Mundo de Rol

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Clase Nº1: Introducción y relleno de la ficha.
por reokabelo Miér Jul 19, 2017 9:44 pm

» Un nuevo amanecer
por Mr.Death Mar Jun 27, 2017 6:30 pm

» He vuelto! (Aunque no se cuanto durará)
por Adamaris Dom Mayo 07, 2017 5:31 am

» Necesito decir esto
por Devi W. Blood Vie Mar 17, 2017 5:48 pm

» Edorian { ✰ } Wunderlich Stella✨
por Thama Dom Feb 12, 2017 6:57 pm




Mundo de Rol
Es una creación de Captain. Copiar la temática del foro o crear un foro idéntico a este, ya sea por diseño o contenido, se considera litigio o plagio.
Skin creada por Zorra para Mundo de Rol.

Agradecimientos especiales a Zorra y Capullito Z por la ayuda que nos ha brindado, a los creadores de los diferentes recursos utilizados para el diseño del foro. Especialmente a OurSourceCode por sus muy útiles tutoriales.

A LaufeysonSister por darnos permiso de utilizar su hermoso tablón de anuncios.

Ninguno de los personajes utilizados en el diseño nos pertenecen.

Nox Noir Nero "Cuachita" ©
Es un personaje ficticio creado, diseñado y dibujado por Captain. Cualquier similitud con otra criatura es mera conciencia. No copiar ni utilizar en cualquier otro lado que no sea Mundo de Rol.


AFILIADOS ÉLITE

AFILIADOS NORMALES
titulotitulotitulotitulotitulo

H E. I S. H E R E . . .

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Jue Jul 24, 2014 3:07 am




"…Estás allí ¿No es cierto?
¿Qué quieres? ¿Por qué…?

¿Acaso no puedo estar en paz mientras estoy con ellos?
¡Lo sé! ¡Ya lo sé! Pero no lo lograras, no dejaré y no te lo permitiré. Aunque este con ellos no serán un obstáculo para mi ¿Sabes? ¿Es lo que quieres oír? Supongo que no… pero, sea como sea… No dejaré que… que…

¡Ya para de una vez!

Por favor


Por favor...

..."


- - - - - - - -


Carolina del Norte, E.E.U.U
Sábado 24 de Noviembre, 2012


Esa mañana, fría y nublada, templada mañana a las 7:00AM resulto ser un día bastante agradable al despertar con el sonido de cierta alarma que programaste antes de dormir emocionado a que comenzara el día siguiente.
¿No fue así? ¿No? Entonces ¿Cómo fue que despertaste…?

¿Si recuerdas que día es hoy, no? Es invierno, apenas está comenzando, las brisas heladas que recorren las calles impiden que salgas como antes; a toda prisa para disfrutar de los rayos solares. Ahora prefieres estar arropado en tu cama cubriendo hasta la punta de tu nariz buscando hasta lo minino de calor bajo tus sabanas para abrigarte iniciando esa pereza para levantarte. Pero ¿Qué prisa tienes? El colegio dio por fin su aviso de vacaciones de invierno y una amiga, conocida, cercana, incluso compañera de colegio, te pregunto si querías pasar estas dos semanas en una casa, casa que queda a kilómetros de la tuya, casa dueña de una persona que puede que conozcas o… puede que no, una casa rodeada por una cerca de frondoso bosque respirando los últimos meses que le queda de vida antes de rejuvenecer nuevamente el año entrante.

¿Ya lo recuerdas? ¡A que si!
Hoy, te quedaste en juntar con esos compañeros de clase, amigos, cercanos en una parada de autobús. Es por esta razón que tu despertador sonó temprano e, irónicamente, esa parada que redirige y inicia tu aventura queda cerca de la escuela. Irán tú y otras 10 personas contigo. Dos adultos jóvenes en su etapa en alcanzar cierto grado de madurez en la experiencia de la vida, seis adolecentes luchando por su independencia en un mundo hostil y desconfiado y tres pequeños niños viviendo la vida disfrutando de cada momento de su efímera niñez.
Exactamente, 12


12

12 personas irán contigo…

Si, leíste bien, son 12 personas que estarán contigo en esa casa
¿Si los conoces a todos… verdad?

Aunque creo que sabes de quien más te estoy hablando...
¿No... es... así?


H E  I S  H E R E...
PROLOGO

Tu misión principal: Ir a la parada de autobús, pero antes, empaca tus cosas y toma tu desayuno.

Tu misión si eres un niño: ¡Busca a tus amigos!
Tu misión si eres adolecente: Tienes la responsabilidad de llevar el equipaje y preocuparte por tu niño a cargo. En el caso de la niña (Audrey) Ella esta en la casa de su primo hace un par de días.
Tu misión si eres el dueño de la casa: Haz viajado para encontrarte con el organizador en la parada del autobús (El camino hacia tu casa es bastante largo) con el fin de ayudar y esperar a tus invitados en la parada del autobús ¡No olvides llevar las llaves de tu casa! Y café, has despertado más temprano que el resto.
Tu misión si eres el organizador: Procurar que no falte nadie de tus invitados.

Tu misión si eres el 'elegido': Sal lo antes posible de tu casa... Pero discretamente, no alarmes a nadie o... podría enojarse mucho contigo.


¿Tengo vecinos? ¿Quiénes son?
- Vecindario uno: Bourne & Gallagher
- Vecindario dos: Müller & Greene


Leeme si quieres sobrevivir...:


Recuerda que cada sub sector tiene reglas específicas, aparte de esas reglas, estas son las mías:

- Requiere de actividad: Si te quedas inactivo, puedes estancar a los demás ¿Dejarás que él los atrape por tu culpa? No seré buena todo el tiempo...
-Procura dejar tu identidad en el icono de tu foto para que sepamos quien eres en caso de que hayas desaparecido.

- Si ves este símbolo en cualquier mensaje, tuyo, mío, el de algunos de ellos… no es bueno… Estate atento, este símbolo no aparece en las actualizaciones y es… importante.



- Si ves este otro símbolo en mis mensajes, significa que hay estática en los artefactos electrónicos (Teléfonos, celulares, televisor, radio, tu MP4, computador, cámaras). Si lo ves una sola vez, y desaparece, la estática fue leve. Si lo ves dos veces, es persistente y puede que se corte, pero regresará pasado unos minutos. Tres veces, es porque es insoportable y ya no sabes que hacer para que el aparato vuelva a funcionar.



- Para los adultos jóvenes:
- Son adultos, pueden tomar decisiones elaboradas y decididas en discusiones, son los que tienen la última palabra.
- Solo ellos saben conducir.
- Procura estar preparado

- Para los adolecentes
- Son aun pequeños, pueden tomar decisiones pero los adultos mandan, si no quieres obedecer, puedes ir por tu lado.
- Puedes hacer lo que quieres, mientras tengas el permiso de un adulto.
- No descuides a tus hermanitos

- Para los niños
- Si tienen pesadillas, no se las cuentes a los mayores que tu, ellos no creen en lo que tu si puedes ver
- Son libres de jugar hasta la hora de dormir
- Obedece y no te separes de tu hermano mayor.


Si tienes alguna duda, escríbeme. Veré si puedo ayudarte.
Buena suerte, la necesitarás...
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 23
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Nanix01 el Jue Jul 24, 2014 5:10 pm

Spoiler:
Nombre y apellido: Madeline Mountberry

Sexo: Femenino

Edad: 21

Familiar/Familiares: Hermanos menores: Jeffrey y Edmund Mountberry

Personalidad:
Usualmente es una chica calmada, un tanto tímida pero cálida y amistosa, además de ser muy precavida; a pesar de esto, hay momentos... situaciones o cosas similares que provocan que su sumisa personalidad de un no muy agradable vuelco de 180 grados llegando a asustar a la gente con esa nueva faceta. Suele distraerse con facilidad cuando charla con alguien debido a que su atención está más enfocada en los movimientos que ocurren a su alrededor, ¿un poco paranóica?, puede ser.
Daría todo por sus hermanos, ellos son lo más importante para ella por lo que los proteje como si fuesen sus hijos, llegando a un punto de ser un tanto sofocante; con personas ajenas a su familia (mientras sean seres a los que quiera), también los cuidará como a muñequitas chinas. Es de echarse mucho la culpa cuando algo sale mal por más que haya sido una tontería.

Motivo por el cual llegaron te convencieron: Todo fue culpa de su hermano Jeffrey (?), esté muchachito fue invitado a pasar unos días a una cabaña cercana a un bosque, es por esto que Maddie no pudo evitar sentirse preocupada al dejarlo ir solo, por lo que fue con él arrastrando también al viaje a su hermano más pequeño, Eddie.

Relaciones:
-Jeff: No le gusta pelear con él, pero lo hace muy amenudo debido al modo de actuar de su hermano. A pesar de eso, lo ama con todo su corazón y lo acompaña en todo lo que necesita.
-Eddie: Al ser el más pequeño de los tres, lo cuida como a nada más en el mundo. A pesar de todo se llevan bastante bien, pero no puede evitar sentirse triste cuando su "otra personalidad" aflora y asusta al muchachito.

Apariencia:
Una muchacha linda y delgada, mide aproximadamente 1.64m y no posee muchas curvas provocativas. De piel blanca y tersa, casi sin ninguna imperfección, la mayoría de las veces desprende un delicioso perfume producto del jabón del baño.
Su rostro es de facciones finas, de nariz pequeña y respingada más unos grandes orbes marrones adornan su cara. Bajo sus ojos, suelen mostrarse unas no muy atractivas pero pequeñas ojeras producto de que no suele dormir muy bien por las noches.
Su cabello no es muy largo, le llega más o menos a la mitad de la espalda, este es lacio y de color castaño. Suele adornar un mechon de este con un par de clips rojizos.
Pasando a su manera de vestir es sencilla y nada fuera de lo común, camisas blancas y alguna que otra falda, el accesorio que rara vez quita de su atuendo cotidiano, es una larga bufanda roja, no importa que sea verano, ella no se quitará aquel objeto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Tateyama Ayano - Kagerou project

Extras:
-Siempre lleva consigo estos objetos: Una videocámara, un block de dibujo de tamaño mediano y un par de marcadores negro y rojo.
-Sufre de mucha tos.
-Tiene algunas dificultades para recordar ciertas cosas de su pasado.
-Apenas cumplió la mayoría de edad, dejó a su familia para ir a vivir sola y cumplir sus sueños. Poco tiempo después, sus padres murieron y ella tuvo que llevar a sus hermanos a vivir al nuevo departamento con ella.
-Trabaja a medio tiempo en una boutique.
-Está en segundo año de la carrera de medicina... pero es muy probable que terminé abandonándola por todo lo que sucede en su vida y con su personalidad.

Color de roleo: #d92540

/Su casa/
~Con sus hermanos~

Poco había podido dormir la noche anterior, la castaña muchacha se sentía inquieta. Eran cortos los lapsos en los que lograba conciliar el sueño de manera profunda, pero pronto, al cabo de unos minutos sus ojos volvían a abirse para mantenerla despierta durante horas.

Inmersa en el silencio de su amplia habitación bajo las pesadas mantas con motivos a cuadrillé de su cama, observaba detenidamente el paisaje a travéz de la pequeña ventana, poco a poco el paisaje comenzaba a verse ligeramente iluminado por el amanecer de esa fría mañana. Volteo su cabeza con pereza hacia la derecha para posarla sobre el reloj digital que se encontraba sobre una pequeña mesa de luz color caoba. Este marcaba exactamente las 06:59 AM, dentro de un minuto sonaría aquella estrepitosa alarma, es por eso, que rápidamente estiró su brazo para desactivarla antes de que comenzara.

Estiró sus extremidades lo más que pudo para desperezarse, pero en el fondo, lo que ella quería era seguir durmiendo unas horas más permaneciendo calentita en su colchón... ¡Pero no!, hoy... precisamente hoy debía de acompañar a uno de sus hermanos a una salida a una cabaña en norecuerdodónde y llevar consigo al pequeño Eddie ya que no podía quedarse solo en casa... no era seguro estar solo.

Lo primero que hizo antes de vestirse fue tomar su block de dibujos y plasmar allí con sus dos únicos marcadores lo que había soñado en los momentos en los que lograba dormir. También, debajo de aquellos dibujos narró lo sucedido, las acciones que tomó y la situación que "vivió" por así decirlo. Soltó un profundo suspiro una vez que terminó con su "arte" para luego dejar el block sobre una mesita y volver su mirada hacia la ventana; su vista se paseo por las casas de los vecinos y la vegetación que las rodeaba.... flores.... arbustos.... pequeñas plantas.... árboles...

-COF~ COF~ COF~- de la nada ella comenzó a toser descontroladamente, una tos fuerte y convulsa que hacía que le doliera un poco el pecho; esto no estaba bien... ella... no... ¡Se estaba haciendo tarde!. Aún tosiendo, pero más levemente, se alejó abruptamente de la ventana para ir al vestidor y ponerse un atuendo abrigado sin olvidar por supuesto agregar a su conjunto una larga bufanda carmesí.

Sin gastar un minuto más de su mañana salió de su habitación para ir a la de Jeff y luego a la de Eddie interrumpiendo en lo que sea que estuviesen haciendo, a ambos les dió exactamente el mismo mensaje -Buen día dulzura, preparate rápido, tenemos que salir temprano... hace poco me pagaron en mi trabajo y quiero que salgamos todos a desayunar fuera ¿si?, podrás elegir lo que quieras.- seguido a esa frase mostraba una cálida pero tenue sonrisa.

Luego de repartir el mensaje, regresó a sus preparativos, no iba a llevar mucho, tan solo una mochila con aquellos objetos que jamás soltaba y dinero; prácticamente ella estaba lista... ¿pero sus hermanos lo estaban?.
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Jue Jul 24, 2014 11:46 pm

▼▲

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Casa
|| Con Maddie ||


▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲
Aquella noche no pude conciliar el sueño hasta las 5 de la madrugada, aunque era ya de costumbre, esta vez había faltado un detalle que me acompañaba ya diariamente; Eddie no había venido esta noche a ‘despertarme’ con otra de sus usuales pesadillas.

- Creo que me estoy acostumbrando dormir al lado de ese niño – tome un segundo para abrir y despejar mi visión al escuchar una alarma femenina anunciando que ya era hora de levantarse. Había olvidado que hoy era sábado, día en el que íbamos al paseo ese ¿Por qué abre accedido? Ni que me agradara convivir con tantos adolecentes  hormonales juntos. Da igual, de todos modos, ya había dado un sí.

Me levante perezosamente de la cama echando las sábanas hacia un lado soltando un largo bostezo mientras mis pies alcanzaban a tocar el suelo frio de mi habitación. Estire mis brazos hacia arriba y, cuando deje escapar las ganas de regresar a mi cama por la falta de sueño, procedí a dirigirme a la puerta para asearme

- Maddie ¿Ya despertaste a Eddie? – Le exclame desde el segundo piso a donde sea que ella se encontrará al paso que le echaba un vistazo a la puerta de la habitación de Eddie, no fuera que se pase durmiendo y se atrase con su desayuno, pero eh ¿Ella no dijo que iríamos afuera a comer?

Me detuve en seco a meditarlo y me encamine a buscarla según los ruidos que ella emitía; estaba en su habitación
- Toc, toc ¿Puedo pasar? – Le pregunte aun con el pijama puesto encima, me acerque a ella observando lo que llevaba  puesto - ¿Llevarás esa bufanda de nuevo? – Alce una ceja ¿Cómo es que una mujer puede amar tanto un accesorio? O será que…

Alcance uno de los extremos de la bufanda y la lleve bajo mi nariz para tratar de percibir algún aroma familiar
A veces pienso que esto te lo dio ella y es por eso que no te la quitas – lo deje caer luego de inspeccionarlo y regrese a mirar a Maddie rascando la parte posterior de mi cabeza
Iré asearme, tengo mis cosas listas desde que no pude dormir anoche, así que no te preocupes por mi… - di media vuelta cuando esa molesta tos apareció de la nada, me tape la boca tratando de controlarla y así, irme tranquilo al baño.


----
Off-Rol: Posteo con Audrey el domingo (?) Resulta que una amiga mía se unirá al rol, y como es su primera vez y quería una hermana, Audrey lo será. Así que (;
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 23
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por L U C H O el Vie Jul 25, 2014 12:29 am

¡ N e r d s !
los espero en la parada del bus.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] }  { #76e6ec }

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
ESTACIÓN DE AUTOBUSES
Solita y soltera.
- - - - - - - - - - - - - - -
Estúpido frío.
¿Eh? ¿Pero que haces parada en este lugar a esta hora de la mañana? Miras a tus alrededores esperando encontrar una cara conocida acercarse para así soltar el mas cálido de los saludos o al menos moverte un poco para agarrar algo de calor, porque el frío del invierno te congelaba por completo. Siquiera se pueden hacer comparaciones de tu temperatura con cierta película sobre una reina helada porque hola, esto es 2012, pero si nos entendíamos un poco... tenias bastante frío y esperar aquí sólita no te daba ánimos de vivir.
Pero todo era cuestión de esperar pacientemente, era temprano.
y un carajo.
Tomaste tu teléfono celular para mandar un par de mensajillos a tus invitados mas especiales, los que realmente deseas ver porque uno tenia las llaves del lugar y el otro bueno... esa era una historia increíblemente entretenida y triste que no contaremos el día de hoy.
Para Matt, Isabella escribió:¡Buenos días por la mañana! :D ¿Ya estas listo para nuestras vacaciones fuera de casa? Jajaja, recuerda que tenemos que ir en grupo así que no te me duermas pronto porque no creo que consigan llegar a la casa solitos :(

Para Brendon, Isabella escribió:Brendon. ¿Donde estas? Recuerda que viene la gente y no quiero recibirlos a todos sola y mucho menos tener que responderles que el dueño de la casa no me dejo las llaves y debemos esperarlo también. Te quiero aquí ya.

Por favor :(

Para Ezra, Isabella escribió:Hey, hey, hey~
Mensaje para recordarte la importante salida del día de hoy, aquí los espero en la parada del bus así que apenas llegues si no me ves puedes llamarme ;)

Apúrate un poco que hace frío :(
Suspiraste, te quedaste un rato viendo como la pantalla de tu celular se empañaba con tu aliento... tiempo perdido, lo mejor seria buscar una fente de calor y para eso te acercaste hasta un puesto de comida donde compraste chocolate caliente (con el que quizás calmarías tus nervios o los empeorarías ) seguro te entretendrías un poco jugando a "en que momento esto dejara de estar tan caliente como la lava y podre bebérmelo sin causar un incendio en mi boca."

Así que solo te quedaba repasar mentalmente como planeaste todo esto para subirte un poco el ego y pasar el rato.

Entonces aclare con Brendon lo de la casa y lo convencí de que viniese a ayudarme, mande las invitaciones y para que no se viera como la cosa mas rara del siglo deje que invitaran a algunos conocidos... y hermanos mayores porque resulta que sin supervision podrían secuestrarnos o algo peor... eh... eh... este chocolate sigue caliente ¿por qué no se enfría rápido? empaque mis cositas y conseguí alcohol... bueno... supongo que todo esta perfecto, oh dios, serán los mejores días. Si señor, mente positiva carajo.

Sin darte cuenta empezaste a reírte bajito, este había sido uno de tus planes mas grandiosos y seguramente serias el tema de conversación durante mucho tiempo. Confiada y con el autoestima tan alto como un jugador de basquet tomaste un buen sorbo de ese chocolate y lo escupiste al suelo porque malditasea seguía muy caliente.


Última edición por Mr. Galaxy el Dom Jul 27, 2014 3:29 pm, editado 1 vez
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Cutethulhu el Vie Jul 25, 2014 1:21 am


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Hogar Mountberry
Con sus hermanos.
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯

Las siete de la mañana. Incluso a temprana edad despertar a un horario como ese le resultaba indignante, pero sin nadie en el cuarto con quien quejarse al respecto tendría que salir y buscar a sus hermanos por la casa. "Nadie en el cuarto..." ¿Era raro que sintiera su propia cama como ajena? Tal vez no en un gran sentido, pero últimamente pasaba las noches resguardándose de los malos sueños bajo las colchas de su hermano, Jeffrey, en la habitación conjunta. El mayor pateaba y odiaba eso mucho, pero estaba seguro en un cien por ciento de que nada lo comería entre sus brazos.

...Qué vergüenza.

Mas ninguna pesadilla lo había perturbado esa noche, así que el pequeño Edmund amaneció fresco y a gusto y seco en su cama, una gran maleta que estaba seguro de que él no cargaría descansando en el suelo frente a ella y la muda de ropa que usaría para el viaje. La arrastró hasta su sitio y se vistió de la mejor manera que pudo sin tener que abandonar el colchón. Claro que luego lo hizo para buscar su calzado. No quería viajar.

¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯
Arrastrando las medias alguna vez blancas por el piso de madera en la más pesada actitud madrugadora el castaño crío avanzó hasta la puerta de Maddie, llevando su par de zapatitos colgando de los dedos de la mano que no usaba para tallarse el ojo y llegando justo a tiempo para pescar a Jeffrey planeando su retirada.

TÚ.

Casi 40 centímetros por debajo una viciosa mirada castaña pretendió perforar a su hermano, única razón por la cual estaba despierto a las siete en un día fuera de clases. Tal vez fuese nada más que humor matutino y el estómago vacío, pero vaya que le odiaba en aquel momento.

¿Por qué tengo que ir yo? —inquirió en un frío capricho sin separar la vista del adolescente, aunque la pregunta se dirigía a la chica que desde adentro los miraba también. Sabía perfectamente por qué era arrastrado con ellos y en verdad le resultaba horrible la idea de quedarse solo, mas tenía derecho a lamentarlo mientras le prestaran atención.


#DóndeEstáLP

         
xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx


This ship will carry our bodies safe to shore:

Don't listen to a word I say, hey.

la vaca cocina:



[ 足立透! ]

avatar
Cutethulhu
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 409
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 19/02/2013
Edad : 21
Humor : Will you please beat the shit out of me, Kanji ♥

Ver perfil de usuario http://kagerouchan.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Lun Jul 28, 2014 10:22 am


Autobús
Cabreado y momentáneamente solo.

Hacía un frío de mil demonios y las manos del chico que miraba por la ventana del autobús estaban tan frías que le dolían sólo al mover sus dedos. Tenía la sensación de que si se quedaba allí algo más se congelaría y moriría, o algo así. Maldita sea, por qué los autobuses no podían tener calefacción; después del pastón que te cobraban por llevarte de un lugar a otro, era lo mínimo que se podía pedir.

Dicho chico se llamaba Brendon. Estaba de un humor de perros porque, además del frío y de haberse tenido que gastar dinero en el autobús, hoy lo habían despedido del restaurante en el que solía trabajar tres días a la semana. De hecho, había tenido que madrugar e ir a la ciudad a unas horas muy indecentes e intempestivas, sólo porque el imbécil de su jefe quería despedirle en persona. Para algo están los móviles, para no tener que molestar a la gente. Faltó poco para que le diese un guantazo.

Debía admitir, además, que fue un chollo de trabajo: sólo tenía que trabajar por la tarde y noche martes, miércoles y jueves, y le pagaban una suma de dinero considerablemente alta. Pero al parecer iban a cerrar el negocio ya que el jefe se mudaba de ciudad. Maldito capullo.

El teléfono vibró en el bolsillo trasero de su pantalón, indicando que tenía un nuevo mensaje. Desganado, se levantó lo suficiente del asiento como para poder sacar el móvil y, tras desbloquearlo, leyó:

NUEVO MENSAJE
De: Isabella.

Brendon. ¿Donde estas? Recuerda que viene la gente y no quiero recibirlos a todos sola y mucho menos tener que responderles que el dueño de la casa no me dejo las llaves y debemos esperarlo también. Te quiero aquí ya.

Por favor :(

¿Pero de qué hablaba esa loca? "Viene la gente" ¿qué gente? ¿A su casa? ¿Cómo que tenía que estar ahí, cómo que tenía que recordar? ¿En qué jodido momento había él, Brendon Westerfield, aceptado algo tan descabellado como ayudar a Isabella a organizar una fiesta en su casa?

Una visión de decenas de molestos adolescentes andando por la casa bebiendo alcohol, fumando, y con música electrónica a toda pastilla se materializó en la mente de Brendon; acompañando a un maravilloso dolor de cabeza que amenazaba con convertirse en una jaqueca.

Y de repente, como un flashback de película de Hollywood, Brendon recordó. Ayer, por la noche, Isabella le había dicho algo cuando él estaba en el séptimo sueño. Apenas la había entendido, pero recordaba que era una pregunta, y que él había contestado con un simple "hnng".

Oh. Oh. Esa maldita idiota había osado mancillar sus horas de sueño para que le permitiera hacer algo que, en cualquier otro estado, no hubiera consentido. Y además ahora le hacía exigencias. Si no fuera porque el autobús iba a pararse justo donde estaba Isabella y porque hacía un frío del carajo, se bajaría en esa misma parada y cerraría la puerta de su casa con llave, estando él dentro.

Con el frío aún acuchillando sus dedos, que se quejaban a cada tecla que pulsaba en su móvil Nokia de hacía ya eones, Brendon respondió a Isabella.

RESPONDER
Para: Isabella.
Voy para allá. Te juro que me estoy planteando matarte, la sangre me quitaría de encima este maldito frío. Ahora hablamos. Espero una explicación. Una buena.

En serio.
Estoy muy cabreado.
No sabes cuánto.
No lo sabes.

Brendon volvió a guardar su prehistórico móvil en el raído bolsillo de su pantalón. Al menos el lío tal vez le ayudara a descargar toda esa frustración que se le estaba acumulando en la garganta. Obviamente, no iba a matar a Isabella, pero no se iba a salir con la suya así como así. Vaya que no.

El autobús frenó en seco al llegar a la parada, emitiendo nubes de humo y cesando con él el molesto runrun que había estado incordiando todo el viaje. Ahí estaba Isabella, esperando. Brendon trató de poner una buena expresión de te voy a sacar los ojos, aunque la nariz roja y las orejas igualmente coloradas rebajaban considerablemente su poder de intimidación.

Bajó de un salto del autobús y se acercó decididamente a Isabella.

Tienes, digamos, treinta segundos, para explicarme qué se supone que has organizado y por qué debería dejarte hacerlo en mi casa.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Jack Frost el Lun Jul 28, 2014 7:58 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

En: Departamento → Parada Autobus
Con: Solo → Isabella y desconocidos...

Todo era como siempre. La alarma del despertador no se hizo esperar al igual que el mal humor del peliazul durante la mañana. Abrió los ojos para observar el techo como solía hacerlo, aunque esta vez fue solo por unos minutos. Suspiró pesadamente para girarse a apagar la alarma pero…

AHHHHHH!

Como todos los días, sí, también parecía ser una rutina el caerse de la cama y golpearse el rostro con el piso.

— Damn it! —
Espetó aun en el suelo presionando su diestra contra su lastimado rostro mientras que estiraba la otra para apagar el condenado despertador que ya le había crispado los nervios. Definitivamente tenía que cambiarlo por otro con una música menos estresante, o simplemente deshacerse de él…

Se puso de pie para coger el pequeño cuaderno que reposaba sobre la mesita de noche, junto al susodicho despertador, cada vez que lo miraba lo odiaba más ¿Cuándo se le había ocurrido comprar tan feo aparato? Frunció el ceño y se quitó la camiseta lanzándosela al aparatejo logrando que cayese al piso. ¡Es que de verdad verlo lo ponía de mal humor!

Se sentó sobre la cama para abrir el diario y leer la primera frase:
“Te llamas Ezra Ulrich, tienes 17 años, el año es 2012, sufres de pérdida de memoria a corto plazo (amnesia anterógrada), es decir todo lo que suceda hoy lo olvidarás al final del día.”

Luego la siguiente:
“Aun trabajas en la cafetería y en la radio. Revisa los apartados en rojo para leer acerca de tus conocidos, compañeros y amigos; y el apartado verde para las cosas que debes hacer”

Y así la tercera:
“Mañana no recordarás nada así que no hagas cosas que traigan consecuencias”

Bajó la vista hasta el pie de página:
“Buena suerte, hoy también será una aventura”

Suspiró y se dirigió a leer los apartados correspondientes dándose cuenta que ese día realmente tenía “una aventura” saldría de casa a un lugar que no conocía pero según sus anotaciones, estaba emocionado y porque conocería a Jeff de Killer. Una mueca de disgusto se dibujó en su rostro mientras pasaba las páginas para encontrar sus apuntes de días anteriores. No demoró en leer todo lo que debía y repasar los rostros de las personas que conocía, entre ellos el de la organizadora del viaje, una chica de cabello corto y ondulado con gafas

— Isabella Wickham… Wickham… Wickham… —
Repitió para sí mismo cerrando el diario. Lo dejó sobre la cama al tiempo que se ponía de pie e iba a ducharse. Después se vistió y tal como decía su libro de recuerdos buscó la maleta que había armado el día anterior, la que se encontraba junto a la entrada. Ordenó su habitación y la limpio antes de ir a preparar su desayuno y llenar su cabeza de pensamientos como que al regresar todo estaría lleno de polvo (?)

Tomó un desayuno rápido y terminó de verificar que todo estuviese en orden antes de salir del departamento, claro no sin colgarse la polaroid alrededor del cuello y meter su cuaderno en una riñonera rectangular que llevaba sujeta a la altura de la cadera. Además de eso no llevaba mucho, solo una mochila y un bolso deportivo de mano con las cosas que necesitaría para aquel paseo de vacaciones de invierno.

El día estaba frio, se percató de eso cuando salió de casa por lo que cerró la sudadera que traía y se puso la capucha de la misma, no acostumbraba a traer mucha ropa encima, no importaba la época del año. Observó la entrada del edificio por última vez y se dispuso a ir a donde habían acordado reunirse quienes asistirían al paseo.

Abruptamente algo vibro cerca de su cadera. Recordaba haber adquirido un teléfono móvil tiempo antes del accidente. Buscó en sus bolsillos pero no encontró nada. Siguió buscando hasta dar con el pequeño teléfono en el bolso donde había guardado su diario, lo sacó y observó por unos minutos leyendo un mensaje que había recibido

MENSAJE NUEVO escribió:
De: Wickham I.
Hey, hey, hey~
Mensaje para recordarte la importante salida del día de hoy, aquí los espero en la parada del bus así que apenas llegues si no me ves puedes llamarme ;)

Apúrate un poco que hace frío :(

Se quedó mirando la pantalla un momento para luego volver a guardar el aparato en el mismo lugar de donde lo había sacado. Suspiró y siguió su camino.

Minutos después…

Estaba a pasos de la estación. Desde ahí podía ver a algunas personas, entre ellas a Isabella. Genial,  ahora no se sentiría tan ¿solo? Por qué así era como se sentía cuando no conocía a nadie, aunque poco le importaba, pero no quería estropear su primera salida en… ¿acaso había salido después de ser dado de alta en el hospital? Tragó saliva y se acercó.

Con algo de duda alzó la mano a la altura de su rostro en un gesto de saludo para la chica que estaba acompañada por un chico desconocido para él.

— ¿Wickham?… —
Preguntó ya a menos de un metro de la chica, tenía que corroborar que su mente no estaba jugando con él, a pesar de haber repasado su pequeño diario, solía pensar que sus recuerdos podían mezclarse con lo que leía…diariamente.



Ilu so much, boku no Rin
Spoiler:
avatar
Jack Frost
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 411
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 12/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por bread.png el Miér Jul 30, 2014 8:36 pm

#D42629
----------------------------------
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
{ Con: Solo El grupo e Isabella }
PARADERO DE BUSES
Hey, hey, mama, said the way you move, gonna make you sweat, gonna make you groove ♪♫
¡PAF!
El fuerte golpe contra la pared no fue suficiente para silenciar el aparato que seguía anunciando la entrada de un nuevo mensaje de la forma más ridículamente ruidosa posible. Matthew se revolvió con odio en la cama, murmurando algo que sonaba bastante a quiéndemoniosmandaunmensajedemadrugadaquelespasaenfermos mientras hacia el mayor de los esfuerzos en la vida para salir del calor de las sábanas —Hnnnggg—...No. Era imposible.

Posó un pie en el suelo y recién entonces logró motivarse para ir a callar la estúpida canción que hace tan solo unos días amaba. Pasó una mano por su pelo y en ropa interior se acercó al aparato solo para con ello, comprobar que se trataba de un mensaje.

DE: Isa escribió:
¡Buenos días por la mañana! :D ¿Ya estas listo para nuestras vacaciones fuera de casa? Jajaja, recuerda que tenemos que ir en grupo así que no te me duermas pronto porque no creo que consigan llegar a la casa solitos :(
. . .
cARAJO—Tiró el móvil junto a la cama y tomo la ropa que había dejado preparada en la noche, junto a una bolsa de patatas abierta a medio comer: Serviría como desayuno. Se metió un puñado a la boca (Derramando varias en el proceso) y bajó las escaleras rapidín, para así encender el gas del baño, terminar de tragar y por fin ducharse y vestirse en exactamente 7 minutos.

Corrió escaleras arriba y recogió el móvil de la desordenada cama que probablemente estaría así hasta que regresara de ese viaje. Se paró en el centro de la habitación para buscar una chaqueta de montaña y entonces, tomó la gran mochila listo para salir. Comprobó de una mirada que no le faltara nada, prometiéndose ordenar mentalmente cuando regresara, y por fin bajó escribiendo unos mensajes.

Para: Isa escribió:vOY EN CAMINO.
Juro que no me dormí. Llego en 10.
pd: lo juro mujer

Para: Wyatt escribió:Voy tarde pero seguro llego antes que tú (;
Nah igual y espera en la parada de buses si demoro, estará Isa, quizá Heaven y idk quién más

Para: Heaven escribió:Heaven, recuerda el viaje a la montaña. Estaremos en el paradero de siempre esperándote.

Metió el móvil en el bolsilo de la chaqueta para abrir la puerta y con ello dejar la casa —ME VOOOY—Gritó para despedirse: la única respuesta fue un gruñido a lo "vale" desde el cuarto de sus padres que no despertarían hasta medio día.

Caminó a través del patio mochila en hombro, liberó la bicicleta del candado y se montó, pedaleando rápido para llegar hasta el punto de encuentro. Desde ese lugar lo que iba a hacer con la bici era una incógnita, pero lo que iba a hacer con Otto era dos veces más incógnita.
Lo había seguido.
...
WOOFFF
Escuchó un ladrido mientras pedaleaba, y solo para comprobar lo terrible miró hacia abajo, encontrándose con el pastor alemán —nooOOOSI—Concluyó cambiando de parecer en cuestión de segundos. Amaba tener a su perro junto, y bueno, al menos resolvía los problemas: Simplemente se iría en bicicleta para llegar de noche, con frío y al lugar incorrecto.
...
Nah, conocía las montañas de los alrededores, y quizá por el tráfico incluso sería más rápido que el bus.
Sonrió al ver a su perro correr y llegó al último trance del trayecto, derrapando en seco para detenerse justo en frente del pequeño grupo—Heey—Saludó a los presentes arreglándose el pelo con una mano hacia atrás sin quitarse la mochila o dejar la bici a un costado, simplemente necesitaba aclarar la situación y luego irse para no llegar tanto más tarde, pero oh.

Oh.
Un evidente deje de confusión se dejó ver en su rostro al ver a cierto sujeto...¿De verdad era él?... ¿Brendon? Torció los labios en una mueca y sin darle más vueltas al asunto dejó la bici a un lado para hablarles, ignorando por completo la presencia del de gafas, pero deseando internamente no ser el único imbécil que recordaba al otro.

Tragó saliva un poco molesto por eso y caminó seguido de Otto hasta Isabella, saludándola de un beso en la mejilla por costumbreHeeey hm, aún no llegan los otros— Comentó buscando con la mirada a quienes suponía había invitado la de gafas —Meh, Isa tengo que irme en bici porque este maldito—Acariciando la cabeza del perro en un gesto cariñoso—Se coló al viaje. Pero bah igual y se alimenta solo, tampoco necesita espacio dentro de la casa— Aclaró, guardando entonces las manos en los bolsillos —¿Nos vemos ahí supongo?




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por L U C H O el Miér Jul 30, 2014 10:38 pm

Brendon YO TE JURO QUE ES UNA BUENA IDEA.
¡Ala, bienvenido Ezra!
¡Tu perro es precioso Matt...! qu-... espera que te iras en bici, qué.  

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] }  { #76e6ec }

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
ESTACIÓN DE AUTOBUSES
¡En compañía de conocidos y de... un perro! (!)
- - - - - - - - - - - - - - -
Luego de tu spameo masivo a tus conocidos en un par de minutos ya tenias respuesta de algunos, se te escapo una sonrisa de puerco feliz (?) al leer la de Matthew, era realmente un bobo... ¡pero que adorable y sexy resultaba ese bobo! miraste la hora en que envió el texto e intentaste calcular cuanto tardaría en llegar... si... te sentías como la mayor de las burlas por tratar de contar los minutos en que tardaba un chico al que le tienes el ojo puesto en ponerse los pantalones.

Igualmente, la respuesta de Brendon pronto invadiría tu buzón de mensajes recibidos... rodaste los ojos al leerla y a los pocos segundos ya sentiste la necesidad de golpear la cabeza contra la nieve para idear de alguna forma misteriosa una excusa para lo que habías planeado... pues Brendon no estaba del todo enterado... ya empezaste a cagarla con la idea de este viaje. ¡de todas maneras se te ocurriría algo inteligente para apagar el instinto asesino de tu casero!
¡y aun contabas con algunos minutos de libertad solitaria para ello!
Tienes, digamos, treinta segundos, para explicarme qué se supone que has organizado y por qué debería dejarte hacerlo en mi casa. — Y vaya que rápido pasaron esos minutos, con el chocolate caliente a medio terminar y las gafas algo empañadas por el vapor que desprendía la bebida solo pudiste morderte el labio y soltar la verdad — ¡P-Porque te pagare... con comida porque tampoco es que ahora mismo cuente con mucho ahorrado....! ¡¡Tu solo relájate que yo me encargo de manejar a los pocos que iremos!! — Pues con semejante respuesta seguramente Brendon esconda las llaves y nos lo deje pasar — Perdona por no avisarte con tiempo, ugh. Se me acumularon algunas cosas y cuando me di cuenta oops ya era el día del viaje... eh... simplemente es un viaje con unos compañeros de curso, tampoco vamos a destruirte el lugar. Prometido. — Te pusiste firme como soldado, solo faltaba una biblia delante de tu mano a a vez que jurabas seguir diciendo la verdad y nada mas que la verdad.
— ¿Wickham?… —
Salvada por la campana esperabas voltear y encontrarte con algún sujeto de traje ofreciéndote un cheque gigante... pero la sorpresa fue similar, a quien menos esperabas ver por acá realmente se apareció... se trataba de — ¿Ezra? ¡wow! ¡viniste que cool! — Era realmente una sorpresa, Ezra era uno de esos compañeros... especialmente curiosos y raros, lo habías invitado pensando que seria una oportunidad para conocerse mejor, después de todo también se seguirán viendo en la cafetería donde hacías las mejores de tus entregas — No me digas por mi apellido, me haces sentir vieja. — Lo que al principio dijiste entre risas al final lo acabaste usando un tono de voz grave para resaltar ese "vieja", eso de llamar a la gente por los apellidos era muy época de Hitler. — Llámame Isabella, o mejor Isa, o Bella, o como quieras, estamos entre amigos... oh, mira te presento a Brendon aka el que nos alquilara la casa. — Le diste un par de codazos al chico emo y al final lo pusiste frente a Brendon para que intercambiaran nombres e hiciesen saludo de hombres, esta era la distracción mas adecuada para callar al posiblemente muy enojado casero.

Y como si hubiese llegado detrás en filita india, el invitado mas especial había llegado... junto a su adorable mascota ¿? alzando las cejas a la vez que mostrabas una amplia sonrisa te acercaste hasta Matthew para saludarlo con un beso en la mejilla y escucharle mencionar lo obvio acerca de la falta de invitados — Pues no, y espero que se apuren porque tenemos que llegar temprano. — Respondiste apretando los labios, bajaste la mirada para poder detallar un poco mas a ese compañero que había seguido a tu amigo de biología — Meh, Isa tengo que irme en bici porque este maldito. Se coló al viaje. Pero bah igual y se alimenta solo, tampoco necesita espacio dentro de la casa. ¿Nos vemos ahí supongo? — Espera. Espera. Espera. — Espera. — Espera. Entrecerraste los ojos mirando acusadoramente al animal para así devolverla a su dueño — Igual tienes que cuidarlo... bueh, supongo que estará bien. Aunque lo que me preocupa es que tú llegues al sitio. ¿Seguro que dándote direcciones llegas? — Cruzaste los brazos claramente preocupada con que su deportivo y bien moldeado trasero llegase a salvo al lugar, si bien sabias que a Matthew le iban las cosas extremas eso no evitaba que te sintieras responsable de que todos estuviesen a salvo.

Como te atreves, estúpido y guapo fornido. Quería ir contigo en el autobús riendo y no se haciendo cosas de casi-novios. — Pensabas todavía no muy convencida de su idea, pero actualmente no te estaba preguntando... era un hecho que se tendría que ir por su lado. — Ok pero antes de darte bien la dirección mira, él es Brendon y es el dueño de la casa. — Hablaste a la vez que señalabas con la mirada al adulto con gafas — Oh si, invite a Ezra también ¿supongo que le conoces? — Preguntaste alzando una ceja, después de todo habían sido compañeros de curso y... bueno, si estaban acá debían permanecer casi al mismo circulo social al que pertenecías (?) esperabas que se presentaran y que el mismísimo Brendon se encargara de darle las mejores indicaciones posibles, pero antes de eso tu evidente crush tendría que darle una buena primera impresión al chico de las gafas.
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Jue Jul 31, 2014 5:05 pm


Parada de autobús
Desgraciadamente, con Isabella y sus amiguitos.

La joven miró nerviosa a Brendon, taza de chocolate en mano, y tras titubear durante un instante, comenzó a darle esa esperada explicación:

¡P-Porque te pagare... con comida porque tampoco es que ahora mismo cuente con mucho ahorrado....! ¡¡Tú solo relájate que yo me encargo de manejar a los pocos que iremos!! Perdona por no avisarte con tiempo, ugh. Se me acumularon algunas cosas y cuando me di cuenta oops ya era el día del viaje... eh... simplemente es un viaje con unos compañeros de curso, tampoco vamos a destruirte el lugar. Prometido.

Brendon miró escéptico a Isabella. Bueno, si era un viaje se suponía que sólo pasarían por la casa para dejar sus cosas y demás, ¿no? Además, si no eran tantos podían guardar todo en la habitación de Isabella, y después tendría la casa para él sólo durante lo que fuera que durase el viaje.

Pero no. No, ni hablar. Ni de coña. Isabella siempre se las apañaba para que él acabara involucrado en esos embrollos. Además, el asunto de que fueran compañeros de clase de una chica de dieciocho años apestaba a chamusquina ahí y en Australia. Sí, Isabella podía ser una chica calmada y responsable dentro del círculo de "adolescentes que acaban de pasar a ser adultos y fuman marihuana y tienen comas etílicos"; pero ese era el extraño caso de Isabella, sus compañeros no serían así. Pensándolo bien, lo más seguro que es la idiota se hubiera dejado mangonear y hubiera acabado teniendo que organizar la fiesta ella sola.

Escu--

— ¿Wickham?… —

Brendon se giró. Un jovenzuelo con una pinta de sufridor de la vida miraba a ambos. ¿Qué clase de amigos tenía esa chica, por el amor de Dios? Tal vez Isabella no fuera especialmente normal para una chica de su edad, pero desentonaba con esa mezcla de vividor doliente y ¿qué clase de color de pelo era ese? ¿A z u l? Se suponía que Isabella era una chica energética y alegre, no emo. ¿Qué hacía juntándose con alguien con el pelo azul y las orejas agujereadas?

Brendon parecía más y más exasperado a cada segundo que pasaba. Tenía los nervios destrozados por ese día de mierda, y lo que esperaba al llegar a casa eran unas galletas de Isabella recién horneadas, seguidas de unas buenas y largas horas de sueño; no eso. Estaba incluso demasiado cansado como para estar realmente cabreado: sólo quería que todo desapareciera, para así poder calmarse y descansar en paz.

Joder, qué harto estaba. Lo que menos quería ahora era aguantar eso.

Otro chico llegó poco después del fumador de distancia. Al menos ese tenía un aspecto físico más aceptable; incluso tú sabías apreciar que era guapo. Isabella fue a saludarle, dándole un rápido beso en la mejilla.

Brendon miró a Isabella, curioso. Nunca le había visto saludar a alguien con un beso, y aunque en un principio no le dio importancia, la mirada de adoración que Isabella le echaba al chico era altamente sospechosa. ¿Es que acaso era novios?

Oh. En el caso de que fuera así, no podían hacer una pareja más rara. Además, no parecía que el chico estuviera muy interesado en Isabella. Tal vez se estuviera aprovechando de ella. De hecho, tenía cara de ser un imbécil. Casi quiso romperle la boca a ese cabroncete de cara bonita. No era justo que hubiera gente sin desperfectos en este mundo, después de todo. Incluso estaba empezando a creer que el chico emo era más conveniente para Isabella que ese tipo.

Brendon volvió de sopetón a la realidad cuando mencionaron la existencia de un perro. Un perro que estaba, por cierto, ahí mismo. ¿Cómo no lo había visto?

Espera, espera. No pensaréis acercar a ese chucho a mi casa, ¿no? Oye, chico, no quiero problemas, pero no soy el mayor fan de los perros, y si quieres quedártelo tendrás que volver a tu casa y dejarlo ahí; o lo que sea. Y tú, Isabella —comenzó, dirigiéndose ahora a ella —más te vale, por el bien de la perpetuidad de nuestra pacífica coexistencia, que no arméis jaleo. He tenido un día horrible y esto —Brendon hizo aspavientos con las manos, englobando la escena en general —no era precisamente la idea que tenía de pasar mi noche. Así que, por favor, organiza el puñetero viaje, pero silenciosamente. Y vayámonos de aquí, creo que acabo de perder la sensibilidad en los pies.

Dio el primer paso, con toda la intención de dirigir a la troupe hacia su destino.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Vie Ago 01, 2014 3:30 am

▼▲

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
Still In home
|| Con Maddie & Eddie ||


▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲
Al recuperar el aliento luego e cesar mi molesta tos alcance a divisar a un pequeño mocoso en frente tratando de asesinarme con una mirada poco amigable como si tratara de intimidarme el hecho que lo obligue a despertar temprano; sabía muy bien lo agradable que es dormir acurrucados entre las sábanas cuando no hay escuela. El chico a veces se las traía consigo. Me cruce de brazos observando su queja echándome la culpa de su malhumor
- Porque si no ¿Quién te dará de comer o apaciguará tus pesadillas por las noches? – Sin darle más importancia, pose mi mano sobre su cabeza para hacerlo a un lado e ir a asearme, curiosamente, siendo el que trajo la invitación a este techo era el último en estar preparándose para salir. Ni modo, sigo refutándome a mí mismo el por qué acepte este viaje.

Abrí la puerta del baño, cepille mis dientes, lave mi rostro y tome esas pastillas que me mantenían al margen. Con bostezos, me apresure en dirección a mi alcoba cambiando mis prendas de vestir por otras bastante simples; un pantalón suelto negro igualando el color de mi suéter y encima me coloque una capucha blanca. Siendo la única que tenía, apreciaba sus bolsillos delanteros que eran perfectos para calentar mis manos templadas por el frio aunque, ahora que lo pienso, no serviría de mucho, casi nunca conseguía entibiar mis manos a un grado ‘normal’ de temperatura en estas épocas del año.

Alcance mi bolso de viaje y una bufanda blanca para abrigar mi cuello y boca, oh si, viva el genio de los colores alegres. Salí de la habitación rumbo a la puerta de entrada con mis cosas ya listas
- ¡Ya estoy listo! Pero por la hora Maddie, no sé si alcancemos a ir a desayunar tranquilamente en un local. Tendremos que desayunar mientras nos dirigimos a la parada del autobús. Si me hubieras dicho anoche, nos abríamos levantado más temprano. -




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
En casa de Lyle Greene
|| Jugando en el ante-jardín ||


♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒
- ¡Onii-chan, Onii-chan! Ya despierta, el desayuno te está esperando hace rato ya ¡Nos tenemos que ir! – Le replicó una pequeña e inocente niña rubia al otro lado de su puerta a Neil, su primo. Como excusa, era porque su madre veía conveniente venir a dejar a la pequeña Audrey en casa de su hermana de visita, pero desde que la inocente criatura comenzó a tener ojos especiales para Neil, esas visitas comenzaron a ser mucho más frecuente que antes e incluso, más duraderas. De todos modos, su mejor amigo Fran vivía no tan lejos del sector y del colegio ¡Era ideal la casa del incauto muchacho! Muchacho que parecía seguir durmiendo al otro lado o ¿Quién sabe? Podría estar vistiéndose tranquilamente cuando ¡BAAM! Alguien ingresa a su habitación ‘por accidente’ creyendo que él está dormido

- AYYY, ¿Qué cosas piensas Audrey? – llevó sus pequeñas manos a sus mejillas coloradas, a tan corta edad ella no debería estar pensando en esas cosas tan pecaminosas que piensan habitualmente los adolecentes bien formados.

Recapacitando, dio media vuelta dejándole un último aviso con su extraño apodo japonés antes de irse a la puerta de entrada con prolongados saltitos de conejo. Aterrizando justo en frente a la puerta y al lado de su maleta con rueditas, dio media vuelta esperando con ojos bastante atentos y enormes la aparición de ese chico que despertó en ella un sentimiento encontrado e inexperimentado para la bisoña de Audrey.

- Fran, Fran, Fran ¿Qué estarás haciendo, Frany? Pies de limón con galletas para desayunar, jugo de naranja para tragar~ - Cantaba de manera improvisada balaceándose de un lado a otro planificando la siguiente travesura en sus expedientes; se rumoraba que habrían otros niños en el viaje y nada mejor que darles la bienvenida que una buena pasada de broma para darse a conocer. Y eso no era todo, a último minuto, su madre le llamo el día anterior y como noticia sorpresiva, su hermana mayor iba a venir también al viaje este.

Cansada de esperar tan solo unos minutos, abrió su escape al ante-jardín dejando su maleta como tope que ayudaba a la puerta a permanecer abierta y salió pegando un gran salto aterrizando en la cerámica del piso buscando algún pobre animal que estuviese descansado pasivamente.



Mientras tanto, en la parada de autobúses...

Al ver su reconocible rostro no dudaste en estacionar el auto a unos pocos centímetros de distancia de la parada del autobús, algo idiota de tu parte considerando que estas en un sector de lugar prohibido de estacionamiento, pero ¡El estaba allí! Y podrías dejarle a cargo de vigilar a tu hija quien, inducido por unas pastillas para el fuerte dolor de cabeza que la martiriaban la mayoría del tiempo, se había quedado profundamente dormida.
Frenaste el auto encendiendo las luces de emergencia frente a ese grupo inusual de amigos con la única intención de llamar su atención
- ¡Hey, hey, señor Westerfield! – Te bajaste del auto dirigiéndote a él pese a que este te mirada con cara de un extraño – Soy yo, su vecino de enfrente. Perdone la interrupción pero necesito que me eche un ojo a mi auto; mi hija está durmiendo dentro y tengo que retirar unos papeles en el colegio, me haría un gran favor si lo hace, por favor – Le rogaste a punto de irte e ingresar dentro del establecimiento. Aunque ni siquiera se veían más de una sola vez cada entre meses considerando que sus casas de ‘en frente’ quedaban a un espacio razonable de privacidad, confiabas en que aquel te cuidaría el auto y a tu hija ¿Qué tanto te podrías demorar dentro, al fin y al caso?

¿No te esperabas algo como esto...?
¿A dónde va? ¿Dónde exactamente esta?
¿Estará con ellos? No… está conmigo, sientes como su fría presencia detrás de ti te domina floreciendo aquel miedo que le tienes… a lo desconocido.
Lo sientes demasiado cerca.


No, no te vayas todavía.

Ellos no logran percibir lo que tú puedes presenciar, invisible se ha hecho a esos sentidos hasta que tus propios gritos les alarmen que algo está mal, pero… no, aun no puedo alzar la voz y exclamar ¡Él esta aquí!
No, te lo prohíbo hasta que esté en frente de ellos. De hecho, te insto...


¡Tienes que salir rápido de ese lugar!
...
Leeme si quieres sobrevivir...:
- Quiénes esten donde la parada de autobús, ahora tienen un auto estacionado a su lado con una joven durmiendo dentro de este. Su misión es estar atentos a este vehículo.
- En la próxima vez que yo posteé ya todos tienen que estar en la parada de autobús.
- De aquí en adelante !Ojo con los símbolos!
avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 23
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Nanix01 el Vie Ago 01, 2014 7:29 pm

Spoiler:
Nombre y apellido: Madeline Mountberry

Sexo: Femenino

Edad: 21

Familiar/Familiares: Hermanos menores: Jeffrey y Edmund Mountberry

Personalidad:
Usualmente es una chica calmada, un tanto tímida pero cálida y amistosa, además de ser muy precavida; a pesar de esto, hay momentos... situaciones o cosas similares que provocan que su sumisa personalidad de un no muy agradable vuelco de 180 grados llegando a asustar a la gente con esa nueva faceta. Suele distraerse con facilidad cuando charla con alguien debido a que su atención está más enfocada en los movimientos que ocurren a su alrededor, ¿un poco paranóica?, puede ser.
Daría todo por sus hermanos, ellos son lo más importante para ella por lo que los proteje como si fuesen sus hijos, llegando a un punto de ser un tanto sofocante; con personas ajenas a su familia (mientras sean seres a los que quiera), también los cuidará como a muñequitas chinas. Es de echarse mucho la culpa cuando algo sale mal por más que haya sido una tontería.

Motivo por el cual llegaron te convencieron: Todo fue culpa de su hermano Jeffrey (?), esté muchachito fue invitado a pasar unos días a una cabaña cercana a un bosque, es por esto que Maddie no pudo evitar sentirse preocupada al dejarlo ir solo, por lo que fue con él arrastrando también al viaje a su hermano más pequeño, Eddie.

Relaciones:
-Jeff: No le gusta pelear con él, pero lo hace muy amenudo debido al modo de actuar de su hermano. A pesar de eso, lo ama con todo su corazón y lo acompaña en todo lo que necesita.
-Eddie: Al ser el más pequeño de los tres, lo cuida como a nada más en el mundo. A pesar de todo se llevan bastante bien, pero no puede evitar sentirse triste cuando su "otra personalidad" aflora y asusta al muchachito.

Apariencia:
Una muchacha linda y delgada, mide aproximadamente 1.64m y no posee muchas curvas provocativas. De piel blanca y tersa, casi sin ninguna imperfección, la mayoría de las veces desprende un delicioso perfume producto del jabón del baño.
Su rostro es de facciones finas, de nariz pequeña y respingada más unos grandes orbes marrones adornan su cara. Bajo sus ojos, suelen mostrarse unas no muy atractivas pero pequeñas ojeras producto de que no suele dormir muy bien por las noches.
Su cabello no es muy largo, le llega más o menos a la mitad de la espalda, este es lacio y de color castaño. Suele adornar un mechon de este con un par de clips rojizos.
Pasando a su manera de vestir es sencilla y nada fuera de lo común, camisas blancas y alguna que otra falda, el accesorio que rara vez quita de su atuendo cotidiano, es una larga bufanda roja, no importa que sea verano, ella no se quitará aquel objeto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Tateyama Ayano - Kagerou project

Extras:
-Siempre lleva consigo estos objetos: Una videocámara, un block de dibujo de tamaño mediano y un par de marcadores negro y rojo.
-Sufre de mucha tos.
-Tiene algunas dificultades para recordar ciertas cosas de su pasado.
-Apenas cumplió la mayoría de edad, dejó a su familia para ir a vivir sola y cumplir sus sueños. Poco tiempo después, sus padres murieron y ella tuvo que llevar a sus hermanos a vivir al nuevo departamento con ella.
-Trabaja a medio tiempo en una boutique.
-Está en segundo año de la carrera de medicina... pero es muy probable que terminé abandonándola por todo lo que sucede en su vida y con su personalidad.

Color de roleo: #d92540

/Casa/ - /Parada del autobus/
~Jeff y Eddie / ¿Los mejores amigos de su hermano?~

Cuaderno, listo. Cámara, lista. Dinero, listo. ¿Se estaba olvidando de algo?... si, ella se estaba olvidando de algo muy, MUY importante. *Ayy... no recuerdo que es* pensaba una y otra vez mientras paseaba la vista por su habitación y abría diversos cajones de su armario en espera de alguna milagrosa pista. -Toc, toc ¿Puedo pasar?- escuchó la voz de Jeff en dirección al umbral de la puerta, instantáneamente volteo a verlo, ¡Aún llevaba su pijama!, -¿Si, qué sucede?- preguntó mientras rogaba hacia sus adentros que no tomara mucho tiempo. Lentamente se acercó al adolescente que no despegaba la mirada de su cuerpo, intrigada, abrió la boca para preguntarle de nuevo algo, pero se vió interrumpida por él -¿Llevarás esa bufanda de nuevo?-, no era difícil adivinar el porqué de su pregunta, es decir, ella siempre llevaba aquel objeto (si es que no hacía un calor infernal), -Bueno, es que me gusta y...- se detuvo al ver como él tomaba una de las puntas y la llevaba hacia su nariz -A veces pienso que esto te lo dio ella y es por eso que no te la quitas- la muchacha ocultó la mitad baja de su rostro tras la bufanda que rodeaba con ligeresa su cuello, bajó la mirada y esbozo una tenue sonrisa tras la lana, su pensamiento no era del todo errado, nada muy lejano a la realidad.

Jeff notificó que iba a ir al baño a arreglarse ¡bien!, mientras más pronto mejor, pero... aquella tos atacó la garganta del jóven, intentó disimularla tapando sus labios con la mano, pero ella ya lo había notado, más no mencionó nada al respecto tan solo lo observó de manera un tanto preocupada esperando a que se le pasara, ¿Por qué ambos tenían que sufrir aquellos ataques de tos tan horribles?, realmente era molesto...

-¿Por qué tengo que ir yo?- otra voz masculina pero esta vez más infantil se escuchó frente a la habitación de la jóven adulta, ¡Eddie!, y.... o dios, el tampoco estaba completamente vestido ¡Rápido jovencitos, tenían que salir de una vez por todas?. Se mostraba muy tierno cargando con una mano sus zapatos a pesar de que miraba de manera muy directa a los ojos de Jeff. -Porque si no ¿Quién te dará de comer o apaciguará tus pesadillas por las noches?- respondió rápidamente el jóven para luego posar su mano sobre el pequeño y hacerlo a un lado, que ante la mirada de Maddie, aquel gesto había sido un tanto bruto para tratar al pequeño por lo que frunció los labios y lo miró de manera desaprobatoria mientras él se alejaba en dirección al baño.

Un pequeño suspiro se escapó de sus labios y desvió su mirada hacia su pequeño hermanito -Eddie, tienes que venir porque no puedes quedarte solo. Podría llamar a un niñera pero.... no me sentiría segura dejándote con una desconocida aquí en casa.- se acercó y posó su mano con suavidad en la cabeza de Eddie para revolver un poco sus finos cabellos -Ve y termina de arreglarte ¿si?, oh, y abrigate bien, parece que afuera hace mucho frío.- dicho esto, Maddie regresó a su tarea de tratar de adivinar que era lo que le faltaba.

Pronto lo descubrió... maleta ¡eso le faltaba!, ¿Cómo había podido olvidar algo tan importante? ¿¡Qué clase de persona va a una cabaña en la montaña a pasar dos largas semanas llevando tan solo una mochilita!?, oh Maddie... no había que culparla, la pobre pasaba por tantas cosas que era normal que cosas como esta se le escaparan de vez en cuando. No sabe como lo hizo, pero en unos minutos logró armar un equipaje apropiado e improvisado justo antes de que Jeff anunciara casi a los gritos que ya estaba listo y que si le hubiese avisado antes podrían haber ido a desayunar... pero... esperen; ¿Qué hora era?.... AY JESUS Y MARÍA QUEEE ¡Ya había pasado mucho tiempo! ¡TODOS AFUERA, PERO YA!.

Tomó su maleta de tamaño mediano con rueditas y le avisó a Eddie que ya mismo tenían que irse. Y así fue, por poco no los sacó con suaves empujones del hogar, no sin antes pedirle amablemente a Jeff si podía llevar la pesada maleta de Eddie. Vaya a saber uno que pasó en el recorrido, ella iba absorta en sus pensamientos y con la idea de comprar aún que sea cupcakes para todos (más que nada para sus hermanos ya que por su culpa no habían desayunado). Frenó rápidamente en una cafetería y compro Cupcakes bastante variados, nadie iba a poder decir que había un sabor que no le gustara, más tres grandes vasos de chocolatada caliente para llevar. -Tomen- le dijo a sus hermanos un tanto avergonzada mientras le pasaba a cada uno un vaso y una bolsa con aquellas masas dulces, -Perdón...- se disculpo por lo del desayuno a las apuradas y siguieron caminando hasta la parada del autobus.

Ya habían personas allí... ¿Eran todos amigos de Jeff?, oh, que feliz le hacía a Maddie pensar que su hermano tenía buenos amigos. Le dió un sorbo a su chocolatada y esperó a ver que hacía Jeff, si los presentaba o no, o algo más (?).
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Jack Frost el Vie Ago 01, 2014 8:34 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

En: Parada Autobus
Con: Isabella y desconocidos...


Isabella conversaba con alguien más, pero eso no la detuvo de saludar al malhumorado peliazul, y no está demás decir que con gran entusiasmo. Eso lo llevó a preguntarse que tanto se conocían, por cuanto tiempo, o si es que habían tenido alguna conversación casual alguna vez.

— … —

No dijo nada ante el comentario del nombre de la chica, pero ella tenía razón, debía llamarla así, pasarían un tiempo juntos y no era común mantener tanta distancia con las personas, pero… no le gustaba acercarse demasiado a las éstas y menos a quienes no les había hablado de su enfermedad.

Escuchó atentamente lo que la chica decía acerca del chico que la acompañaba, iba a saludarlo pero otro apareció, saludó a la castaña y habló acerca de un perro. Suspiró y observó el paisaje que le rodeaba. Gris. Frío. Agradable

— Oh si, invite a Ezra también ¿supongo que le conoces? —
Su nombre fue el llamado de atención que necesitaba para regresar a la tierra. Observó cuidadosamente al que lo presentaba la organizadora. No. No lo conocía, no estaba en su diario ¿Por qué lo conocería? Él no era un chico de tipo popular, todo lo contrario, no interactuaba con los chicos en la escuela y a penas y tenía contacto con sus clientes en la cafetería. Tragó grueso cuentionandose el asunto, aunque no fue más que por un momento.

***

El dueño de la casa, Brendon no se veía alegre por la situación, pero a Ezra le daba igual todo lo que sucedía a su alrededor, no era del tipo conversador, aunque obviamente más temprano que tarde terminaría interactuando con los amigos de Isabella. Qué difícil era para él decir una palabra, especialmente estando presente en un círculo cerrado del que nunca había sido parte. ¿Por qué estaba metido ahí? Por ser un maniaco de las leyendas urbanas y de internet. Por eso.

Su rostro se mostraba sereno e imperturbable, tanto que parecía que ni el frío lo haría cambiar de expresión. Solo permanecía ahí observando a los presentes para luego poder describirlos en su diario y claro, ya en la casa les tomaría una fotografía, porque no quería estar dando explicaciones de porque parecía un psycho fotografiando a quien se le cruzara, es decir, a los amigos de la chica. Realmente eso podía verse raro, se lo habían dicho un par de veces… según había leído.



Ilu so much, boku no Rin
Spoiler:
avatar
Jack Frost
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 411
Reputación : 56
Fecha de inscripción : 12/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Koga el Vie Ago 01, 2014 11:32 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Con: Hyena Yoyoo // Con todos.
En: Casita // La estación.


El casi cegante rayo de sol que entró por el tragaluz y que lentamente alcanzó los ojos de Wyatt al tiempo el amanecer se pronunciaba más, hizo que el chico hiciese una mueca de disgusto y que clavara la mirada en la ventana para intentar calcular la hora. Inhaló una cantidad considerable de aire atentando juntar la fuerza necesaria para ponerse de pie y acto seguido, tanteó en la mesa de café sus gafas y se las colocó, siendo lo primero que divisó su teléfono celular tirado en el piso, justo debajo de unos calzoncillos que llevaban años ahí y que seguramente ya había utilizado como trapo sucio en más de una ocasión.

-Oh si nena, un mensaje de buenos días.- el castaño estrechó la espalda hacia atrás y luego estiró la mano para alcanzar su móvil y levantarlo (aun con los calzoncillos encima) manteniendo la esperanza de que se encontraría con un mensaje de la chica más sexy del instituto confesándole su amor.

Boyfriend♥♥♥♥ escribió:Voy tarde pero seguro llego antes que tú (;
Nah igual y espera en la parada de buses si demoro, estará Isa, quizá Heaven y idk quién más

Hehehe...Hehe... ¿Quién es Boyfriend♥♥♥ y por qué está registrado así en su lista de contactos? Hmmm..

Hmmm...

HHHHMMMM...
Oh.

¡Ooh!

-¡AY, JODEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER[...]!- -¿¡WYATT ROSS QUÉ SUCEDE CONTIGO!? ¿SABES QUE HORA ES, NIÑO?-

-Woah, lo siento mamá- Wyatt cayó en cuenta ¡Era el día en que se juntaría con Mathraca en la casa de los dibujos! y ya iba super tarde... ¡Y estaba semi-desnudo! Tenía que apresurarse. Corrió hacia el baño de su habitación quitándose el boxer en el camino para abrir el flujo de agua y una vez "limpio" se enfocó en mantener su cabello en lugar con kilos y kilos de fijador. Se colocó la ropa más simple y aburrida que pudo encontrar en su armario y empacó solo un par de pantalones, bocadillos y ropa interior con el plan de que si le faltaba ropa, podría robarle a Matt más tarde ( y que cargara él con el equipaje pesado).

Listo para partir, salió de su habitación y cruzó caminos con su hermano pequeño. -¡Hyena! ¡NO HAY TIEMPO! Si no te has bañado ni cepillado los dientes podrás hacerlo con estiércol una vez que estemos con los demás!- jaló al pequeño del cuello de la camiseta hacia la puerta de la residencia y lo echó fuera para luego despedirse de su madre antes de empezar a correr hacia la estación.

A escasos metros de llegar a el punto de reunión, Wyatt pudo observar como además de Matt, se encontraban Isabella y otro par de chicuelos que no se le hacían muy familiares, pero que seguramente conocería de por ahí.

-¡CHICOS, LLEGUÉ!- se acercó al grupo y se percató que todos tenían la atención fija en un automóvil con una niña profundamente dormida dentro -¿Qué sucede aquí? - les cuestionó y chasqueó los dedos, sugiriendo que comprendía la situación -Vamos a sacar a esa niña de ahí y robar el vehículo ¿Cierto?- bromeó antes de sonreírle al grupo y ondear la mano en el aire de un lado a otro, saludándolos con entusiasmo.


Última edición por Koga el Lun Ago 11, 2014 10:30 pm, editado 2 veces
avatar
Koga
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 357
Reputación : 128
Fecha de inscripción : 15/02/2013
Edad : 23
Localización : Electroworld
Humor : Kinda mad

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Adeline el Lun Ago 11, 2014 1:28 am

-----------------------
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
--------------------------------------------------------
Toc toc toc
La voz de quien no podía ser nadie más que su pequeña prima, Audrey, logró despabilar al desatento moreno en un santiamén, que muy centrado estaba en lo que había decidido hacer para matar el tiempo ante la tan esperada hora de salida, sí, porque Lyle era una persona matutina, de esos raros especímenes que a las cinco de la mañana están preparados para escalar una montaña mientras que el resto de la población usa esa energía para aferrarse a las cobijas. ¡Joder! se había entretenido de más golpeando cerdos verdes con pájaros con caras de pocos amigos, y es que los malditos porcinos tenían una risa que sólo le provocaba querer hacerlos chuleta.
¿Qué estaba haciendo? oh
¡BASTA DE TONTERÍAS!
Para su suerte, ya se encontraba listo –y woah, desayunado– al igual que su equipaje, por lo que se apresuró a levantarse de la cama en donde estaba echado para coger sus maletas del suelo, una mochila pre-preparada, su celular, unas llaves yyyy…sentía la cabeza más ligera que de costumbre — Damn, casi los olvido — murmuró a lo que dirigía la mirada hacia sus infaltables goggles, yacientes sobre una mesilla. Se acercó para estirarlos sobre su cabeza, y luego ponérselos de un innecesario tirón que siempre dolía, pero que según él le daría suerte.


Al salir, esperaba que la niña estuviese ahí pegada viéndole con ojos del gato con botas, pero para variar, no estaba. — ¡Aaaaudreeeey! — la llamó, esperando que saliera pegando saltos de su habitación o algo para engancharse a su pantalón como koala. No, no fue así, y tampoco podía ver su maleta por ninguna parte. Suspiró acomodándose los goggles y fue a donde su instinto de primo (?) lo llevó, -no sin primero tomar una bufanda rosa de un perchero que había cerca de la entrada- hasta el paradero de la rubia chiquilla. Se acercó tras dejar el equipaje sobre el suelo lleno de escarcha, su mirada se topó en eso con una gran cantidad de pequeñas huellas en la nieve, dignas de ciertos zapatitos — Heeey, si te congelas estaré en problemas, ¿No te olvidaste de algo? — empezó Lyle con una sonrisa en cuanto se ponía en cuclillas en frente de la jovencita para rodear su cuello con la bufanda que tenía en mano — Así está mejor, el rosa es tu color — añadió un cumplido para la niña — …bueno, ¡Nos vam-! No, espera… — rebuscó en uno de los  bolsillos de su chaqueta hasta toparse con su recientemente adquirido Smartphone –el cual no sabía usar del todo bien aún-, lo sacó y extendió el brazo para poder tomar una foto de ambos en cuanto posaba con una sonrisa y un gesto en forma de v que hizo con los dedos — Sonríe, Dean estará feliz de vernos juntos — una vez disparado el flash, se la mostró a la pequeña, la miró y decidió que era perfecta para enviársela a su hermano menor.
Hey buddy :D! Audrey y yo nos vamos al bosque a pelear con osos (?)
Habiendo hecho eso, tomó de nuevo la valija y mochila que llevaba con él, y así la mano de la más pequeña para encaminarse a la parada de bus en la que habían acordado tendrían su encuentro sus amigos. Claro, no olvidó enviarle un mensaje a la mujer más hardcore que tenía en su vida (?)  Heaven.

Heaven Margarita, más te vale que te vea en la parada del bus con las porquerías que dijiste que nos íbamos a comer en cuanto llegue. YYY con los implementos necesarios para cazar osos )8. Si no has despertado, muévelo ):<

Guardó el aparato y dirigió la mirada a su prima.
¿Dónde está Bridget? No la veo…¿Seguro que no debíamos esperarla?
Cuestionó Lyle, ya prácticamente sumándose al grupo de gente, a quienes repasó con la mirada y saludó alegremente con un gesto. Los reconoció a todos incluso…incluso…a...¿¡Era ese el peliazul de la cafetería!? 
Grrr...
Sin querer apretó de más la mano de Audrey y así su mandíbula mientras le gruñía al susodicho a la distancia. Le tenía algo de saña al tipo, después de todo era un bastardo inmaduro al que le gustaba reventar la paciencia del pelinegro con la broma más estúpida del mundo. Se le quedó mirando sin querer ¿Qué rayos hacía aquí, de todas formas?




Off: hehehe es el post más lame y más demorado del mundo i'm very gomen lo escribí con menos ganas de las necesarias ):
avatar
Adeline
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 20/09/2013
Edad : 19
Humor : You. ARE. HENTAAAAI!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por L U C H O el Miér Ago 13, 2014 4:05 pm

¿¡PERO POR QUE HAS VENIDO ACOMPAÑADO!?

¿¡¿¡QUE CLASE DE PADRE DEJA ASÍ A SU HIJA!?!?

AAAAAAAAAAAAAAAAGH

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] }  { #76e6ec }

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
ESTACIÓN DE AUTOBUSES
Entre amigos, un perro, una niña y gente qUE NO DEBERÍA ESTAR AQUÍ.
- - - - - - - - - - - - - - -
Espera, espera. No pensaréis acercar a ese chucho a mi casa, ¿no?— Los problemas surgían y Brendon entraba en crisis de diva sin maquillaje; aunque realmente muy al fondo esperabas tener que buscar otra forma de convencerlo increíblemente al final accedió a que se diera el viaje. El mayor de los problemas estaba ahora en el perro de Matthew ¿pero el mismo no había comentado que no era necesario hacerle espacio en la casa? así que apenas el pelinegro emprendía su huida de diva (ahora maquillada) diste rápidos pasos para hablar rápidamente con él — Oye, oye. Mi amigo comento que no hacia falta hacerle espacio al perro dentro de la casa y no puede devolverlo. No tenemos tiempo, vamos Brendon te prometo que me haré cargo de esto. — Miraste rápidamente al grupo detrás del casero, mas específicamente a Matthew haciéndole señas para que entendiera que no había problema con su mascota, o por lo menos esperabas que no hubiese mas peros por parte del hombre de la casa — Te deberé una grande luego de esto. — Agregaste dándole una palmadita en el hombro a Brendon a la par que te devolvías hacia tu atlético crush.

Fue entonces cuando te dio un mini-paro cardíaco o bueno, no exageremos solo fue un sustillo, un vehículo desconocido se freno de golpe frente a tu grupo de casi niños exploradores y oh vaya, solo es ¿conocido de Brendon? el hombre tan rápido como llego se esfumo dejando la puerta del auto abierta con una niñita dentro — ¿?¿? — Al igual que otros te giraste al escuchar una voz conocida hablando  -¿Qué sucede aquí? Vamos a sacar a esa niña de ahí y robar el vehículo ¿Cierto?- Levantaste las cejas y sonreíste ante la broma de Wyatt, había llegado justo en un momento crucial — Wyatt ¡Claro que lo robaremos! pero primero tenemos que llevar a la niña a un orfanato. — Acompañaste su broma, no hacia nada de daño un poco de comedia, el grupo contaba con la ahora confirmada presencia de uno de los invitados mas graciosos de la clase, y esto solo hacia este viaje aun mas fabuloso.

Aunque por los momentos la única chica eras tu pero hehe no había problema con eso.

Oye Brendon ¿todo bien? ¿el tipo del carro te pidió que le echaras un ojo a la ni... — No lo habías notado pero alguien mas había llegado... bueno, varias personas con maletas. Entre ellas dos invitados mas a tu fantástico viaje... pero el caso no era ese. El detalle mas importante estaba en que sus acompañantes llevaban maletas.

Tenias un mal presentimiento.
Algo malo iba a pasar.

Mirándolos, con una evidente expresión de confusión te acercaste a Lyle y a Jeffrey — ¿Buenos días? Chicos que fabuloso verlos... mmmmm... — Mirabas a sus acompañastes, claramente esperando una explicación. Por lo menos Jeffrey parecía obviamente haber coincidido con alguna conocida que viaja pero ¿y Lyle con esa niña? ¿Sera su hermana, no? Internamente te unías al mayor grupo de religiones, orando por que esto no causara aun mas problemas porque lentamente te quedabas sin palabras para mantener a Brendon estable
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Miér Ago 13, 2014 5:14 pm


Parada de autobús
Con demasiada gente, ya no sabe ni quién.

La serie de sucesos que precedieron a las indicaciones que dio Brendon a Isabella y su amigo fueron francamente inverosímiles. La clase de escena que transcurre únicamente en una comedia estadounidense aburrida.

Brendon era, entre el casting, el abuelo con calvicie incipiente, tez rosada y barriga redonda que sobresale de un suéter malamente remetido en su pantalón; soltando juramentos y llevándose las manos a la cabeza. Sólo que Brendon no exteriorizaba esa rabia. Se había quedado totalmente bloqueado, anonadado.

Es que la situación era para echarse a llorar. Ahora tenía a una pandilla de adolescentes y críos que pensaban ir a su casa, destruyendo así su tranquilidad, además de un coche de un vecino al que le habría dirigido la palabra una vez (con suerte), en el que había una maldita niña chica. Qué clase de padre hacía eso, por el amor de Dios. Era para denunciarlo.

De repente, aparecieron los personajes que faltaban entre esa troupe de humoristas. Un chico que soltó algo así como un chiste, seguido de un joven coreano (¡para dar más variedad en el grupo!). Y la familia con maletas fue ya la gota que colmó el vaso. Incluso Isabella parecía algo desconcertada ante la llegada de esos últimos (el más mayor tenía, además de cara de perturbado mental, unas ojeras que le daban aspecto de drogadicto).

Resumiendo, Brendon estaba metido en el fango, hundiéndose rápida e irremediablemente. El despido, los niños, el perro, el coche del vecino, el frío que le cortaba la piel... Isabella le miraba con una cara consternada y consciente, sabiendo que se había metido en un lío. Pero no tenía fuerzas ni para gritarle.

Entre el barullo, se intentó aislar mentalmente. Necesitaba pensar durante un segundo, al menos. Se frotó la sien con las manos, como hacía siempre que trataba de despejarse. Respiró hondamente, ignorando el frío.

Brendon se acercó al automóvil de ese irresponsable vecino suyo, ignorando lo demás. Efectivamente, una niña estaba sentada dentro, esperando pacientemente. Él golpeó el cristal de la ventana con los nudillos, rojos por la temperatura, para después saludarla.

¡Hey! ¿Está la puerta abierta? Soy tu vecino, tu padre me ha dicho que te eche un ojo, pero yo tengo prisa —decidiste explicarle. —Así que si puedes salir y me ayudas a buscarlo, me harías un gran favor. ¿O por casualidad te sabes su número?

La niña era su primer gran problema. Esperaba que fuera lo suficiente mayor, o madura, para ayudarle. El resto lo solucionaría más tarde.



Última edición por Perra el Jue Ago 14, 2014 11:22 am, editado 1 vez
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Devlin el Miér Ago 13, 2014 5:49 pm


It's just another night
And I'm staring at the moon
Casa Parada de Autobús
Sola por el momento Con amigos y gente que no conoce


Una vibración proveniente de mi espalda baja me causó uno de los más grandes sustos de mi vida, quizás por decimonovena vez. Mis sentidos de alerta salieron disparados y me levanté exaltada, saltando y sacudiéndome el cuerpo en busca del animal que osaba hurgar en mi anatomía. En lugar de eso, me encontré con un móvil que por cierto estuche azul violáceo sospeché que era mío. Pero uno nunca puede estar seguro de estas cosas, por lo que me acerqué para tomarlo cuando uno de los gritos de Alesana cantando Congratulations, I Hate You fue emitido por el aparato, sobresaltándome, haciéndome caer de la cama y aterrizar en el suelo con mi trasero e indicándome que además de que era mío, tenía un mensaje. Mi despertador sonó inmediatamente luego de eso, sin darme tiempo de reaccionar.

Vale, que ya me he despertado — Tanteé con la palma de mi mano en el suelo y le lancé lo primero que tomé, sin fijarme demasiado que había arrojado, apagándolo y haciéndolo caer.

¿Por qué tanto alboroto...? Me levanté y cogí mi Nokia Lumia 920. Dos Nuevos mensajes.

Matt escribió:
Heaven, recuerda el viaje a la montaña. Estaremos en el paradero de siempre esperándote.

SANTAS ROSQUILLAS
¿Cómo, por todos los colores a los que se puede adaptar el cielo, se me ha olvidado una cosa así?

Lyle escribió:Heaven Margarita, más te vale que te vea en la parada del bus con las porquerías que dijiste que nos íbamos a comer en cuanto llegue. YYY con los implementos necesarios para cazar osos )8. Si no has despertado, muévelo ):

Revisé la hora y deduje que ya podía aventarme por la ventana como castigo por ser la irresponsable más grande de toda la galaxia. Oh, vamos, ese Cd no se iba a escuchar por sí solo ayer. Tratar de justificarme solo empeoraba las cosas. Veinte escasos minutos para alistarme... Esto no podía ser tan complicado.

Respiré profundo un par de veces y le puse empeño a ello.


Para cuándo me quedaban siete minutos, la cosa con mi cuerpo estaba más que lista. Tanto el aseado como la vestimenta. Unos jeans ajustados color negro, una camisa ambarina de los Lakers y mis bebés chillones eran la perfecta elección si quería estar arreglada en corto tiempo, además de la más cómoda también.

Me acordaba de haber preparado casi en totalidad mi mochila de acampar hace un par de días, el objetivo ahora era descifrar en que parte de mi habitación podría encontrarse. ¿Dónde me pondría si fuera una mochila con frituras dentro...? Es difícil saberlo cuando no tienes una música que ambiente este misterio. Corrí hacia el estéreo y presione el botón de play, seguido del de on. Bien, ahora sí.

Alguien tenía que agradecerle al estímulo impetuoso de mi equipo de música y al hardrock hasta la muerte. If You Can’t Hang de Sleeping With Sirens retumbaba en las paredes de mi dormitorio mientras levantaba apresuradamente prendas de ropa, pufs, y todo lo que se encontrara en mi camino. En resumen, para cualquier persona que me viera en estos momentos podría parecerle una chica poseída que agitaba su cabeza y hacia algún ritual raro en su pieza. Pero eso no me importó en el instante en que mis ojos divisaron algo muy familiar. Bingo. Tomé el equipaje y casi tuve que hacer un esfuerzo sobrehumano para poder ponerlo en el colchón y revisar su contenido.

Gaseosas
Frituras
Un telescopio antiguo de mi padre
El libro El Universo en una Cascara de Nuez de Stephen Hawking 
Auriculares y audífonos

Y por supuesto, mis cambios de ropa y todo eso que no era muy importante.

Antes de salir de casa me aseguré de traer un suéter de estampado escocés, unos guantes de lana celestes y una bufanda verde agua. Me estaba poniendo todo eso mientras salía y revisaba la cochera para ver si mis padres seguían aquí. Para mi desgracia, el espacio vacío en donde debería estar un automóvil con el vidrio de atrás polvoriento y con la palabra “Lávame” grabada junto a una cara sufrida, solo me indicaba que ya se habían ido.

Estaba perdiendo mis esperanzas cuando por mera casualidad mi vista se posó junto a las intocables aspiradoras de mamá. Una sonrisa se extendió en mi rostro y antes de ponerme aquellos patines viejos, saqué mi móvil y tecleé lo más rápido que pude.

Para: Matt, Heaven escribió:Tu mensaje me salvó de unas posibles semanas lamentables y solitarias en mi casa. Ahora mismo estoy intentando llegar a tiempo.

Para: Lyle, Heaven escribió:Todo listo. Ni te imaginas que locura estoy haciendo para estar allí. Nos vemos en pocos minutos.

Me quite las Chucks para colocarme los patines y colgué la mochila en mis hombros. ¿Quien necesita casco cuando eres una experta en estas cosas? Di el primer paso y por poco no me caigo por segunda vez esta mañana y termino aplastada por mis propias cosas. Bien, tal vez he perdido un poco de práctica.

Con precaución, amarré los cordones de mis bebés en mi muñeca izquierda, cerré la puerta de la cochera y me deslicé hasta llegar a la cera. Por suerte, el lugar de encuentro quedaba a unos quince minutos caminando. Intentaría reducir esos quince a lo que me fuera posible.


Así que, ahí estaba yo, haciendo el ridículo y evitando que mi cara chocase contra el duro pavimento mientras andaba con unos muy viejos patines, con un solo objetivo en mente: Pasar unas increíbles vacaciones.

Respiraba agitadamente e iba a toda velocidad, llevándome a unas cuentas personas por el camino y gritando un ¡Lo siento! en lo que intentaba no perder el equilibrio, recibiendo algunos insultos como respuesta.

Visualicé un grupo de gente que, aparte de estar en frente de un vehículo, le brindaban su completa atención a el. Nadie parecía verme cuando agitaba mis brazos como una demente y esto hizo que me impulsara para ir a un ritmo mas acelerado, acción que fue bastante riesgosa de mi parte y causó que empujara a un chico castaño de gafas que plantaba su atención en la ventana del automóvil y aterrizara encima de el, con todo y equipaje pesado.

Eso si que es una llegada, Heaven. El comentario sarcástico de mi conciencia hizo que me sintiera mal por lo que acababa de hacer.

No sabes cuanto lo siento — Dije sin aliento a lo que me daba cuenta de cuan cerca estaban nuestros rostros. Me alejé de inmediato, sin poder evitar un leve sonrojo. Sus ojos no se debían mostrar amigables y no me atreví a confirmar ese pensamiento. Me levanté y le ofrecí mi mano, disculpándome de nuevo.
avatar
Devlin
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 54
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 11/12/2013
Edad : 19
Localización : Mundo de Celes.
Humor : Refrescante.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por MissNikkiLotte el Jue Ago 14, 2014 11:30 pm

▼▲

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
In home > Parada de Autobús
|| Con todos ||


▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲▼▲
Ay… querida Madeline, tantas veces que no logro o no alcanzo a comprenderte cuando estas demasiado eufórica; te pasa a menudo cuando incluso vas a tu trabajo. Esto de ‘salir de un salto’ de casa ya se estaba haciendo bastante esperado.

Por un momento, entre tanto aceptaba la responsabilidad de encargarme de las cosas del pequeño Eddie, acote mi espacio dirigido a esa puerta ¿De verdad tenía ganas de pasar dos semanas con gente que poco comparte mis propios ideales? A muy pocos los conocía, e incluso, me daba ese remordimiento de culpabilidad si algo llegase a pasar a causa de no tomar mis pastillas cuando era necesario. Hay veces que se me olvida por orgullo de creer que ya estoy mejor… pero ya no había vuelta atrás, de un momento a otro ya estaba caminando junto a mis hermanos en dirección y lejos de mi casa sin darme cuenta por estar aferrado a mi mente.

Maddie iba increíblemente deprisa buscando un local para comprarnos un desayuno, tan pronto como logro dar con algo aceptable, me dispuse de tomar la mano del mocoso
- Oye… si te da miedo en la noche en esa casa extraña. Puedes venir a interrumpirme ¿Vale? – No había duda, el inseguro aquí por estar rodeado de gente desconocida era quien más años tenía entre nosotros dos. Ni siquiera tuve el valor de mirarle para afirmarlo dejando un sabor agrio en mi invitación de alivio. Demostrar debilidad tampoco era una opción fiable pese a que ser orgulloso era un mal camino que tomar y siempre, se te daba en la contra.

El olor a cosas azucaradas me sorprendió, de vez en cuando había de estos en la casa reemplazados con verdes y cereales nutritivos
- Si hemos hecho algo mal, solo nos dices ¿Eh? – Comenté antes de aceptar el vaso con la chocolatada caliente dentro y escuchar la disculpa de la avergonzada Maddie por uno de los mejores desayunos expresos que he digerido. Alce una ceja observándola inexpresivamente mientras saboreaba un poco de ese chocolate

- Solo come y calla, no es para tanto comer algo dulce para empezar el día – Regrese a reforzar el agarre de ambos equipajes en mi mano derecha para disfrutar incómodamente un agradable placer entibiando mis congelados dedos. Por lo menos, por unos efímeros minutos, sentí mis manos cálidas por primera vez y ultima en el día.

Sentí como el revoltijo de la leche con chocolate mezclados en mi estomago se formo al ver a ese grupo de personas animadas conversando entre sí y la extraña posición de un vehículo frente a ellos y a la parada del autobús. Por un momento, me había animado a decirle a Maddie que me sentía mal y que quería regresar a casa, pero de repasarlo sonaría peor que si lo digiera Eddie. De hecho, no quería anunciar mi llegada apagándome completamente cuando nuestros pasos se frenaron. Me ocupe de solo encontrar un basurero y de que las cosas de Eddie y mías no se perdieran, pero antes de dar con uno, la voz de Isabella escuche  
- ¿Buenos días? Chicos que fabuloso verlos... mmmmm...  – La mire un momento, un mísero segundo y desvíe mi atención al basurero con un ‘Hola’ largándome a dirección del apestoso apartado de desechos. Estire el brazo y deje caer el vaso desechable ya vacio como si fuera la cosa más interesante que puedes hacer entre un saludo de una chica. Las ansias que me provocaron al ver al grupo acabo con mi desayuno de la peor manera soñada; ahora poseía un mal sabor en la boca, unos nervios inexplicables y quizá la mirada de Maddie sobre mi por no presentarla como se debía. Qué asco de vida.

Respire de mala gana para dejar de darle la espalda a Isabella, pero no sabré explicar si mi cara de pocos amigos o mi cortante manera de saludarla le diera ella importancia o no. Tan solo me dirigí a donde Eddie y preguntarle con susurros si estaba rico su chocolatada. Ni siquiera el estruendoso ruido y la caída de una chica en patines gastados que apareció un poco después me inmuto a cambiar mi expresión poco afable.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬
En casa de Lyle Greene > Para de Autobús
|| De la mano con el mejor primo del mundo (?) ||


♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒ ♒
¿Y si hacemos un muñeco?” Recitaba algo profético a la par que dos círculos pequeños montados sobre el otro formaban una cosa amorfa que, ante la voz de su primo, se deformo cayendo al suelo siendo ahora, solo dos pequeños intento de círculos con nieve. Ella no podía contener la felicidad al ver a Lyle con su bufanda favorita en sus manos rodeándola en su cuello para que el frio no se apoderara de ella o le provocará un resfriado por salir demasiado rápido de la casa con el cuerpo calentito.

- Muchas gracias – Agradecida, la pequeña no podía evitar reírse por los nervios de estar frente a ese chico especial que tanto quería, sobre todo cuando este le hace un cumplido con el accesorio que más adoraba usar en el invierno. Ahora, era su bufanda extra favorita, sin olvidar que era la única que tenía.

Estirando sus brazos a cada extremidad se observo a sí misma de pies a cabeza, se sentía como princesa en pleno invierno. Junto sus manos abriendo los ojos con gran curiosidad al ver el nuevo artefacto tecnológico que saco Lyle de uno de sus bolsillos. Antes de irse, inesperadamente, quiso conmemorar el momento con una foto; foto cual Audrey sin ninguna queja poso con una gran sonrisa al lado de su primo
- Sonríe, Dean estará feliz de vernos juntos – Luego de que el flash enmarcara el momento y de ver hermosa foto que ella quería para dejarla bajo su almohada, Audrey arrugo el rostro buscando el nombre de ‘Dean’ en su cabeza pero… ¡No sabía quién era Dean! Con la boca abierta, poso sus dos manos en la cintura frunciendo exaltada

- ¿Quién es Dean? – reclamo conocer más acerca de la vida del chico, pero este estaba atento en escribir un mensaje para el susodicho mencionado. Lanzo un suspiro, y se sostuvo a la idea de tener que buscarlo y saber quién es exactamente cuando llegue el momento, aunque todos sabemos lo muy paciente que son los niños en tal aspecto.

Regresando su atención a la nieve, continuo felizmente marcando sus huellas en esta mientras caminaba de la mano con su primo. Pese a que estaba ‘loca’ por él, tomarlo de la mano no era motivo de exalto para ella ya que era común que los mayores cuidaran de los pequeños así, sobre todo si no conocen el límite de dejar de correr por allí como conejos suicidas
- ¿Dónde está Bridget? No la veo… - Alzo su mirada al joven respondiéndole al instante
- Esta mañana llamo mi mama y dijo que venía en camino, seguro llegará en cualquier momento – bajo su mirada y, de inmediato comenzó a buscarla entre la gente corriendo con una maleta en la mano, pero no, no había signo de su inocente hermana mayor paseándose por allí. Tampoco podía ver gente gritando o algo parecido por las travesuras de Fran, decayéndole desilusión al no ver a su mejor amigo llegar

-  ¿Seguro que no debíamos esperarla? – Renegó con la cabeza tratando de dejar en vanos intentos a su primo tranquilo con la llegada inesperada de su hermana, pero esto fue empeorando cuando llegaron al grupo. Luego de varios gestos amistosos y saludos, prácticamente de la nada, Lyle comenzó a ponerse extraño para los ojos de la pequeña a su lado, llegando a exclamar su nombre cuando apretó su manita fuertemente



   
Mientras tanto, en la parada de autobúses...

Solo dar play cuando la pequeña mire la radio para más suspenso.

♪ ► Solitary Man - Johnny Cash

Sábado, 24 de Noviembre. 7:35AM
El dolor de cabeza te tenía a tu límite a veces pero el no poder despertar de esa pesadilla era más agobiante. No sabías que hacer para abrir los ojos de una buena vez. Gritabas y gritabas pero no, nadie era capaz de escuchar tus desgarradores gritos de terror, angustia y desesperación causados por ese juego de tu mente. Fue entonces, cuando te sometiste a perder, de otro susto despertarte con la respiración algo agitada. Por un momento, no reconociste tu entorno girando tu cabeza lentamente a ambos lados. Te encontrabas en el vehículo de tu padre con esa molesta canción que le gustaba. Posaste tu mano en la frente tratando de relajarte pero solo escuchar el golpecito en el vidrio de tu ventana fue suficiente para saltar del susto; un hombre al que no conocías hasta que se presento como el vecino antes de caer al suelo por culpa de una chica, te estaba dirigiendo la palabra.
Volteaste y viste la hora en el reloj de la radio del auto, aun asustada marcando tu respiración; solo escuchar esa canción te desesperaba, tanta… tanta… tanta…
- CALLATE - No lo soportaste y apagaste la radio de golpe.
Regreso tu dolor de cabeza y comenzaste poco a poco a llorar llevando tus manos a la cara. Por supuesto, cerraste la puerta del auto.

Solo te digo... sale rápido

Si, escuchaste bien, es estática.
¿Recuerdas lo que te dije?
Espero no lo hayas olvidado, la estática en aparatos es lo único que puede revelar que está cerca, lo único que puedes escuchar antes de verlo, lo único que te indica que huyas. No, no puedes, no te he dado el permiso para que corras. Pero,  si no se apuran en llegar los que faltan…


No... no te vayas todavía.

No tengas miedo
...
Leeme si quieres sobrevivir...:
- Su misión es estar atentos a este vehículo.
- En la próxima vez que yo posteé será una actu para finalizar el prólogo. Ya todos tienen que estar en la parada de autobús, si no, los 'visito' y se van del rol.

avatar
MissNikkiLotte
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 568
Reputación : 57
Fecha de inscripción : 11/01/2012
Edad : 23
Localización : Sanatorio
Humor : As a little sadness bird

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por bread.png el Vie Ago 15, 2014 3:51 pm

#D42629
----------------------------------
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
{ Con: Los amigos de Isabella y Slender, probablemente (? }
PARADERO DE BUSES
Eso…era una cachetada en su ego.
clARO QUE LLEGO QUIÉN TE CREES— Se defendió Matt ligeramente lastimado: No es como si conociera cada maldita montaña de ese maldito lugar Isabella. —No me subestimes Wickham podría hacerlo con los ojos cerrados  y probablemente me tropezaría una sola vez porque hay una curva en la carretera 89 que no entiendo—Continuó cruzándose de brazos y sonriendo con orgullo, mirando de reojo al señalado dueño de la casa como si no estuviera interesado.

Brendon. Isabella le había llamado Brendon ayuda.
Matthew se mordió el labio intentando no dar muestras de que le recordaba o algo por el estilo. Pero oh tío, como molestaba con el asunto de Otto llenándole de pulgas el sofá de su casita de campo—No es como si mi perro quisiera entrar a tu casa tampoco ciego pelo de emo— Murmuró apretando los dientes, mientras saludaba con un gesto de cabeza al otro amigo de Isabella que parecía sombra entre el alboroto.
Pero oh
Justo entonces apareció la razón de su vida junto a la otra razón de su vida: Wyatt y su moco coreano hell yesTe dije que trajeras una palanca para forzar la puerta y como no lo hicieras estaré muy decepcionado Wyatt Ross—Respondió sonriendo, metiéndose las manos en los bosillos, y entonces siguió con la mirada atentamente al vecino de Brendon, que se perdía en el edificio —BIEN CHICOS AHORA ES CUAND…

Oh un mensajín.

Matt dejó su intervención en la charla a medias a la vez que revolvía entre sus bolsillos intentando descubrir de donde venía esa ridículamente buena canción que con anterioridad le había despertado, y cuando POR FIN encontró el aparato no pudo más que sonreír.
Heaven escribió:Tu mensaje me salvó de unas posibles semanas lamentables y solitarias en mi casa. Ahora mismo estoy intentando llegar a tiempo.
Inmediatamente escribió una respuesta
Matt escribió:HMM SI DOS SEMANAS CON HEAVEN BOURNE can’t wait won’t wait apura en tu llegada ):
Para cuando apretó el botón de enviar ya había llegado un gran montón de gente y sentía ligeramente desorientado, pero bastó con que escuchara un grito asustado que sonaba a “cállate” desde dentro del auto para que su sentido de alerta se encendiera —QUÉ SE SUPONE QUE LE HACES A ESA NIÑA BRENDON—Comentó acercándose al auto —¡No PUEDES ir por ahí molestando a las chicas cuál es tu problemaaOOOOH—Matthew le miró de vuelta y fue entonces cuando notó que le había llamado por el nombre, haciendo una mueca incómoda —noesquesepatunombreisabellalomenciónoantesvale—Masculló bajito, rojo de vergüenza.
Pero hell yes había llegado ayuda divina.
Sin mayor aviso Heaven acababa de derribar al de gafas—Aterrizaje perfecto, 10/10 nena, y no te disculpes, es su problema por estar en medio de la acera shh —Bromeó considerando ayudarla a levantarse, pero nah, la mujer era fuerte e independiente y lo logró sola —¿No te hiciste daño verdad?—Preguntó un poquito preocupado, pero parecía viva y eso era lo único que importaba, además aún estaba el asunto de la tipa dentro del auto.

Matthew se acercó con lentitud a la puerta del auto, sin intenciones de tocarla o algo porque la mujer en el interior parecía extremadamente nerviosa, y así la saludó con un movimiento de mano un poquitín nervioso porque además de Isabella y Heaven nunca hablaba con chicas y ellas dos no contaban (Porque una era rara y la otra algo así como un dude con precioso cabello y pestañas de ensueño con buen gusto musical, espera qué) —Hey niña ehh ¿Te encuentras bien?




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Perra el Vie Ago 15, 2014 5:42 pm


Parada de autobús
Con demasiada gente, y deseando que todos se larguen.

La hija del vecino no desvió su mirada hacia Brendon cuando éste trató de llamar su atención. ¿Acaso tenía puesta la música demasiado alta y por ello no lo había escuchado? Aguzó el oído, pero no pudo percibir nada más allá del murmullo proveniente de la conversación entre Isabella y sus amigos.

Brendon volvió a golpear la ventana del coche con sus nudillos, un poco más fuerte esta vez. El rostro de la chica pareció contraerse en una mueca horrorizada, aunque seguía mirando al frente. De hecho, había algo en sus ojos vacíos y en sus puños, fuertemente cerrados, que provocó que un escalofrío recorriera la nuca de Brendon. No le gustaba la idea de tener algo que ver con ella o con lo que quisiera que pasase ahí. No parecía estar teniendo un buen día, y tentar a la suerte era algo que sólo los temerarios hacían. Y Brendon era muchas cosas, pero ante todo, precavido y prudente; nunca temerario.

Como una premonición, de repente algo chocó contra él. Casi pudo percibir una sensación de alivio al apartar la mirada de aquella chica. Pero ésta desapareció al chocar contra el suelo con gran fuerza, golpeándose la cabeza. El objeto, que parecía ser alguien y no algo, cayó encima suya tras de él.

El golpe no le hizo perder el conocimiento, pero Brendon sintió un fuerte dolor, seguido de un profundo malestar. Su vista se oscureció y un manto de niebla parecía haberse cerrado sobre su mente. Varias personas empezaron a hablarle a la vez, pero no pudo prestarles atención.

Después de unos segundos, y al parecer sin que nadie se hubiera dado cuenta (lo que le hizo sentirse doblemente asqueado), se incorporó, sentándose en el suelo. A ese esfuerzo le prosiguió su consecuente mareo, además de la oleada de malestar que volvía a arremeter contra él.

Brendon puso una de sus manos sobre su frente, quitando el sudor frío que la cubría, tratando de recuperar el control sobre su cuerpo y su alrededor. La chica que se había chocado contra él le ofreció la mano en ese momento, pero Brendon sólo quería acurrucarse en su cama a dormir, resguardándose de ese frío desalmado y de todos esos pequeños horrores que le habían hundido a lo largo del día y que le estaban empezando a cansar mentalmente. Con toda sinceridad, necesitaba un momento a solas, apartado de las miradas y gritos que se le aturullaban en la cabeza.

No quería que esos mequetrefes lo vieran débil, era algo que le daba rabia. El orgullo tal vez costara caro, pero era suyo, y él jamás jugaba con los precios. Se percató de que se le habían caído las gafas y chasqueó la lengua con fastidio. Las necesitaba.

Brendon alzó la vista y pudo discernir al amigo de Isabella hablando con la chica que seguía encerrada en el coche. Ese tipo no le había caído bien desde el principio, y el hecho de que hubiera pasado por delante de sus narices sin tenderle siquiera una mano le reafirmó en su opinión.

Oye, Isabella —comenzó, tratando de apartar todas las emociones que encerraba su voz en un frío desinterés y enfado. —Ayúdame, ¿quieres?

Después, musitó un "por favor" que esperaba que nadie más oyese. Necesitaba que al menos Isabella se apiadara de él ante esa terrible sucesión de catástrofes por la que estaba pasando; pero no estaba dispuesto a rebajar su ya mencionado orgullo por esa pandilla de mocosos desconsiderados.
avatar
Perra
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 88
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 07/05/2014
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Arth el Vie Ago 15, 2014 7:52 pm


Hye-sung Ross
Shota
12 años

Con: Wyatt redneck-san || Eventualmente con todos.
En: La mansión || La estación.

"Beeeeeeep, Beeeeeeep, Beee- *click*"

-Uugh...- Dije, mientras apagaba mi alarma después de despertarme, me froté los ojos y procedí a mirar la hora.

-5:30, bah, me pregunto si debería despertar al homonerd.-

-Nah.-


Salté fuera de mi cama y entre al baño de mi habitación, me lavé los dientes y la cara y bajé a la cocina a pedirle algo de desayunar a mi madre, sabía que ella se levantaba mucho más temprano que yo así que no tendría que ir a despertarla.

-¿Qué hay para desayunar?-

Mi madre puso un plato con un sándwich de huevos y tocino frente a mi.

-Comida, lo de siempre, bebé.-
-No me llames "bebé", te lo he dicho muchas veces.-
-Lo que tu digas, cariño. ¿Ya fuiste a despertar a tu hermano?-

Me preguntó de la nada, ignorándome totalmente.

-Eh, lo hice y ni siquiera se movió, ¿Quieres que vaya a arrojarle un vaso con agua en la cabeza o algo así?
-Oh no, ¿El activo su alarma cierto? Deja que se levante por si mismo.-
-Me parece bien.-

Concluí, dándole una mordida a ese sándwich delante de mi.
Al terminar mi comida, subí de nuevo a mi habitación y encendí mi Xbox, aún eran alrededor de las 6:00 y no iríamos a la especial fiesta de los amigos del homonerd.

No se cuanto tiempo pasó, de repente se empezó a escuchar actividad en el cuarto del tonto, seguido de uno de sus usualmente afeminados gritos de homonerd; mi madre le regaño porque se había levantado tarde y aparentemente ya casi teníamos que salir.

~Es hora.~ Me dije a mi mismo, apague mi consola y salí de mi habitación para esperar al homonerd. El baka estaba desnudo, bueno, casi, pero aún así era desagradable para la vista, como si no fuera suficiente ver sus cuatro ojos todos los días, todo el día.

Volvió a entrar en su habitación y lo seguí para recordarle que era un tonto y que nos teníamos que ir. Se dirigió hacia el baño y yo fui detrás de él unos segundos más tarde.

-Oye cara de...- !!!!!- Callé mi boca al verlo desnudo dándome las espaldas, saqué mi celular del bolsillo, tomé unas cuantas fotografías, y me fui, aparentemente desapercibido. ~Esto me será útil más tarde.~

Tardó lo que a mi me parecieron horas en empacar sus cosas, yo lo había hecho desde el día anterior, y me pareció ver que había empacado substancialmente menos de lo que necesitaría en la ausencia. Pero me dio igual, mientras yo estuviese bien.

~Se está tardando demasiado, aprovecharé que es tonto para darme una ducha~ Y así fue, y no fue una ducha rápida, casi me quedo dormido bajo el agua y cuando salí el homonerd aún seguía empacando comida.
Listo para bajar, salí de mi habitación y la cerré con llave, y mi camino se cruzó con el del tonto.

-¡Hyena! ¡NO HAY TIEMPO! Si no te has bañado ni cepillado los dientes podrás hacerlo con estiércol una vez que estemos con los demás!-
-¿¡PERO QUE ACABAS DE LLAMARME!? UWAH...- !!!!-

El homonerd me jaló del cuello de la camisa, me arrojó a la calle y salió corriendo hacia la estación.

-¡ESPERA CAGARRUTA DE FOCA DEJASTE MI MALETA DENTRO!... *Sigh*-

Entré de nuevo a la casa, recogí mi maleta y salí, por suerte el homonerd era lento como un caracol muerto comparado conmigo, y la estación no estaba lejos, así que tomé un atajo y lo alcancé. Ya llegando pude ver algunas personas esperando también, eran los amigos del homonerd, con los cuales nunca había socializado.

Suddenly otro grito de tono femenil:
-¡CHICOS, LLEGUÉ!-
*Facepalm*

Nos acercamos con el grupo y notamos que todos estaban mirando fijamente un automóvil con una cría durmiendo dentro; me pareció muy extraño, no la niña durmiendo dentro, si no que todos la observaban, que miedo.

Captain Homo quiso romper el hielo, pero solo lo hizo todo más incómodo:
-¿Qué sucede aquí?- Les preguntó mientras chasqueaba los dedos, gesto que no comprendí, debe estar en la naturaleza de los fagots, supongo, además Wyatt es Brony, así que es claramente el King Faggot.
-Vamos a sacar a esa niña de ahí y robar el vehículo ¿Cierto?- Dijo el homonerd, volviéndolo todo aún mas incomodo, mientras alzaba la mano para saludar a otras personas que venían llegando.
-No se puede ser más gata...- Dije silenciosamente, y di un suspiro imperceptible.

Me di la vuelta y noté la presencia de Audrey, no quería estar solo con tontos de la edad del homonerd, y nosotros somos lo que se puede decir amigos, así que decidí saludarla.

-Hola.- Pronuncié, y alcé la mano ligeramente como gesto.


___________________________
¡DING!¡DING!¡DING!
Bonus points a quien me diga cuantas veces usé la palabra "homonerd" en mi posto.
No se vale volver a mirar, ¡Sin trampas!
avatar
Arth
Roler
Roler

Masculino Mensajes : 42
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 17/12/2013
Edad : 22
Localización : México.
Humor : Wat?

Ver perfil de usuario http://www.dragcave.net/user/arth

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Cutethulhu el Sáb Ago 23, 2014 1:45 am


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Hogar Mountberry Parada del bus
Con sus hermanos, y extraños que ignora.
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯
" Porque si no ¿Quién te dará de comer o apaciguará tus pesadillas por las noches? "
Agachando un poco la cabeza mas sin quitarle los ojos de encima, Edmund ahogó un pequeño quejido de vergüenza que bien sirvió para dar aviso de su penosa derrota. A pesar de vivir solos los tres y en pura confianza, al niño le apenaba en exceso que Jeffrey tratara aquello con la burlona indiferencia en la que lo hacía. ¿A-A qué bebé le gustaría dormir envuelto en su hermano? "Estúpido..." Giró en el lugar para observarlo marcharse, como si clavarle los ojos a la espalda tuviera algún efecto físico en el ido adolescente. ¡Odioso!

La voz de Maddie desde su recámara lo hizo olvidarse del chico, volteando la cabeza una vez más para encontrarla. Se dejó acariciar sin quejas, esbozando una pequeña sonrisa de gusto antes de que su hermana retirara la mano y lo mandara a terminar de alistarse. Madeline era tan dulce como su cuidado afecto, capaz de derretir el malhumor mañanero de cualquier crío a las 7 AM. Mientras caminaba de vuelta a su alcoba pensó en una compañera de escuela en particular, cuya hermana mayor había tenido hijos antes del inicio de las vacaciones. Edmund apretó los labios en lo que doblaba la esquina y entraba a su pieza. ¿Si Maddie tenía niños dejaría de hacerle caso? Con esas ideas maquinando en su pequeña mente, empujó la puerta hasta que la oyó cerrarse. Por supuesto que no, esa fue su conclusión. No quería compartir a su hermana. Era suya y de nadie más.


...Y tal vez de Jeff un poco, pero él no venía al caso.
¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯
Cuando el más joven Mountberry volvió a emerger de su habitación ya estuvo prácticamente listo para irse. El ánimo era lo único que le faltaba, ¿pero dónde encontrarlo sabiendo el destino de aquel viaje? Traía un suéter tejido de color verde oscuro y encima de éste un fino saco café, con una camisa blanca por debajo de todo. Caprichoso como era, conservaba los shorts un poco más altos de la rodilla a pesar de los avisos de su hermana, pero un largo piloto marrón y una bufanda verdosa atada al cuello (había aprendido de los mejores a hacerlo él solito) debían ser suficientes para evitar algo peor que una miradita de reproche.

Cargando con la granja de hormigas que con tanto ferviente empeño cuidaba, parecía haber terminado en el momento justo a juzgar por Jeffrey subiendo las escaleras a buscar su maleta y Maddie entrando en pánico impaciente junto a la puerta de entrada. No tardaron mucho más en dejar la casa. Más importante; ¿a qué hora comían?

¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯
"Madeline, cualquier sitio está bien..." era incómodo verla desesperarse por algo tan tonto. Edmund a gusto comería hasta dulces de desayuno, pero no serviría de nada recriminarselo ya estando en ese estado mental. ¿Que no estaban llegando ya supuestamente 'muy tarde'? La presión conocida de cierta mano congelada contra la suya lo desvió de sus pensamientos. Eddie alzó la cabeza para ver a su hermano mientras la hablaba para a continuación fruncir el ceño en exagerada molestia por lo que le decía— Cht... —chasqueó la lengua y veloz le enseñó el perfil de su rostro, dando a entender que no quería escuchar de aquello ahora mismo donde estaban.

...Pero apretó su mano con fuerza, impidiendo que le soltara. Su única respuesta, supondría que Jeffrey ya la entendía bien. Su hermano siempre estaba tan frío... se sentía bien el contraste con su más tibia piel. En especial en verano, cuando el escuálido chico le servía de cubetera gigante y podía lanzar un seco 'Tengo calor' para excusarse si deseaba acurrucarse junto a él. "...Bah."

Maddie —quien por fin había encontrado un lugar aceptable para comprar comida—, volvió en el momento justo en el que Edmund no podía sentirse más hambriento. Con una ansiosa sonrisa aceptó (o le arrebató, más bien) la bolsa de cupcakes soltándose de Jeff como si su vida dependiera de tener las dulces masas y la chocolatada en sus manos— ¿Hace cuánto no comíamos cupcakes, Maddie? —no te disculpes, tonta. Ésto estaba más que bien.

¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯
Se mantuvo junto a Madeline cuando llegaron con el grupo de Jeffrey, examinando desde esa distancia a cada uno de ellos. "¿Estos son tus amigos?" le preguntó en su propia mente, curioso mas atento. Cuando el pelinegro volvió a acercarse a él, simplemente asintió ante su pregunta y le dijo al oído, no tan bajo como para evitar ser escuchado por el resto.

¿Cómo se llaman?


Última edición por Cutethulhu el Lun Ago 25, 2014 10:38 pm, editado 1 vez


#DóndeEstáLP

         
xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx


This ship will carry our bodies safe to shore:

Don't listen to a word I say, hey.

la vaca cocina:



[ 足立透! ]

avatar
Cutethulhu
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 409
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 19/02/2013
Edad : 21
Humor : Will you please beat the shit out of me, Kanji ♥

Ver perfil de usuario http://kagerouchan.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Nanix01 el Lun Ago 25, 2014 7:46 pm

Spoiler:
Nombre y apellido: Madeline Mountberry

Sexo: Femenino

Edad: 21

Familiar/Familiares: Hermanos menores: Jeffrey y Edmund Mountberry

Personalidad:
Usualmente es una chica calmada, un tanto tímida pero cálida y amistosa, además de ser muy precavida; a pesar de esto, hay momentos... situaciones o cosas similares que provocan que su sumisa personalidad de un no muy agradable vuelco de 180 grados llegando a asustar a la gente con esa nueva faceta. Suele distraerse con facilidad cuando charla con alguien debido a que su atención está más enfocada en los movimientos que ocurren a su alrededor, ¿un poco paranóica?, puede ser.
Daría todo por sus hermanos, ellos son lo más importante para ella por lo que los proteje como si fuesen sus hijos, llegando a un punto de ser un tanto sofocante; con personas ajenas a su familia (mientras sean seres a los que quiera), también los cuidará como a muñequitas chinas. Es de echarse mucho la culpa cuando algo sale mal por más que haya sido una tontería.

Motivo por el cual llegaron te convencieron: Todo fue culpa de su hermano Jeffrey (?), esté muchachito fue invitado a pasar unos días a una cabaña cercana a un bosque, es por esto que Maddie no pudo evitar sentirse preocupada al dejarlo ir solo, por lo que fue con él arrastrando también al viaje a su hermano más pequeño, Eddie.

Relaciones:
-Jeff: No le gusta pelear con él, pero lo hace muy amenudo debido al modo de actuar de su hermano. A pesar de eso, lo ama con todo su corazón y lo acompaña en todo lo que necesita.
-Eddie: Al ser el más pequeño de los tres, lo cuida como a nada más en el mundo. A pesar de todo se llevan bastante bien, pero no puede evitar sentirse triste cuando su "otra personalidad" aflora y asusta al muchachito.

Apariencia:
Una muchacha linda y delgada, mide aproximadamente 1.64m y no posee muchas curvas provocativas. De piel blanca y tersa, casi sin ninguna imperfección, la mayoría de las veces desprende un delicioso perfume producto del jabón del baño.
Su rostro es de facciones finas, de nariz pequeña y respingada más unos grandes orbes marrones adornan su cara. Bajo sus ojos, suelen mostrarse unas no muy atractivas pero pequeñas ojeras producto de que no suele dormir muy bien por las noches.
Su cabello no es muy largo, le llega más o menos a la mitad de la espalda, este es lacio y de color castaño. Suele adornar un mechon de este con un par de clips rojizos.
Pasando a su manera de vestir es sencilla y nada fuera de lo común, camisas blancas y alguna que otra falda, el accesorio que rara vez quita de su atuendo cotidiano, es una larga bufanda roja, no importa que sea verano, ella no se quitará aquel objeto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Tateyama Ayano - Kagerou project

Extras:
-Siempre lleva consigo estos objetos: Una videocámara, un block de dibujo de tamaño mediano y un par de marcadores negro y rojo.
-Sufre de mucha tos.
-Tiene algunas dificultades para recordar ciertas cosas de su pasado.
-Apenas cumplió la mayoría de edad, dejó a su familia para ir a vivir sola y cumplir sus sueños. Poco tiempo después, sus padres murieron y ella tuvo que llevar a sus hermanos a vivir al nuevo departamento con ella.
-Trabaja a medio tiempo en una boutique.
-Está en segundo año de la carrera de medicina... pero es muy probable que terminé abandonándola por todo lo que sucede en su vida y con su personalidad.

Color de roleo: #d92540

/Parada del bus/
~Con sus hermanos y demás jóvenes~

Luego de ellos más gente comenzó a aparecer, cada uno con un aspecto muy peculiar, claramente no iba a confundirse de nombres o algo similar, bastaba con ver su físico para reconocer a cada uno de ellos (por así decirlo). No sabía que hacer o decir, aún portaba con aquella bolsa extra de cupcakes para los demás, pero no se animaba a dar el primer paso. Volvió su vista a Jeff, se le notaba en la cara... no iba a presentarlos, ¿Tan tímido podía llegar a ser ese muchacho?, o... ¿podía ser otra cosa?. -¿Buenos días? Chicos que fabuloso verlos... mmmmm...- se acercó una muchacha de cabello corto negruzco y con anteojos, las facciones de su rostro eran como el de una muñequita, al menos así Maddie la veía. La muchacha se notaba desconcertada, ¿no había sido avisada de que la familia Mountberry también iba a ir con ellos?, se sintió un poco culpable por aquello; tenía que remediarlo.

-Buen día- saludó a la jovencita con una tenue sonrisa pintada en sus labios -Somos los hermanos de Jeffrey- comenzó la presentación -Yo soy Madeline y el pequeño de allá es Edmund- miró momentaneamente al más joven corroborando que se encontraba tranquilamente hablando con su hermano por lo que regresó su vista al frente clavándo su mirada en los ojos celestes de la muchacha -Espero que no sea un inconveniente, prometemos no estorbar... es solo que...- ocultó un poco su rostro bajo la ancha bufanda rojiza que rodeaba su cuello -No podía dejarlo venir solo...- esperaba que la chica no la tomara como una loca o como una hermana extremadamente sobreprotectora por hacer tal cosa, pero era así, ella se preocupaba muchisimo por su familia.

Volvió a descubrir su rostro y le tendió frente a ella aquella bolsa de papel que contenía aquel dulce desayuno que había comprado momentos atrás -Son Cupcakes... para todos- le dijo pintando nuevamente una pequeña sonrisa en sus labios, aunque esta pronto se borró para dar paso a una expresión un tanto asustada al escuchar el sonido de un golpe, volteo rápidamente para ver de que se trataba; allí desparramados sobre el suelo se encontravan un jóven con anteojos y sobre este una muchacha en patines; podía imaginarse muy bien de quién había sido la culpa. Al lado de ellos se encontraba un automóvil que hasta el momento había ignorado por completo, dentro de este había una niña.

Esta demostró un comportamiento extraño mientas se encontraba en el interior, podía verla, estaba alterada y parecía que en cualquier momento iba a largarse a llorar, ¿Qué estaba sucediendo?. Comenzaba a sentirse incómoda, ese tipo de situaciones no le gustaban para nada; un chico castaño se acercó hasta el auto para intentar llamar la atención de la señorita. *¿Debería de entrometerme también?* se cuestionó mientras mordía su labio inferior con ligereza y su vista se encontraba clavada en lo que sucedía en el interior, no estaba segura de que hacer, en realidad, no estaba segura de nada.
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por L U C H O el Lun Ago 25, 2014 10:18 pm

¿Es un placer conocerte Madeline?
Jeff eres un idiota.

Heaven eres idiota también.

Brendon...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] }  { #76e6ec }

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
ESTACIÓN DE AUTOBUSES
Cerquita de Brendon y aparentemente con el cast de Acapulco Shore.
- - - - - - - - - - - - - - -
Jeffrey evidentemente no parecía cooperar al respecto con la información que tanto buscabas, así que no te quedaba de otra que escuchar a la chica que explico ser hermana de Jeff, ¿Así que hermanos? seguramente en 5 segundos tendrías a ti a esta joven muchacha diciéndote que fue una verdadera coincidencia que sus viajes quedaran el mismo día y pronto se despediría del pelinegro con tendencias de emo asocial Espero que no sea un inconveniente, prometemos no estorbar... es solo que... No podía dejarlo venir solo..—  En ese momento escuchaste algo quebrándose dentro de ti. Esto era perfecto. El chico de tus sueños te había gritado segundos atrás y ahora gente no invitada era parte de esta reunión porque una hermana sobre-protectora era incapaz de dejar solo a su hermano que pronto seria mayor de edad ¿o acaso no lo era ya? "Puta" bien, era una gran falta de respeto considerando que a diferencia de su hermano la chica parecía ser un poco sobre las normas de saludar apenas llegas, — Madeline es una... sorpresa tenerlos con nosotros, supongo que el lugar es lo suficientemente grande así que no hay problema. Trata de no preocuparte. — Respondiste chorreando la mayor cantidad de amabilidad posible, era difícil encarar a tan encantadora chica y soltarle un "negra que te pasa largo"... ademas había traído cupcakes... lindo detalle a pesar de que te niegas a comer postres que no sean hechos por ti — Un muy lindo detalle, bienvenida y muchas gr— — El sonido de catástrofe y destrucción a las cercanías te hizo voltear pegando un salto, este verdaderamente no era tu día Isabella y parecía que conforme pasaba el tiempo mas cosas empezaban a acumularse en tu tarjetita de mala suerte.

La escena cerca del vehículo había pasado de un simple vecino cuidando a una menor a lo que queda después de que en un reality show sobre gente bronceada en la playa acaba peleando, Heaven se encontraba en el suelo y justo enfrente de ella estaba BreNDON — SEÑOR. — Exclamaste para luego taparte la boca, "mierda, mierda, mierda, mierda, mierda" estuviste a punto de morderte las uñas de los nervios pero NO ya te habías prometido a ti misma no volver a morderlas, en todo caso igual era preocupante lo rápido que todo comenzaba a destruirse: Los hermanos de tus compañeros que llegan sin invitación, los cupcakes engordantes, el hecho de que aun no se iban, Brendon en el suelo, y ahora... ahora Matthew con Heaven... ella era definitivamente la ultima persona que quería involucrada en tu plan de "Nalgas de atleta para Isabella". Sin mencionar que por la llegada de la arpía de bonitas pestañas tu querido Matt se distrajo lo suficiente como para no ayudar al pobre de Brendon... "¡Pero que perra!" aunque realmente la idiota eras tu por recaer toda la culpa en Heaven.

Y tal cual atolondrada no fue hasta que Brendon llamo tu atención en que saliste de tu nube de miseria y te dignaste a caminar rápido hacia él para auxiliarlo — Oh dios mio, Brendon de verdad lo siento. — Te mordiste el labio ¿acaso una disculpa seria suficiente para la mamarrachada que ocurría? Te agachaste así ayudando al pelinegro a levantarse — Ojala esa insulsa de Heaven no se atreva a ponerse de nuevo los patines. — Ya no sabias que hacer, por los momentos ahora solo quedaba esperar que el vecino de Brendon volviese y pudieran irse tranquilamente.

Ademas... obviamente estos accidentes no cancelarían el viaje. Ok, Brendon realmente te estaba dando pena por tener que soportar todo esto pero ¡las molestias no serian en vano! tenias la esperanza de que algo mágico y hermoso sucediera durante el viaje y convirtiera esto en la mejor experiencia adolescente del siglo.
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: H E. I S. H E R E . . .

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.