Mundo de Rol

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Clase Nº1: Introducción y relleno de la ficha.
por reokabelo Miér Jul 19, 2017 9:44 pm

» Un nuevo amanecer
por Mr.Death Mar Jun 27, 2017 6:30 pm

» He vuelto! (Aunque no se cuanto durará)
por Adamaris Dom Mayo 07, 2017 5:31 am

» Necesito decir esto
por Devi W. Blood Vie Mar 17, 2017 5:48 pm

» Edorian { ✰ } Wunderlich Stella✨
por Thama Dom Feb 12, 2017 6:57 pm




Mundo de Rol
Es una creación de Captain. Copiar la temática del foro o crear un foro idéntico a este, ya sea por diseño o contenido, se considera litigio o plagio.
Skin creada por Zorra para Mundo de Rol.

Agradecimientos especiales a Zorra y Capullito Z por la ayuda que nos ha brindado, a los creadores de los diferentes recursos utilizados para el diseño del foro. Especialmente a OurSourceCode por sus muy útiles tutoriales.

A LaufeysonSister por darnos permiso de utilizar su hermoso tablón de anuncios.

Ninguno de los personajes utilizados en el diseño nos pertenecen.

Nox Noir Nero "Cuachita" ©
Es un personaje ficticio creado, diseñado y dibujado por Captain. Cualquier similitud con otra criatura es mera conciencia. No copiar ni utilizar en cualquier otro lado que no sea Mundo de Rol.


AFILIADOS ÉLITE

AFILIADOS NORMALES
titulotitulotitulotitulotitulo

『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Adeline el Sáb Dic 14, 2013 5:55 pm

Recuerdo del primer mensaje :






> Puppetmasters: Hemfelt, Angie <
> Puppets: Every single character of this madness <

. . .


Kisaragi Academy o Kisaragi Gakuen, es una escuela localizada en la provincia de Hokkaido, Japón. No es como si fuera reconocida regional, nacional o mucho menos internacionalmente, ya que es un instituto cualquiera, con estudiantes cualquiera.
Sin embargo, bien se sabe que antes de ser construida, hubo una escuela primaria que tenía por nombre Heavenly Host Elementary School. Se rumora con frecuencia que Heavenly Host fue demolida por una serie de hechos terribles de los que fueron testigos sus paredes.
Pero como todo rumor, quizá sean calumnias de la gente, y lo más probable es que sean idioteces que dice la gente. Leyendas urbanas, como las hay en toda comunidad.
Quizá...

. . .

>> CORPSE PARTY: NEW GENERATION - C A P Í T U L O 1 <<
- PARTE 1 - “Sachiko, te lo rogamos” -




Kisaragi Academy – Afueras del instituto - - > Aula 2 – A. [20:36 horas || Viernes, 22 noviembre del 2013]

Así que, finalmente había llegado el día. El día del que los alumnos del 2–A de Kisaragi Academy habían estado haciendo mención durante un par de semanas. Al principio era el plan de unos pocos, pero gradualmente y por razones naturales ¡malditos cotillas! se convirtió en el plan de todo un curso.

Para hacer honores a lo cierto, en mayoría no lo tomaban como un asunto muy importante que digamos, ni con toda la seriedad del mundo, pero era algo que necesitaba planificación al ser ilícito. Como una decisión colectiva, se había decidido que se verían a las afueras del instituto del que todos eran alumnos para entrar a este por medios inusuales, para entonces colearse en su propia aula de clases en horas de la noche de la actual fecha.

Sus objetivos; efectuar un inofensivo ritual propuesto por un chico del alumnado, comer una que otra botana, charlar un rato y quizá contar algunas historias de miedo para más tarde volver a casa y esperar por su tan añorado fin de semana luego de una dura jornada de exámenes.

Sería divertido, “¿Por qué no?”. Se lo tomaban también como un pequeño escape.

Quizá ese no era el propósito general, cada uno tendría su razón del por qué estar ahí, unos sentían curiosidad o aburrimiento, otros sucumbieron a la presión social, unos pocos más ni siquiera sabían de qué iba el asunto y los restantes quizá de veras querían efectuarlo por su  propósito en sí “estar juntos por siempre”, en fin, ya eso estaba marcado individualmente.

Pasado un rato, después de que todos (o casi todos) fueran puntuales con el acuerdo, se podía apreciar que su plan estaba marchando a la perfección, lograron escabullirse por medio de una ventana localizada en la parte posterior de la institución hacia dentro de las instalaciones sin ser vistos, lo cual era un gran logro al ser tantos chicos.




Al llegar a su destino, se dedicaron a arrimar pupitres para hacerse un espacio en el centro del aula, en donde se sentarían en círculo para poder compartir con mayor facilidad. Habían tenido suerte, cuando llegaron, el cielo se encontraba nublado, pero la llovizna no empezó a caer hasta que llegaron adentro.

En el salón sólo podían escucharse las voces de los presentes, uno que otro sonido de ambiente nocturno y por supuesto el sonido de las gotitas de agua chocando contra las ventanas. En cuanto a la iluminación, era escasa ya que era proporcionada por una sola vela puesta en el suelo, justo en el medio del susodicho círculo. Estaban todos, sí, todos milagrosamente habían venido, y estuvieron a tiempo, pero...
No, espera, no todos, faltaba alguien primordial. El primero que propuso todo.

Komatsuzaki Mirai, el joven que había propuesto el ritual con tanto entusiasmo,  y quien debía indicar a sus compañeros lo que debían hacer con exactitud según el artículo que había encontrado en línea, no estaba entre el grupo de jóvenes ¿Dónde demonios estaba, entonces?

¿Ahora qué? Había algo de bullicio, los estudiantes, al ser jóvenes, se impacientaban con facilidad.
__________________________________________________________
Créditos a Adeline y a Jack por la fantástica intro \o


Abadeer, Marceline Devlin
Hayashida, Saneatsu Adeline
Itō, Kikuri Cary Milla
Itō, Mizuki Nanix01
Lane, James Zorra
Mitsukuri, Helena Hemfelt
Nakae, Rintaro Angie
Niiya, Adachi Cutethulhu
Nunotaba, Ruri Angie
Rice, Casper L u c h o
Sonoda, Haruichi L u c h o
Sonoda, Tomoyo Thama
Tatsuya, Kai Bianchi
Yamaoka, Michelle Koga


FallecidosDesaparecidos
Hagiwara, Koi Sarandonga Ichida, Sakura MissNikkiLotte
Komatsuzaki, Mirai Jack Hyata, Kai CROOKED
Taiyou, Nidai Naru Shinzato, Ryo Shikuko 
Kuromuzawa, Yoko Poppie
Yasashi, Yoi Captain

En memoria de Toyotomi Sukey.


________________________________________________


Prologue
Part 1Part 2
Chapter 1 - Mischance
Part 1Part 2Part 3Part 4
Part 5






Quizá después de tantos sucesos inexplicables hayas olvidado lo que has hecho durante el tiempo que llevas en éste lugar. No sería mala idea echarle un vistazo a tu fortuna para recordar aquello que has hecho y que ha podido darte alegrías... o problemas.


Fortuna de Marceline Abadeer
Fortuna de Saneatsu Hayashida
Fortuna de Kikuri Itō
Fortuna de Mizuki Itō
Fortuna de Mirai Komatsuzaki
Fortuna de James Lane
Fortuna de Helena Mitsukuri
Fortuna de Rintaro Nakae
Fortuna de Adachi Niiya
Fortuna de Casper Rice
Fortuna de Haruichi Sonoda
Fortuna de Tomoyo Sonoda
Fortuna de Kai Tatsuya
Fortuna de Michelle Yamaoka



Fecha de la próxima actualización:
28 - O2 - 2O16


Última edición por Zorra el Lun Feb 15, 2016 4:27 pm, editado 13 veces (Razón : EDITADO POR PETICIÓN DE LA NUEVA ROLE MASTER)
avatar
Adeline
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 20/09/2013
Edad : 19
Humor : You. ARE. HENTAAAAI!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Thama el Lun Feb 16, 2015 2:41 pm


|| Escuela \\ Entrada Escolar desconocida>>Dimensión A - Piso 1.||

\\ Con todos || Con Helena \\

¿Y ahora que hacías? ¿Sucumbir o moverte? De cualquier modo, tu mente te decía que tenías que moverte, mas al escuchar las palabras de tu aparente compañera. ¿Chasqueas la Lengua? Es claro, te desagrada la idea de que estas con otra chica y no con quien queres. ¿Pero no es mejor alguien de lo que sola en ese mundo perdido? Es lo que piensas.
Suspiras al huir que tienen una entrada bloqueada.
¿Te preguntan que hacer? Es verdad...¿Que harás?
-Pues. No sé, tiene que haber otra salida.- Te levantas y apartas el cabello de la cara -Este estúpido juego debe ser obra de alguien. Y debe haber una salida para nosotros. Una ventana o un agujero- continuas diciendo, queriendo creer que estas cierta.
-Has recorrido este lugar? Vamos a ver de nuevo un lugar.- dice ella y le mira. Observas el lugar que te encuentras. La vida es horrible, sangre, suciedad, y solo piensas
*Deve tener siglos*
Te pusiste a pensar ¿Por que pasó esto?
-Helena. ¿Helena verdad?. La mujer fantasma mencionó algo...un acto. El ritual.- comienzas a molestarte  y piensas *Haru, maldita sea, te dije que era una mala idea, tu y tus cursilerias ridiculas* Chasqueas la lengua con el pensamiento.
[color#=ab5641]-Ese estúpido ritual ¿De donde sacaron esa idea?-[/color] le preguntas a ella. Habías aceptado eso sin ningun tipo de información.
¿En que te habías metido tu, pequeña pelirroja?


Off: despues de siglos.


avatar
Thama
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 774
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 21
Localización : Detras de ti o-o
Humor : Del bueno 8D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Hemfelt el Lun Feb 16, 2015 5:26 pm


* * *

Entrada de la escuela // El mismo pasillo de siempre
Con: Tomoyo y "nadie más"

* * *

Aquello no era precisamente... la acogida que había estado esperando. Por supuesto que Helena estaba feliz de haberse encontrado con alguien en aquel infierno desolado. Alguien con quien hablar antes de perder su cordura por completo. Incluso respiraba un poco mejor después de que Tomoyo se hubiera incorporado y por fin pudiera escuchar una voz humana. Pero estaba claro que... Tomoyo no parecía encontrarse demasiado feliz de que fuera ella quien fuera su compañía. Probablemente... esperaba encontrarse con alguien diferente.

No podía culparla por eso.

- ¿Otra... salida? - Se detuvo un instante a mirar la puerta en ruinas que tenían tan cerca. Aunque enseguida tuvo que dejar que mirarla. No lo soportaba. Y mientras tanto Tomoyo se veía tan segura de sí misma... Casi envidiable. No, definitivamente envidiable. - C-claro que tiene que haber una salida... - Dijo en voz baja. Aquello casi lo hacía para convencerse a sí misma.

- ¿O-obra de alguien? ¿Quién podría hacer... algo como esto? - Aquello no podía ser. Nadie sería capaz de hacer algo así. Ni siquiera podía darle una explicación lógica. Era una locura. - Pero las ventanas... Están bloqueadas. Y los agujeros... Hay unos pocos, pero creo que no es buena idea asomarse para ver qué hay ahí abajo. Y no sé si pueda haber alguna salida más...

Parecía que Tomoyo estaba explorando todo lo que había a su alrededor. Todo aquello que tanto esfuerzo supuso para Helena mirar. ¿Tenía que estar todo en tan mal estado? Pero desde luego era una gran ayuda poder contar con alguien más. Nada de allí parecía tener explicación. Casi se despistó al pensar en todos aquellos detalles.

- ¿E-eh? Sí, Helena... - Afirmó, confirmando que Tomoyo no había confundido su nombre.  Siempre sería "la chica nueva", sin importar cuánto tiempo hubiera estado en aquella clase. Entonces notó un nudo en la garganta. Era cierto. Acababan de ver un espíritu o algo parecido. Y resultaba complicado intentar no pensar que fueran efectos especiales. Pero se veía tan real... Bastante impresionada había quedado ya por la aparición, que ni siquiera recordaba con total claridad las palabras del "ente". - L-lo siento, la verdad es que me sorprendió tanto ver algo así que... no presté toda la atención que debería. Solo sé que por alguna razón... No quiero soltar esto. Llámalo corazonada. - Dijo la chica, aferrando su trozo de la muñeca todavía. Casi parecía obsesión.

- ¿Un ritual? Ahora que lo dices... Recuerdo que... Dijo que todos estaban aquí. Q-quiero entender eso como algo bueno. Eso quiere decir que... podemos encontrarlos. - Juntó los dos dedos índices por los nervios. ¿Cómo podía dejarse ver así delante de una compañera de clase? Era vergonzoso a más no poder. - ... P-porque es imposible creer que podamos estar al lado suya y no encontrarnos, ¿verdad? Será mejor que... vayamos a buscarlos. Aunque no sé por dónde empezar... Esto parece no tener salida... - Tragó saliva en aquel instante. - Más allá de aquel foso horrible. D-deberíamos buscar en algún lugar lejos de allí, por lo menos...

Off: Resurgiendo de mis cenizas~
avatar
Hemfelt
Roler
Roler

Masculino Mensajes : 60
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 16/12/2013
Edad : 25
Localización : En algún lugar entre Asgard y Utgard...
Humor : Error 404: Humor no pudo ser encontrado.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Cutethulhu el Mar Feb 17, 2015 1:11 pm


↽ ↽ ↽ ↽ ↽

ほっといてくれ. . .

· { Barricada en las escaleras } ·
Con Mizuki y Marceline.
↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽ ↽

Sus puños se cerraron todavía más sobre las patas metálicas a las que se aferraba para combatir el vértigo, manos pálidas comenzando a entintarse de un ardido rosa en sus nudillos y almohadillas por la presión con la que se estaba hiriendo a sí mismo y Adachi no caía aún en la cuenta. Ocultó el par de temblorosos ojos que se mezclaban en su color con la misma penumbra cerniendo sobre ellos sus pestañas cual cortinas, este acto se volvía tan repulsivo que el chico ya simplemente se negaba a mirar. Al mismo tiempo dejó que el peso de su cabeza se volcara hacia adelante, el tosco sonido del golpe no doliendo más que el impacto. Mas se quedó allí, tieso, procesando en silencio el daño que solo se había causado, en la máxima expresión de rendición que conocía. Su vista no iba a ver, su oído no iba a escuchar. Era el colmo de los colmos y no lo toleraba. Sonoda Haruichi, negociando con... la cosa. "Completo idiota, mierda..." Si esta era la única ruta de escape él ya los consideraba perdidos. Cada frase atropellada dicha sin pensar desde la boca del chico al otro lado de la escalera hacía a Adachi querer hundirse más en la tumba que ya en su mente se estaba cavando. ¿De qué tenía vergüenza, en una situación así?— Haru... —Ah, pero se mordió la lengua bífida antes de seguir y tragó el ácido sabor de su propio veneno. ¿Acaso el genio de la clase tenía un plan mejor? Por lo menos Haru lo intentaba.

"Que asco..."


Y como cereza del pastel, una voz familiar clamaba su nombre a sus espaldas. Familiar, en este caso, no era un sinónimo de bueno. Cuando Adachi se volteó alertado por el grito y el crujir de la húmeda madera que poca resistencia parecía imponer contra los pasos que se acercaban, cuando Adachi percibió quien era que lo llamaba, sintió el corazón dar un furioso vuelco y la soga cerrarse alrededor de su garganta, como si alguien... como si ella hubiera pateado el taburete del cual se balanceaba, el taburete que aún lo ataba a la triste esperanza de que algo —al menos una cosa en esa maldita noche— le saliera bien.

Marceline Avadeer.
De todas las personas, ¿qué quería ella?


Sólo la observó, en un gélido silencio. Como un ciervo acorralado que todavía tenía el valor de escupir en la cara de una mano amiga. ¿Amiga...? Avadeer, esa mujer era todo menos una amiga. Así que apretó los labios ante su insistencia, ante la pregunta de si estaba bien que no parecía encajar, que se sentía incómoda viniendo de los siempre crudos labios de esa gaijin. Apartó la vista por un segundo de la pelinegra y se sorprendió al rescatar de entre las sombras la pequeña silueta de una de las Ito... la más agradable, por sobre todas las cosas. "¿Qué estás haciendo con...?" No. Olvídalo, Adachi. Tendría que pasar por Marceline para llegar a Mizuki, y en ese mismo instante sus preocupaciones eran otras. Agachó la mirada, seguido la cabeza y se giró una vez más enfrentando las escaleras bloqueadas, dándole la espalda a la ayuda.

¿¡Qué quieres!? —alcanzó a gritarle a la figura antes de que su propia voz perdiera contra la presión del momento. ¿Por qué no podían todos simplemente desaparecer?


#DóndeEstáLP

         
xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx xx


This ship will carry our bodies safe to shore:

Don't listen to a word I say, hey.

la vaca cocina:



[ 足立透! ]

avatar
Cutethulhu
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 409
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 19/02/2013
Edad : 21
Humor : Will you please beat the shit out of me, Kanji ♥

Ver perfil de usuario http://kagerouchan.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Adeline el Vie Feb 20, 2015 9:23 pm




Dimensión ↬ Piso
{ M a p a }


CASPER, seguiste tu camino por los lúgubres pasillos del extraño lugar en busca de alguna persona, de alguna cosa útil o de una salida. Cualquier cosa era mejor que quedarse en ese cuarto, donde la vida de la única persona que podía acompañarte se te había resbalado de las manos.

¿Allá o acá?:

Derecha


Izquierda


Frente


No tuviste éxito al echar un vistazo a tu derecha, ni a tu izquierda tampoco. Ambos rumbos conducían a un punto muerto, o a una puerta cerrada. La única alternativa era marchar hacia el frente, y tampoco es como si la opción fuese del todo buena, puesto que gran parte del suelo se había caído a pedazos, dando como resultado el que fuera imposible para ti avanzar un poco más. Sólo te restaba aferrarte a la posibilidad de que alguien estuviese lo suficientemente cerca para socorrerte.

→ Gritar por ayuda
→ Intentar cruzar



━━━━━━━━━━━━━━━



HELENA, TOMOYO, ambas aún en la entrada luego de aquella fantasmagórica aparición, mantienen la esperanza de encontrar a alguno de sus compañeros. Pero antes de salir a explorar sería mejor echar un vistazo a las cosas que podrían serles de utilidad en algún momento.

El lugar estaba polvoriento, y desordenado pero habían algunas cosa que podían notarse a simple vista sin necesidad de rebuscar entre la mugre: zapatitos que podrían pertenecer a niños de primaria, un par de sogas y trozos pequeños de madera roída del piso y de los estantes.

Después de eso deciden cruzar aquella puerta hacia el interior del ruinoso escenario para encontrarse con tres posibles vías por las cuales podrían continuar: hacia la derecha, la izquierda, o al frente.
Avanzar era todo lo que podían hacer de momento.

→ Ir a la derecha
→ Ir a la izquierda
→ Avanzar al frente


━━━━━━━━━━━━━━━



Dimensión ↬ Piso
{ M a p a }


KIKURI, has tomado la decisión correcta. Veamos si tu juicio continúa siendo acertado.

Te aproximas cautelosa al destello de luz que te impulsó a ponerte de pie luego de verte envuelta en una situación que bien pudo terminar en una horrorosa muerte. Mizuki necesitaba de ti, y eso lo sabías muy bien. Fuese lo que fuese aquel objeto que había logrado captar tu atención, no te arrepentías de haber ido tras ello. Tenías perfectamente claro el hecho de que debías seguir adelante y enfrentarte a lo que sea que se atreviera a amenazar la seguridad de tu hermana, y de tus amigos.

Ya estando más cerca, agudizaste la vista y lo que presenciaste no lo habrías creído de no haberlo visto con tus propios ojos: un saxofón levitaba y se movía por su cuenta en línea recta, como si quisiera guiarte específicamente a un lugar. Estabas consciente de que perseguirlo podía representar un inmenso peligro, más no te detuvo de tomar la decisión de continuar; arriesgarte de una vez, no sin prestar especial atención a tu alrededor conforme avanzabas hacia el sur, siguiendo su paso a una distancia prudente pero sin perderlo de vista.

Dicho objeto se detuvo y se apoyó en una pared en cuanto alcanzó lo que parecía ser su destino: el escalón superior de unas mugrientas escaleras que -por si fuera poco- no sólo tenían el aspecto de poder ceder con un solo movimiento en falso, sino que también conducían a ninguna parte por el momento. El paso hasta lo que parecía el primer piso, según una placa fijada en una de los roídos muros cerca de allí, estaba bloqueado por una barricada compuesta por mesas y sillas corroídas por el óxido.



El acto reflejo fue abalanzarte sobre los obstáculos y probar tu suerte al removerlos, pero pronto descubriste que estaban fijados allí con un peso endemoniado para nada creíble tomando en cuenta que se trataban de simples pupitres viejos y tú eras nada más y nada menos que una Ito.

Retrocediste, agotada y jadeando a falta de aliento, pero con ganas de intentarlo por segunda vez. Hubieses ido a por ello de no ser porque quebradas notas musicales taladraron tus oídos, de tal forma que te tuviste que sostener la cabeza con ambas manos. Venían del instrumento que te había llevado hasta allí. Siquiera te dio tiempo de preguntarte si se había tocado por sí solo, porque la respuesta a esa pregunta estaba ahí mismo:

Un niño, de no más de 7 años, lo sostenía entre sus manos traslúcidas y de matiz azulado.

¿En qué momento apareció?:


Oneechan, no debes juntarte con chicos malos...podrían matarte…


Seguías mirándolo pero él estaba muy concentrado en el brillo metálico del saxo como para prestarte atención a ti.

Por eso te traje aquí, para que jugaras conmigo y pudiésemos hallar una forma de que mi nuevo juguete suene mejor, ¿Está bien?


→ Ayudar al niño
→ Buscar otro camino



━━━━━━━━━━━━━━━



KAI, JAMES, a pesar de estar lejos, es imposible que el primero de los dos no identifique el sonido.

JAMES, realmente no importaba el lugar en el que estuvieras, podrías reconocerlo sin problema alguno. Aquellas notas provenían de tu saxofón sin lugar a dudas.

Ya habías visto morir a alguien frente a tí, había sangre sobre tu ropa, recorrías una escuela en ruinas ¿Qué podía ser peor qué eso?

Seguir las notas malamente ejecutadas era una opción, aunque no sabías con qué podrías encontrarte de camino, por otra parte eso podría ser un simple juego de tu imaginación en búsqueda de algo familiar y eso podría llevarte a enfrentar alguna otra desafortunada situación.

→ Buscar la procedencia del sonido
→ Continuar investigando junto a Kai
→ Buscar otro camino



━━━━━━━━━━━━━━━



KAI, el sonido que distrajo a tu compañero fue poco y nada para ti, en ese momento te encontrabas concentrada en averiguar que había tras aquella puerta. Sabías que de salir de ahí te encontrarías nuevamente con las recientes imagenes que con gran fervor querías olvidar.

Avanzaste decidida mientras frente a tus ojos se desplegaba un salón de similares características al que te encontrabas pisando, pero había algo que lo diferenciaba del resto, una extraña figura tumbada en el piso del salón llamó tu atención.

Extraña figura:


Frente a tí se encontraba el cadáver de alguien más, una chica de más o menos tu edad. La observaste cuidadosamente. A simple vista parecía dormida, inconsciente tal vez. Pero si te concentrabas en los detalles notarías que aquella chica no volvería a abrir los ojos. Un charco de sangre avanzaba lentamente bajo tus pies, pegajoso.

Sin verte tan afectada como hace pocos minutos, miraste a la chica, su apariencia física, su ropa, la expresión de su rostro, podría ser cualquiera, era posible que no perturbara tanto porque no la conocías.

Sin embargo, todo indicaba que en cualquier momento tú y James podían ser los siguientes ¿Qué harás?
→ Seguir investigando
→ Buscar la procedencia del sonido



━━━━━━━━━━━━━━━


Dimensión ↬ Piso
{ M a p a }




¿Dónde estaba?
¿¡Dónde demonios lo había puesto!?


El aliento parecía estarle faltando hasta el punto de que casi brillaba por su ausencia. Se tomó el pecho con fuerza, arrugando la tela por encima de este en un puño temblante y deseando desgarrarla allí mismo con tal de poder volver a respirar debidamente.

Con la mano desocupada tanteó presuroso una y otra vez los bolsillos de la camisa, del suéter, y del pantalón en búsqueda del objeto que religiosamente procuraba mantener siempre al alcance de la mano y que no pudo encontrar esta vez a pesar de su insistencia.

Echó la cabeza hacia atrás, haciéndola chocar con una de las paredes de esa sala que parecía ser una entrada y luego esbozando una triste sonrisa de ironía al acordarse de que había decidido que su inhalador, ese mismo artefacto que no había usado en ya dos años, iría en la mochila de la que no había rastro alguno en vez de alguno de sus bolsillos. No es mi día de suerte, ¿Eh?

Cada segundo transcurrido significaba estar un segundo más cerca de que su garganta se obstruyera por completo, de no poder ni siquiera levantarse y averiguar en qué sitio iba a morirse, de no saber dónde habían terminado sus compañeros y de no poder haber podido decir adiós a esos pequeños revoltosos que estarían esperándolo hasta tarde en casa sólo para darse cuenta de que jamás volvería.

No, no todo podía acabar de forma tan patética.


Presionó los párpados e intentó con todas sus fuerzas controlar el ataque, de recordar qué le había enseñado mamá para cuando esto ocurriera y no tuviese a nadie cerca. A relajarse y no dejarse dominar por el silbido
.


No pasaron tres segundos antes de que un ruido aleatorio llamara su atención, haciendo que la concentrara al pie de la entrada en esa salita repleta de escombros de madera podrida y zapatitos de infantes. Por arte de magia, su mochila había aparecido allí, tan cerca de la puerta –ahora abierta–como suyo, y la contestación instantánea del rubio fue ir a por ella. Sin levantarse, no tenía tiempo para eso, así que arrastrándose fue el método que escogió.

Llegó a poner su mano sobre la mochila.


¿Quién…eres tú?



━━━━━━━━━━━━━━━



MIRAI, MICHELLE sólo les bastó caminar un rato en silencio para descubrir que no estaban en la posición más favorable ¿Derecha? No había manera de abrir esa puerta ¿Izquierda? Estática y otra puerta inservible. También hay lo que parece ser un salón con una placa que se leía como “5A”, pero no lo revisan de inmediato. ¿Y para el frente…?


¿Allá o acá?:

Derecha



Izquierda



Frente


No hay caso, el piso está destruído...


Una voz proveniente del extenso y oscuro pasillo a la derecha les hace brincar del susto a los dos, por un momento dudan de volverse en busca de la procedencia de la susodicha al haber sonado ronca, y baja, como un susurro que bien se pudo haber perdido en la extensión de aquellos pasadizos. Como sea, pueden comprobar instantáneamente su advertencia y se consiguen con que, en efecto, no hay forma de seguir avanzando. Al menos no sin asistencia de alguien al otro lado de la extensa brecha.

Estoy feliz de haberlos encontrado, Yamaoka-chan, Komatsuzaki-kun~ ¿Se encuentran bien?


La voz ahora tiene dueño y poco a poco una silueta se volvió una figura conocida para uno y más que familiar para el otro. SANEATSU había aparecido, su postura más que tranquila para la naturaleza del lugar y de sus propias fobias, pero era sólo natural tratándose de él, ¿No, MIRAI?

Aunque, ¿De dónde había salido? Habrían jurado que no le habían visto al momento de echar su propio recorrido, más asumieron que tendría que haber despertado en el salón que quedaba por inspeccionar.

¡¡¡HARU—!!!


Un grito quebró el silencio, poniéndolos alerta al momento de enterarse que, en definitiva, no eran los únicos aquí. Sabían a quién pertenecía ese angustioso llamado, y darse cuenta de que un joven como ADACHI había perdido de tal forma su imperturbable compostura les paralizó los nervios. Tenían que pensar y moverse rápido.

Ahora, ¿Qué hacer?


→ Darse la vuelta e inspeccionar el 5A.
→ Pedir ayuda a gritos, confirmar la presencia de alguien más.



━━━━━━━━━━━━━━━



Dimensión ↬ Piso
{ M a p a }



HARUICHI, has conseguido un objeto:

ID Card: Ryuugamine Academy - 3A Minami, Wataru




SA lir de a qUí, ¿eH? A HA Ha hA ha H A HAHa.


HARUICHI, el espíritu claramente se estaba mofando de tus palabras en tu cara, de tus súplicas, de la terrible frustración en tu compañero y de la sensación de impotencia que estaban compartiendo. Su angustia, los nervios y la expectativa iban acrecentándose a la par de la sed de venganza en aquella vil entidad que de humana ya tenía casi nada.

No h ay f or ma dE esCaPar de Es te i Nfier no, Mu cHach o In ge nUo… —. Se dirigió a ti con desdén, con la intención de eliminar todo rastro de esperanza en ti como en algún momento habrían aplastado la propia. Más allá de ese pormenor, lucía como si se hubiese decepcionado de tus vagos intentos de persuadirle. Sus ojos estaban ahora fijos en la escuálida figura del muchacho, mucho más frágil. Mucho más fácil de quebrantar. — Tú y T u a MiguI to Mo RiráN a quÍ, y No vOy a PermItIr Qu e lo HaGan J untosss... —.

ADACHI, podrías jurar que esa cosa estaba sonriéndote, mostrándote los colmillos como todo un depredador que quiere jugar con la vida de su presa antes de extinguirla sin piedad alguna.

Sentiste una fuerte sino aplastante opresión sobre tu torso, alrededor de las costillas y en la cabeza, de dónde parecía estar sosteniéndote. La posición no te permitía confirmarlo, pero podías apostar lo poco que te importaba en la vida a que tus pies se habían despegado del suelo. Que estabas suspendido en el aire a merced de esa cosa que en un pestañazo podía quebrar todos y cada uno de tus huesos, uno a uno si le placía. Eras su juguete.

Si T aN so lO cOn fi ar fU era sUfi ci en te...


MARCELINE, es casi como si tú y MIZUKI fueran invisibles para la perversa presencia. La visión de ADACHI en tal agonía te llena de valor y te conduce a tomar una decisión precipitada al querer interferir de alguna forma. — ¿A dÓnDe cR e es qUe vassS? —. No te imaginabas que más que poder ayudarle, terminarías siendo despedida contra un muro al igual que HARUICHI. Tu cuerpo, mucho más delgado y endeble que el del corpulento basquetbolista, no consigue resistir el impacto de la misma manera y con ello, pierdes la consciencia.

MIZUKI, no te da chance ni de inquietarte, puesto que a ti te ocurre algo parecido en el instante que pones tus ojos sobre MARCELINE. La diferencia era que en vez de impactar contra una pared, acabas en el suelo y de algún modo el golpe no te arranca la lucidez. ¿Era la determinación por encontrar a tu hermana? Sólo pensar que podía estar en peligro, con algún monstruo tan cruel o peor que el que estaban enfrentando te hacía querer ponerte de pie y ser de utilidad.

Muy cerca de ti, casi a tu lado, divisas un cuerpo. Está casi en los huesos y el uniforme que trae puesto es lo que te indica que alguna vez fue un chico de secundaria. Del bolsillo de su camisa sobresale una tarjeta laminada… ¿Un ID card tal vez? Junto a un pedazo de papel doblado.

La ID indica que el chico se llama Ono, Mitsuki y el papel, en el cual parece haber una dedicatoria manchada de sangre, dirigida a un tal...Wa...r...u? No se leía con claridad.

HARUICHI , ADACHI, MIZUKI, deberán trabajar en conjunto para librarse de esta situación…

━━━━━━━━━━━━━━━



Dimensión ↬ Piso
{ M a p a }


RINTARO, a pesar de que estabas acompañado ese sentimiento de incertidumbre te molestaba, no saber si tus amigos y compañeros estaban aquí y en qué condiciones, si podrían salir de ahí. Lo único que podías hacer era aferrarte a las palabras de Yoko, a la esperanza de que saldrían de ese lugar.

Continuaste avanzando junto a YOKO y KOI, esta última había hecho más paradas de lo usual y se mantenía callada, no había reaccionado ni siquiera ante aquella broma referente a su persona. Aun así es mejor no darle importancia, puede estar shockeada por el mismo motivo que tú y no sería bueno forzarla a hablar o intentar darle consuelo, un consuelo que tú no tenías.

Pero espera, RINTARO, YOKO, no tardaron en notar que algo no andaba bien, de un momento a otro KOI ya no se encontraba con ustedes.


¡¡AAAAAAAAAAAAHH!!


Aquel alarido no podía provenir de nadie más que de su desaparecida compañera. Aceleran el paso cada vez más, desesperación, miedo, angustia, ¡¿Dónde estaba KOI?!



Siguiendo la dirección del grito de la morena se encontraron con el pie de las escaleras que llevaban al segundo piso.
Ahí estaba la chica, en el suelo. Su cabello estaba suelto. podía versele ligeramente aturida.

YOKO, te acercas para ayudarla, mas un escalofrío te detiene. Algo no anda bien, no está sola.


Lo primero que ves es una mano traslúcida de tonalidad azulina que lentamente acaricia el cabello de la muchacha. Poco a poco notas que tras ella se encuentra un joven con la mirada baja, centrada en KOI.

La miras, luego miras a tu compañera, intentas advertirle que se aleje, pero NO podías ser brusca, ¿Huir? ¿Ayudarla?

Doshite..?
Su voz quebrada y triste pedía una explicación. Sí, a ustedes quienes la observaban paralizados a menos de un metro.
Levantó la mirada en dirección a RINTARO.

¿ Te gustan de cabello largo? ... ¿JU gaS tE Co n migO Ko i chi - kun...? —.
¿Koichi-kun? Aquel nombre no se les hacía familiar, no era nadie a quien conocieran. Si bien no eras amigo de todos tus compañeros, sabías bien que ninguno de ellos llevaba Koichi por nombre.

Las vocalizaciones de la chica eran cada vez más agresivas y cargadas de ira. Del mismo modo eso podía notarse en sus movimientos, más y más bruscos con la muchacha a la que parecía no querer soltar.

dO Shi te..!?


Un grito que pudo helar la sangre de cualquiera que lo oyese. Se elevó llevándose consigo a KOI arrastrándola de su azabache cabellera mientras gritaba y pedía ayuda. ¡Les pedía ayuda!

Intentan todo lo que está a su alcance, pero al comenzar a subir las escaleras, se dan cuenta de que a partir del descanso de la misma se encuentra bloqueado el paso para el piso superior. KOI grita desesperada mientras uno de los mechones de su cabello rodea su cuello. Sus ojos aterrados se fijan primero en YOKO, luego en RINTARO, ya no puede hablar. Lleva sus manos rápidamente a su cuello en un vano intento por liberar aquella fuerte presión que lentamente va dejando una gruesa marca roja. Solo pueden oírse gritos ahogados y gemidos secos de la boca de la muchacha.

Sus ojos permanecen abiertos, fijos en la nada mientras que sus manos inertes caen a sus costados provocando un ruido metálico producto del choque de sus pulseras. Su cabeza se recuesta suavemente hacia adelante. Se mantiene así mientras su cuerpo se balancea colgado de una viga donde el resto de su cabello se encuentra fuertemente enredado.

Ahora que ya no está… me quieres de nuevo ¿Verdad?
Aquella voz se escucha claramente a sus espaldas. Una mano se posa en el hombro de RINTARO dejando ver una pulsera metálica con algo grabado en ella.

━━━━━━━━━━━━━━━



Dimensión ↬ Piso
{ M a p a }


SAKURA, por primera vez desde pusiste un pie en este lugar, eres capaz de sentirte segura entre los brazos de uno de tus compañeros. “Dos mentes piensan mejor que una”, te consolaba esa forma de pensar, o bueno tres ahora que notabas la presencia de YOI tras el muchacho de gafas. Silencioso, al parecer cerrado en su propio mundo, tan temeroso de la nueva realidad que parecía no notar que estabas allí.

En el momento sabes que lo mejor es avanzar junto a ellos, siendo cuidadosa de cada paso que dabas puesto que no querías volver a sentir aquella sensación que hacía solo segundos habías dejado atrás.

Al parecer te distrajiste más de la cuenta pensando, puesto que de un segundo para el otro, ya Yoi no estaba sentado en el suelo abrazando sus rodillas en aparente calma, sino que trató de ponerse de pie y ahora estaba en un pequeño aprieto: su pie se había atorado en un agujero que se abrió al, la deteriorada madera, no poder soportar el peso del muchacho. — ¡A-aagh! —. Se quejó, tirando de su propia pierna para librarse del martirio, pero al parecer su torpe accionar estaba empeorando las cosas para sí mismo. Estaba más atorado, y el darse cuenta de ello le hizo perder la calma. — No, no, no…m-maldita sea...

Los bichos que iban ascendiendo en fila india camino al techo justo a su lado parecían empezar a tomar un rumbo distinto, dispersándose y, en lo que parecía ser un acto de defensa territorial, habían comenzado a rodear al muchacho.

¿¡C-c-chicos!? ¡A-ayúdenme!


Empezó a recobrar la ansiedad que lo dominó al momento de despertar y que había tratado de apaciguar.

KAI, te acercas a ayudar a Yoi al verlo caer en pánico rogando que le ayudasen. Lo jalas hasta que la madera cede dejando libre la pierna de tu débil compañero haciéndolos caer a ambos al piso. Te levantas, y decides tenderle la mano al castaño, pero en ese momento notas que él se encuentra en un estado de shock aún mayor que cuando lo encontraste.

Aquellos insectos ahora estaban sobre el cuerpo del chico, quién con nerviosos movimientos intentaba quitarselos de encima, pero eran demasiados.

¡QUÍTENMELOS, QUÍTENMELOS! ¡P-por favor! —. Comenzaban a trepársele, por encima y también debajo de la ropa, y en su desesperación el pobre chico apenas pudo ponerse de pie. Todo sucedía muy rápido, SAKURA, KAI, intentan ayudarle, decirle que se tranquilice, pero el muchacho sólo se balancea y contorsiona sobre sus propios pies hasta que sus pasos lo llevan hasta el interior del salón.

¿¡Se cerró sola!?:



¡Bam! La puerta corrediza se cierra de golpe, y ustedes, atónitos, intentan en vano volverla a abrir. Fallan miserablemente, incluso sumando la fuerza de los dos es imposible abrirla. — ¡POR FAVOR! ¡¿ALGUIEN?! —. Su compañero se ahoga en llanto, en súplicas y alaridos durante unos pocos minutos intentando abrir la puerta desde el interior mientras que ustedes no pueden hacer más que escuchar cómo agoniza hasta que dicho suplicio se extingue poco a poco, al igual que los intentos del joven por escapar de su encierro.



Intentan una vez más abrir la puerta, esta vez jalándola con mayor fuerza. Ésta se abre de golpe haciendo que el peso que reposaba sobre la misma cayese sobre ustedes.

Aquel tembloroso muchacho, que a los ojos de cualquiera difícilmente parecería un estudiante de secundaria, se encontraba ahora inerte, pálido, con una expresión de terror en sus ojos y por supuesto con la piel carcomida, desgarrada a consecuencia de aquellos pequeños seres que se habían deleitado con la piel del joven dejando expuesto ahora parte de su tejido interno. Sí, estaban cubiertos de sangre debido al contacto con el cuerpo de Yoi…

SU fRi rÁ el dO lo R de lA mu eRte poR lA EterN ida d… —. Escuchan un susurro acompañado de una suave brisa a sus espaldas, que se desvanece de inmediato.


━━━━━━━━━━━━━━━



Aclaraciones, notas:

~ Bueno, aquí está por fin la actualización después de MUCHO tiempo. Nos disculpamos una y mil veces por la demora, nos aseguraremos de que no ocurra otra vez.

~ Les pedimos que por favor coloquen una descripción detallada de la ubicación de sus personajes al momento de postear. Con referencias, si es posible, ya que esto nos ayuda a localizarlos más rápidamente. También, recuerden que es importante colocar la ficha en spoiler, el link a la misma o en su defecto el avatar con el link contenido.

~ Otra vez, recordamos que las actualizaciones son meras guias de las reacciones de sus personajes, y no es necesario seguirlas al pie de la letra. Lo mismo con las descripciones del entorno.

~ Adeline says: siento si las localizaciones de los mapas cambian con las instrucciones, algunos los hice antes de escribirlas y otros después, sorry~. También si se cambió el lugar de la barricada...

~ A los 5 cupos extras: en breve se posteará su parte, no se preocupen.

~ TODAS LAS GRACIAS DEL MUNDO A CUTETHULHU POR LOS RESOURCES EHJLASHF.


~ Adeline & Jack
avatar
Adeline
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 20/09/2013
Edad : 19
Humor : You. ARE. HENTAAAAI!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Angie el Sáb Feb 21, 2015 4:00 pm

Pasillos o lo que seaEscaleras
{ Koi Hagiwara†, Yoko Kuromuzawa}
— — — ◈ — — —

—El rubio no fue capaz de responder la pregunta que Yoko le hizo. Ni si quiera sabía si la esperanza que tenía de que pudieran salir era de verdad o era una mera ilusión. Observó alrededor unos segundos. Realmente parecían atrapados, pero tenía que haber algún lugar por el que pudieran escapar, a pesar de lo que dijo aquella… cosa que apareció instantes atrás. Todo podía ser una broma… Sí, eso.

Mis esperanzas equivalen a lo que nosotros creamos que somos capaces de hacer... —Esas palabras y las que siguieron, le hicieron pensar un poco. Él siempre tenía la esperanza de conseguir que una chica difícil saliera con él, porque creía que podía lograrlo. Las cosas con las chicas no saldrían bien si creyera que nunca conseguiría a alguna, y él siempre las conseguía a todas. Esto tiene que ser así también.

Entender no he entendido nada. Pero debemos movernos si queremos salir. Estoy… Estoy seguro de que podremos encontrarles… Porque creo que podemos hacerlo, ¿o no? —Esbozó una sonrisa nerviosa y miró a Yoko, intentando infundirle el mensaje que ella misma había transmitido. Éste le había animado un poco, y tenía que lograr que tanto Yoko como Koi se sintieran animadas por ello también— Debemos continuar, ¡nada de caras largas! —Dijo finalmente, y decidió comenzar a caminar por el largo pasillo que dirigía al Aula A5, junto a ambas chicas.

Koi, ¿estás bien? Estás muy callada y eso es raro. Pensé que éste sitio te gustaba. —Comentó, echando un vistazo a la pequeña loli que tenía al lado. Apenas había mediado palabra desde que apareció aquella anormalidad azul. ¿Se habría asustado por ello? Siempre creyó que a Koi que irían esta clase de cosas macabras. Notó que la chica se detuvo antes de llegar al final del pasillo, acercándose un poco a la pared— ¿Qué ocurre…? —Preguntó, acercándose a su pequeña compañera, cuando entonces comenzó a sentir un pequeño temblor bajo sus pies— ¡¿Otro terremoto?! ¡Yoko, no te separes! —Extendió un poco el brazo y atrajo a Yoko hacia él, e hizo que los tres se pegaran a la pared. Cerró los ojos tratando de mantener el equilibrio tras esos bruscos movimientos que estaba produciendo la superficie. Fue un temblor bastante fuerte que duró unos pocos segundos.

Cuando terminó, el rubio abrió los ojos y observó a su alrededor. No se encontraban en el pasillo en el que estaban hacía unos instantes. ¿Se teleportaron? Aquello ya comenzaba a ser bastante loco.

E-Estamos… ¿al otro lado del vacío? —Cuestionó bastante sorprendido por aquello. Lo que podía ver al otro lado era el inmenso vacío por el que Koi había cruzado. Realmente no sabía qué pensar de todo aquello— ¿Estáis bien? Espera, ¡¿dónde está Koi?! —Se despegó de la pared dando unos pasos hacia adelante, y miró en todas las direcciones.

¡¡AAAAAAAAAAAAHH!!

Giró la cabeza cuando escuchó ese grito. Algo no iba bien. No iba para nada bien. Rápidamente se dirigió hacia el lugar del que parecía haber provenido ese grito. Fue entonces cuando encontró a Koi, en el pie de las escaleras del segundo piso.

¡Koi! ¿Qué está pasan…? —Se detuvo en seco cuando vio a la chica en el suelo. Quiso acercarse a ella, pero frenó cuando vio que algo aparecía detrás de la misma, tomando un mechón de su cabello— ¡D-Desp…! —Se le hizo un nudo en la garganta cuando notó la mirada y escuchó la voz de aquel… ¿fantasma? ¿Era eso un fantasma?

¿K-Koichi…? —Musitó para sí mismo. No conocía a ningún Koichi. Rin se quedó helado cuando vio que ese espectro o lo que fuera comenzaba a mover bruscamente a su amiga. Rápidamente se acercó a ayudarla. ¡No podía permitir que algo le ocurriese! Pero ya era tarde. Aquella cosa había elevado a Koi en el aire y la estaba arrastrando por las escaleras. Sin si quiera poder abrir la boca, Rin corrió tras ella tan rápido como pudo, pero aquello de poco le sirvió. Las escaleras estaban bloqueadas, y la chica se encontraba tras del mismo.

Los gritos de Koi no hacían más que clavarse en el pecho de Rintaro como si fuesen estacas. Se sentía desesperado, tenía que llegar hacia ella y ayudarla como pudiera. Intentó mover los escombros que había bloqueando el paso, pero no se movieron ni un milímetro. Incluso intentó golpearlos con el pie, y también intentó subir por ellos. Pero no había forma. No había forma que sus ya temblorosas extremidades pudieran hacer algo útil en aquella situación. No debía rendirse, no debía…



Dirigió la mirada a Yoko para intentar buscar algo de ayuda en ella. Tenía que haber algo que pudieran hacer. Aunque el tiempo ya se estaba agotando. De la boca de Koi ya no podían salir palabras. Sólo gemidos que no hacían más que estremecer el corazón de Rin. Insistió aún más con apartar aquellos escombros, dañando ligeramente sus manos.

Pero ya era muy tarde. Nada más podía provenir de Koi. Tan sólo la mirada perdida que mostraba mientras se balanceaba sostenida en el aire.



… …

Rintaro se dejó caer al suelo, mirándose las manos. No era capaz de articular una sola palabra. ¿Por qué? ¿Por qué no pudo hacer nada por ayudarla?

Cerró sus puños con fuerza, sintiendo cómo la impotencia y la tristeza comenzaban a inundar su mente. ¿Tan inútil era? ¿Por qué su único talento tenía que ser ligar con chicas? ¿Es que no tenía algo más útil que hacer en la vida? Si tan solo fuera algo más cuidadoso… Si tan solo hubiese sido más atento… Koi estaría con él, riéndose del fantasma que apareció, incluso tratando de hacerse su amiga. Sabía cómo era de alocada aquella chica. Pero ya nunca volvería a escuchar ninguno de sus raros conjuros. Todo por su culpa. Si la hubiese cuidado más durante ese absurdo terremoto…

Sus ojos estaban muy abiertos por la impresión, pero sin embargo no le salían las lágrimas. Realmente no sabía si estaba furioso consigo mismo o con el estúpido fantasma. Incluso llegó a pensar en Mirai por un instante. Por él y su genial idea del ritual estaban allí atrapados ahora.

De pronto notó algo frío en su hombro, a la vez que alguien estaba hablando detrás de él. Era otra vez aquella voz. La voz que le robó la vida a su amiga.

. . . —Abrió la boca, pero ni una palabra salió de la misma. Sus labios temblaban un poco. Se encontraba tenso. Nunca había tenido esa sensación tan desagradable. Incluso era incapaz de moverse. Notaba como si sus huesos estuvieran congelados, y ni hablar de lo que podía sentir en su corazón— ¿Por… qué…? —Fue lo único que llegó a decir, en respuesta a lo que dijo aquella voz— ¡¿POR QUÉ HAS TENIDO QUE HACER ESTO?! —Gritó, casi desesperadamente. Ni si quiera entendía lo que ésta le estaba diciendo. No sabía ni de qué le estaba hablando. Además le importaba muy poco.

Nadie… nadie va a quererte si… si sigues matando… a gente… —Fue lo único que pudo responder pasados unos segundos. Su voz sonaba apagada y algo entrecortada. ¿Qué esperaba? Después de lo que acababa de presenciar nadie estaría mucho mejor de lo que él estaba.


Off: Adeline me dio permiso para alterar la dimensión, me siento poderosa (?) Ok no. *se va rezando que el fantasma no mate a Rin por decirle eso*
avatar
Angie
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 140
Reputación : 33
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : Where despair lies.
Humor : Broken inside

Ver perfil de usuario http://fushizen-na-angie.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por L U C H O el Sáb Feb 28, 2015 2:01 pm

#d02020

DIMENSIÓN A > PISO 1

solo

El patinetero continuo su camino por los perturbantes pasillos,meterse en lugares tan asquerosos no podía ser algo del otro mundo considerando que le gustaba agarrar ratas con las manos. Seguía afectado por el hecho de que hace pocos segundos pudo... pudo salvar a uno de sus compañeros de salvar sus piernas... porque por supuesto, no estaba muerto, no, no, no era posible...

Cargado con algo de culpa se paseo por todo camino que encontrase pues a donde iba solo encontraba un camino donde no podía cruzar o pasillos cerrados con puertas trancadas, la única posibilidad que tenia de escapar era por el camino del medio... Casper realmente se consideraba alguien que podría optar para la practica del parkour pero... luego de la caída de su compañero y de ya haber tentado la suerte una ve no se sentía del todo seguro como para arriesgarse otra vez. Se quedo de pie unos segundos pensando... ¿podría usar algo para hacerse un puente...? era una opción considerando que el suelo estaba tan roto que quizás sacar una tabla de madera para usarla en su traslado podría salvarle la vida o condenarlo mas... tenia que tomar ya una decisión...

Gritar por ayuda
→ Intentar cruzar

OIII ¿HAY ALGUIEN POR ACÁ?— llevo sus manos alrededor de su boca para formar un megáfono improvisado con el cual el sonido de su voz podría concentrarse mas y escucharse mejor a lo lejos —¿MARCELINE? ¿YAMAOKA? ¿HAYASHIDA? ¿KOMATSUZAKI? eh... ¿ALGUNA DE LAS ITO?... ¿LANE...?— llamo todo los nombres que recordaba, al igual que los compañeros que mejor conocía había una gran cantidad de muchachos que casi nunca notaba, mantuvo la mirada alerta en caso de que viese a alguien asomarse del otro lado... después de todo parecía encontrarse solo en esa parte del edificio.

■    ■
DIMENSIÓN B > PISO 1

→ Escaleras ←
Separado de Adachi, Marceline, Mizuki y con... alguien muerto.
■  ■    ■  ■

Sin lugar a dudas Sonoda esperaba que algo mejor ocurriera, inesperadamente el fantasma empezó a reírse en la cara del muchacho... el cual se sintió realmente impotente al ver que sus palabras amables no funcionaron, trago saliva mirando a través de la barricada en busca de su compañero el cual por su naturaleza debía estar mucho mas preocupado que él... en ese momento Haruichi sintió verdadero miedo cuando la entidad misteriosa empezó a darle aun mas atención a Adachi. El basquetbolista se giro por completo al ver como el muchacho (al que usualmente se encargaba de proteger cuando le era posible) ahora se encontraba flotando en el aire —A...Ada...chi...— era completamente irreal, Sonoda no noto la presencia de las otras chicas hasta que el fantasma las uso como pelotas rebotadoras. El ruido de los cuerpos golpeando la pared y suelo hicieron que finalmente Haruichi reaccionara e intentara moverse o hacer algo, de verdad no creía que las cosas pudieran ponerse tan peligrosas...

¿¡Pero que tendría que hacer!? Haruichi no tenia idea de como lidiar con aquella entidad y mucho menos era aquella bruja de su salón como para conocer hechizos de protección, tontamente busco alrededor algo aparte de los huesos que pudiera usar para distraer a ese fantasma... se puso de rodillas y empezó a buscar hasta dar nuevamente con aquella tarjeta de identificación —¿¡!?— si la tarjeta estaba ahí en el suelo y no le pertenecía a ninguno de sus amigos entonces... podría ser un conocido del fantasma o quizás él podría saber algo... fuese lo que fuese parecía que Sonoda encontró la distracción perfecta —... Ryuugamine academi... eh... tercero "A"... Minami Wataro... digo Wataru...— Leyó nervioso la tarjeta, alzando la mirada hacia la sombra que ya parecía mas ocupada atormentando a sus compañeros —¡Minami Wataru! ¡¿T...Tu sabes quien es?! ¡se ha dejado su tarjeta escolar por aquí...!— Exclamo riendo nerviosamente a lo que llevava la mirada detrás de la barricada, si Haruichi lograba distraerlo seria la oportunidad perfecta de que sus amigos lograran escapar de ese peligro... al menos le relajaba saber que Niiya se encontraba con personas de confianza... por su parte esperaba que el golpe que diese contra el muro por llamar de nuevo la atencion de ese demonio no fuese mas poderoso que el de la ultima vez...

Tornándose tan peligroso este lugar lo mejor seria buscar otra salida cuando se le diera la oportunidad de escapar.
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por bread.png el Dom Mar 01, 2015 12:36 am

#208159

{ Con: Kai Hyata }
DIMENSION A 2 PISO SALÓN “1-A”

Maybe I just don't want to be alone in this shitty place...
- - - - - - - - - - - - - - -

Su mirada se clavó fríamente en la muchacha, las ganas de rodar los ojos en un gesto sarcástico y seguir investigando por su cuenta latentes, pero la sangre estaba aún tibia en su mejilla, y el frío en su espalda convertía aquella idea en algo imposible, una acción para lo que no tenía la fuerza necesaria en esos momentos, porque por primera vez en mucho tiempo se sentía pequeño, se sentía decaer de a poco, y sabía que en el momento en que lo permitiera estaría acabado, se convertiría en todo aquello que odiaba y que con recelo guardaba dentro de sí mismo, exponiéndolo como odio en estúpidos insultos para con los otros, porque no sabía como afrontarlo cuando su ego hablaba de una forma y su miedo de otra, y sobre todo porque no quería estar solo, porque no podía estarlo. Necesitaba apagar el recuerdo de la muerte en cualquier cosa, en cualquier persona.

James tragó con amargura aquella respuesta afilada que se formó en sus labios, siguiendo a la muchacha con la vista por el salón en desinterés. Necesitaba un respiro de aire fresco, calma, algo real como el sonido de la lluvia que humedecía las paredes y que se sentía turbia cuando un ruido desconocido la dejaba en segundo plano... Quizás necesitaba las lluvias de Bostón, y el sonido de su banda y las peleas con la misma, llegar a casa con olor a cigarrillo pese a que el mismo no fumara, ver a sus hermanos joder en infinito ruido por su cuarto, aquella realidad que sí le pertenecía, a diferencia de aquel tétrico lugar. Mordió su labio, distraído en lo que la más baja se adelantaba y abría una puerta frente a ella, sus pensamientos en otro lugar aún mirándola, y el sonido de su saxofón desafinando como cuando alguno de aquellos mocosos lo tocaba a lo lejos...

Excuse me?

La rabia se formó en su mente en cuestión de segundos, colérico. James volteó el rostro en la dirección de la que provenía aquella cacofonía, el ceño fruncido por quien fuese el estúpido que se atrevía a poner sus labios en la valiosa boquilla de metal, desafinándolo en cada nota mal interpretada, arruinando con ello la armonía de la pieza... y por otro lado ¿Acaso lo habían robado mientras estaba inconsciente? ¿Lo estaban haciendo solamente para provocarle?

Are you fucking having me on?— Murmuró entre dientes, los puños cerrados mientras caminaba en dirección a la puerta, cabreado. ¿Quién de los imbéciles había tenido las agallas? ...No... Aquello no tenía sentido, y sus pasos se detuvieron en seco al notarlo: Probablemente ninguno del salón tendría el coraje de meterse con James, no eran tan estúpidos y mucho menos irreverentes, y por otra parte separarse de Kai era algo que ya había debatido en su mente con anterioridad, algo incluso más sin sentido.

Sus puños se apretaron a sus costados, aún parado frente a la salida. Necesitaba calmarse, ser racional y convencer a la niña de escapar lo más pronto posible. Pero sobre todo necesitaba tragarse el orgullo, y el único y potente pensamiento en su mente que apoyaba tal idea era la imagen de Nidai cayendo sin vida al suelo una y otra vez —Why... why are you doing this to yourself? It wasn't your fucking fault...— Pensó.

Lento, regreso con la chica, las manos en los bolsillos y su rostro en una mueca de desinterés intentando ignorar la desafinada melodía que lastimaba a su orgullo (y oído) de músico, pero para cuando por fin posó sus ojos en la habitación tras la puerta poco podía importarle el estúpido Saxofón, o cualquier trivialidad ya pasada: Había un cadáver, putrefacto, el hedor llenado la sala en el momento en que sus ojos se posaron sobre la carne corroída, el asco inundando su propia mente.

James retrocedió unos pasos, acercándose a un pupitre con asco, las ganas de vomitar en su garganta y la imagen de Nidai nuevamente, acompañado esta vez con el cadáver de la desconocida ¿Acaso era un chiste? ¿Le estaban tomando el pelo? El castaño pensó en Marceline, también en Michelle, en qué pasaría si fuesen ellas aquel cuerpo que yacía sin vida, olvidado en medio de aquel salón, sintiendo esa vez reales ganas de vomitar, una sacudida violenta en su estómago, la impotencia, las ganas de salir corriendo, de irse de cualquier forma de aquel abandonado recinto. Temblaba, y tenía miedo, se sentía ridículamente asustado ¿Acaso alguien la había matado? Siquiera tuvo las agallas de acercarse y averiguarlo, pero después de todo ¿Quién sería lo suficientemente estúpido para hacerlo? No podía más, no quería más no-

OIII ¿HAY ALGUIEN POR ACÁ?

Una voz, lejana, opacada por la madera húmeda resonaba... —¿Rice..?— Advertido por el pensamiento de sus propias amigas en peligro, el muchacho permaneció en silencio intentando escuchar alguna otras señal, aferrándose a aquel contacto para evitar que la imagen del cadáver en descomposición se formara en su mente hasta que un nuevo grito, uno que llamaba nombres conocidos, incluido su propio apellido, se dejó escuchar esta vez más fuerte —¿Tan... desesperado estás Casparín?— Pensó, sonriendo burlónamente por primera vez en toda la noche. Si el chico arroz estaba ahí seguramente también sus amigas, era un indicio, uno menos a quién buscar.

Pero el problema real estaba frente a sus ojos, y su mirada fue para con la pelirroja buscando un gesto que indicara que ella también había escuchado los gritos... —W-what the fuck are you even trying to do—Estaba molesto por verla en la puerta, y seguido gruñó —Kai, no te acerques a esa mierda— ...Lo estaba sacando de quicio, las cosas serían más fáciles si en lugar de Kai y Casper tuviese a Michelle y Marceline, pero bien. No era estúpido, y con fuerza respondió al grito inicial —RICE?! FOR REAL?! ...Where the fuck are you?!


Off:
Continuar investigando junto a Kai




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Nanix01 el Dom Mar 01, 2015 11:55 am

Spoiler:
Nombre: Mizuki Ito

Sexo//Orientación Sexual: Femenino / Heterosexual

Edad: 15

Personalidad:
¿Cómo definir a Mizuki?... creo que la mejor palabra que le queda es: Fantasma; ya que es una chica muy silenciosa, la cual rara vez emite sonido u opinión alguna, y no es porque sea anti-social, es solo porque es muy tímida. A pesar de eso, se las ha arreglado para hacer amigos, ya que en el fondo es muy amable y amistosa. Tiene una forma de ser bastante sumisa, casi todas las cosas que le ordenes, las hará sin quejarse. Tiene una paciencia milenaria (?) y eso se debe a que cuando algo no le interesa, esta aburrida, etc. se suele alejar de la realidad sumiendose en sus vastas fantasías sin fin.  
Suele ser bastante infantil e inocente, le cuesta darse cuenta cuando alguien tiene malas intenciones o cuando le hablan con palabras de doble sentido. Todo se lo toma muy al pie de la letra, no es de razonar mucho y mirar las cosas desde otro punto de vista, lo que le muestran a primera impresion es lo que cree, es la verdad absoluta (?) y costará demostrarle lo contrario. Es muy asustadiza y lloriquea por todo, si de defectos hablamos, esos son los peores en ella.

Descripción física:
Mizuki es una muchacha bajita (1.58m) y de complección delgada, dándole una apariencia como el de una frágil muñeca. Su tez es bastante pálida haciendo resaltar sus megillas las cuales casi siempre están sonrojadas. Su cabello es un tanto corto llegándole hasta los hombros, ondulado y de color castaño claro. Sus ojos son dos grandes orbes de un brillante verde que acompañan a las suaves facciones de su rostro dándole un aire místico pero inocente. Su forma de vestir es bastante común, pero en extremo fenenina.
Spoiler:
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4

Historia:
Esta... es mi historia... Desde pequeña puedo decir con certeza que jamás conocí a mi madre, ya que mis padres, cuando era una simple bebe, se separaron ¿Quién iba a decir que el amor entre ellos un día se esfumaría?. El vivir con mi padre no era malo, tuve una vida cómoda y feliz a su lado, o por lo menos eso es lo que alcanzo a recordar hasta mi temprana niñez; ya que un día de pronto todo aquello cambió. El tuvo que tomar un vuelo ya que el era un agente de negocios... núnca supe bien en que consistía su trabajo, pero lo que si sabía era que tenía que viajar a muchos lugares por bastante tiempo, por lo que ese vuelo no fue para nada inesperado.
Ese vuelo, fue el principio del fin... una terrible tormenta hizo que el avión en el que viajaba se desplomara creando así un catastrófico accidente. No tenía parientes que me cuidaran, y el único que había por ahí, tras enterarse del accidente se esfumó en el aire... algo me dice claramente que aquel pariente no me quería tenerme a su cargo... ni modo. Como ya no tenía padre, como era de suponerse, terminé siendo una huerfana la cual fue a parar a un gran orfanato. A pesar de que el lugar tenía a bastantes niño de mi edad (en aquella época), yo era incapaz de hacer amigos debido a mi timidez... solo tuve el valor de hablar con una niña ya que ella había sido la primera en dirigirme la palabra... Kikuri.
Poco tiempo después la dueña del orfanato nos contó a Kikuri a mi una gran noticia... ¡Eramos hermanas gemelas!... ¿Qué extraño no? Siendo que físicamente no eramos (y actualmente no somos) tan parecidas... En fin... aquella señora nos contó el resto de nuestra historia, notificantome que mi madre también había muerto en el mismo accidente de avión que mi padre... curiosas coincidencias... y para hacer todo el asunto más curioso, el universo decidió hacer que una misma familia nos adoptara a las dos juntas. ¡Genial! (por lo menos para mi) ya que desde ese momento comencé a sentirme... completa por así decirlo; ¡no todos los días encuentras a tu gemela perdida así como si nada!


Gustos:
- Todo lo romántico y la vida de princesa color de rosa (?).
- Todas aquellas comidas que sean dulces.
- Los animales peludos de tamaño mediano a pequeño.
- Cocinar, limpiar, ordenar, etc. En fin, todas aquellas cosas que hace un ama de casa.
- Leer largas novelas.

Disgustos:
- Las cosas que están a gran altura, ya que no las alcanza y se tiene que subir a una silla.
- La ropa poco femenina.
- Todas las cosas que entren en el género de horror/terror.
- Las personas que se toman todo muy a la ligera.
- Las comidas muy condimentadas.
- Los animales que son tan o más grandes que ella.

Miedos/Fobias:
-Los fantasmas, las películas de terror que traten sobre estos y las casas embrujadas.
-Las tormentas.
-Los sonidos fuertes.
-Las personas demasiado expresivas o de caracter explosivo (?).

Extras:
- Su hermana gemela dispareja ? es Kikuri Ito
- En general se lleva bien con el resto de sus compañeros. No le desagrada ninguno.
- A veces se tiñe las puntas del cabello de un color rosa muy pálido.
- Sabe tocar el violín, aunque no está muy orgullosa de eso, porque no le gusta ese instrumento.
- Es un cero a la izquierda en casi todos los deportes (menos en tenis, ese es el único que le sale bien).

Color de roleo: #c5d984

/Pasillo/ - /Al lado de un cadaver/
~Dimensiòn B ~ Segundo piso (Al lado de las escaleras más cercanas al aula 1A)~
-Con: Marceline, Adachi, Haruichi y el espiritu-


Al poco tiempo un nudo se formó en mi garganta, la angustia era muy grande como para poder soportarla, el miedo de no saber como salir, el miedo de no saber como... estaba el miembro más importante de mi familia, el miedo a todo. Mi determinación se esfumó y pronto sentí como si cargara con un gran saco de arena, el cual en cualquier momento iba a aplastarme hasta romper todos mis huesos. Entrelacé mis manos y acaricié mi propia piel con la yema de mis dedos en un vano intento de conseguir consuelo. — Mizuki — escuché la calmada voz de mi compañera por lo que con lentitud voltee a verla. Asaentí a sus palabras esbozando una tenue sonrisa casi sin fuerzas, teniamos que ayudarnos mutuamente sin importar nada.

Parecía que la situación había mejorado un poco, pero fue todo lo contrario, Marceline se vió interrumpida por un fuerte grito. ¡Esa voz!, ¡Adachi! ¡Oh dios mio!. Temí lo peor en ese instante y un fuerte escalofrío recorrió toda mi espina dorsal erizando así hasta el más minúsculo de mis cabellos. Gracias al cielo fue la pelinegra quién reccionó con rapidez y me arrastró tras ella para que me moviera mientas sostenía mi muñeca con fuerza. Luego de tratar de no tropezar torpemente con las maderas levantadas o inexistentes del suelo, llegamos en cuestión de segundos al lugar de los hechos, era genial el habernos encontrado con más de nuestros compañeros de clase, pero la esperaza y la alegría de verlos rápidamente se veía obstruida por la horrible situación que nos rodeaba.

Adachi no respondió a las preguntas de su compañera, sinó que dió media vuelta y gritó -¿¡Qué quieres!?- en un principio no entendí lo sucedido, pero al poco tiempo... pude darme cuenta de ello al prestar más atención a los alrededores. La sangre abandonó por completo mi rostro y cada músculo de mi cuerpo se puso tenso al ver aquello... a esa cosa flotar del otro lado de la barricada de pupitres. Atando cabos dentro de mi mente, de cierta manera pude adivinar que Haruichi estaba junto con esa cosa, porque bueno, gracias a la barricada no lograba verlo... ¡Teniamos que ayudarle! ¿Pero cómo?... ¿¡CÓMO!?

La situación que nos atañía iba de mal en peor, de un segundo a otro el cuerpo de nuestro compañero levitó en el aire despegando por completo sus pies del suelo. Marceline intentó intervenir, pero no salió como esperaba ya que pronto, una fuerza sobrenatural la lanzó lejos de la situación -¡Marce~UGHH!- siquiera tuve tiempo de preocuparme más por ella o actuar en consecuencia, el aire de mis pulmones fueron expulsados casi en su totalidad al sentir como algo me empujaba con fuerza lejos de mis compañero de clase lanzandome a una distancia considerable de la escalera.

El impacto contra el gélido suelo de madera fue doloroso, arrancandome de la garganta un grave quejido de alifafe. Mi mente no dejaba de dar vueltas, sentía una horrible e incomoda punzada en el costado del cuerpo con el que había caido, sumado a que no veía absolutamente nada ya que mi castaño cabello caía despeinado sobre mi rostro. Con cierta desesperación y aún tirada en el suelo comencé a despejar mi rostro dándome cuenta en el proceso que la boina que usaba ya no se encontraba posada sobre mi cabeza.

Me incorporé lo suficiente para quedar sentada en el lugar y observar con terror el como sufrian aquellos muchachos y el descubrir también como el fémino cuerpo de mi compañera se encontraba quieto e impasible no muy lejos de mi, dios quisiera que solo estuviera desmayada y no muerta por un golpe en la cabeza. Tenía que ayudarlos, estaban todos en problemas y no podía darme el lujo de permanecer quieta y temblando como un cachorro mojado, ¡debía actuar!. Mis verdosos ojos comenzaron a recorrer la zona en búsqueda de algo que pudiera servirme, lo que fuese, no importaba qué.

Al poco tiempo lo único que encontré no muy lejos de mi posición fue mi boina... y al lado de esta... un cadaver. -IIIiihHH- chillé por lo bajo tapando con ambas manos mi boca ante la horrible impresion. Mis ojos estaban abiertos como dos platos y clavados como dos lanzas sobre aquella pila de huesos que aún vestían un uniforme escolar y despedía un olor putrefacto... oh dios mio. De fondo pude escuchar la voz de Haruichi hablandole a aquel monstruoso espíritu, pero mis orbes seguían fijos en aquella añeja pila de restos humanos. ¡oh! ¿Qué era eso?... ¿una ID?.

Mis manos temblaban de manera absurdamente fuerte pero me las arreglé para separar mis extremidades de mi cuerpo y guiar mi mano izquierda en dirección al muerto. Tragué saliva la cual bajó lentamente por mi garganta dándome una horrible sensación de nauceas y un sabor ácido en mi boca... estaba a punto de devolver absolutamente toda la comida que había ingerido con anterioridad. Por suerte, logré luchar contra aquella incómoda sensación y de un rápido movimiento arrebaté la ID de ese estudiante junto a un viejo papel doblado en varias partes, y salvando de paso mi boina.

Me coloqué de pie con rapidez y retrocedí varios pasos, todos los que fueran necesarios para chocar mi espalda contra una pared y alejar la imágen del cuerpo yaciente en el suelo de mi mente enfocandome en mi descubrimiento esperando encontrar alguna respuesta divina para liberarnos a todos del fantasma. -O-Ono... Mitsuki- aquel nombre se escurrió con suavidad por entre mis labios y no pude evitar hacer una similitud con mi nombre imaginando así que mi muerte iba a ser muy similar a la de esa persona. Porque claro.... yo no iba a sobrevivir por mi cuenta en este lugar... era casi obvio que iba a desaparecer en cualquier momento, era tan solo una inutil... cobarde... y demás.

Mordí mi labio inferior con fuerza y nuevamente mis ojos se llenaron de lágrimas amargando aún más mi existencia. Con nerviosismo desdoblé la otra hoja para descubrir que esta tenía varias cosas escritas, pero muchas de estas eran ilegibles debido a que grandes manchas color granate decoraban la superficie. Tomé una gran bocanada de aire y un pequeño plan apareció en mi turbada mente, iba a hablar con aquel ser. -¿¡Y Ono Mitsuki!?- le pregunté al fantasma al igual que Haruichi lo había hecho -Esa persona... tenía algo muy importante para decirle a alguien- clavé mis llorosos ojos sobre el espiritu y alcé la hoja con manchar rojizas -¡Pero jamás podrá decirlas porque...!- seguido señalé el cuerpo sin vida que estaba a pocos metros de mi posición, aquello ya se explicaba solo no hacía falta aclararle en que estado se encontraba, -¡Por favor dejanos ir!.... y-yo... ¡No quiero terminar de la misma manera!... quiero estar junto a mis amigos-

Rol off: Biblia-post (?
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Thama el Lun Mar 02, 2015 5:17 pm


|| Escuela \\ Entrada Escolar desconocida>>Dimensión A - Piso 1.||

\\Con Helena \\


Poco a poco tu compañera te respondía las preguntas que le hiciste.
¿Pero para ti eran respuestas? A ti mas bien te parecían palabras de auto-consuelo como "claro que debe haber salida" y "todos estamos aquí ¿verdad?". Apretaste los labios, tu eras realista. Y entendiste el mensaje de aquel fantasmagorico ser.
Miraste de reojo la muñeca que ella tenía ¿de donde lo sacó? *Eso no importa* Pensaste, dejaste los ojos en blanco, *¿Enserio tengo que lidiar con una miedosa?* Comenzaste a molestarte...Aún así, lo pensaste mejor y decidiste relajarte un poco, es decir, cualquiera quedaría aterrado aquí. Solo que tu eras medio..¿fría?. Se podría decir que sí.
Más allá de aquel foso horrible. D-deberíamos buscar en algún lugar lejos de allí, por lo menos...
*¿Foso?* Miraste por todos lados y estaba en frente, mas allá de la perta había un gran abismo que evitaba, a primera vista, la entrada al pasillo.
-Helena..- lanzas un gran suspiro para pensar bien lo que le diras y con la voz fría comienzas- Seamos realistas. Estabamos haciendo un estúpido ritual- te pausaste, querias recordar quien fue la rata endemoniada que ideó esto- Mirai. Mirai buscó este supuesto ritual. El ritual que el espíritu mencionó. Es obvio que ese ritual nos trajo ..-miraste al rededor-a este lugar. - te reíste un poco ¿era momento de reírse? No, pero no podías evitarlo-Parece que nos metimos en algo satánico. Y vaya a saber como saldremos de este estúpido lugar- te acercaste a helena]b]-El espiritu dijo que estabamos todos aquí.. Pero que a la vez no. ..-[/b] piensas- Explicó algo que podrías entender como..Dimensiones.- a diferencia de Helena, apesar de tu terror, si prestaste atención a lo que te decían.- En un resumen tu estas aquí conmigo, y al mismo tiempo puede estar aquí Haruichi y Adachi.- al decir ese par, no se por que te sentiste irritada y ¿celosa? Lo dejaste pasar por alusinaciones- Pero en una dimensión diferente. Un lugar..paralelo.- con tu suerte leíste algunos libros de ficción. Y ahora te molestaste mas y chasqueaste la lengua-Ese espiritu dijo como podríamos salvarnos. Que este lugar es todo obra de almas en penas. Debiamos darle paz...-luego paraste para pensar-Solo no se si decía la verdad- susurraste. ¿Como confiar?. Bufaste, gruñiste y luego lanzaste un grito de odio
-Investiguemos un poco este lugar, y luego vayamos a ver un modo de cruzar el foso- dijo molesta para Helena y siguieron frente.
En tu pequeña investigación, además de mugre, sangre y desesperación; encontraste unos zapatitos para niños pequeños, madera corroida que podría ser útil para un MUY rápido paso en el foso y sogas.
Miraste fijamente esos zapatos, te atarían, había algo extraño en ellos. -Helena, la madera nos puede ser útil como la soga para pasar por el foso...y..- miraste fijamente esos zapatitos. -Llevate las sogas y los zapatitos. Yo me llevaré la madera.- le ordenaste, por que sí, por tu tono frío e indeferente parecía mas una orden.
Tomaste la madera que te parecía útil, y así ensuciaste tu hermoso vestigo, lo que te molestó mas eso, pero lo ignoraste. Ibas a pasar por que sí por ese foso, tu terquesa no te dejaría. Querías ver a alguien mas que no sea una gelatina andante.
-Mira, por el lado izquiero, por lo que vi, el foso no es tan grande, quizá podamos usar la madera o bien saltar. Las dos son arriesgadas pero un modo de pasar- le dijsite mientras te dirigias hacia al frente.
*Solo espero que sobreviviamos*

Off: Casper vamos hacia ti~~


avatar
Thama
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 774
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 21
Localización : Detras de ti o-o
Humor : Del bueno 8D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Hemfelt el Dom Mar 15, 2015 10:32 am


* * *

Entrada de la escuela // Delante del abismo
Con: Tomoyo y "nadie más". Excepto cualquiera que pueda haber al otro lado

* * *

No había más que ver el rostro de la chica para saber que las respuestas de Helena no eran para nada las adecuadas. Por supuesto, la poca esperanza que le quedaba era intentando ser positiva. ¿Pero internamente pensaba eso? No del todo, pero al menos no se había vuelto completamente loca estando allí dentro. Era su único consuelo.

Como mínimo, Tomoyo se veía... ¿calmada era la palabra? De algo tenía que servir.
- ¿Por qué Mirai haría algo como eso? Esto debe ser un accidente... L-las cosas no habrían salido así. No era... algo planeado. - Se quedó callada al segundo siguiente. Ella solo esperaba pasar un buen rato con sus amigos allí. Para eso se había decidido a meterse bajo aquel diluvio. Porque la compañía lo merecía. ¿Pero esto? ¿Quién querría algo como esto?

- ¿Qué clase de explicación científica le podrías dar a eso? No se puede estar en un lugar y a la vez no estarlo al mismo tiempo. Demasiado... cuántico para esto. - ¿Estaba pensando con la cabeza fría por una vez? Se podría decir que sí. La compañía de alguien había dejado huella, y aquello se notaba. Estaba más tranquila. - Aunque supongo que... es imposible intentar darle una explicación sólida... a esto. - Aunque las siguientes palabras de Tomoyo no ayudaron mucho a calmarla. ¿Espíritus? ¿Almas en pena? ¿Cómo se daba paz a alguien que ya había muerto? ¿Había algo que podían hacer allí para salir? Una cosa estaba clara. La lógica no la sacaría de allí. Era un lugar demasiado extraño. - Verdad o mentira... M-me temo que es lo único que tenemos, aunque no me guste admitirlo. Tendremos que apegarnos a eso y suponer que... es algo verdadero.

- Eh... ya había recorrido el pasillo antes. No hay... mucho que ver. - Sus ojos se abrieron de par en par al instante siguiente. De repente había, de la nada, una inmensa cantidad de pequeños zapatitos tirados por el suelo. ¿Calzado de niño? ¿Qué hacía aquello allí? Y más importante... ¿de dónde habían salido? - E-eh... eso no estaba allí antes cuando... recorrí el lugar. - Tragó saliva. ¿Fantasmas? ¿Espíritus? ¡No podía creer en aquello! Por muy loco que todo estuviera resultando, era imposible hacer que algo hubiera aparecido allí sin más. Alguien los habría dejado allí mientras las dos chicas conversaban. - ¿Q-qué? ¿Para qué quieres que los recojamos? - Preguntó, más indecisa que nunca.

¿Para qué querrían recoger unos zapatos como aquellos? No solo eso, tenía un extraño presentimiento. Había algo mal en aquellos zapatos. NO quería cogerlos. Estaban bien dónde estaban. Tan solo tomó las sogas que encontró, y las recogió, formando un lazo para no llevarlas arrastrando.
- Tengo... las cuerdas, Tomoyo. - Añadió, esperando que la chica no mencionara de nuevo esos zapatos. No había manera de que fueran algo bueno. Aparte de no ser útiles para hacer nada allí. Sus palabras habían sonado como una orden, pero no era capaz de llevarla a cabo. Era de nuevo esa extraña sensación. ¿Dónde estarían los demás? ¿Podrían encontrarlos? Aunque estaba claro que Tomoyo no sentía el miedo que ella sentía. ¿Quería usar aquellas tablas para cruzar el inmenso agujero? ¿Y qué pasaba si caían? - N-no se ve el fondo... ¿estás segura de que es una buena idea? - Avanzó un par de pasos, para ponerse a su lado, delante de aquella oscuridad. No podía ser seguro, pero las tablas llegaban al otro lado. Eso era seguro.

- E-está bien, probablemente... sea lo único que podemos hacer. - No estaba convencida de aquello, pero Tomoyo era la única persona que había visto allí. Era normal que la dejara guiarla un poco. Todo fuera por salir de allí. - ¿Q-quién va primero? - Finalizó, dando un par de toquecitos con el pie sobre la madera, que estaba finalmente colocada, de forma que se podía atravesar hacia el otro lado. No iba a hacer nada si la propia Tomoyo no se movía. ¿Acaso no podía pensar con claridad de nuevo?

OFF: Lo siento, pero yo no me atrevo a coger los zapatitos. Llamémoslo sentido común (?)
avatar
Hemfelt
Roler
Roler

Masculino Mensajes : 60
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 16/12/2013
Edad : 25
Localización : En algún lugar entre Asgard y Utgard...
Humor : Error 404: Humor no pudo ser encontrado.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Bianchi el Jue Abr 09, 2015 2:59 pm


Kai Tatsuya:
Nombre: Kai Tatsuya
Sexo//Orientación Sexual: Macho / heterosexual
Edad: 17 años
Personalidad:
Es un chico amable, inteligente, humilde y reflexivo sobre sus acciones, ya que al dormir siempre piensa en lo que hio bien o mal aquel dia y despues con lo malo aveces se atormenta, aunque trata de buscar siempre soluciones para cada problema.
No es del todo timido, solo que aveces le averguenzas cosas que llamen mucho la atencion (?), se expresa abiertamente, y si dice algo es porque es la pura verdad, casi siempre es curioso, trata de sobrellevar las cosas buena y malas de la vida, se podria decir que tambien mima mucho a las personas que las considera muy buena gente o le agrada demasiado, inclusive las proteje pero eso si cuando lo sacan de sus casillas primero trata de tranquilizarse pero aveces se le desconoce.

Con las personas que tratan mal a la gente simplemente les dice en lo que deberia mejorar (?) ol simplemente les sigue la corriente hasta ver a donde llegan,no teme a los retos sociales (?) aveces ala gente super presumida trata de refregarles en la cara que no son perfectos ya que hay mejores que ellos y traten de ser algo humildes.

Descripción física:
Esa alto casi imposible no verlo (?) mide 1.79 cm, contextura atletica, lleva el cabello medio largo y de color castaño, tiene unos ojos azulados, nariz respingada, labios delgados y finos. de tes triqueña (?) suele usar camisa, una corbata y su remera, de vez en cuando usa unas gafas a la hora de lectura. confundiendolo como un idol, aunque eso le disgusta. 
http://www.zerochan.net/952133
http://www.zerochan.net/1127044
http://www.zerochan.net/1431837
http://www.zerochan.net/1183641

Historia: Hijo unico de una modelo britanica y un humilde hombre japones del cual se enamoro , que como se conocieron (?) es otra historia.
De pequeño fue inculcado con ambas culturas aunque mas se le daba la britanica, la mayor parte de su infancia la paso con su madre a excepcion d eun año en el cual estudio en japon de primaria en la cual conocio a una chcia de nombre Marcy la habia descubierto cuando todos  se burlaban de ella, pero él quizo conocerla aceptndola como es,incluso penso que era bonita pero el fin era que  se la pasaban bien, peor no todo dura para siempre ya que despues tuvo que ir al extranjero  debido a que su madre  viajaba por contratos y cosas de modelaje, casi siempre lo mantenia cerca, aunque este la sentia algo lejos y se ponia algo celoso por ver mucha gente alrededor de ella, introducciendolo poco a poco a ese mundo,inclusive realizo tres comerciales, pero el sintio el vacio, ya que esto no le producia felicidad (?) a cada escuela que iba simplemente lo reconocian como el chico de la tele o el comercial, casi llamando la atención de todo aquel que lo reconocia y simplemente se juntaban a el por su popularidad o ser hijo de una super modelo, ademas de molestarle los paparazis con los diestros y siniestros flashes.
Su madre sintio aquello y decidio no entrometerlo mas en el mundo del espectaculo y esas cosas, ya que sentia que podria ocurrirle algun problema o dificultad en su crecimiento, asi que lo envio junto con su padre, a japon, este le dio  el debido afecto  y le enseño cosas esenciales de la vida, diciendole "La felicidad no esta escrita, simplemente se hace; construye tu camino y no dejes que el poder o egoismo te atrapen" , para el era un sabio y lo escuchaba horas y horas sobre las leyendas o mitos japoneses, de él apendio leer  y llevar una vida algo tranquila, como el deporte una de sus pasatiempos y distracciones y ni que decir de los videojuegos, estando en la sede principal de millones de estos. A pesar de esto se sentia algo solo, por ser unico, hubiera deseado tener a alguien como un hermano (?) pero sabia que su madre no tendria tiempo de cuidar a otro y pues su padre no siempre estaria ahi para cuidarlo el tambien tenia trabajo que hacer pues se negaba a recibir  dinero de su esposa.

Cierto dia se inscribio en la academia kisaragi, empezaria una casi nueva vida o almenos eso penso;  justo ahi conocio a Hyata Kai quien era una chica algo diferente, inclusive le llamo la atencion su nombre ya que era igual al suyo a pesar de ser una chica, ella podia ver a kai como un chico mas y no como uno  del espectaculo.
Asi mismo se llevo una sorpresa al reencontrarse con una compañera de primaria peor no era la misma.
Gustos/Disgustos:
+Ama las gomitas,  los videojuegos y jugar con el balon (?)
+ Leer todo tipos de cosas
+ Los animales 
+Diseñar cualquier cosa que se le ocurra en ese momento
+Los desafios y retos
-La gente que molesta demasiado 
-La gente cabrona
-Que piensen que es un idol en potencia
-Los flashes y que saquen demasiadas fotos de él (?)
- el olor del cigarro, simplemente olerlo siente la sensacion de asfixia. 
- No tolera el excesivo calor
Miedos/Fobias:
-Le asustan las serpientes y pitones o alguna de su especie.
- Tiene panico a que alguien preciado muera entre sus brazos o frente a él(?)
- Morir cruelmente (?)
Extras:
-Trata de evitar llamar demasiado la atención, aunque no lo logre haciendose el desentendido (?).
-Su piel es sensible al excesivo calor
- No le molesta mucho los lujos ya cree que puede ayudar a su madre y mas que todo a su padre, pero aveces teme a perder su equilibrio mental  o su preciada vida casi normal .
-Suele hablar solo buscando por si mismo respuestas.
-Suele llevar gomitas consigo mismo y compartirlas, si le niegas tratara de persuadirte hasta que las pruebes os implemente te las mete sin aviso alguno.
-Le gusta leer libros de aventuras, fantasias y otras cosas que sean de interes

-No es que le tema a la popularidad o a las chicas, solo que le sofoca demasiada atención,

Relaciones

-Tiene una fuerte amistad con Hyata Kai, ya que la considera su mejor amiga,pero tiene una relacion algo extraña.
-Esta dentro de los club de tenis , artes plasticas y baloncesto como suplente, eh ahi donde se ve con Sonoda Haruichi quien comparte con sus ocurrencias y su pasión por el deporte (?) apesar que juegue como suplente, mientras que con Alice tuvo oportunidad de jugar algunas partidas de tenis (?).
- Con las hermanas Itto  frecuentan el mismo supermarket (?)
- Admira en secreto a Hayashida  Saneatsu .
-Michelle de vez en cuando le da consejos de moda,aunque no sea de buena manera (?)a cambio de su tarea.
-Komatsuzaki Mirai se lleva bastante bien, podria considerarlo como un pequeño hermano travieso el cual le quita las gafas para colocarselos, aveces se averguenza cuando le dice que se ve bien con las gafas o algo por el estilo (?) y se le da bien hablar ingles con fluidez con él ya que asi no es el unnico extranjero (?), lo conocio en el club de artes plasticas al igual que james lane el cual le parece una persona sosa y el doble masculino de michelle aunque sin ser tan cool, aveces tiene algunos rocez con él ya que entiende ingles y no es un silly como lo hace llamar, pero trata de llevarlo.
-Sukey Toyotomi la ve en horas de practicas ya que para con su sonora haruchi como un chicle.
-Aveces lo comparan con Rintaro Nakae por su popularidad (?) pero  le da igual.
-No entiende porque Koi Hagiwara casi siempre huye de él, a pesar que este trata de entablar alguna conversacion con ella la ve  la mayoria acompañada de nidai taiyou , a excepcion de Yoko Kuromuzawa.  que aveces la ve algo adorable  (?)
- Marceline  Abadeer fue amiga de la infanci de Kai, el aun recordana cuando jugaban, pero los tiempos pasan y las pesonas cambian como marcy quien su caracter ah cambiado radicalemnte, aveces no la reconoce, ya que ambos se fastidian aveces suele llamarla moro-chan, apesar de esto aun sabe que en el fondo puede que encuentre a la marcy que conocio hace años, y extrañamente siente una ligera atracción por esta.

Color de roleo: 27b3a3   



//DIMENSION C - PISO 2 - ESCALERAS//

Escuche mi nombre a mis espaldas, esa voz solo podria provenir de, me volteé raidamente y divisar una silueta al otro extremo -Sakura...- pude musitar, esbozando un pequeña sonrisa, de encontrarla, esta me abrazo hundiendo su cara en mi sueter, -De ninguna manera te dejaria pequeña, estare ahi para tí- dije abrazandola con un poco de fuerza, era como si no la hubiese visto pues años y  la conmocion de
volverla aver de nuevo en esta pesadilla, lo hacía feliz -Iremos por los otros- le dije animandola, hasta que me di cuenta de nuevo de la presencia de Yoi, quien al parecer habia metido el pie, en un agujero y este intentaba safarse, con sus movimientos algo torpes, hicieron que unos insectos se pusieran en retaguardia, protegiendo su humilde territorio, rodeando a Yoi .

Aparte a sakura delicadamente, al ver que este pedia nuestra ayuda, ya que ahi estab de nuevo entrando en panicó, justo como lo habia encontrado anteriormente -Calmate Yoi, Give me your hand- tome su mano y jale de él, vaya si que el hoyo estaba encaprichado con él, tuve que jarlo fuertemente, y esto causo su liberación, posteriormente nosotros en el suelo.
-ugh..- me puse en pie dispuesto a levantar a mi compañero, pero mis ojos se abrieron como platos al ver su estado y mas aun con bichos encima de él -Santos cielos..- murmure algo asqueado, Yoi grito y se agitadaba demasiado, que impedia la forma de quitarle aquellos animalejos -YOI. Calmate, quieto, si te mueves demasiado es peor- dije con el fin de que no se moviera mucho, 
¿Pero quien podria hacer eso? Teniendo miles de insectos ene l cuepro dudoq ue alguna persona no reaccionace a si. 
Fue casi imposible abrir aquella puerta par ami solo, Yoi ahora estaba en aprietos, fue muy tonto de su parte correr de esa manera, *Este lugar...* asustado pense miles de posibilidades.
-Sakura, ayudame.- le pedi , y entre los dos tratamos de abrirlo,  mientras aun escuchabamos los gritos de auxilio de nuestro compañero -Ahi vamos..- exclame, aun jalando de esta, pero es como si le hubiesen echado extra-pegamento Duramax.
Fue extraño cuanod no se oyo nada, deje de jalar y con la esperanza de escuchar , acercando mi oido a la puerta, mas solo habia silencio.
*Se abra desmayado* concluì, no importaba lo qu ehibiese pasado, teniamos que abrir esa puerta.
-Una vez más- le dije a mi compañera, y esta vez la puerta cedio, pero se fue contra nosotros,  Intente poner fuerza para que no nos aplastara arrojandola a un lado, pero el peso que reposaba sobre este cayo encima de nosotros.
Era aquel timido muchacho , que hace cinco minutos no llevaba un bicho encima, ahora se hallaba todo ensangrentado, con la piel carcomida, me quede helado por unos segundos al verlo en ese estado deplorable y despues quitarlo sobre nosotros; de modo que el cuerpo yacia en el suelo.
— SU fRi rÁ el dO lo R de lA mu eRte poR lA EterN ida d… —. Escuchae un susurro acompañado de una suave brisa tras mis espaldas, rapiamente voltee, peor no habia nada -Damange...- aprete los puños.
Mire a mi compañera, no sabia como se tomaria esto, pero el chico ya estaba muerto. -¿PORQUE?, no te hemos echo nada- exclame al aire,a aquella voz que habia escuchado.
Tome su mano, dirigiendome a la escalera bloqueada -Debemos salir de aqui..- mi mano temblaba un poco, por lo sucedido, a pesar de los obstaculos que presentaba la escalera, decidi sacarlos de ahi, incluso pate una de esas carpetas a ver si se movian.
avatar
Bianchi
Roler
Roler

Mensajes : 680
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 14/01/2012
Edad : 23
Localización : ._. que te importa!!
Humor : LOL -meme toys-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Koga el Vie Mayo 15, 2015 6:11 pm


b8593a
Con: Komatsuzaki y Hayashida.
En: Frente a un pasillo sin paso // Dimension B

Yamaoka-san de verdad lo siento…

La débil frase de Komatsuzaki detuvo el andar de la castaña haciéndole reflexionar sobre la actitud que había adoptado contra él hacía unos momentos. La muchacha giró el cuerpo lo suficiente para apreciar como Mirai estaba ahogándose en su miseria, el pobre hombre estaba en la misma situación y lo último que necesitaba era una carga más sobre los hombros. Michelle lo sabía muy bien, era consciente de que su agresiva reacción no era más que un desahogo, rencor acumulado y decepción. No podía hacer otra cosa, le partía el corazón saber que alguien la odiaba al punto de atentar contra su vida de una manera tan retorcida.

… Y estaba bien, lo entendía por su parte, después de todo la envidia carcomía el alma de sus iguales, pero… ¿Mirai? ¿Qué pudo haber hecho ese inútil para que alguien tuviese un conflicto con él?
-Una disculpa no sacará de aquí a ninguno, sé un hombre y actúa como tal. suspiró cruzándose de brazos en espera de la reincorporación de su abatido compañero. La popular chica siguió con la mirada el recorrido que había realizado al caminar por el largo pasillo hacia su izquierda, justo donde despertó. Había una importante cantidad de cabello castaño regado en el suelo, inmediatamente al lado de una puerta que si bien recordaba, estaba cerrada.

— No hay caso, el piso está destruído...

-¡Dios santo!- Exclamó la fémina arqueando los hombros y llevándose una mano al corazón cuando escuchó a un tercero entre ellos, volteándose rapidamente para comprobar su identidad.
— Estoy feliz de haberlos encontrado, Yamaoka-chan, Komatsuzaki-kun~ ¿Se encuentran bien?

¡¿HAYASHIDA?!


Michelle instintivamente dio un par de pasos hacia atrás, quedando peligrosamente cerca del profundo hueco que hacía imposible avanzar por el pasillo del frente. ¿De dónde había salido? La confundida mujer observó por sobre el hombro del nuevo integrante un pequeño distintivo sobre la puerta que ponía “5A”, así que dedujo por descarte que, quizá, Saneatsu había estado escondiéndose ahí ¿Podría haber despertado recién?

Michelle desvió la mirada para disimular un poco la incómoda situación, la verdad no lo entendía… Se habían encontrado con un compañero que se alegraba de verlos a salvo ¿Por qué no estaba feliz por ello? ¿Había perdido ya su humanidad? Su sanidad mental estaba pendiendo de un hilo y no iba a permitir que se rompiese.
-…Sane-— ¡¡¡HARU!!!— Un desgarrador grito con una voz familiar interrumpió el atentado de Mitch por recibir a su nuevo colega y desvió la atención de todos hacia el oscuro pasillo a espaldas de la joven estudiante.
. . .
…-¿N…Niiya?-

La adinerada muchacha dudó de su propia palabra y se giró para encarar el pasillo mientras se mordía la uña del pulgar, arruinando su precioso manicure. Niiya era, en su opinión, el tipo de sujeto que no gritaría de tal forma aunque lo estuviesen apuñalando hasta su muerte. Se escuchaba tan desesperado, un grito que rogaba por ayuda, por atención.

Tenía que encontrarse en serios problemas.

-¿N-NIIYA?- gritó rasgándose la voz, no tenía idea de qué tan largo sería el pasillo ni a qué distancia estaría el asqueroso de Adachi pero sentía la obligación de contestar su llamado.

Por supuesto, a Niiya no le agradaría en lo absoluto que la respuesta viniese de Yamaoka Michelle, y podía deducir por el grito que no se encontraba solo, pero era algo que tenía que ignorar por el momento.
-¡¿HARUICHI?!- insistió con un segundo grito que casi le hace caer al vacío por la inclinación de su cuerpo hacia el corredor.

… Ahora lo entendía.


Los sentimientos del grito de Niiya, la desesperación, la angustia y sobre todo, el miedo. Eso era lo que le hacía pensar que el Adachi que había escuchado era humano.
Era lo que le hacía confiar en que en efecto, era el perdedor que vestía el uniforme escolar en casa y que no sabía diferenciar entre un jersey y un polerón.

Eso era.

No es humano despertar de tu inconsciencia en un edificio abandonado con voces extrañas que te invitan al delito y recibir a tus compañeros con un “Estoy feliz de haberlos encontrado, Yamaoka-chan.”

… Piérdete Hayashida.

--------------
Michelle decidió gritar para comprobar la presencia de alguien más.
avatar
Koga
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 357
Reputación : 128
Fecha de inscripción : 15/02/2013
Edad : 23
Localización : Electroworld
Humor : Kinda mad

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Bobencio el Dom Mayo 24, 2015 12:36 am


Pasillo → Salón de clases → Escalera → Salón súper secreto. 
{ Con: James. }

Miré a James con curiosidad, pero al poder entrar a la habitación pude darme cuenta de algo que no estaba bien. Tomé una bocanada de aire, pero el olor putrefacto inundo mis pulmones tan rápido como pude toser de forma brusca como reflejo. Sentía un tipo de ácido en la garganta. Trague como pude, vomitar en aquel lugar no era lo mejor del mundo ¿qué tal si... algo podría oírnos? No quería encontrarme con nada que nos dañara, yo... no quería terminar como él.

Al estar la puerta de la habitación abierta miré frente a mi y allí estaba alguien ¿descansando, durmiendo? ¿Quizás alguien quién hizo el ritual al igual que nosotros. Abrí mis ojos en grande con un poco de excitación al quizás encontrar a alguien mas vivo pero al ver mejor me di cuenta de algo—¿qué es...?—. Mencioné entre murmullos hasta que vi algo rojo que iba a mis pies, ensuciando mis zapatos blancos con sangre. Chillé, nerviosa mientras tapaba mi rostro.

Quería vomitar, quería correr... no quería terminar así. No quiero terminar muerta aquí. Quiero a Kai. Quiero estar con Kai. Quiero bromear con él otra vez. Ayuda.

Con fuerza cerré mis ojos unos segundos y con miedo, los abrí lentamente. Apartando mis manos. No era que la chica, su cadáver me perturbara... sino el peligro latente. El peligro que me pase lo mismo que Nidai.

Al estar decidida para acercarme a la chica durmiente sentí las notas de un saxofón, mire a James confundida—¿James, acaso ese es tu...?— La mirada que daba el chico de pelo castaño lo decía todo de forma notoria. Era su saxofón, alguien lo estaba tocando y era simplemente para provocarlo. Al observarlo moverse, abrí los ojos en grande y mordí mis labios—¡No vay-!— por suerte Lane paró antes que pudiera finalizar la frase. Calma, Kai, calma. Todo saldrá bien si solo lo piensas un poco, no todo debe ser tan malo ¿cierto?

Me acerqué al cadáver de la chica aún cuando James me advirtió que no lo hiciera. La madera rechinaba, aquel lugar si que era lúgubre. Miré mis pisadas y estaban manchadas de sangre... —Eugh.— Mi moralidad estaba siendo cuestionada cuando miraba los zapatos de la chica muerta frente a mi.

No quería hacerlo... pero si dejaba rastros y algo lo usaba en mi contra... y por mi culpa...

Me estaba odiando en aquel momento. Me senté al lado de la chica y me saqué mis zapatos dejándolos a un lado. Lentamente se los saqué a el cadáver, poniéndomelos con algo de asco. Por lo menos no estaban ensangrentados. Finalmente decidí por seguir investigando que había por allí. Completamente desconcentrada mientras James parecía gritar por algo sobre arroz en ingles. Quizás ya se le había zafado un tornillo.
avatar
Bobencio
Roler
Roler

Mensajes : 33
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 09/05/2014
Edad : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Adeline el Dom Nov 08, 2015 6:39 pm

Bueno chicos, me costó un rato pero finalmente lo decidí. Corpse Party: New Generation está cerrado a partir de este momento.

He tomado la decisión por el hecho de que honestamente no me siento con el ánimo de seguir actualizando el rol, y supongo que muchos de ustedes no se sentirán a gusto con contestar un rol que actualiza cada idk 6 meses.

¿La razón? Cada actualización requiere una buena cantidad de tiempo y todo eso debido a que de buenas a primeras tuve la ingenuidad de abrir un rol sin planificación previa y con mil millones de cupos disponibles (?) obviamente es un desastre bastante difícil de manejar detrás de las cortinas.

Me disculpo una y mil veces con ustedes, que entraron a este rol y nos ayudaron a Jacku y a mi persona a construir la historia hasta donde llegó. Lo aprecio mucho guys, y siento haberlos decepcionado en esta oportunidad )':

AUNQUE, estuve también pensando en la posibilidad de cederle las riendas del rol a alguien, así que está en algo así como adopción si es que alguien desea continuar con la historia uvu.

Well, that would be it. Gracias por leer c:
avatar
Adeline
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 79
Reputación : 25
Fecha de inscripción : 20/09/2013
Edad : 19
Humor : You. ARE. HENTAAAAI!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por cary milla el Sáb Dic 26, 2015 2:18 am


kikuri[font=Arial, sans-serif]♥[/font]:
Nombre: kikuri Itō
Sexo//Orientación Sexual: femenino // hetero
Edad: 15
Personalidad:
Kikuri, nombre de por si extraño. La pregunta es: ¿que no se podría esperar de ella?. ¿Es feliz? en la medida de lo posible, sin temor a decir lo que “piensa y cree”, en cualquier momento. No teme revelarse e incluso llegar a los puños si esta de animos (?)
Siempre cuando abre su bocota es para mandar indirectas o ser totalmente malvada: “soy como el diablito dentro de tu cabeza que te dice que hagas cosas malas” suele decir para justificar su existencia.
No tiene ningún respeto por la privacidad de los demás y le encanta meter sus narices en las vidas de otros.
Como cosa rara, Es una persona muy linda y sociable. Siempre se la puede encontrar escondida, escuchando conversaciones de desconocidos, o en los arboles colgando de sus piernas. Es una cajita de sorpresas que jamás quisieras abrir porque te explotaría en la cara.
 
Descripción física:
Se podría decir que es alta, con 1.70m
Es delgada pero con un toque atlético que le da altives al caminar. Como todos los miembros de su familia, tiene una tez blanca palida papel de azúcar (?). su cabello rosáceo y ondulado es su orgullo. Que incluso llega más abajo de su cintura si lo carga suelto. Sus ojos, como los de su hermana, son una raresa mistica, ya que en ella combinan el tono rosa y verde turquesa.
Su ropa siempre resalta, por su gran sentido de la moda. Pues ama combinar su ropa y probar todo tipo de trajes. Algo que nunca falta en su vestuario son “botas”. Puede estar usando un vestido coctelero pero aun asi llevaría las mas hermosas botas nunca vistas.

http://1.bp.blogspot.com/-_T7FLg5Nu4Y/UhnXfQT6CqI/AAAAAAAAFX4/7jiiWIYpRC8/s1600/Amnesia-06-.jpg
http://0-gate.com/wp-content/uploads/2013/01/amnesia-mine.png
http://illiweb.com/fa/pbucket.gif
 
Historia:
Quien diria que la alegre y perversa kikuri tendria un pasado tan complicado
 
"Siempre, desde que tengo uso de razon, pensé que los padres eran seres que te protegerían hasta la muerte... y aunque parte de eso es verdad, el amor no dura mucho.
jamas conocí a mis padres, o por lo menos he intentado olvidarlos.
Se separaron cuando aun era un bebe. ¿que clase de amor VIL dura tan poco para incluso olvidar que una pequeña necesita de una madre y un padre?
quizás este.
Un dia, mis padres viajaron juntos en un avion, ambos tenían el mismo trabajo.
Una tormenta completo mi concepto de "hasta la muerte".
ambos murieron en aquel avión.
Sin familia ¿a donde llevarían a una pequeña sin hogar?
exacto, a un orfanato.
Siempre senti que no encajaba en aquel lugar. todos eran tan amables, y yo como siempre tan ostil. es gracioso recordarlo.
Meses después, como en las películas y sin haberlo pedido tenia una hermana.
mi madre había tenido gemelas y cuando nacimos, nos separaron.
la dulce mizuki, tan linda, tan buena, tan ingenua, tan... ¡tan estresante!
pero lo supe sobrellevar a mi manera.
Pero como algo todavía mas raro en toda esta historia, es que fuimos adoptadas por la misma familia.
somos el Yin y yang, es todo lo que dire"

 
Gustos/Disgustos:
-lo romántico
-tener que hacer algo como limpieza u ordenar.
 
+tiene una gran fascinación por las anacondas y pitones.
+postres helados
+ama las cosas afiladas.
+fastidiar a los demás
+poner apodos
+cantar
+ama las peliculas, series, videojuegos y libros de terror, thriller horror, en fin todo lo sangriento y tenebroso.
+ama leer por las noches con la ventana abierta.
 
Miedos/Fobias:
-las tormentas
-miedo a las armas de fuego.
 
Extras:
-hermana: Mizuki Itō
-Uno de sus mejores amigos es: Rintaro Nakae.
Quien ya intentó coquetear con ella una vez y le salió demasiado horrible como para volverlo a intentar (?).
-Se podria decir, que lo unico pero asi de exageradamente unico (?) bueno en ella, es su voz. Su canto es precioso y su voz conmovedora. sus canciones favoritas son Lie , Last song y Hello / How are you que canta con una gran prodigiosidad.
 
color de roleo: #fb85ff
Ubicación:
persiguiendo algo brillante!
DIMENSION A - Con: sola.
 
 
¿Por qué brillaban tanto? Porque parecía guiarme… hipnóticamente. Caminar con firmeza por estos pasillos oscuros era lo más difícil que había. El piso de madera rechinaba con cada paso dado, hasta que una melodía me saco de mis pensamientos.
-No se qué estas tramado saxofón flotante!... p-pero no me agrada.- a pesar de todo lo seguí. Calculando la masa, y la posición del viento que obviamente no corría por este horrible lugar, el sax se dirigía al sur… donde sea que fuera el sur.
Continuamos hasta unas escaleras pero cuando alce la mirada -Estas cosas…- refunfuñe –Estorban el camino de una ito y su saxofón flotante escritorios del mal!- los apunte amenazadoramente con odio. Posteriormente me acerque con cuidado para examinarlos y… abalanzarme sobre ellos. Eran ilógicamente pesados, nada los movería.
-Odiosos.- dije cansada entre jadeos. El plan fuerza bruta no funciono. — Oneechan, no debes juntarte con chicos malos...podrían matarte…
-GIiiiiaaiaaaAAAaa- sentí el frio de la muerte recorrer mi cuerpo. Casi caigo escaleras abajo por el susto pero me equilibre justo antes de hacerlo.
Por eso te traje aquí, para que jugaras conmigo y pudiésemos hallar una forma de que mi nuevo juguete suene mejor, ¿Está bien?
Cuando le dedique una mirada, un pequeño brillante estaba al final de las escaleras. Obviamente no ayudas a niños macabros que aparecen por ahí pero… la música era mi elemento, debía ayudarlo, no podia simplemente irme y dejar a un animalillo del monte tocar un saxofón asi. Aunque también cavia la posibilidad de que me siguiera con esa música infernal hasta la muerte, mejor prevenir.
-okey, quieres que suene estupendo.- dije desinteresadamente pero airosa mientras bajaba los escalones. –Tal vez!... tenga algo atorado… je je.- Dios mio estaba hablando con quien sabe que en quien sabe donde… no podia evitar que mis manos sudaran, que desagradable.
avatar
cary milla
Roler
Roler

Mensajes : 304
Reputación : 76
Fecha de inscripción : 13/04/2013
Localización : Frio de janeiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Angie el Dom Dic 27, 2015 12:34 pm



NOTAS IMPORTANTES
Como ya todos sabrán, tomé las riendas de este rol para llevaros a todos a la ruina con él (??) ok, no pero casi. Ha pasado ya mucho tiempo desde que esto quedó parado y no puede ser, era algo demasiado bueno como para que se perdiera –mira To aru a lo lejos y se le cae una lagrimilla- así que decidimos entre Hem y yo tomar el control.
 
No será nada distinto, continuaremos todo desde donde quedó, aunque sí que hay un ligero cambio que explicaré a continuación.

 

NUEVO SISTEMA DE ROL
Como se había visto ya en actualizaciones anteriores, se daban opciones a elegir para avanzar con cada personaje. Desconozco si Adeline pretendía continuar con ese sistema, pero he pensado que puede ser más interesante hacerlo de este modo.

En cada actualización, se darán opciones de las cuales el personaje tendrá que escoger una. Lógicamente se puede sacar alguna variante más, pero aquello que hagáis tendrá consecuencias, tanto si se toma una de las opciones predefinidas o no.
 
Al final de cada actualización habrá un apartado llamado “Fortuna”, en el que saldrá un resumen de todas las decisiones que habéis ido tomando a lo largo del rol. Se comienza a contar desde esta actualización.



SOBRE LAS ACTUALIZACIONES
Tenemos pensado actualizar cada dos semanas, a menos que suceda algo que requiera intervención directa como alguna que otra situación que se puede dar. En este caso se harán mini-actualizaciones individuales para cada personaje o grupo de personajes.

En caso de que no se responda a tiempo (antes de la siguiente actualización), el personaje entrará en modo “Autopilot” y se tomará una decisión de forma aleatoria(usaré el amado randomizer para eso) entre las que ya tiene asignadas. Dependiendo de la suerte que se tenga, el personaje puede quedar intacto, o bien puede acabar muerto. Así que será mejor que os mantengáis activos si queréis que sobrevivan. Con esto evitaremos que el rol quede estancado. Sonará mal pero ningún personaje tiene un papel importante y por lo tanto puede ser sacado de escena sin tener que alterar la trama principal del rol.

Cabe destacar que si por X razones no se puede postear, se me avise rápidamente a mí o a Hemfelt para que el personaje no termine en el desastre (?)

Dicho esto, comienza la maravillosa y desesperante actualización. Enjoy!
 





DIMENSIÓN A
PISO 1PISO 2
Mitsukuri, HelenaIto, Kikuri
Rice, CasperLane, James
Sonoda, Tomoyo



Casper Rice
¿Qué es lo que acaba de ocurrir, exactamente? Un escalofrío recorre su cuello. Casper acababa de ver aquel abismo delante suya. Un lugar que se había tragado por completo a su compañero de clase, sin dejar rastro alguno. Lo que fuera que hubiera en lo más profundo de aquel vacío inmenso era probablemente insalvable. ¿Pero realmente lo era? Podría haber un rayo de esperanza.

- ¡Ayuu...da! Estoy... aquí abajo...Por fa...vor, al...guien... No... pue...do salir...

¡Una voz! Y buscaba ayuda, una y otra vez. Casi parecían escalofriantes aullidos de socorro. No, realmente lo eran. Una llamada al auxilio como no había escuchado nunca, probablemente provocados por los propios intentos de Casper de encontrar ayuda. ¡Su compañero estaba allí abajo! Debía ayudarlo... ¿o quizá no? ¿Cuál sería la opción adecuada?

- Por... favor... No veo nada... A...yuda...

Arriesgarse y acercarse al abismo no era sino arriesgado y probablemente mortal al mínimo error. Por el momento, con todo lo que podía encontrarse alrededor... había claras varias opciones posibles.



> Tomar una cuerda que se encuentra en los alrededores y arrojarla con cuidado al abismo para que su compañero suba.

> Ignorar por completo aquella voz. No era posible que su compañero siguiera vivo después de esa caída.

> No hacer nada. La duda y la indecisión permanecen en el aire. Ese no puede ser Ryo... ¿verdad? ¿Pero y si lo fuera?


Tomoyo Sonoda
No había forma de abrir aquella maldita puerta cerrada. Lo más apropiado para Helena y Tomoyo no fue otra cosa que buscar otra salida. Eligieron seguir al frente, donde las esperaba un gran abismo cuyo fondo no se alcanzaba a ver. Todo parecía ser un plan factible. Las cuerdas, las tablas... Todo parecía apuntar a que lo necesario se encontraba allí. Si no fuera por esos zapatitos extraños. ¿Qué hacían allí? Su idea fue ignorarlos en un primer momento. Pero había algo más. Un extraño susurro, que traía palabras prácticamente ininteligibles y arrastradas.

- Onee-chan... Esa es mi cuerda de saltar... ¿Te la vas a llevar? ¿Por qué no te quedas y juegas conmigo? No deberías juntarte... con personas malas que no saben callarse. Callémoslos juntas. Para siempre... Y luego podremos jugar siempre juntas después. ¿O queréis jugar las dos? ¡Será divertido!

Todo apuntaba a que recoger aquella cuerda del suelo no había sido una buena idea. Aquello era completamente sobrenatural e imposible. ¿Un fantasma? ¿Una niña indefensa? Pero llevaba un afilado y puntiagudo cristal que mostraba a ambas chicas. Las constantes quejas de Tomoyo habían conseguido que centrara primero su atención en ella, pero no había sido sino culpa de Helena que la niña apareciera en primer lugar. Todo por recoger aquella maldita y condenada cuerda. La aterradora escena solo animaba a salir corriendo cuanto antes.

Tomoyo, recuperándose antes que su compañera de la impresión inicial, consideró una serie de opciones posibles.



> Arrojar la pesada tabla a la niña antes de que haga movimientos bruscos. Huir después puede ser una gran opción.

> Culpar a Helena. Fue cosa suya que aquel ente apareciera. Además abandonarla a su suerte como castigo sería... adecuado.

> Un estúpido fantasma no puede intimidarla. ¡Enfrentarse a esa niña es lo adecuado! Una reprimenda la mandará de vuelta por donde ha venido.



Helena Mitsukuri
¿Qué haría su compañera? ¿Era una buena idea quedarse en aquel lugar, frente a una imagen tan escalofriante? ¡Los fantasmas no existen! Igual que aquel espíritu de hacía un momento. Pero todo era tan real... ¿Qué hacer? Varias ideas recorrieron la mente de Helena, también.



> Abandonar a Tomoyo a su suerte. No deja de quejarse y mandar una y otra vez. Es culpa suya que el fantasma apareciera. ¡Ella no quería tomar nada de aquel lugar!

> Intentar calmar al fantasma de alguna forma. Solo es una niña insegura. No habrá nada mejor que una voz tranquila que calme sus nervios.

> Devolverle al siniestro espíritu su cuerda. Si quiere jugar... que juegue. Pero ni ella ni su compañera quieran participar. ¿Quizá devolverle su juguete sea lo mejor?



James Lane
Aquello que aún se escuchaba... no cabía duda, era el saxofón de James. Pero sonaba distante y lejano. Probablemente se encontraba realmente lejos todavía. Pero no demasiado lejos. Al fin y al cabo se escuchaba. De hecho ni siquiera sonaba bien. Quien fuera que fuese que estaba realizando aquella composición del mal, lo estaba haciendo horriblemente mal. Tanto como las sierras del infierno para los oídos. Casi incitaban a vengarse por maltratar de aquella forma el instrumento... ¡Pero espera! Había algo más por lo que molestarse. Kai. ¿Qué demonios estaba haciendo Kai?

Era cierto, los hechos por lo que acababan de pasar no podían ser sino únicos como para dejarlos en aquel estado tan desastroso. ¡¿Pero ponerse los zapatos de una muerta?! ¿Quién en su sano juicio haría algo como aquello? Tan solo los locos lo llevarían a tal extremo. Pero ahora no había vuelta atrás. Y como si los zapatos, los propios zapatos, hubieran esperado hasta este momento, se escuchó una voz tan pronto como ocurrió aquello.

- Las lecciones de danza... Cómo olvidar las lecciones de danza... Uno... Dos... Tres... De nuevo... Uno... Dos... Tres... ¡Repe...timos! ¡Plié! ¡Plié!

La propia impresión dejó sin palabras completamente a Kai. O directamente ni siquiera podría hablar debido al miedo que estaba pasando. ¿Qué podía decir? Los zapatos se estaban moviendo solos, sin que pudiera controlarlos. No solo eso. Comenzó a tornarse peor cuando comenzó a atacar a su compañero con rápidas patadas, sin piedad. Un paso en falso y... uno de los dos podría caer en uno de aquellos agujeros sin fondo gracias a aquel extraño baile de la muerte. No es algo que Kai pudiera controlar a estas alturas. James, había que pensar en algo, y rápido.



> Abandonar a Kai a su suerte y buscar otro camino. No es como si tuviera salvación tras haberse convertido en una bailarina de la muerte agresiva.

> Bloquear cada una de aquellas patadas sin alejarse de allí. ¡No podría abandonar a un compañero de clases de aquella forma!

> Las patadas se estaban volviendo más y más violentas. Intentar bloquear el camino con algún obstáculo que separase a ambos sería... la opción más adecuada antes de acabar muertos los dos.



Kikuri I
Un niño con un saxofón que le venía grande. Se le veía... curioso. ¿Qué significaba esto? Definitivamente era un niño, Kikuri pudo verlo con claridad cuando se acercó un poco más. Por supuesto, los saxofones no flotaban. Incluso si... Bueno, estaba viendo un fantasma en ese momento. ¿Merecía la pena intentar pensar de forma lógica? En películas, libros, series de televisión... en todos ellos se decía lo mismo. Mantener la calma en este tipo de situaciones. ¡Pero estaba haciendo sonar el saxo de tal forma que casi parecía que pretendiera romper unos pocos tímpanos! Más estando tan cerca.

A pesar de todo, pudo mantener la calma y acercarse un poco más al niño. No parecía malo, ¿verdad? Incluso las personas translúcidas como el crío pueden... ¿tener corazón? Al menos este parecía tenerlo, pues ofreció lo que se acercaba a ser una cálida sonrisa.

- Obaa-chan no tiene ni idea de música. Pero... no es mi instrumento. Solo jugaba. Los demás niños están jugando y no quería ser el único que no. Pero Obaa-chan está sola. ¿Es demasiado lenta para ir con los demás?

¿Acababa de llamarla abuela? ¡¿A qué chica de su edad le gustaría algo como eso?! Pero el niño tan solo ríe pasados unos segundos, causando un gran estruendo, a la vez que el saxofón cae al suelo, completamente destrozado. No solo eso, sino que de repente toda la habitación parecía haber cambiado por completo. Las paredes estaban repletas de dibujos infantiles. Nada más allá de los garabatos de un niño de seis años pero... la diferencia es que esos no estaban allí hacía un minuto. Aunque no fue lo único que hizo que un sobresalto recorriera el cuerpo de la chica. Un enorme ruido, como el de una pared derrumbándose, había sonado cerca suya. Algo... ¿estaba cambiando? ¡Hora de decidir qué hacer!



> Buscar otro camino por el que seguir investigando. Este lugar ya dejó de tener nada interesante. Además, ¿dónde se fue el niño? ¡Lo mejor sería ir tras él!

> Investigar lo que acaba de ocurrir. ¿Qué significan todos estos dibujos en las paredes? ¿Ese saxofón no es familiar? ¿No pertenece a nadie de la escuela?

> Buscar pistas en dirección del ruido. Lo que acababa de ocurrir... ¿Una pared de este lugar derrumbándose? ¿Quizá había abierto una salida? ¡Podrían salir por allí!


Mapa del Piso 1
Mapa del Piso 2



DIMENSIÓN B
PISO 1PISO 2
Hayashida, SaneatsuAbadeer, Marceline
Komatsuzaki, MiraiIto, Mizuki
Sonoda, HaruichiNiiya, Adachi
Yamaoka, Michelle



Saneatsu Hayashida
Se podría decir que uno de los pasillos de aquel oscuro lugar era de lo más agitados en aquel momento. Si es que había momento y no estaban atrapados en el tiempo y el espacio. ¿Brujería? ¿Entes sobrenaturales? La llegada de Saneatsu no había sido sino mal acogida. Bien por el sobrecogimiento o bien porque el chico no mostraba precisamente las mejores pintas en la oscuridad. Algo extraño estaba ocurriendo, al mismo tiempo que un leve escalofrío recorrió la espalda de Saneatsu. "Algo" estaba allí. Dentro de él. Opacando sus sentidos y deseos. Como si unos delgados hilos de marionetista lo sostuvieran en el aire. ¿Qué era? Michelle se alejaba, en busca de ayuda, como si no confiara ni en Mirai ni en él. Y eso lo enfurecía. Lo enfurecía mucho. Tanto como si... ¿no fuera él mismo el que actuara? Unos gritos a lo lejos fueron como la gota que colmaba el vaso. Por su mente varias ideas pasaron, todas ellas involucradas con esa... fuerza que sentía que se iba apoderando de él. Pero que según las pensaba, no le parecían tan extrañas y locas.



> Atacarse a sí mismo era una buena opción. Quizá así el dolor lo motivaría. Y podría salir aquello que llevaba dentro... o bien potenciarlo y dejar que tomara poder.

> Atacar a Mirai. Michelle lo había dejado atrás. Se veía tan... inútil. ¿Y qué eran esos gestos suyos? Sentía ganas de golpearlo con fuerza, y escuchar un alarido de dolor.

> Combatir contra la posesión... No. Saneatsu. Lo que estaba pensando no estaba bien. No era así. Era pacífico. ¡Pensaba en alejar, sin dudar, esa cosa, ese sentimiento que se apoderaba de él! ¡Era mucho más fuerte que eso!



Mirai Komatsuzaki
Observar la serie de gestos que su compañero de clase mostraba resultaba inquietante. Para colmo, ¿Mirai podría dejar a Michelle buscar a los demás por su cuenta? Debían permanecer unidos. ¿No era ese el objetivo inicial de un ritual como aquel? La amistad... ¿Qué quedaba de ella? Pero había gritos al fondo, no demasiado lejos. Y no eran tranquilos. Realmente los gritos nunca son tranquilos. Pensaba con claridad todavía. Algo habría que... ¿Iba a quedarse quieto todo el tiempo? ¿Iba a permitir que les pasase algo a sus amados compañeros de clase?

Hasta que se escuchó una siniestra voz que retumbó por todo el pasillo e hizo que se le helara cada músculo del cuerpo. Una voz infantil, pero perturbadora y resonante como las cuerdas de un instrumento musical chirriante y viejo. Años y años pesaban sobre esa voz y... ¿aún así era infantil?

- Pero mamá no tiene razón. Mamá no me quiere. Si ella no lo hace... nadie lo hará. Pero yo quiero seguir jugando. Está tan calentito... Todo el mundo... huye... Pero no me importa... ¡NO ME IMPORTA!

¡Y Michelle se había ido sola en aquella dirección! Tenía que hacer algo, a pesar de todas esas cosas... horribles que le había dicho. ¿De verdad pensaba esas cosas de él? De una forma u otra, tenía que decidirse.



> Ir en busca de la fuente de la voz infantil junto a Michelle. No importaba lo que ella hubiera dicho. ¡No podía dejarla sola!

> Ignorar la llamada. Michelle no merecía la pena. ¿Después de todo lo que había dicho? Además Saneatsu estaba allí, con él. Seguramente juntos podrían conseguir algo que los pudiera sacar de allí. Apenas habían hablado, de hecho.

> Lo mejor es ir a investigar por su cuenta. Sí, era mucho más listo que todos ellos juntos. Los sacaría a todos, y con una mirada de superioridad, observaría cómo todos le daban las gracias, incluso tras todo ese odio hacia él. Además, trabajar solo no estaría tan mal, al menos por un rato.



Michelle Yamaoka
Una explosión de fuego al fondo se llevó la oscuridad consigo. ¿Un incendio... en este lugar? Michelle fue quien lo sintió más cerca. Una gran llamarada a unos pocos metros. Y gritos. Muchos gritos. ¡Alguien había quedado atrapado en el fuego! Esa voz era... ¿Haruichi? No podía ser. De hecho había escuchado a aquellos dos que tan poca gracia tenían. Pero aquello era... fuego. ¿Merecía la pena acercarse más y echar un vistazo? Lo que estaba claro era que Haruichi estaba atrapado en el hueco por el que ascendían las escaleras. ¿Qué demonios estaba pensando, acercándose a un lugar ruinoso como ese? Podía sentirlo con las voces que estaba dando. Y no era otro que Haruichi el que estaba en medio de aquel inmenso fuego fatídico. Tragarse su orgullo en ese momento no era lo mejor ni lo peor. Tan solo pensó que...



> Intentar salvar a Haruichi apagando el fuego con unas pocas telas que se encontraban en un lado. Era un idiota sin idea de nada de lo que ocurría en la escuela, pero no podía dejar morir a un compañero en un fuego infernal como ese. ¡Incluso si se arriesgaba a quemarse! Si lo abandonaba, él podría... morir. ¡Y sería su culpa! ¡Ni hablar!

> Ignorar la llamada. Solo un idiota se metería en aquel fuego, solo para morir ella misma y el compañero al que intentaba salvar. Lo mejor es alejarse. Se las podrá apañar él solito.

> Ir a buscar ayuda. ¿Dónde está ese asustadizo de Mirai? ¡Tendría que estar en ese momento con ella, ofreciéndole su ayuda! ¿No es eso lo que hacen los caballeros por las damas? Juntos podrían sacar a Haruichi de allí.



Haruichi Sonoda
Mientras tanto, Haruichi no era sino una masa de flan temblorosa. ¡¿En qué momento todo había quedado en llamas?! Y lo peor de todo, su compañero Adachi se encontraba tras esa barricada... ¡No había forma de atravesarla! Era un camino sin salida, y ahora se encontraba entre una agrupación de mesas y sillas apiladas y un fuego inextinguible desde su lado. ¿Debía rezar para salir de allí con vida? ¿Pedir auxilio? Lo peor de todo es que... había visto a un niño. Sí, un pequeño niñito. Ni siquiera supo qué decirle, pero se enfadó. ¡Y diciendo cosas absurdas!

- Pero mamá no tiene razón. Mamá no me quiere. Si ella no lo hace... nadie lo hará. Pero yo quiero seguir jugando. Está tan calentito... Todo el mundo... huye... Pero no me importa... ¡NO ME IMPORTA!

El niño tenía una cerilla consigo. O eso le pareció, porque tenía que ser aquello lo que incendió todo el ancho del pasillo por el lado por el que debía salir. ¿Qué podía hacer?



> Esperar a que alguien lo salve. ¡Escuchó a Michelle cerca! Debe ser su única esperanza. ¡O incluso Adachi desde el otro lado! Escuchó las voces de ambos! Algo... podrán hacer. No iban a dejarlo morir quemado... ¿verdad?

> Se le conoce como un buen deportista... ¿No podría intentar saltar esas llamas? Quizá acabara con unas pocas quemaduras, pero sonaba mucho mejor que morir quemado allí dentro.

> No hacer nada. El miedo impidió que sus piernas siquiera se movieran. Y gritar. Atraer a toda la ayuda posible.



Adachi Niiya
Un fantasma. ¿Podía ser posible? Y más uno que parecía poder arrojar a la gente con tanta fuerza. El golpe que habían recibido no había sido precisamente uno... ligero. Pero por el momento, podía decirse que tanto Adachi como Marceline y Mizuki estaban bien.

- ¡Base! ¡Miradme, voy camino... del home run! ¿Qué... miras tú? ¡Estabas en medio! No voy... a echar... a perder el partido por vuestra culpa... Conseguiré que onii-chan y los demás me hagan caso. Hehe... Este es mi campo, ¿lo sabes?

El espíritu fijó primero su mirada en Adachi. ¿Un espíritu aburrido? Probablemente por eso se había dedicado a lanzar gente por los aires a su alrededor. Todo aquello había comenzado desde que había decidido acercarse a aquella barrera de las escaleras, incluso si había escuchado a Haruichi al otro lado. ¿Había sido todo una ilusión?

- Si no corres... perderemos el partido... ¡NO LO ENTIENDES!  Onii-chan sí me entiende, pero no lo encuentro por ningún lado. Podemos... jugar hasta que... llegue...

De nuevo, como si fuera la misma fuerza que antes, ésta comenzó a elevar a Adachi en el aire, a tan solo unos milímetros. No es nada que fuera visible a simple vista. Pero sí comenzó a notar una fuerza alrededor de su cuello. Estrangulamiento.



> Esperar que la ayuda llegue por sí sola. No se podía hacer nada. Tan solo... esperar a ser rescatado por alguien. Ni siquiera sabía qué acababa de ocurrir.

> Gritar en busca de auxilio. Era algo que ya había hecho antes. ¿Qué importaba perder algo más de dignidad?

> Intentar liberarse por su cuenta. Confiar en los demás era una estupidez. ¿Quién necesita ayuda contra esto? ¿Además es un niño? Así se escuchaba su voz.



Mizuki I
¿Y ese grito? ¡Adachi! El mismo. Ese grito no podía ser sino de él. Y había sonado cerca de las escaleras de aquella escuela endemoniada. En realidad, después de haber encontrado aquel ID... ¿Había más gente allí con ellos? ¿Todo había sido por haber hecho aquel extraño ritual y haber juntado las manos y...?

- Si no corres... perderemos el partido... ¡NO LO ENTIENDES!  Onii-chan sí me entiende, pero no lo encuentro por ningún lado. Podemos... jugar hasta que... llegue...

Alguien, o más bien "algo" estaba estrangulando a Adachi algo más adelante. Justo frente a las escaleras de cambio de piso. Algo que no resultaba visible, pero se sentía como una sensación helada sobre la piel. Especialmente cuando...

- Onee-chan, eres muy guapa. ¿Te lo han dicho antes? ¡Por eso quería... invitarte a jugar! ¡Jugamos baseball! Si... lo haces... ¡te devolveré esto! Aunque también puedes... quedarte... para siempre... con nosotros...

¡Su trozo de muñeca de papel! ¿No era culpa de eso lo que había hecho que estuvieran allí en primer lugar? Sentía como que debía tenerlo consigo. Y no separarse nunca de él. Como si fuera el más valioso de los tesoros. Pero también tenía que salvar a su compañero. ¿Qué hacer? ¡¿Qué hacer?! Por supuesto, sus continuas súplicas al fantasma no habían servido de mucho. Casi parecía que de tanto pensar olía a chamusquina. ¿No olía como a quemado desde las escaleras?



> Intentar buscar la ayuda de Adachi o Marceline. ¿Qué estaban haciendo? ¡Deberían haberle dicho algo a ese fantasma! ¡Por ella! ¡Era ella la que había perdido su trocito de papel! ¡Su muñeca! Buscar apoyo moral no... sonaba tan mal.

> Huir de allí. Tan solo es una muñeca. Los supersticiosos eran siempre los primeros en morir. Además esos fantasmas daban demasiado terror como para intentar encararlos.

> Buscar algo para ahuyentar al fantasma. ¡Ese olor a quemado puede ser la clave! ¿No dicen que todos los fantasmas "mueren" en el fuego? Pero... la muñeca podría salir mal parada. Pero como mínimo se podría intentar que Adachi no muriera asfixiado.



Marceline Abadeer
Marceline observó momentáneamente como le arrebataban el pedazo de papel a su compañera. ¿Qué podía hacer? Todo aquello había ocurrido en un abrir y cerrar de ojos. Por el momento el fantasma la ignoraba por completo. ¿Quizá la única guapa era Mizuki? Era momento de... ¿Era aquello envidia? No solo lo pensó, sino que también consideró que su pequeño papelito... también estuviese a salvo. Pero aquella escena realmente la "obligaba" a quedarse. Eran sus compañeros de clase. Una de ellas había perdido probablemente la única vía para permanecer viva, y el otro estaba siendo brutalmente estrangulado. Era momento de... decidir.



> Ayudar a Mizuki. Acababan de arrebatarle su pedazo de papel, y eso no puede ser bueno. Puede que entre las dos consigáis un plan para salir de una situación como aquella. ¿Quizá a Mizuki se le ocurra alguna forma de que podáis trabajar juntas y salvar a Adachi en el proceso? Aunque casi parece suerte.

> Dejar que Mizuki se pudra. Es un sentimiento que llevaba creciendo en el interior de la chica desde que llegó a este lugar, pero no compartió con nadie. Puede que en el fondo pensaría que se trataba de envidia por lo que estaba ocurriendo. ¿Mizuki era guapa y Marceline no? ¿Por qué no involucrar a Adachi en esta situación? ¡Que decida quién es mejor!

> Intentar ahuyentar al fantasma con algo. A un lado se encontraban ciertos "amuletos de la buena suerte", o como se llamaran. No había que preguntarse qué hacían allí, ni cómo habían acabado allí. Pero estas cosas siempre acaban con los espíritus.


Mapa del Piso 1
Mapa del Piso 2



DIMENSIÓN C
PISO 1PISO 2
Hagiwara, KoiIchida, Sakura
Kuromuzawa, YokoTatsuya, Kai
Nakae, RintaroYasashi, Yoi



Rintaro Nakae
Gritar. Todo lo que se podía hacer era gritar, y aquello era lo que Rintaro había elegido hacer frente a aquella aparición que tenía delante. ¿Era real? ¿Podía decirlo? Nada importaba, después de haber visto a Koi desaparecer delante de él de aquella manera. ¿Había visto Yoko aquello? Sí, había sido imposible no ver a la pelinegra colgando de aquella forma. Inerte, sin vida. Y al espíritu reírse de aquella forma tan desproporcionada para la situación. ¿Tanta crueldad unida era posible? ¿Acaso no había una pizca de piedad en aquella oscura y siniestra escuela?

- ¡DEJA A KOI! ¡DÉJALA EN PAZ! ¡NO HIZO NADA PARA MERECER ESTO! -El rostro de Yoko, quien parecía haber mantenido la calma hasta ahora, parecía mantener sus ojos prácticamente fuera de sus órbitas. La tranquilidad con la que había acatado aquella situación se había esfumado. Pero no había miedo. ¿O lo había? Tan solo gritaba, y gritaba.

- Onee-chan no parece feliz. Juguemos... a las... escondidas... Contaré hasta diez... Onii-chan nos buscará después... será divertido... Debes cerrar los ojos para... no hacer trampas... -La figura de la niña apenas se movió un milímetro, pero Rintaro sintió que la oscuridad lo rodeaba como si hubiera caído en alguno de aquellos abismos tan tenebrosos. Pero no se sentía caer. Tan solo seguía allí, de pie. Sin ver ni un solo rayo de luz en una ceguera implacable. Encarar al fantasma no había sido una gran idea. Aunque el chico no era propenso a tener buenas ideas, esta... había sido una de las peores.

Y entonces, otro grito más. Y más oscuridad.

El rubio podía ver de nuevo. ¿Era aquello magia? ¿Brujería? ¿Drogas? ¿Ilusiones? Como mínimo... se encontraba en un sitio distinto. ¿Era realmente distinto? Todas aquellas paredes parecían iguales por completo. Una cosa era clara. Ni Koi ni Yoko ni aquella niña estaban allí ahora. Se encontraba solo. No solo eso. Podía notar como el suelo temblaba bajo sus pies. Cada vez más bruscamente. ¿Otro terremoto? Fuera lo que fuese... aquello terminó por derribar completamente la pared. O varias de ellas. ¿Dónde había llegado a parar?

- Onii-chan ahora... tendrá que encontrarnos... Será divertido... Todo acabará... pronto.

Las elecciones posibles ahora parecían tan oscuras y desesperadas como todo lo que acababa de ocurrir. Si bien aún no era fácil abandonar el recuerdo de Koi... Rintaro había perdido de vista a Yoko también.



> Buscar a Yoko. ¡Tiene que estar en alguna parte! Y estaba allí hacía un minuto. No podía haber ido muy lejos. Además ese terremoto... Mejor no pensar que puede haber quedado atrapada bajo los escombros.

> Sumirse en la desesperación y dejarse caer al suelo. ¿Qué merece la pena ya? Koi estaba muerta, y probablemente... Yoko sufriría su mismo destino en cuestión de minutos, si no lo está ya también. Mejor dejarse caer y que los gusanos decidan.

> Explorar el nuevo lugar. Parecía la opción más sensata, pero a la vez la más peligrosa. Pensándolo bien... todo aquello se veía como una enfermería en ruinas. Curarse las heridas por el movimiento, ver qué hacer y lo que haya tras la puerta de salida... y probablemente vomitar. Había ocurrido demasiado.



Kai Tatsuya
Los instintos de Kai, a pesar de lo que acababa de ver en aquellos instantes, parecían mantenerse intactos. Sakura aún seguía allí. Debía... sacarla de allí. Alejarla lo máximo posible. Era un fuerte sentimiento. Además el espíritu no se había acercado más, y se quedó en silencio por completo. ¿Había saciado su sed de sangre?

Había que alejarse de allí, y rápido, en caso de que aquel espíritu volviera a levantar la mirada y deseaba ir tras ellos. Sakura... Sakura no se movía demasiado. Estaba aterrada, se podía ver aquello con claridad. Y se dejaba llevar allá donde la llevasen. Por eso, sostener su mano con fuerza y no soltarla, era lo que Kai sentía que tenía que seguir haciendo. Hasta estar al menos lo suficientemente lejos de allí. ¿Era aquel niño el que había hecho aparecer aquella nube de insectos? Insectos que ahora no se podían ver por ninguna parte. Y la figura tan solo permaneció sobre el cadáver de Yoi, observándolo como si fuera una silenciosa obra de arte.

Y hasta parecía que no iba a seguirlos. Tan solo permaneció allí, tranquilo. Sin moverse un ápice. Hasta que... Kai golpeó uno de aquellos obstáculos con un pie. No fue una buena idea, pues el espíritu levantó la mirada en aquel preciso instante.

- Onee-chan... siempre dice que hay que... mantener el silencio en los pasillos. "Podríamos alterar... el curso normal de las clases... de otros niños", dijo. Onii-chan, deberías... hacer caso de eso.

Al mismo tiempo que hablaba, un pequeño escombro cayó del techo, causando una pequeña nube de polvo. Y otra vez. Y así tres veces más. El pasillo iba a venirse abajo de un momento a otro. Solo quedaba correr. Lo más lejos posible. Pero aquel pasillo... algo extraño ocurría con aquel pasillo. Hasta ahora no había estado tan inclinado. Incluso parecía que... ¿se había creado una pequeña pendiente? Aquello era más difícil de superar, incluso las fuerzas querían que ellos retornaran hacia el niño y el cuerpo de Yoi. Avanzaron un poco más... hasta que la mano de Sakura se soltó.

- ¡¡¡¡K-KAI!!!! ¡¡¡¡NOOOOOOOOO!!!! -Caía. La chica caía en la misma dirección por la que habían venido, obligada por la inclinación de aquella pendiente, mientras el techo seguía cayendo. Uno de aquellos pesados escombros cayó en ese momento sobre la cabeza de Kai, haciendo que éste perdiera la consciencia, justo cuando pretendía atrapar de nuevo la mano de Sakura.

Y ahora... la oscuridad.

El joven abrió de nuevo los ojos. ¿Lo que recordaba era real? ¿El piso se quebró por completo? ¿Y Sakura? ¡¿Dónde estaba ella?!

No recordaba el lugar así, incluso si sus recuerdos vagos volvían a él poco a poco. Pero... el pasillo no estaba tan destruido. ¿Debía buscarla de nuevo? ¿Darla por perdida?



> Buscar a Sakura. Había estado con él todo ese tiempo. No podía dejarla sola. Además estaba muy asustada. Y debía... debía estar cerca de allí. En alguna parte de aquel pasillo nuevo que prácticamente parecía desconocido.

> Buscar una salida solo. El hecho de que Kai estuviera vivo no significaba... que los demás lo estuvieran también. Especialmente Sakura. Con toda esperanza perdida, era mejor retomar la búsqueda. Y salir vivo de allí. O encontrar la perdición en la oscuridad. Pero no quedarse quieto.

> Dejarse caer al suelo. Lo que acababa de ocurrir no podía ser real. Los dedos de Sakura se habían escurrido entre los suyos. ¡Era su culpa! ¡No la había sostenido bien! ¿Cómo podría perdonarse? Incluso si conseguía moverse de nuevo... ¿podría hacerlo?


Mapa de Rintaro Nakae
Mapa de Kai Tatsuya




Quizá después de tantos sucesos inexplicables hayas olvidado lo que has hecho durante el tiempo que llevas en éste lugar. No sería mala idea echarle un vistazo a tu fortuna para recordar aquello que has hecho y que ha podido darte alegrías... o problemas.

Fortuna de Marceline Abadeer
Fortuna de Saneatsu Hayashida
Fortuna de Kikuri Itō
Fortuna de Mizuki Itō
Fortuna de Mirai Komatsuzaki
Fortuna de James Lane
Fortuna de Helena Mitsukuri
Fortuna de Rintaro Nakae
Fortuna de Adachi Niiya
Fortuna de Casper Rice
Fortuna de Haruichi Sonoda
Fortuna de Tomoyo Sonoda
Fortuna de Kai Tatsuya
Fortuna de Michelle Yamaoka
avatar
Angie
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 140
Reputación : 33
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : Where despair lies.
Humor : Broken inside

Ver perfil de usuario http://fushizen-na-angie.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por bread.png el Dom Dic 27, 2015 8:27 pm

#208159

JUNTO A: ...
How could you go?
DIMENSION A * 2 PISO * PASILLO



Is this a trick? Is she insane? I... should do something... should I ...run away?
- - - - - - - - - - - - - - -

Torpes, las palabras se deslizaban de los labios de la pelirroja. No terminaban de ser balbuceos, frases incompletas sobre lo obvio, comentarios innecesarios sobre el clima en una reunión incómoda. Una charla que no le importaba y que sin embargo le mantenía ocupado en algo mientras el silencio le sobrecogía en la espera. Si Rice le había escuchado o no… si siquiera aquella voz había sido real parecía ahora una mentira más entre esa brecha que separaba lo real de lo ficticio. Le cansaba. Le cansaba estar ahí, le cansaba el crujir de las tablas, el olor a descomposición, el encierro. Sus pensamientos terminaban de ser las cadenas que le torturaban de la peor forma posible cuando sus ojos llegaban sin intención una de las ventanas permanentemente cerradas, y su respiración se agitaba ante la idea de estar atrapado, de respirar una y otra vez el mismo aire.

Cerró los ojos. Se permitió sentir sus pestañas cayendo ahí donde iniciaban  sus pómulos, donde había también sangr-No. Frunció el ceño, mordió su labio, intentó respirar monótonamente. Lo último que necesitaba era agobiarse en ideas, en pensamientos que exageraban las sensaciones físicas de la claustrofobia, en lástima por sí mismo. Lo que buscaba no era aquello sino una solución, un camino que le hiciera encontrar a sus amigas para entonces largarse sin mirar atrás. Pero no funcionaba, no cuando aquel ritmo errático sonaba a lo lejos como un rasguño sobre metal oxidado. No, no podía calmarse cuando un crujido, un sonido mucho más cercano irrumpía sus ideas. Si se dignó a abrir los ojos fue primero por el miedo. Entonces dejó salir un  suspiro cargado de irritación solamente para ver a la pelirroja desaparecer  tras una de las puertas. Y deseó gritarle, deseo también irse.

El muchacho cerró sus puños, enterró sus uñas sobre su piel en un movimiento violento de sí mismo antes de seguir a quién claramente había indicado permanecer ahí. Sus dientes estaban apretados mientras retenían las afiladas palabras que deseaba dejar escapar en la frustración que cargaba, en el miedo que no podía salir frente a esa desconocida, y sus pasos avanzaron a zancadas sin entrar realmente a la habitación, deteniéndose en seco en el marco de la puerta —¿Qué mierda estás haciendo? ¿Estás loca?— Gruñó. Su voz sonó grave para entonces retroceder un paso en disgusto. No hubo respuesta. Las manos de la muchacha terminaban de atar los zapatos sin prisa antes de que la misma le mirara por fin. Frío. James retrocedió un segundo paso sin ser consciente, y sus manos que antes permanecían caídas en rabia ahora se recogía delante de sí para protegerse.


Las lecciones de danza... Cómo olvidar las lecciones de danza... Uno... Dos... Tres... De nuevo... Uno... Dos... Tres... ¡Repe...timos! ¡Plié! ¡Plié!

Su cuerpo tembló en memoria, y la voz que ahora escuchaba, completamente distinta a la de Kai le recordó a su vez a aquella otra voz. A aquél otro miedo. Necesitaba irse, necesitaba correr lo más lejos posible hasta estar simplemente fuera, lejos. No importaba donde. Pero sus piernas permanecían en frío temor aun cuando su mente le advertía del peligro, de la necesidad de huir como una punzada terrible. Era un animal acorralado, sin saber aún por qué. Entonces los pasos de la otra, disarmónicos y burdos le daban más razones para huir mientras podía.


This… is this still better than being alone?

No. No lo era. No cuando su rostro estaba pálido y su cuerpo se recomponía de un primer golpe en las piernas. Fue un autorreflejo el encogerse sobre sí mismo antes de levantar de nuevo la cabeza, temiendo descuidar a la otra y recibir un nuevo golpe estúpido. Porque dolía. Prontamente sería púrpura ahí donde los asquerosos zapatos le habían alcanzado con velocidad. No tenía tiempo para eso, no tenía paciencia, no tenía las agallas tampoco ¿Qué debía hacer? Él… James estaba justo en el marco de la puerta. Su cuerpo había sido empujado unos centímetros fuera de la sala con la patada que venía seguida de otra, y otra en una consecución que le impedía pensar con claritud, esquivando lo mejor posible los golpes más directos, recibiendo entonces otros en su reemplazo. La salida.Hyata.... —… No.

El muchacho retrocedió. Su ceño fruncido en rabia antes de esquivar un último movimiento para huir a su guardia. No le importaba. No la necesitaba. No cuando su mirada estaba vacía y sus pasos eran insanos. James no pensó más en ella, no consideró de nuevo la idea de su compañera: la culpó en la misma medida —Le advertí. Intenté ser cuidadoso con ella.— Murmuraba para sí, enfadado. Quizás con él mismo, colérico en su cobardía. Sus pasos seguían un ritmo agitado mientras la figura permanecía a la distancia en la misma danza tétrica. Si tenía suerte la estúpida seguiría en su juego de niños y le dejaría en paz. Había intentado tomar ventaja. No la había mirado más de lo necesario, no se había defendido, no la había tocado. No daba razones para que eso acabara como Nidai.

Simplemente huía por el pasillo, alejado de los espacios sin tablas, corroído por el miedo sin ser consciente de la velocidad que estaba ganando en cada pisada. Necesitaba a Marceline ahí. No. No la necesitaba ahí. Necesitaba encontrarla para salir, necesitaba encontrar a Michelle para regresar y con eso quizás también volver a su propio país, a su casa de mierda con sus hermanos de mierda a los que extrañaba ahora. Necesitaba componerse. Olvidar todo, limpiarse el rostro donde la sangre se secaba y pedir ayuda, no… no pedirla. Brindársela a él mismo. No podía ser el único cuerdo ahí, alguien más debía dejar de hacer estupideces y pensar con claritud para buscar una salida. Necesitaba encontrar a alguien, a quien fuese.


Off:
Abandonar a Kai a su suerte y buscar otro camino. No es como si tuviera salvación tras haberse convertido en una bailarina de la muerte agresiva.




Someone who can’t see the opponent standing right in front of them
can’t defeat the opponent that lies beyond


avatar
bread.png
Tutor
Tutor

Femenino Mensajes : 210
Reputación : 66
Fecha de inscripción : 30/11/2013
Edad : 20
Humor : ✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌✌

Ver perfil de usuario http://www.trayciclo.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por cary milla el Dom Dic 27, 2015 8:43 pm

kikuri:

Nombre: kikuri Itō
Sexo//Orientación Sexual: femenino // hetero
Edad: 15
Personalidad:
Kikuri, nombre de por si extraño. La pregunta es: ¿que no se podría esperar de ella?. ¿Es feliz? en la medida de lo posible, sin temor a decir lo que “piensa y cree”, en cualquier momento. No teme revelarse e incluso llegar a los puños si esta de animos (?)
Siempre cuando abre su bocota es para mandar indirectas o ser totalmente malvada: “soy como el diablito dentro de tu cabeza que te dice que hagas cosas malas” suele decir para justificar su existencia.
No tiene ningún respeto por la privacidad de los demás y le encanta meter sus narices en las vidas de otros.
Como cosa rara, Es una persona muy linda y sociable. Siempre se la puede encontrar escondida, escuchando conversaciones de desconocidos, o en los arboles colgando de sus piernas. Es una cajita de sorpresas que jamás quisieras abrir porque te explotaría en la cara.

Descripción física:
Se podría decir que es alta, con 1.70m
Es delgada pero con un toque atlético que le da altives al caminar. Como todos los miembros de su familia, tiene una tez blanca palida papel de azúcar (?). su cabello rosáceo y ondulado es su orgullo. Que incluso llega más abajo de su cintura si lo carga suelto. Sus ojos, como los de su hermana, son una raresa mistica, ya que en ella combinan el tono rosa y verde turquesa.
Su ropa siempre resalta, por su gran sentido de la moda. Pues ama combinar su ropa y probar todo tipo de trajes. Algo que nunca falta en su vestuario son “botas”. Puede estar usando un vestido coctelero pero aun asi llevaría las mas hermosas botas nunca vistas.


#1
#2
#3

Historia:
Quien diria que la alegre y perversa kikuri tendria un pasado tan complicado

"Siempre, desde que tengo uso de razon, pensé que los padres eran seres que te protegerían hasta la muerte... y aunque parte de eso es verdad, el amor no dura mucho.
jamas conocí a mis padres, o por lo menos he intentado olvidarlos.
Se separaron cuando aun era un bebe. ¿que clase de amor VIL dura tan poco para incluso olvidar que una pequeña necesita de una madre y un padre?
quizás este.
Un dia, mis padres viajaron juntos en un avion, ambos tenían el mismo trabajo.
Una tormenta completo mi concepto de "hasta la muerte".
ambos murieron en aquel avión.
Sin familia ¿a donde llevarían a una pequeña sin hogar?
exacto, a un orfanato.
Siempre senti que no encajaba en aquel lugar. todos eran tan amables, y yo como siempre tan ostil. es gracioso recordarlo.
Meses después, como en las películas y sin haberlo pedido tenia una hermana.
mi madre había tenido gemelas y cuando nacimos, nos separaron.
la dulce mizuki, tan linda, tan buena, tan ingenua, tan... ¡tan estresante!
pero lo supe sobrellevar a mi manera.
Pero como algo todavía mas raro en toda esta historia, es que fuimos adoptadas por la misma familia.
somos el Yin y yang, es todo lo que dire"


Gustos/Disgustos:
-lo romántico
-tener que hacer algo como limpieza u ordenar.

+tiene una gran fascinación por las anacondas y pitones.
+postres helados
+ama las cosas afiladas.
+fastidiar a los demás
+poner apodos
+cantar
+ama las peliculas, series, videojuegos y libros de terror, thriller horror, en fin todo lo sangriento y tenebroso.
+ama leer por las noches con la ventana abierta.

Miedos/Fobias:
-las tormentas
-miedo a las armas de fuego.

Extras:
-hermana: Mizuki Itō
-Uno de sus mejores amigos es: Rintaro Nakae.
Quien ya intentó coquetear con ella una vez y le salió demasiado horrible como para volverlo a intentar (?).
-Se podria decir, que lo unico pero asi de exageradamente unico (?) bueno en ella, es su voz. Su canto es precioso y su voz conmovedora. sus canciones favoritas son Lie , Last song y Hello / How are you que canta con una gran prodigiosidad.

color de roleo: #fb85ff
Ubicación:
Pasillos
{ DIMENSION A }- Con: nadie.



- Obaa-chan no tiene ni idea de música. Pero... no es mi instrumento. Solo jugaba. Los demás niños están jugando y no quería ser el único que no. Pero Obaa-chan está sola. ¿Es demasiado lenta para ir con los demás?

Sus palabras crueles que intentan camuflarse con esa apariencia infantil, me estaban asustando. Ni siquiera note cuando me llamo obaa-chan. Tenía las manos tras mi espalda porque estaban temblando sin control… no, no podía dejar que viera mi miedo. Su risa, su maldita risa y ese sonido, mis ojos no dejaban de moverse en todas direcciones “Porque lado debería ir para huir de esto” pensaba. Mi respiración se acelero, sentía que sollozaría en cualquier momento y el niño solo seguía ahí, viendo la nada, seguramente también pensando nada… “¡bastardo, Repugnante y sucio bastardo! Ni siquiera has vivido lo suficiente para apreciar la música ¡¿como te atreves siquiera a hablarme asi?! ¡Me alegro de que estés muert-“ un estruendo despejo mis pensamientos.

El saxofón había caigo al suelo partiéndose en pedazos. -¿En que demonios… estaba pensando?- musite confundida, lentamente lleve mis manos (que anteriormente tenia tras de mi espalda) frente a mis ojos, estaban frías, moviéndose frenéticamente.
En un acto de desesperación las apreté fuerte en mi pecho para que pararan, como acto reflejo cerre los ojos, y al abrirlos me encontré con algo aun peor, ahogue el grito mientras mi espalda chocaba contra la pared; las paredes estaban llenas de dibujos de niños. “E-eso no estaba ahí antes BASTA!”

-¡Todo aquí es un maldito engaño!- grite al vacío.
¿Intentar ayudar? ¿Mostrar un poco de compasión? Todos aquí jugaban con tus emociones, estaba perdiendo la cordura, pero aun tenia un poco de juicio para notarlo.
Ya no quería seguir aquí, me disponía a bajar las escaleras y buscar otro camino por los pasillos pero un ruido me aturdió y tropecé con un escalón. Cai escaleras abajo aterrizando con todo mi cuerpo sobre mi mano izquierda, lo siguiente que escuche fue un “Crak”.  

Fue un ruido extraño, como si algo se callera… ¿una pared?... no lo se. Pudo ser cualquier cosa, o cualquier persona, viva muerta ¡que mas da! No quería averiguarlo.
Me levante rápidamente y corrí hacia el norte por el pasillo lo más rápido que mis piernas podían. Fue en ese instante (en el instante que corria a toda velocidad por este lugar hecho de madera que se caia a pedazos, viendo esos agujeros en el piso con una oscuridad profunda, aquellas ventanas imposibles de abrir.) que note, que aquel niño había desaparecido inmediatamente después que el saxofón se rompiera.
Estaba a punto de girar a la izquierda cuando un trueno ilumino el lugar por aquellas ventanas mugrientas.
Las tormentas… las odiaba! Era… a lo que más temía y lo que me hiso parar de correr, solo llegue hasta el final del pasillo, justo en la esquina, en aquella intersección me desplome en el piso  recogiendo mis piernas y brazos.


.....


Después de que el sonido del trueno paro, comencé a guardar la compostura. -¿Cuál es mi problema?- me reproche. Ahora todo estaba tan silencioso. Sentada en aquel lugar, me di a la tarea de revisar como estaba mi mano. Tal cual lo había sentido en aquel segundo, el hueso entre la muñeca y el brazo estaba dislocado, demasiado hinchado como para tocarlo sin que doliera un infierno. Aquella enfermería estaba cerrada, regresar ahí…
-Mizusu…- siempre pensando que todo en nuestra vida era una genial coincidencia, tan ingenua. Cuando éramos pequeñas, siempre que la veía merodeando por el orfanato solo tenía ganas de… molestarla. Poniendo sus juguetes en la despensa para que no pudiera alcanzarlos, contándole historias de miedo por las noches para que tuviera pesadillas, colocando aji en su cereal… Después la adopción, la academia kisaragi, todos. Ahora mismo me gustaría tanto estar en la pista de atletismo de la academia y dejarla atrás en alguna carrera, incluso ver a la bitchelle apreciar sus horrendas botas mientras los chicos hacen bromas estúpidas en el pista.

- Nandomo yoru wa itta... "Yawarakana hikari e... mukau tochuu Kimi wa iru ka?"...- inconscientemente comencé a cantar; en aquel rincón de ese enfermizo y oscuro lugar. La melodia al igual que mi voz se iban apagando lentamente, ¿Por qué? ¿Por qué mis parpados se estaban cerrando? Estoy… tan cansada.
avatar
cary milla
Roler
Roler

Mensajes : 304
Reputación : 76
Fecha de inscripción : 13/04/2013
Localización : Frio de janeiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Angie el Lun Dic 28, 2015 8:34 am



¿…?
{ Koi Hagiwara†, Yoko Kuromuzawa → Solo }
— — — ◈ — — —


Lo sucedido en aquel momento arrebató todas las esperanzas que tenía el rubio de salir de allí, al menos sin resultar heridos… o muertos. No, si estaban muertos iban a quedarse allí para siempre, como Koi ahora. ¿Por qué a Koi? No, realmente estaba mal pensar en que alguien más tomara su lugar, pero le dolía, le dolía mucho tener que ver cómo una de sus mejores amigas perdía la vida delante de él. Incluso se había olvidado de que otra chica, Yoko, había estado allí con él apreciando también aquella fatídica escena. La había oído gritar, pero su voz estaba siendo completamente eclipsada por los alaridos de Koi. ¿Por qué? Era lo único que se preguntaba una y otra vez. ¿Por qué tenían que haber acabado en esa situación?

Onee-chan no parece feliz. Juguemos... a las... escondidas... Contaré hasta diez... Onii-chan nos buscará después... será divertido... Debes cerrar los ojos para... no hacer trampas...

Escuchaba cómo la voz de una niña se hacía lugar entre ese horrible silencio que había quedado entre ambos chicos, pero realmente no prestó mucha atención a sus palabras, pues lo único que había quedado dando vueltas en su cabeza era el recuerdo de lo sucedido hacía tan solo unos instantes. Sin embargo, comenzó a notar cómo todo se encogía a su alrededor. No, más que encogerse, todo estaba sumiéndose en la oscuridad. ¿Qué más iba a suceder ahora? Intentó darse la vuelta para buscar la figura de Yoko detrás de sí, pero era incapaz de ver nada. ¿Se había quedado solo? Ese sentimiento… no le gustaba. No le gustaba en absoluto. No quería estar solo. No después de todo lo que había pasado. Aún así, era incapaz de moverse. ¿Hacia dónde iba a ir, de todos modos? O bien habían apagado las luces, o lo habían dejado ciego. Oscuridad era lo único que podía ver, por decirlo de algún modo, y silencio era lo único que podía escuchar. Sin contar con que poco después de aquello escuchó un grito— ¿Yoko? —Fue lo que llegó a pensar, mas no fue capaz de articular una sola palabra, ni preguntar si… ella estaba bien. Todo apuntaba a que no lo estaba. ¿Por qué estaba siendo tan pesimista? Él no era así. No era… así.

Onii-chan ahora... tendrá que encontrarnos... Será divertido... Todo acabará... pronto.

¿Acabará pronto? ¿Qué estaba diciendo? … El rubio abrió los ojos, tras haber escuchado tanto aquella voz nuevamente como el crujido de la madera después de que otra sacudida diera lugar. ¿Dónde se encontraba ahora? Oh, se había dado cuenta de que había recuperado la visión. Sin embargo, aún continuaba en esa escuela, solo. Sólo esperaba que esa oscuridad hubiese sido una simple pesadilla, y que ahora iba a despertar. Pero no fue el caso. De todos modos, volvió a las palabras que aquella fantasma había dicho. “Todo acabará pronto”. … Realmente no sabía qué pensar. Algo bueno que podía sacar de todo aquello, es que aún seguía con vida. A diferencia de… No, no debía pensar en eso. Aún tenía personas a las que encontrar. ¿Dónde estaría Helena? ¿Y Michelle? ¿Y Kikuri? … No podía terminar pronto. No permitiría que acabara pronto.

Echó un vistazo a su alrededor. Realmente estaba cansado. Todo lo que había pasado, aunque hubiese sido en un corto lapso de tiempo, había absorbido gran parte de su energía. Intentó moverse, y sentía las piernas algo pesadas. Pero ya llegaba a pensar que era cosa del propio lugar. De hecho esas paredes con grietas y ese ambiente invitaban al suicidio en masa. Pero no debía pensar en aquello. Debía salir de aquella… enfermería. ¿Era una enfermería? Realmente no quería prestar mucha atención a los detalles de la sala. Bastante material de tortura había allí ya. Así que decidió salir por la puerta antes de que algo malo le pasara. Incluso… ¿sería capaz de encontrar a Yoko? Aunque ese grito que escuchó antes…

¿Yoko? —Fue lo único que dijo, en un susurro, cuando vio que una figura pasaba por delante de él corriendo a gran velocidad. ¿Era Yoko? Fuera quien fuera, no era un fantasma. Aunque esa oscuridad no le dejara visualizar mucho, era la figura de una chica— ¡Espera! —Gritó, tratando de detenerla, pero ésta había echado a correr escaleras abajo, aunque de forma torpe terminó cayendo por las mismas. Sin embargo eso no hizo que la joven se detuviera, y continuó siguiéndola hasta que él mismo llegó al pie de las escaleras, donde dirigiendo la mirada al frente, pudo apreciar y reconocer aquella figura. Sobre todo porque la misma se puso a cantar, y esa voz le era bastante familiar. Terminó por acercarse silenciosamente, y una vez la alcanzó se colocó a su altura, mirándola un tanto preocupado, pero feliz de haberla encontrado.

Kikuri. ¿Estás bien? He visto cómo… rodabas por esas escaleras. ¿Te has hecho daño?—Preguntó rápidamente, aunque con un tono de voz bastante apagado. Realmente no sabía ni qué decirle. No sabía mantenerse a él mismo. Pero aquella chica era Kikuri. No había duda de ello. La había encontrado y… estaba bien, al parecer. A pesar de haberse caído por las escaleras. Lo que tenía claro era que no iba a separarse de ella ahora. No cometería el mismo error dos veces— Estoy feliz de haberte encontrado, y de ver que estás… bien. —Sonrió un tanto tras aquello, pero realmente le aliviaba saber que su mejor amiga estaba allí con él ahora.


avatar
Angie
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 140
Reputación : 33
Fecha de inscripción : 08/08/2013
Edad : 23
Localización : Where despair lies.
Humor : Broken inside

Ver perfil de usuario http://fushizen-na-angie.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Koga el Miér Dic 30, 2015 6:34 pm


b8593a
Con: Haruichi.
En: Frente a las escaleras  // Dimension B

El musitar de la conversación entre Komatsusaki y Hayashida se hacía más difuso conforme la chica se adentraba en el pasillo que decidió recorrer para alejarse de lo que su intuición etiquetaba como una amenaza. Sí, era consiente de que había sido egoísta dejar a Mirai solo con... Ese hombre, en especial después de haberle atacado como producto de su desesperación y de que él demostrara evidente preocupación, pero ¿Qué iba a hacer ella para convencerle de que ese no era Hayashida? ¿Quién era ella para cuestionarlo? No tenía una base, no tenía pruebas, no tenía nada más que el miedo que le drogaba con paranoia y esa era la única explicación coherente que podía dar. Esos dos eran buenos amigos, ella no tenía voz ni voto en la decisión de Mirai, si él creía que era conveniente quedarse con Saneatsu, que así fuese, después de todo sería entendible que optara partir caminos con ella, entendía que era una compañía difícil de mantener y, aunque fuese un pensamiento horrible, deseaba tener a Marceline o James consigo... Inclusive Rin, él hacía un esfuerzo por entenderla y había sido una malagradecida.

La castaña bajó la cabeza evadiendo los agujeros, convenciéndose a si misma de no voltear, negando la realidad y asumiendo que si algo malo pasaba, preferiría no tener que encarar una situación con la que no podría lidiar.

...

¿No era mejor morir a tiempo, antes de descubrir que estaba sucediendo, de averiguar cuantas personas llorarían por ti y decepcionarte por no cumplir con una expectativa ridícula que parecía ser verdad hace apenas unos días? ¿No sería lo mejor evitar que alguien manche sus manos?

¿Precipitar lo inevitable?

-¡S-SANTO CIELO JODER! -
se puso ambas manos al pecho en acto reflejo cuando un estruendo cercano iluminó el umbral de lo que parecía ser una escalera y la liberó de su diálogo interno.

Michelle se llevó una mano a la cabeza y se giró con la ilusión de que alguien aparecería para arreglar la problemática, porque así solía ser para ella. La chica se paralizó en su lugar sin tener una idea clara de qué era lo que tenía que hacer ¿Huir? ¿Regresar con Mirai? ¿Fuego? ¿Intentar apagarlo? Empezó a temblar y sentir los malestares comunes que una intoxicación por humo provoca.

¿Se escuchaban gritos? La heredera decidió acercarse a la escalera, solo para ver si podía ubicar el origen del fuego y quizá, en el mejor de los casos, ayudarle a proceder.

-¡¿H-Haruichi?!- Sí, había una alta posibilidad de que Haruichi iniciara el siniestro y se encerrara a sí mismo en el infierno que él mismo provocó ¡¿Qué iba a hacer ella?! No podía llamar a los bomberos, no podía entrar a su rescate sin matarse ella sola y por supuesto, no podía cesar las llamas.

-H-h-ha- tartamudeó víctima del pánico, se tapó las vías respiratorias con su frazada haciendo un esfuerzo sobrehumano por no tirarse al piso y llorar por si impotencia e inutilidad.

-Haru ¡Tu record! - se le quebró la voz haciendo difícil la comprensión de sus palabras -TU RECORD ¿Lo recuerdas? Salto de longitud, clase de gimnasia ¿El mejor de la clase? E-es- tosió por la involuntaria introducción del humo a su boca mientras hablaba y se rindió con su intento por motivar a su compañero ¿Era un record de Haruichi? ¿O de quién...? -¡SALTA HARUICHI PEDAZO DE INÚTIL!- Tosió con más agresividad, obligándola a alejarse del fuego en busca del aire que, si hace unos momentos era detestable, ahora parecía la gloria.

Michelle no hizo ninguna de las opciones disponibles.
Decidió esperar a que Haruichi lo solucionara por su cuenta.
avatar
Koga
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 357
Reputación : 128
Fecha de inscripción : 15/02/2013
Edad : 23
Localización : Electroworld
Humor : Kinda mad

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por cary milla el Miér Dic 30, 2015 9:02 pm

kikuri:

Nombre: kikuri Itō
Sexo//Orientación Sexual: femenino // hetero
Edad: 15
Personalidad:
Kikuri, nombre de por si extraño. La pregunta es: ¿que no se podría esperar de ella?. ¿Es feliz? en la medida de lo posible, sin temor a decir lo que “piensa y cree”, en cualquier momento. No teme revelarse e incluso llegar a los puños si esta de animos (?)
Siempre cuando abre su bocota es para mandar indirectas o ser totalmente malvada: “soy como el diablito dentro de tu cabeza que te dice que hagas cosas malas” suele decir para justificar su existencia.
No tiene ningún respeto por la privacidad de los demás y le encanta meter sus narices en las vidas de otros.
Como cosa rara, Es una persona muy linda y sociable. Siempre se la puede encontrar escondida, escuchando conversaciones de desconocidos, o en los arboles colgando de sus piernas. Es una cajita de sorpresas que jamás quisieras abrir porque te explotaría en la cara.

Descripción física:
Se podría decir que es alta, con 1.70m
Es delgada pero con un toque atlético que le da altives al caminar. Como todos los miembros de su familia, tiene una tez blanca palida papel de azúcar (?). su cabello rosáceo y ondulado es su orgullo. Que incluso llega más abajo de su cintura si lo carga suelto. Sus ojos, como los de su hermana, son una raresa mistica, ya que en ella combinan el tono rosa y verde turquesa.
Su ropa siempre resalta, por su gran sentido de la moda. Pues ama combinar su ropa y probar todo tipo de trajes. Algo que nunca falta en su vestuario son “botas”. Puede estar usando un vestido coctelero pero aun asi llevaría las mas hermosas botas nunca vistas.


#1
#2
#3

Historia:
Quien diria que la alegre y perversa kikuri tendria un pasado tan complicado

"Siempre, desde que tengo uso de razon, pensé que los padres eran seres que te protegerían hasta la muerte... y aunque parte de eso es verdad, el amor no dura mucho.
jamas conocí a mis padres, o por lo menos he intentado olvidarlos.
Se separaron cuando aun era un bebe. ¿que clase de amor VIL dura tan poco para incluso olvidar que una pequeña necesita de una madre y un padre?
quizás este.
Un dia, mis padres viajaron juntos en un avion, ambos tenían el mismo trabajo.
Una tormenta completo mi concepto de "hasta la muerte".
ambos murieron en aquel avión.
Sin familia ¿a donde llevarían a una pequeña sin hogar?
exacto, a un orfanato.
Siempre senti que no encajaba en aquel lugar. todos eran tan amables, y yo como siempre tan ostil. es gracioso recordarlo.
Meses después, como en las películas y sin haberlo pedido tenia una hermana.
mi madre había tenido gemelas y cuando nacimos, nos separaron.
la dulce mizuki, tan linda, tan buena, tan ingenua, tan... ¡tan estresante!
pero lo supe sobrellevar a mi manera.
Pero como algo todavía mas raro en toda esta historia, es que fuimos adoptadas por la misma familia.
somos el Yin y yang, es todo lo que dire"


Gustos/Disgustos:
-lo romántico
-tener que hacer algo como limpieza u ordenar.

+tiene una gran fascinación por las anacondas y pitones.
+postres helados
+ama las cosas afiladas.
+fastidiar a los demás
+poner apodos
+cantar
+ama las peliculas, series, videojuegos y libros de terror, thriller horror, en fin todo lo sangriento y tenebroso.
+ama leer por las noches con la ventana abierta.

Miedos/Fobias:
-las tormentas
-miedo a las armas de fuego.

Extras:
-hermana: Mizuki Itō
-Uno de sus mejores amigos es: Rintaro Nakae.
Quien ya intentó coquetear con ella una vez y le salió demasiado horrible como para volverlo a intentar (?).
-Se podria decir, que lo unico pero asi de exageradamente unico (?) bueno en ella, es su voz. Su canto es precioso y su voz conmovedora. sus canciones favoritas son Lie , Last song y Hello / How are you que canta con una gran prodigiosidad.

color de roleo: #fb85ff
Ubicación:
Pasillos
{ DIMENSION A }- Con: Rintaro.


Escuchaba pasos a lo lejos pero mis parpados se estaban cerrando rápidamente que no me importo. Mi cerebro estaba dejando de procesar información sobre lo que a mi alrededor acontecía, hasta que – Kikuri. ¿Estás bien? He visto cómo… rodabas por esas escaleras. ¿Te has hecho daño?— parpadee dos veces muy despacio.
-Esa voz.-
Moví mis hombros intentando recogerme para evitar a la voz -Rin… también moriste… debes brillar y romper saxofones como los demás fantasmas…- comente aun con los ojos cerrados y un tono muy somnoliento. Era obvio que no estaba tomando ningún asunto a sus palabras. — Estoy feliz de haberte encontrado, y de ver que estás… bien. — volví mi mirada hacia él. Fueron dos minutos de puro silencio solo viéndolo su cara con cierto recelo. ¿Este lugar me esta presentando espejismos? ¿era otro fantasma de un niño loco? ¿tal vez el pesado de james se disfrazo de rin para tomar venganza y arrojar mi cadáver a una grieta con rumbo desconocido? Estaba tan excéntrica –DIOS RIN!- griten sin pensarlo, y arrojando todo mi peso en un abrazo, aunque seguido de un grito de dolor. Mi mano aun seguía torcida, no se porque tenía la esperanza de que sanara mágicamente después de una siesta, pero la mayoría del tiempo solo pensaba cosas estúpidas conscientemente. –Mizusu y todos desaparecieron, luego mi papel estúpido voló y james apareció, entonces yo desaparecí okey, enfermería cerrada, algo brillante y el niño que me llamo obaa-chan, exploto el saxofón, luego un ruido, caí por las escaleras y paso esto.- Intente resumir todo, sin éxito de coordinar oraciones claras, llevaba tanto tiempo sin hablar con rintaro, sin hablar con nadie en realidad. Hice muchos gestos exóticos mientras le explicaba la situación, enseñándole al final mi muñeca izquierda torcida, no pude evitar un sonrisa ridícula de “lo siento, fui tan torpe pero no es nada.” Aun cuando mi mano estaba tan inflada como una patata.
No quería que se preocupara, y mi mano estaba “bien”.
-Fue una siesta deliciosa. Debemos encontrar la forma de salir de aquí!- me incorpore y le extendí una mano a rin (la mano sana). No quería seguir ahí tirada, algo me hiso desfallecer en esos segundos.

avatar
cary milla
Roler
Roler

Mensajes : 304
Reputación : 76
Fecha de inscripción : 13/04/2013
Localización : Frio de janeiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Nanix01 el Jue Dic 31, 2015 10:27 am

Spoiler:
Nombre: Mizuki Ito

Sexo//Orientación Sexual: Femenino / Heterosexual

Edad: 15

Personalidad:
¿Cómo definir a Mizuki?... creo que la mejor palabra que le queda es: Fantasma; ya que es una chica muy silenciosa, la cual rara vez emite sonido u opinión alguna, y no es porque sea anti-social, es solo porque es muy tímida. A pesar de eso, se las ha arreglado para hacer amigos, ya que en el fondo es muy amable y amistosa. Tiene una forma de ser bastante sumisa, casi todas las cosas que le ordenes, las hará sin quejarse. Tiene una paciencia milenaria (?) y eso se debe a que cuando algo no le interesa, esta aburrida, etc. se suele alejar de la realidad sumiendose en sus vastas fantasías sin fin.  
Suele ser bastante infantil e inocente, le cuesta darse cuenta cuando alguien tiene malas intenciones o cuando le hablan con palabras de doble sentido. Todo se lo toma muy al pie de la letra, no es de razonar mucho y mirar las cosas desde otro punto de vista, lo que le muestran a primera impresion es lo que cree, es la verdad absoluta (?) y costará demostrarle lo contrario. Es muy asustadiza y lloriquea por todo, si de defectos hablamos, esos son los peores en ella.

Descripción física:
Mizuki es una muchacha bajita (1.58m) y de complección delgada, dándole una apariencia como el de una frágil muñeca. Su tez es bastante pálida haciendo resaltar sus megillas las cuales casi siempre están sonrojadas. Su cabello es un tanto corto llegándole hasta los hombros, ondulado y de color castaño claro. Sus ojos son dos grandes orbes de un brillante verde que acompañan a las suaves facciones de su rostro dándole un aire místico pero inocente. Su forma de vestir es bastante común, pero en extremo femenina.
Spoiler:
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4

Historia:
Esta... es mi historia... Desde pequeña puedo decir con certeza que jamás conocí a mi madre, ya que mis padres, cuando era una simple bebe, se separaron ¿Quién iba a decir que el amor entre ellos un día se esfumaría?. El vivir con mi padre no era malo, tuve una vida cómoda y feliz a su lado, o por lo menos eso es lo que alcanzo a recordar hasta mi temprana niñez; ya que un día de pronto todo aquello cambió. El tuvo que tomar un vuelo ya que el era un agente de negocios... núnca supe bien en que consistía su trabajo, pero lo que si sabía era que tenía que viajar a muchos lugares por bastante tiempo, por lo que ese vuelo no fue para nada inesperado.
Ese vuelo, fue el principio del fin... una terrible tormenta hizo que el avión en el que viajaba se desplomara creando así un catastrófico accidente. No tenía parientes que me cuidaran, y el único que había por ahí, tras enterarse del accidente se esfumó en el aire... algo me dice claramente que aquel pariente no me quería tenerme a su cargo... ni modo. Como ya no tenía padre, como era de suponerse, terminé siendo una huerfana la cual fue a parar a un gran orfanato. A pesar de que el lugar tenía a bastantes niño de mi edad (en aquella época), yo era incapaz de hacer amigos debido a mi timidez... solo tuve el valor de hablar con una niña ya que ella había sido la primera en dirigirme la palabra... Kikuri.
Poco tiempo después la dueña del orfanato nos contó a Kikuri a mi una gran noticia... ¡Eramos hermanas gemelas!... ¿Qué extraño no? Siendo que físicamente no eramos (y actualmente no somos) tan parecidas... En fin... aquella señora nos contó el resto de nuestra historia, notificantome que mi madre también había muerto en el mismo accidente de avión que mi padre... curiosas coincidencias... y para hacer todo el asunto más curioso, el universo decidió hacer que una misma familia nos adoptara a las dos juntas. ¡Genial! (por lo menos para mi) ya que desde ese momento comencé a sentirme... completa por así decirlo; ¡no todos los días encuentras a tu gemela perdida así como si nada!


Gustos:
- Todo lo romántico y la vida de princesa color de rosa (?).
- Todas aquellas comidas que sean dulces.
- Los animales peludos de tamaño mediano a pequeño.
- Cocinar, limpiar, ordenar, etc. En fin, todas aquellas cosas que hace un ama de casa.
- Leer largas novelas.

Disgustos:
- Las cosas que están a gran altura, ya que no las alcanza y se tiene que subir a una silla.
- La ropa poco femenina.
- Todas las cosas que entren en el género de horror/terror.
- Las personas que se toman todo muy a la ligera.
- Las comidas muy condimentadas.
- Los animales que son tan o más grandes que ella.

Miedos/Fobias:
-Los fantasmas, las películas de terror que traten sobre estos y las casas embrujadas.
-Las tormentas.
-Los sonidos fuertes.
-Las personas demasiado expresivas o de caracter explosivo (?).

Extras:
- Su hermana gemela dispareja <3 es Kikuri Ito
- En general se lleva bien con el resto de sus compañeros. No le desagrada ninguno.
- A veces se tiñe las puntas del cabello de un color rosa muy pálido.
- Sabe tocar el violín, aunque no está muy orgullosa de eso, porque no le gusta ese instrumento.
- Es un cero a la izquierda en casi todos los deportes (menos en tenis, ese es el único que le sale bien).

Color de roleo: #c5d984

♦ DIMENSIÓN B ♦
/Piso 2: Cercana a la barricada de la escalera/
~Con: Marceline y Adachi~

El miedo escalaba por su delgado cuerpo, acariciando cada fibra de su ser como unas fantasmagoricas manos, ascendiendo cada vez más hasta llegar a enroscarse alrededor de su cuello, ahogandola... asfixiandola cruelmente. -A-ayuda- musitó casi sin voz sin saber que más hacer. Las anteriores palabras dichas no parecían tener un efecto positivo, es más... todo parecía ir de mal en peor. ¡Adachi! El grito de su compañero de clase le calaba hasta los huesos ya que... ¡estaba siendo estrangulado por un ser incorpóreo!

Los verdosos orbes de Mizuki comenzaron a mostrarse más brillantes debido a las lagrimas que comenzaban a bañarlos. Estuvo a punto de comenzar a sollozar cuando... una brisa helada pasó junto a ella, erizandole hasta el más minusculo de sus cabellos, y luego de eso... alguien le habló -Onee-chan, eres muy guapa. ¿Te lo han dicho antes? ¡Por eso quería... invitarte a jugar! ¡Jugamos baseball! Si... lo haces... ¡te devolveré esto! Aunque también puedes... quedarte... para siempre... con nosotros...-. Un suave chillido escapó de su garganta ante la sorpresa y el miedo ¿Quién era? ¿Era el mismo ser que lentamente intentaba matar a Adachi? ¿Por qué le decía que era guapa? ¿Jugar al Baseball? ¿¡QUÉ ERA TODO ESTO!?.

La jóven castaña cerró sus ojos con fuerza a tal punto de que sus parpados comenzaron a dolerle, y ese fue el momento en el que sintió que le arrebataron algo. Al volver a abrir sus ojos, allí lo vió, flotando en el aire... su trozo de muñeca de papel. -D-devuelvemelo- le pidió sin saber exactamente por qué, pero en el fondo lo sentía... tenía la sensación de que jamás debía de alejarse de aquel papel. El trozo que comenzó con su tormento y probablemente el de sus amigos también. Las súplicas de Ito resultaban en vano, el fantasma no daba brazo a torcer y para empeorar aún más las cosas... comenzaba a haber un nauseabundo aroma a quemado en el ambiente. Un olor que emanaba por allí cerca, en la escalera... algo había comenzado a arder.

No podía enfrentar al fantasma por sí misma, sus piernas temblaban y sus manos no dejaban de apretar una y otra vez las telas de su ropa. Necesitaba ayuda.... necesitaba un milagro.... necesitaba a su hermana -Onne-chan- dijo para sí misma con un lastimero tono de voz al mismo tiempo que sentía un extraño y repentino dolor en la muñeca izquierda, fue solo unos instantes pero lo suficientemente tortuoso como para percatarse de ello. Kikuri.... dios quisiera que ella estuviese bien en ese momento. Llevó su mano derecha a la zona recientemente adolorida para luego rápidamente buscar con la mirada a su más cercana compañera, Marceline, para pedirle auxilio -Ayudame Marceline.... mi muñeca... por favor... no se que hacer... y Adachi...- las lagrimas comenzaron a bajar lentamente por sus sonrosadas mejillas -Y mi hermana... y el fuego... el fantasma tiene mi papel... por favor- cada vez le costaba menos respirar. Esperaba que Marceline le ayudara a recobrar la calma para así poder salvar a Adachi, no sabían cuanto tiempo más le quedaba... pero probablemente era menos del que imaginaban.

Rol off: Mizuki buscó apoyo moral en Marceline
avatar
Nanix01
Roler
Roler

Femenino Mensajes : 713
Reputación : 79
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 22
Localización : Detrás de ti ;D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Thama el Jue Dic 31, 2015 4:34 pm

Dimensió A > Piso 1 > Frente a la posa en el lado de la entrada. // Con Helena

Cuidadosamente comencé a colocar las Tablas. Helena dijo haber tomado las cuerdas, pero no los zapatos, atribuí eso a un miedo. ¿Y si estaba en lo correcto y este lugar ya me estaba enloqueciendo nada mas? Por esta vez decidí no quejarme con ella, la ignoré e comencé a poner las tablas con cuidado para atravesar el foso.
¿Q-quién va primero? -  preguntó con obviamente terror la chica. No esperaba que ella cruzara primero, de seguro del miedo de caer temblaría y se llevaría a la Tabla en ese infernal foso. Lo cual no le convenía a ella, primero se aseguraría de estar del otro lado, así si helena caía ella podría continuar
-Deberías ser menos mala Tomoyo- dijo mi subscosciente. Me encogí de hombros y cuando abrí la boca para responder, alguien mas habló.
Abrí los ojos algo impactada y me giré rapido hacia la voz.
- Onee-chan... Esa es mi cuerda de saltar... ¿Te la vas a llevar? ¿Por qué no te quedas y juegas conmigo? No deberías juntarte... con personas malas que no saben callarse. Callémoslos juntas. Para siempre... Y luego podremos jugar siempre juntas después. ¿O queréis jugar las dos? ¡Será divertido!
Por un tiempo me quedé en blanco... Pero esperen un segundo.
-Acaso esa infeliz estaba insinuando a Helena que me mate. ¿ACASO ESA INFELIZ ESTABA INSINUANDO QUE ERA UNA HABLADORA?-
Chasqueé la lengua y sonreí siniestramente. Quizás hablandole un poco se va
-Vaya, vaya ¿Estas insinuando que me maten, pequeña niña?- dije con una voz demasiado fria. -No esperes que juguemos contigo si nos tratas así, deberías de tener modales, enana-
Quizás sea locura desafiar a un fantasma, quizás este siendo demasiado idiota. PERO NINGUN SER, Y MAS UNA ENANA VA A AMENZARME.
-Helena, retrocede atras mío- susurré para dar un paso adelante.

Código:
> Un estúpido fantasma no puede intimidarla. ¡Enfrentarse a esa niña es lo adecuado! Una reprimenda la mandará de vuelta por donde ha venido.
Off: A una cascarrabias ni un fantasma la intimida (?)


Última edición por Thama el Sáb Ene 02, 2016 7:55 pm, editado 1 vez


avatar
Thama
Moderador
Moderador

Femenino Mensajes : 774
Reputación : 60
Fecha de inscripción : 12/01/2012
Edad : 21
Localización : Detras de ti o-o
Humor : Del bueno 8D

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por L U C H O el Jue Dic 31, 2015 6:00 pm

#d02020

DIMENSIÓN A
PISO 1

¿EL TIPO MUERTO SIGUE VIVO?
- - - - - - - -

El cuerpo de Casper sintió un escalofrió recorrerlo cuando la única respuesta que llego a recibir fue la de alguien bajo la oscura planta debajo del suelo, y vale, es que era imposible no sentirse perturbado al escuchar esos lamentos; la expresión en la cara del pelirrojo era sin duda de asco, mas que nada porque en su cabeza la imagen mental de su compañero era la de un cuerpo casi reventado en el suelo...

Era ridículo llegar a creer que luego de semejante totazo alguien tuviese la suficiente fuerza como para ser capaz de subir una cuerda (y es que claro, por la cabeza de Casper se había paseado la idea de lanzarle una soga que, por simple casualidad, se encontraba ahí tirada) pero joder, no era tan terriblemente hijo de puta como para dejar que su compañero acabase muerto bajo el suelo porque el jovencito de gorro fue incapaz de hacer una buena acción, no señor, si el otro acababa muerto al menos Casper no cargaría con la culpa de que no intento rescatarlo — ... ¡EEEEH, TIO! VOY A LANZAR UNA SOGA, TRATA DE AGARRARLA PORQUE SI ME CAIGO YO TAMBIÉN ESTAMOS CAGADOS. — Rice fue directo lasta la cuerda, haciendo uso de sus probablemente no existentes habilidades hizo un nudo por ambos lados de la cuerda, con el que podría ser mas sencillo mantenerse agarrado a ella y tratando de no acercarse demasiado a los bordes irregulares cerca del hueco lanzo la soga — AHÍ VA, AVISA APENAS LA TENGAS EN LA MANO — Gritó, ya que honestamente sentía que no tenia tiempo para gastarlo repitiendo cosas si no se le escuchaba.


> Casper decidió tomar una cuerda que se encuentra en los alrededores y arrojarla con cuidado al abismo para que su compañero suba.

■    ■
DIMENSIÓN B > PISO 1

→ Escaleras ←
Separado de Adachi, Marceline y Mizuki / Siendo Haruatniss el chico en llamas con Michelle
■  ■    ■  ■
aaaaaaaaaaaaaAAAAAAAAAaaAAAAAAAAA

Era imposible no pegar semejante grito luego de que sin contexto alguno una explosión llenase aquel pequeño espacio entre las escaleras con fuego, estaba completamente atrapado, sus intentos de hacer que ese fantasma se distrajera acabaron sentenciándolo a morir en llamas, es decir, había pegado su espalda a la barricada y lo único que se llego a cruzar por su cabeza fue la idea de intentar apagar las llamas con sus propios líquidos...

PERO NO TENIA GANAS DE HACER NADA

Juraría que por un segundo había visto un niño, creyó que estaba alucinando pero cuando su vocecita empezó a decirle cosas sin sentido comprendió que al menos su cabeza no estaba confundiéndose por el olor de la madera vieja quemada.

¡A-ADACHI, AYUDA! — un llamado de auxilio salio de su boca, no sabia que hacer y al paso que iba terminaría quedándose ahí de pie esperando que alguien mas lo rescatara...

-¡¿H-Haruichi?!- pero como si se tratara de la voz de un ángel, el deportista volteo y trato de mirar entre el fuego en busca del rostro de su compañera ¡Esa había sido Michelle! probablemente el fuego llamo su atención y había llegado a rescatarlo, el castaño es había agachado un poco tratando de alejar su cabeza del humo que lentamente se apoderaba de la habitación; Michelle continuaba gritándole cosas acerca de su record como deportista escolar, pero Haruichi no captaba todavía a que se refería  -¡SALTA HARUICHI PEDAZO DE INÚTIL!- oh, vaya...


¡ES CIERTO!

¡Tenia que intentarlo! Su condición física era excelente y era la única opción viable ademas de quedarse ahí muriendo (?) era saltar, Haruichi trato de tomar algo de aire para así ponerse de pie e intentar hacer el mejor salto que jamas podría dar en su vida  — ¡DÉJAME UN ESPACIO MICH! SALTARE — Aviso a la chica detrás de las llamas para que no ocurriese un penoso accidente como caerle encima y así luego de agarrar algo de vuelo se lanzo esperando caer al menos lo suficientemente cerca del borde como para no terminar como pollo cocinado.

> Ya que se le conoce como un buen deportista... intento saltar esas llamas motivado por Michelle, quizá acabara con unas pocas quemaduras, pero sonaba mucho mejor que morir quemado allí dentro.
avatar
L U C H O
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 592
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 22/01/2012
Edad : 21
Humor : poto

Ver perfil de usuario http://mr-vaporwave.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Hemfelt el Jue Dic 31, 2015 8:57 pm



~ ~ ~

La penumbra. Un conejillo de indias entre tantas personas. El dolor. El llanto. Las heridas. Las vísceras. La sangre.

La muerte.

La figura con el vestido rojo.

Jugar.

Arrasar.

Acabar con todos aquellos que no son dignos.

La tragedia.

Y más muerte.

¿No es divertido?


Repite conmigo. Es divertido. Quiero que repitas hasta que estés completamente convencido de ello. Tu nombre es Casper Rice.

Es hora de elegir a una de esas personas que tanto odio con mi ser. Despedazar. Disfrutar. Destruir. Calmar. Apagar... Hacer desaparecer.

Una aparición malévola desgarró el aire. Como si fuera la que todo lo ve y oye. Detrás del chico de cabellos carmesí apareció un aura oscura y tensa. Agobiante. Como si el fin del mundo decidiera tener lugar en un único punto. Y aquello era en aquel foso profundo y asfixiante.

- Solo son fragmentos de alma perdida que se pierden en un abismo de desesperanza. ¿Buscas a tu amigo? Déjame ayudarte. Tu amigo se encuentra aquí abajo. ¿Ryo? Sí... Solía ser su nombre. Pero no vas a necesitar esa cuerda. Déjame mostrarte un nuevo camino. Hacia lo desconocido. Te veo. Veo más allá de tu sucia alma que no puede esperar a desgarrarse de tu inmundo cuerpo.

De nuevo, otra pausa surgió en el oscuro pasillo de aquella tenebrosa escuela, cuyo significado podía ir más allá de la metafísica. Más allá de los sueños e ilusiones.

- ¿Por qué no me haces un favor y te mueres junto a los demás? Puedes intentar cambiar tu destino... pero no puedes evitarlo.

Sin más, la niña de rojo dijo sus últimas palabras que serían acompañadas por el más psicótico de los silencios.

- Ven... Ven... Ven... Pensándolo mejor, he cambiado de idea. ¿Por qué no atas esa cuerda alrededor de tu fino cuello y pones fin a tu vulgar y pestilente vida de una vez por todas?

Aquella decisión no había sido la acertada, lo que provocó que varias opciones fueran tomadas en cuenta. No, aquella decisión había sido fatal. Si tan solo no estuviera esa horrible presión en el aire... ¿Qué hacer?


PRESSURE DILEMMA
Esta decisión puede acabar en un Dead End para CASPER RICE.
No dejes que el miedo te consuma. Aún hay esperanza. Pero un solo fallo más y se acabó. Caput. El alma será desgarrada del cuerpo y no volverá. Nunca. Elige bien esta vez.




> Había algo en aquella voz que impedía poder dejar de escucharla e ignorarla. El chico sintió que aquello era lo correcto, y decidió rodear su cuello con aquella cuerda. Ágilmente, pero decisivamente. Para después arrojarse al foso. Un final fatal.

> Había demasiadas preguntas sin respuesta. Hablar con aquel ente parecía la opción más sensata. Cualquier pregunta. Cualquier cosa para romper aquel incómodo silencio e intentar alejar aquella mirada oscura y sin fondo, como el abismo.

> Rogar por su propio alma. Una pequeña esperanza de vida permanece allí. Impasible. Imperturbable. Casper quería vivir. Incluso si aquello requería ponerse de rodillas e implorar por su vida.

> Arrojarse al abismo. ¿Opción segura? No había momento de pensar. Aquella sensación... Había que alejarse cuanto antes de allí. Antes de que aquella cosa... lo matara. Incluso tirarse al vacío parecía más infalible que cualquier otra opción.

avatar
Hemfelt
Roler
Roler

Masculino Mensajes : 60
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 16/12/2013
Edad : 25
Localización : En algún lugar entre Asgard y Utgard...
Humor : Error 404: Humor no pudo ser encontrado.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 『Corpse Party: New Generation 』【ROL 】

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.