir, el dueño de la casa no dió el honor con la ayuda en la cocina pese a tener otros amables ayudantes.

Brendon se sentía inquieto por una razón que ni él, problablemente, entendía.
Pálido y sudoroso con esa desasosegada sensación que le encerró nuevamente, cerca de las 17:00 horas, en una caja de abstractos recuerdos del sujeto sonriente y el hacha ensangrentada. Cuya impresión de ser observado por alguien a través de la frívola ventana que, inevitablemente, veías de manera inmediata apenas abrías una puerta de la casa.
Esa sensación que te carcomía la tranquilidad y, sobre todo... por esa tonta pesadilla.

Estoy segura que no olvidarás esa sonrisa que sostuvo el ente al verte.
Yo por mi parte... tampoco pude deshecharla la primera vez que la ví, a muy pocos se le aparece, así que


Ten cuidado.

Mientras tanto, en el canal de las noticias...



Y así es como se ivita estar parado en el lugar incorrecto de las vías de un tren. Muchas gracias Jackson Stuart por su impresionante documental.

Ahora, una noticia que ha dejado hablando a muchos con las supuestas desapariciones en Carolina del Norte con un menor de edad como protagonista, llegando al punto de repartir volantes con la cara de estos niños por todo el sector dado a la escasa evidencia sobre algún tipo de secuestrador. La tarde del Jueves pasado y el día de hoy se han reportado tres desapariciones más, le suplicamos que si tiene información o si los ha visto, llame inmediatamente a las autoridades.




▼▲

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Brendon's house
|| 1° Piso - Salón de estar > En la entrada de la casa junto a Ezra ||
||[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ||


▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲

- Sshhh, no querrás que se despierte... ¿Verdad? - Le sonreí cinícamente al trapo rubio travieso que intentó acercarse a Eddie para molestarle en su siesta camino a la casa, para colmo que había visto como tenía posicionado el dedo entre sus labios y sabiendo la tortura que podría traerle encima, era mejor mandarla a callar.

Tal y como esperaba, la niña me miró extrañada como si me hubiera aparecido de pronto apartándose de los asientos cercanos tanto de mí como del "bebe" y tan pronto se sintierá incómoda, aparte la mirada bajándola a donde el bello durmiente revolviendo amistosamente la cabellera con cuidado de no despertarle de los dulces sueños.

______________________

El día hasta la casi noche transcurrió con un ritmo bastante monótono y latoso luego que Isabella nos indicará la habitaciones de cada quien, cosa que me puso de mal humor; estaba bien tener que lidiar con la idea de que YO mismo acepte venir con este mal intentado copia de campamento, no iba a tolerar pasar dos semanas con dos molestos chicos encerrados en la misma habitación conmigo
- Por suerte, hay un baño cerca... - bisbisee con las manos en los bolsillos bajando la cabeza para que no me vieran frustado.
Más tarde, solo me encerre en mí mismo sentado en la silla del comedor de la cocina, por un largo rato sin hacer prácticamente, nada.

Lo esperado en estas salidas era pasarla ríendo y, por supuesto, jugar a aventarles bolas de nieves detrás del cuello a alguien para escucharle gritar exageradamente que le dejarán tranquilo. Dentro de la casa era lo mismo, mediocres adolescentes conversando entre si de nada en particular.

Cansado del ambiente y mucho más relajado, me levante y me dirigí al salón donde antes al entrar a la casa, allí había un televisor
- Supongo que a nadie le molestará si checo un rato la programación - estaba tan, pero tan aburrido, que me dí el tiempo de cambiar uno por uno y dar la vuelta completa a los programas disponibles del area, llegando a parar en lo que se parecía a un canal de noticias.
- Que raro, normalmente dan noticias más tarde - Deje el control donde cayera en el sofá dejando el canal encendido dirigiéndome a la entrada de la casa en caso de tener que gritarle a Eddie que se entrará por la hora, sin embargo y por otra parte me encontre en primer lugar con un chico algo desorientado en si no muy lejos de mi posición
- ¿No tienes nada mejor que hacer que congelarte aquí afuera? - pregunte elevando la voz para que me escuchará sin mucho interés por la respuesta, tengo que tratar de ser amistoso o huir esta misma noche.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Brendon's House
|| Junto a Isabella (?) ||


♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒

"No quería molestarlo, lo juro, ay por dios."


Indignada por la insolencia del chico pálido sentado al lado de Eddie, fue capaz de bajarle más su moral, mucho más que cuando conoció a Heaven y aún más por la actitud de sus compañeros de misma edad. ¿No podía ser peor?

Trataba de convencerse a si misma que todo iría para bien en algún momento, siendo la única mujer del grupo más pequeño a veces... era un poco difícil seguirle la par a todos: cuando juegan bruzco eres la que sale primero, en cuanto a insectos, la primera en salir gritando. "Son hombres" se repudiaba a si misma buscando excusas creíbles por el comportamiento tan ápatico que habían tornado contra ella convirtiéndo al único capaz de tornarle la sonrisa de vuelta era el perfecto primo que poseía, Lyle.


_______________________

Una vez dentro de la casa y haber repartido todas las habitaciones, su energía y felicidad regreso como si hubiera sido invocada por los dioses de la niñez. Ingreso a la casa orgullosa de bañar a sus amigos contra la nieve, la venganza esta vez se había puesto "fría", nadie podía vencer la rápidez de una pequeña en una guerra de nieve de tal mágnitud, sobre todo cuando te adueñas del juego de madera como una fortaleza para ti sola. Nada más justo contra Fran, Hye-sung y el comportamiento contra una dama tan educada como ella.

- Asi aprenderán a comportarse - Orgullosa para si se aplaudío en palabras.

Se limpió las guantes húmedos contra su ropaje buscando a alguien mayor con quien poder hablar ahora, tenía ganas de conocer más de cerca a Heaven y la relación amistosa que mantenía junto a Lyle, claro que ella no era celosa, solo quería mantener al margen a ambos y dejar las cosas claras después de todo ¿Quién se creía esa tal Heaven llegar así como así?

Claro, ella había nacido mucho antes que Audrey y, por más que detestara admitirlo, haber compartido mucho más que ella misma en sus 11 años junto a él. Pero eso no, ESO NO LA DETENDRÍA.

Fijo su blanco a punto de disparar una flecha sobre la que parecía conocer todo sobre los demás, sobre todo con el chico de la bicicleta; estaban locos los otros si no se habían dado cuenta lo mucho que miraba el trasero del chico y eso, eso no lo entendía ¿Qué tenía de atractivo mirarle el trasero a alguien? No señor, pero si quería conseguir información, a arriesgarse con la chica atolondrada por el amor

- Disculpe, ¿Puedo preguntarle algo? - Atrapo a Isabella con el más bello de su ser inocente.



. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Tu misión principal: Ya es de noche, entra a la casa, por dios ¡Hace frío a fuera!

Tu misión si eres un niño: Reclamar por algo de comer.
Tu misión si eres adolecente: Los selfies y bromas estan a tu disponición, pero antes, a llenar el estómago.
Tu misión si eres el dueño de la casa: Ordena tus pensamientos, no vallas a acabar como el elegido.
Tu misión si eres el organizador: No lo se ¿Qué le derás de comer a tus invitados?

Tu misión si eres el 'elegido': Tu también lo sientes, hay algo cerca y no te esta dejando en paz, el dolor de cabeza regresa, y esa ansiedad te vuelve inquieto.


Leeme si quieres sobrevivir...:
- Deja al perro bien amarrado esta noche. No valla a ser que ese "algo" se lo lleve.

- Te sugiero que dejes las ventanas cerradas, una vez que "eso" este dentro no podrás salir.

- ¿No te parece extraño que no haya interferencias con los aparatos electrónicos?

- El mapa de la casa aparece en los post del "Organizador" más tarde lo dejaré más visible.

- Es importante que dejes en claro donde estarás tú ahora, la próxima vez tendrás que escoger entre "prolongar o acelerar" un hecho y tu opinión será muy importante ¡No olvides quedarte dentro de la casa antes que se efectue la desición!
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 24
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Nanix01 el Lun Ene 05, 2015 7:36 pm

Spoiler:
Nombre y apellido: Madeline Mountberry

Sexo: Femenino

Edad: 21

Familiar/Familiares: Hermanos menores: Jeffrey y Edmund Mountberry

Personalidad:
Usualmente es una chica calmada, un tanto tímida pero cálida y amistosa, además de ser muy precavida; a pesar de esto, hay momentos... situaciones o cosas similares que provocan que su sumisa personalidad de un no muy agradable vuelco de 180 grados llegando a asustar a la gente con esa nueva faceta. Suele distraerse con facilidad cuando charla con alguien debido a que su atención está más enfocada en los movimientos que ocurren a su alrededor, ¿un poco paranóica?, puede ser.
Daría todo por sus hermanos, ellos son lo más importante para ella por lo que los proteje como si fuesen sus hijos, llegando a un punto de ser un tanto sofocante; con personas ajenas a su familia (mientras sean seres a los que quiera), también los cuidará como a muñequitas chinas. Es de echarse mucho la culpa cuando algo sale mal por más que haya sido una tontería.

Motivo por el cual llegaron te convencieron: Todo fue culpa de su hermano Jeffrey (?), esté muchachito fue invitado a pasar unos días a una cabaña cercana a un bosque, es por esto que Maddie no pudo evitar sentirse preocupada al dejarlo ir solo, por lo que fue con él arrastrando también al viaje a su hermano más pequeño, Eddie.

Relaciones:
-Jeff: No le gusta pelear con él, pero lo hace muy amenudo debido al modo de actuar de su hermano. A pesar de eso, lo ama con todo su corazón y lo acompaña en todo lo que necesita.
-Eddie: Al ser el más pequeño de los tres, lo cuida como a nada más en el mundo. A pesar de todo se llevan bastante bien, pero no puede evitar sentirse triste cuando su "otra personalidad" aflora y asusta al muchachito.

Apariencia:
Una muchacha linda y delgada, mide aproximadamente 1.64m y no posee muchas curvas provocativas. De piel blanca y tersa, casi sin ninguna imperfección, la mayoría de las veces desprende un delicioso perfume producto del jabón del baño.
Su rostro es de facciones finas, de nariz pequeña y respingada más unos grandes orbes marrones adornan su cara. Bajo sus ojos, suelen mostrarse unas no muy atractivas pero pequeñas ojeras producto de que no suele dormir muy bien por las noches.
Su cabello no es muy largo, le llega más o menos a la mitad de la espalda, este es lacio y de color castaño. Suele adornar un mechon de este con un par de clips rojizos.
Pasando a su manera de vestir es sencilla y nada fuera de lo común, camisas blancas y alguna que otra falda, el accesorio que rara vez quita de su atuendo cotidiano, es una larga bufanda roja, no importa que sea verano, ella no se quitará aquel objeto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Tateyama Ayano - Kagerou project

Extras:
-Siempre lleva consigo estos objetos: Una videocámara, un block de dibujo de tamaño mediano y un par de marcadores negro y rojo.
-Sufre de mucha tos.
-Tiene algunas dificultades para recordar ciertas cosas de su pasado.
-Apenas cumplió la mayoría de edad, dejó a su familia para ir a vivir sola y cumplir sus sueños. Poco tiempo después, sus padres murieron y ella tuvo que llevar a sus hermanos a vivir al nuevo departamento con ella.
-Trabaja a medio tiempo en una boutique.
-Está en segundo año de la carrera de medicina... pero es muy probable que terminé abandonándola por todo lo que sucede en su vida y con su personalidad.

Color de roleo: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

/Autobus/ - /Parada del autobus/ - /Casa de Brendon (Sala de estar)/
~Con todo el grupo - Sufriendo en su soledad (?)~

Que bello paisaje, realmente el viaje prometía ser uno de los mejores. Maddie no dudó en grabar con su videocámara un poco del trayecto y a algunas personas dentro del bus, ¡y bien que lo hizo!, gracias a eso pudo conseguir una hermosa toma de Eddie durmiendo sobre el hombro de Jeff... aunque la toma no salió del todo bien ya que unos asientos le obstruian la vista, aún así había sido hermoso poder capturar ese momento.

Cuando ya no quedó nada más interesante que grabar, decidió apagar su cámara durante el resto del viaje, el cual, no tardó demasiado en llegar a su destino. Una vez abajo y con sus pertenencias cerca, la muchacha de castañas hebras pasó su mirada por todo el paisaje, dejó que el aroma a tierra húmeda llenara por completo sus pulmones y hasta desaflojó durante unos instantes su rojiza bufanda para sentir la fría brisa que corria. *Adios a los problemas* se dijo a sí misma esbozando una tenue sonrisa. Si, tal vez era aquello lo que su familia necesitaba, unos cuantos días lejos de la ciudad y demás.

El dueño de la casa decidó marcharse para dejar abierta la puerta y descanzar, luego de eso 20 minutos pasaron hasta que por fin el jóven de la bicicleta llegó con el grupo junto a su mascota. Luego de una caminata un tanto larga, por fin llegaron a destino. Fue buen momento de sacar la videocámara nuevamente, la casa era preciosa y la de su vecino tampoco se quedaba atrás, realmente todo el panorama era bello y por un momento Maddie deseo tener un hogar similar.

-Muy bien, ¡escúchenme todos!— llamó la atención la muchachita de anteojos para dar comienzo a las explicaciones y distribución de todos dentro de la gran casa. A Maddie le habían asignado una habitación con cama matrimonial y baño privado ¡wow!, era genial, pero... ¿Era necesario que se tomaran tantas molestias por ella?, realmente... no le molestaba tener que dormir en un sillón o el suelo. Más aún así le sonrió a Isabella a modo de agradecimiento.

Entró a la casa con sus objetos a rastras, el interior era bello y acogedor por lo que rápidamente quedó encantada, pero no era momento de quedarse embobada observando los cuadros o la alfombra del suelo, tenía que dejar sus cosas y la de su hermanito menor en su habitación. -Si en algún momento prefieres ir a dormir con Jeff, no dudes en decirmelo- le dijo a Eddie mientras lo llevaba casi a rastras a dejar las cosas en la habitación del segundo piso. Luego de eso y sin aún ordenar nada, le dió permiso de todas formas a salir a jugar, se lo tenía merecido, se había comportado muy bien durante el viaje.

Salió del lugar para tomar un nuevo rumbo, con paso tranquilo y sin prisa alguna se dirigó a la sala de estar, tenía ganas de relajarse un rato allí. Llegó unos segundos antes de que su hermano fuera a prender el televisor, en el canal que estaba puesto daban las noticias por lo que la castaña fue a sentarse un rato a mirarlas. Hablaron de un par de temas diversos, sobre como cocinar bien un filete y luego como evitar estar parados sobre una vía de tren (?), luego de eso pasaron a un tema mucho más serio, desapariciones. -Uggh..- no, ese tema no le agradaba mucho a Maddie.

Justo cuando estaban a la mitad de la nota, un fuerte dolor de cabeza apareció así como si nada, uno que le obligó a llevar ambas manos a sus sienes en un vano intento por detenerlo. El mundo a su alrededor se volvía difuso y lejano, se sentía perdida, confundida... y por alguan razón... sola, tuvo que sentarse en el sillón para tratar de no caer al suelo producto de la agonizante sensación. ¿¡Por qué!? ¿¡Por qué ahora!?, ¡Se suponía que iban a ser unos días relajantes!. Abruptamente comenzó a faltarle el aire, aquella ansiedad que tanto odiaba había regresado junto con aquel "sindrome de persecución". Instintivamente llevó rápidamente su mirada hacia la ventana, tenía la sensación de que alguien la miraba desde allí, alguien que quería hacerle daño tanto a ella como a sus hermanos. -Basta, d-debe ser mi imaginación- susurró tratando de consolarse a sí misma en vano, pero aquello... el miedo, no abandonaba su cuerpo a pesar de que había una clara señal que no estaba presente en ese instante.
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Koga el Mar Ene 06, 2015 12:04 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
En: La casa de Brocoli.
Con: Varias personas. Una chica viendo la TV.

El frío estaba consumiendo la energía de Wyatt mientras esperaban el camión después de tan incómodo suceso con la niñita del auto, ni siquiera entendió del todo que había sucedido, pero en fin.

¡El autobus llegó luego de cuarenta millones de años!
Wyatt se sintió un poco decepcionado de no poder ir con Matt, su hermano seguro querría irse con los mas pequeños así que se sentó en cualquier asiento vacío y pasó todo el trayecto jugando flappy bird ¡QUE ESTRÉS!

Al bajar del autobús y estirar las piernas dejó caer los hombros al recordar que aún tenía que caminar en el frío por veinte mil horas ¡Y no solo eso! Tenían que esperar otra eternidad para que llegara el estúpido de Matt con su estúpida bicicleta!... Y su perrito, demonios.

Finalmente el grupo se reunió y el trayecto a la casa de Britanny...Braulio... ¿Brendon? fue sorpresivamente corto.

—Cuando entremos lo mejor seria que nos organizáramos... eh...—

-ISABELLA SHHHH, HACE FRÍO. -

Wyatt no necesitó el permiso de nadie para entrar a la casa arrastrando las maletas de él y de Chun-lee para dejarlas despreocupadamente en el suelo de su habitación asignada.

-Que emoción, es la primera vez que hago algo como ésto... ¿Sonó muy gay? - habló el castaño para si mismo olvidando por un segundo que había más personas en la habitación y le restó importancia al escuchar el sonido de su estómago digiriéndose a sí mismo, no había tenido tiempo de comer adecuadamente ¡Estaba muriéndose de hambre! Afortunadamente la cocina estaba justo al lado del salón en el que se encontraba, conveniente.

El chico entró a la cocina ignorando cualquier ente benigno que se encontrara ahí y robó una manzana de la nevera -Servirá al menos hasta que alguien haga de cenar ¿Alguien hará de cenar? - siguió hablando solo y salió de la cocina distraído por el sonido del televisor ¿De donde venía? continuó caminando al mismo tiempo que devoraba la manzana y entró a una habitación con un piano ¡ESO ERA INNECESARIAMENTE ESCALOFRIANTE! pero hablaba bien de Bethoven... Bianca... ¿Brendon? Seguro el chico se sabía algunas canciones de starwars en piano, habría que preguntarle luego.

¡Oh! De la siguiente habitación venía el ruido del televisor ¡Que mágico que un lugar tan alejado de la civilización tenga señal satelital! Los celulares estaban inutilizados hace un par de horas, que loco.

El joven se acercó lo suficiente para apreciar que había una chica viendo las noticias y puso atención a la nota sobre las vías del tren ¡Que útil! fue una lástima que la alegría por haber aprendido un fun fact sobre el sistema ferroviario (?) se desvaneció cuando el conductor cambió repentinamente de tema a algo mucho mas serio ¿Secuestros? Joder, estaban ocurriendo mucho más seguido esos últimos días ¡Seguro había un lunático secuestrando niñitos suelto por las calles, qué coraje!

-Hmmmmm... ¿Eeeh?... ¡Esa última niña!... ¡ES MUY ADORABLE! ¿Cómo pueden hacer algo tan despreciable? Pobrecillos- dejo salir un largo suspiro y observó como la chica que estaba sentada en el sofá sufría por extrañas razones (?)

-Basta, d-debe ser mi imaginación-

-Es terrible pero no es la imaginación de nadie ¡Tranquila! Las autoridades encontraran a los niños sanos y salvos, no pierdas la esperanza. - ladeó la cabeza y arqueó las cejas al notar que la muchacha no parecía estar en su mejor momento -¿Estás bien?- le dio la vuelta al sofá para verla a la cara -¿Te duele algo? ¡Seguro tienes hambre! La cena estará lista en un momentito ¡Aguanta! - Wyatt se quedó mirándola en silencio un rato para ver si se incorporaba ¿Tanto le afectaban los secuestros de los niños? -¡Tengo una idea! ¿Por qué no jugamos a algo para despejar nuestras mentes? - salió por la puerta que daba a la habitación de la entrada principal y las escaleras -¡CHICOOOOS VENGAN A JUGAR!- volvió a donde la pelinegra -¿Por qué no vas por tus hermanos? Yo mientras buscaré a qué podemos jugar. - concluyó y corrió a la cocina de nuevo ¿Qué hacer? ¿Qué podría ser divertido? Abrió la nevera y buscó algo que le diera alguna idea ¿Un concurso de comida? ¡Las chicas no querrían jugar a eso! Hmmm...


HHmmmmmmmmmHMNmmmMmMM....

¡Oh! una Botella de catsup aparentemente ya vencido y rancio acaparó su atención ¡Una botella!

¡LA BOTELLA!


¡LA ELEGIDA!
Hehe.

-Ésto servirá. ¡A jugar!- gritó una vez mas para que cualquiera a su alrededor pudiera enterarse de su improvisado plan.

-------------------------------------------------------------------------------
offrol. JUEGO DE LA BOTELLA.
Spoiler:
Todos los que quieran jugar lleven a sus pjs a la sala de la TV en el primer piso y si no está en ésta lista y quiere participar ( lo cual no creo porque si no está acá seguramente está muerto) tendremos que rehacer el sorteo.
Isabella (1)
Brendon (2)
Heaven (3)
Jeff (4)
Maddie (5)
Audrey (6)
Matt (7)
Hye-sung (8)
Wyatt (9)
Ezra (10)
Edmund (11)
Fran (12)

A todos se les asignó un número y de acuerdo a RANDOM.ORG las parejas quedan de la manera siguiente:


9   1  Wyatt & Isabella
5   6 Maddie & Audrey
3  11  Edmund & Heaven
4   2  Brendon & Jeff (HAHÁ)
10   8 Hye-sung & Ezra
12   7  Matt & Fran
avatar
Koga
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 357
Reputación : 128
Fecha de inscripción : 15/02/2013
Edad : 24
Localización : Electroworld
Humor : Kinda mad

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por bread.png el Mar Ene 06, 2015 1:36 pm

#D42629
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
{ Con: Wyatt y los presentes, pero más con Wyatt <3 }
CARRETERA CASA DE BRENDON

La carretera se presentaba solitaria sin la presencia del canino, y un sabor amargo se dejaba sentir  en Matthew al considerar la idea de haberle dejado solo. Era culpa, culpa y remordimiento por haber sido el peor de los dueños posibles al ignorar su llamado ¡Ah! ¿Pero qué hacer? Incluso consideró en más de una mirada preocupada hacía atrás el simplemente regresar, dar una vuelta en U en la bicicleta y pedalear hasta donde estuviese su cachorro, pero hombre, ya veía el paradero, y sólo quedaba el ascenso por la montaña para estar con sus amigos en la casa.

Agh.

El castaño suspiró frustrado, pedaleando más lento por si Otto aparecía repentinamente, y como un llamado silbó con ambas manos mientras seguía direccionando bicicleta solo con sus pies. No era difícil, para nada, y el sonido liberado entre ambas manos y sus labios fue suficiente para escuchar un ladrido más atrás.

Había regresado.
kya

Matthew volteó la mirada y sonrió ampliamente al verle sano y salvo, aunque a los pocos segundos la felicidad cambió en  su rostro, y sus ojos  se tornaron de un brillo especial: Ese perro las pagaría.  Sin perder tiempo, aceleró con la fuerza que sólo la práctica podía entregar. Otto evidentemente sabía la invitación que conllevaba, y corrió detrás de su dueño tan rápido como pudo en esa carrera que jamás ganaba. Era una sensación agradable, la libertad de poder viajar así le hacía sentir pleno, y no pudo evitar soltar una carcajada alegre al derrapar ante la parada del autobús, saludando a la gente presente y bajándose de la bicicleta para emprender la marcha —¡Gracias por esperar!

La montaña no era demasiado extensa como para tardar en llegar, y Matthew literalmente estuvo acariciando la cabeza de Otto todo el camino, consciente de las miradas del sujeto a quién no conocía, pero ehh ¿Era amigo de Isabella? Oh boy. No importaba.

Pronto estuvieron en las afueras de la casa, y aunque Wyatt, su precioso husbando, había entrado casi corriendo, él por su parte debió permanecer un rato más afuera, ingeniándoselas para dejar la bicicleta segura  con el candado que llevaba en la mochila. Optó por uno de los árboles de la entrada, y había puesto una combinación sencilla y rápida, aunque además de sí mismo, sólo Wyatt podría saber qué números eran (Después de todo se lo había dicho hace algún tiempo, estúpido si lo olvidaba).

Para cuando estuvo listo, solo quedaba encontrar algo que hacer con Otto, porque hooooooombre, no podría andar dando vueltas por la casa, pero dejarle fuera con ese frío ayy no. Así que algo habría que hacer, algo como romper las reglas y fuck you Brendon.

Matthew miró a Otto y con un gesto de mano le indicó que esperase junto a la puerta, mientras el mismo entraba y seguía a Isabella hasta que ésta terminó de organizar la casa. Y para entonces, el castaño supo que hacer.

Con un aire casual, caminó hasta el cuarto indicado, dejando sus cosas mientras los otros se dispersaban por la casa, y gracias al cielo bendito Brendon no parecía estar en las cercanías, así que su plan se podría concretar con facilidad.

Como si de una misión secreta se tratara, y vale sí lo era, Matthew dejó su mochila de montaña en el suelo, y entonces se acercó a la ventana, sacando la cabeza para llamar a Otto con un nuevo silbido, esta vez más silencioso—Psssss perro cagao ven—Habló en un murmuro, a lo que el animal movió la cola y se acercó hasta pararse en las patas traseras, apoyado en el marco. Matthew agradeció mentalmente estar en el primer piso, y por algún motivo relacionado a la popo de perro también agradeció que el animal se hubiese perdido un rato en la carretera. Ahora sólo quedaba entrarlo.

Este plan era tan ridículo oh god.

Con cuidado, y con toda la fuerza necesaria para levantar a un pastor alemán desde el torso (Y casi cayendo fuera de la ventana en el proceso) Matthew ayudo a Otto a entrar por la ventana, y con una mano tapando su hocico le murmuro cerca de sus orejas —Te quedas aquí, pero en silencio mardito—Y entonces asintió, esperando que el perro asintiera también, recibiendo en cambio una pata en la cara—Es suficiente para mí — Matthew acarició la cabeza del animal, y silenciosamente cerró la ventana con seguro para entonces salir del cuarto, dejando al animal solo mientras iba por comida.

Misión cumplida.

Al estar fuera de la habitación se encargó de encontrar a Wyatt con el objetivo de contarle el pequeño secretín que había metido en la habitación. Caminó con las manos en los bolsillos como si nada, rogando que ningún entrometido entrara al cuarto, y para cuando encontró al de anteojos éste tenía una botella de cátsup en la mano y oh god

¿Acaso estaban sentados para jugar? Ehehhe

Es sólo una excusa para besarme no lo niegues pillín—Con absolutamente cero cuidado, Matthew se sentó al lado de Wyatt, acercándose a penas un poquito para murmurarle un disimulado—PSSSSmetíaOttoalcuartoshh—Cool, ahora era cómplice y si se hundía se hundirían juntos. Como una ship.

Ya listo con eso, solo quedaba tirar la botella, y ay señor por qué. Toda la confianza del castaño se esfumó en segundos al ver que había caído en el niño raro alemán con cabeza de antorcha. Holy shit quizá era nazi.Ahahaha—Matthew se levantó haciéndose el valiente, mirando al niño y pensando en como solucionar su problema, porque antes de girar la cosita había pensado que tendría la suerte de que tocara Wyatt <3 o alguna de las lindas señoritas presentes. Osea Heaven. Pero la vida es cruel. —¡Tu no eres Wyatttt!—Y él era un hombre de palabra. Así que se acercó al niño, preparado para...darle... un... besín...en la mejilla oko.N-no homo

OFF:
AIUDA.




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.